marzo 05, 2010

Parque Nacional Braulio Carrillo


Desde hace algún tiempo, y gracias a nuestro amigo, infatigable viajero y enamorado de Costa Rica, Miguel Nonay, teníamos la idea de repasar nuestro recorrido por este pequeño país centroamericano, donde la naturaleza es la protagonista absoluta, como lo muestra el hecho de que a solo media hora de la capital, San José, nos encontramos con un bosque virgen, denso, surcado por ríos y cañones; poco explorado, a pesar de su gran biodiversidad, debido fundamentalmente a que los turistas no suelen pernoctar más de un par de noches en aquella ciudad.


La riqueza biológica del parque (está considerado uno de los espacios naturales más diversos del planeta), viene dada por la gran diferencia de alturas, que van desde los 50 metros de las llanuras húmedas orientadas al Caribe, hasta el bosque nuboso que surge al amparo del volcán Barva, a 2906 metros de altura, y las variaciones climáticas que en consecuencia se dan en él.


La única vía de comunicación entre San José y Puerto Limón era un vieja vía ferroviaria y una carretera que se convertía en pesadilla; para solucionar el problema del transporte entre la capital y el principal puerto del país, el gobierno decidió construir una autopista, cuya única ruta viable discurría entre los volcanes Barva e Irazú en un paraje de selva tropical virgen.


La conciencia ecológica es grande en Costa Rica, y ante el temor que producía semejante construcción, los conservacionistas consiguieron que se protegiera la selva, creando el Parque Nacional Braulio Carrillo, llamado así en honor de este presidente, que gobernó entre Costa Rica entre 1837 y 1842, y concibió la idea de unir el Valle Central con la Costa del Caribe para exportar café a Europa.


Caminando por el bosque podemos observar innumerables especies de orquídeas, helechos, palmeras, las llamadas “paraguas de pobres”, aunque la exuberancia de la vegetación dificulta mucho la observación de las aves, y sobre todo de los mamíferos. Están catalogadas más de seis mil especies vegetales.


Entre las más de 515 especies de aves, se encuentran el mítico quetzal, el águila pescadora o el ave nacional, el yiguiro. Los mamíferos más grandes, como la danta, el saíno, el puma y el jaguar tienen aquí su hogar.

Más fácilmente visibles son el oso hormiguero, o las tres especies de monos: carablanca, colorado y aullador. Son numerosos los ríos que lo atraviesan, y destaca especialmente el lugar donde confluyen las cristalinas aguas del río Hondura, y las amarillas por los minerales que transportra, del llamado río Sucio.


Alrededor del parque se han creado las llamadas zonas de descarga, reservas privadas que amortiguan la presión humana sobre el parque y que son verdaderos santuarios de fauna y flora, además de generar riqueza para la comunidad.


El Teleférico del Bosque Lluvioso, obra del biólogo Don Perry, es una experiencia magnífica, que nos situa en el dosel del bosque lluvioso, dentro de telecabinas abiertas. Son casi noventa minutos de recorrido que merece la pena hacer con un biólogo del parque ya que gracias a el veremos plantas y animales que de otro modo nos pasarían inadvertidos. Nuestra experiencia fue especialmente buena, ya que fuimos solos con un botánico, entusiasta de la flora que nos envolvía.


La obra apenas supuso impacto sobre la selva, ya que las pilonas se transportaron mediante helicópteros del ejército –Costa Rica no tiene- de Nicaragua. Las cabinas, cubiertas con lona y totalmente abiertas por los cuatro lados, permiten una visión global del parque que seguro recordareis durante mucho tiempo, al igual que nosotros.


Al comienzo del recorrido, la cabina roza las plantas más bajas, casi a nivel del suelo, pero a 40 metros de altura, las cosas cambian. Allí es donde se desarrolla la vida de un bosque lluvioso.

Los árboles, enormes, colosos vegetales, están cubiertos de epifitas que luchan por los rayos del sol que no llegan a las partes más bajas. Veremos bromelias, orquídeas, mariposas, insectos, perezosos, tucanes…, una sinfonía de la naturaleza, para los cinco sentidos, desde un lugar privilegiado.

