septiembre 03, 2018

Las mejores playas de Corfú: un viaje por las arenas de Ulises

Agios Spyridon Beach - Corfú por El Guisante Verde Project

En esta ocasión vamos a recorrer algunas de las mejores playas de Corfú, todas ellas situadas en el centro norte de la isla. No tuvimos tiempo para visitar el resto del territorio de esta isla griega, ya que nuestra estancia estaba planteada como una breve escala en nuestro viaje a Albania. Tal y como hemos escrito anteriormente, reiteramos que nuestra experiencia en Corfú se nos ha quedado muy corta; cinco días que nos han dejado con muchas, muchas ganas de volver.

Paleokastritsa Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

Probablemente estaréis pensando: vale, y ¿qué tiene que ver Ulises con todo esto? Un breve apunte histórico será suficiente para aclararlo antes de ponernos el bañador. La fina arena de las playas de la isla de Corfú es testigo de la presencia humana ya desde el Paleolítico, con una historia plagada de conflictos desatados por conseguir dominar este pequeño y estratégico enclave del mar Jónico, como ya os contamos en una entrada anterior.

Ciudad Antigua de Corfú por El Guisante Verde Project


Sin embargo, como suele ocurrir siempre que se habla de Grecia, la Historia no es suficiente para explicar… su Historia. Corfú no podía ser menos y se mueve en la difusa frontera que separa lo real de lo mítico. Los escritores antiguos “documentan” los períodos oscuros y narran acontecimientos que, de otra forma, no hubieran llegado hasta nosotros.

Entre ellos está Apolonio de Rodas que nos cuenta la escala que Jasón y los Argonautas hicieron en Corfú durante su viaje en busca del Vellocino de Oro… Entre todos ellos, es Homero quien mejor narra la historia, mezcla de realidad y mito, de la isla y sus habitantes.

Kerasia Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

En La Odisea, Homero se refiere a Corfú con el nombre de Esqueria. Ulises, tras siete años atrapado por los encantos de Calipso, la hija del titán Atlas, encuentra el camino a casa, a Ítaca, donde le espera su esposa Penélope. Sin embargo, Poseidón, que se la tenía jurada al héroe desde el principio, al ver el barco de Ulises lo transformó en piedra frente a las costas de Esqueria – Corfú. Allí vivían los feacios, gobernados por el rey Alcinoo. La princesa Nausicaa que se encontraba en una de las playas de la isla junto con sus sirvientes, encontró a Ulises y lo llevó a presencia del rey, su padre. Tras identificarse y narrar durante largo tiempo sus viajes en la corte del rey Alcinoo, éste