30 comentarios :

  1. Vaya preciosidad de parque, dan ganas de visitarlo, además tan cerca de San José. Me encanta el formato que le diste al blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente la explicación de lo maravilloso de ese recorrido por Costa Rica. Que pena no poder hacerlo nosotros.
    Pero bueno leyendo vuestra publicación y viendo las fotografías que por cierto son geniales nos conformamos.
    Un abrazo.:)

    ResponderEliminar
  3. genial ,me ha encantado esta entrada todo el mundo habla maravillas de Costa rica,
    gracias por acercarnos mas a este pais
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué pasada de viaje!! Costa Rica!! Una asignatura muy pendiente...Centro y suda américa!! Lo anoto en la agenda...Ojala estuviera entre esos planes ineludibles, como comer, dormir....
    Un abrazo, y gracias por permitirnos viajar un poquito, con vosotros.
    Las fotos son bellísimas.

    ResponderEliminar
  5. Bueno buenoooooo, que regalazooo.

    En primer lugar gracias por la mención, que es todo un honor, y en segundo lugar, recorrer con vuestro reportaje este parque, en el que no estuve.

    Como y me dijisteis, al recorrerlo en el teleférico es una adaptación perfecta a las barreras que supone la naturaleza.


    Me ha gustado muchísimo y me habeis hecho muy muy feliz.

    Abrazos para los dos.


    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué gozada recordar el viaje a Costa Rica!
    Yo no visité este parque, pasamos muy cerca cuando ibamos a Tortuguero y comentamos que al final del viaje si nos daba tiempo nos acercábamos desde San José. Tiempo si tuvimos pero el huracán Mitch apenas nos dejo movernos de San José, una vez que pudimos llegar desde Monteverde, donde nos habíamos quedado aislados como un montón de gente más.
    Fue una semana bastante angustiosa y cada vez que veo algún desastre natural recuerdo los momentos que vivimos, lo mal que estaba la población y como estaba todo. ¡Y eso que nos estaban afectando las colas del huracán no el huracán en sí!
    Recuerdo el viaje a Costa Rica de forma especial, me encantó y quiero volver para disfrutar de sus paisajes, de su gente ... Seguro que en el próximo viaje incluimos el "Parque Nacional Braulio Carrillo" entre otros...

    ResponderEliminar
  7. ¿Os consta que os envidio profundamente? :D

    ResponderEliminar
  8. También me ha gustado mucho el reportaje. Todavía no tengo una idea muy clara sobre Costa Rica, ahora un poco más gracias a vosotros. Me lo apunto entre los destinos pendientes.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, por el comentario y el enlace, Aventurer@ , merece la pena, es un gran parque. Saludos!!

    Tiramillas , jejejejeje, creo que de estas fotos os librásteis, habrá que remediarlo...
    Bstos.

    Es lógico que todos hablemos bien de Costa Rica, Bleid , porque es increíble que en un país tan pequeño encontremos una biodiversidad tan grande, y porque la gente es fantástica ( además de no existir la dificultad del idioma, claro)
    Saludos!!

    Muchas gracias, por pasar y dejarnos estos comentarios tan refrescantes, María !!. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Miguel!, jajaja, el honor es nuestro!. Ya se que no habías estado en este parque, por eso hablamos de el, y probablemente publicaremos algo más, también con esa premisa. Al fin y al cabo, el resto ya lo has contado tu magníficamente, además.

    Un abrazo!


    Claro, Mertxe , en Costa Rica comenzó a fraguarse tu leyenda como Atila... no se si aventurarnos a volver allí contigo, jajajjaa.
    Un abrazo, y disfruta en la capi!

    Noooooooo, ¿por qué lo dices?, jajajajaja. Ha sido sin mala intención, Homo Libris , aunque me temo que volverá a repetirse un día de estos, jejejeje.
    Un abrazo!

    Pues resulta un destino sorprendente, Alice , solamente el hecho de poseer costa al Caribe y al Pacífico, lo hace especial. Y en cuanto a selva, es todo un compendio, desde bosque seco tipo sabana a bosque nublado húmedo. Una gozada.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Un reportaje sensacinal! parce un viaje a uno de esos miles de paraisos que tenemos en nuestro planeta!
    Gracias por enseñarnos cosas tan bellas!

    ResponderEliminar
  12. Es realmente un paraíso, Sara, nosotros al menos, así lo sentimos. Gracias, siempre es un placer tenerte por aquí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. ¡pero que entrada tan maravillosa! si puede uno viajar a través de internet...¡claro que si! y con estos guías es un lujo ;-)
    ¡gracias!

    ResponderEliminar
  14. Vaya paseo que me he dado de la mano de ustedes. Ese paseo por la selva, maravilloso. La verdad es que esos paises de iberoamérica son fascinantes. Os envidiamos.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  15. Bueno, no es Homo Libris el único que os envidia; aún no conozco Cossta Rica -bueno en realidad no conozco nada de lo que está "al otro lado" del Atlántico. Y resulta todo tan apetecible.
    Bueno, al menos me he sentido un poco como si estuviera allí. Le recomendaré a mi hermana que se lea la entrada -es otra bióloga entusiasta y seguro que la foto de la araña le vuelve loca -de gusto.

    ResponderEliminar
  16. Aunque soy más de entornos urbanos, reconozco que cuando uno visita con un sitio donde la naturaleza es deslumbrante –o lee una buena descripción del sitio, que aunque no es lo mismo también vale- se disfruta mucho mucho ... Ese teleférico del que habláis al final debe ser impresionante!

    xG

    ResponderEliminar
  17. Ale , algunas veces los viajes que hacemos leyendo, viendo, recordando son mejores que los verdaderos.
    Aun asi, súbete a un avión!!!!, que te esperamos aquí, ;)

    Gracias Teresa , es un auténtico paraíso, que espero se conserve mucho, mucho tiempo.
    Saludos!

    Jjajaja, Lammermoor, la araña... menudo tamaño que tenía!!, que bonita ella allá en la selva, pero en casa... En fin, me alegra haberte transportado un poquito por aquellas tierras.
    El otro lado es magnífico.
    Un abrazo!

    El teleférico es fabuloso, xGaztelu, ofrece una vista incomparable, toda la arquitectura de la Naturaleza, en primer plano.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Oye, ¿si se repite me dejaréis ir con vosotros?

    Ya en serio, qué lugar más bonito... ¡me encanta la biodiversidad de las plurisilvas! :D :D :D

    ResponderEliminar
  19. No hay problema! Homo Libris , sabemos que disfrutarías...,ni te cuento, y nosotros también, porque te íbamos a exprimir, jajaja
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. ay...ya me estaría yo subiendo al avión si no estuviera tan atareada, te lo aseguro.
    Pero mientras me desocupo (nunca mejor usado el verbo) ¡los leo! y me imagino los viajes de su mano (¡es un lujo!)
    Saludos a Maribel, le das un beso de mi parte cuando la veas y otro para tí,
    Ale.

    ResponderEliminar
  21. jolines, podías haber puesto una foto de un perzoso o un tucán en lugar de esa arañísima asquerosísima (odio los bichos). jejeje.

    Bromas aparte tiene que ser un viaje alucinante, menuda envidia!

    ResponderEliminar
  22. Veo que la hermana de Lammermoor y yo no haríamos buenas migas

    ResponderEliminar
  23. Ale, ya estás tardando!!, jajajaja. Mira que al final vamos a tener que ir nosotros, jajajja.
    Un bs. para ti también!!


    Jajajajaa, Isi, pobre, si se comen los bichos, sobre todo los mosquitos, que esos si que son malos (bueno, las "mosquitas", más bien, que son las que pican).
    No te preocupes, que habrá más de Costa Rica, y te prometo un perezoso en primer plano; lo del tucán, ya es mas complicado, si te vale un colibrí...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Ayy guisantes, qué nervios tengo por mañana!!!

    ResponderEliminar
  25. Entre vosotros y Miguel, ya me habéis convencido del otro, tengo que ir a Costa Rica si o si. Así que espero no tardar mucho en ir, para contaros el viaje! ;)

    Besos a los 2!
    Viaje al atardecer
    All About Cities

    ResponderEliminar
  26. Hola chicos:

    Os cuento, ando muy pillado de tiempo por lo que no voy a responder a los comentarios en mi blog, salvo que formuleis la gente alguna pregunta, duda o cuestión concreta, o que no tengan blog.

    Lo que estoy haciendo es escribir en los blogs de cada uno de vosotros, actualiceis o no (se me pasó contestaron en el anterior.. lo siento), me duele mucho hacerlo así, ruego que no lo tomeis como una desconsideración, solo es que necesito días de más horas y eso, de momento, lo tengo complicado.

    Estoy metiendo muchas horas en diseñar un proyecto empresarial con el que estoy muy ilusionado, pero me ocupa prácticamente todo el día.

    Abrazos para los dos, y muchísimas gracias por todo vuestro apoyo, espero que nos veamos en Toledo.

    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  27. Bueno Isi , pero ¿estabas nerviosa?, jajaja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Todo lo que podemos contar sobre Costa Rica es bueno, Laura, ya ves Miguel igual, así que prepara la mochila y a por ello!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Miguel!, ya sabía yo que andabas metido en algo..., no te preocupes, si tienes tiempo para darte una vueltita genial, y si no, pues ya vendrán tiempos mejores.

    Un abrazo!!
    (Toledo,... hoy se nos ha complicado de repente, veremos a ver; ojalá)

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial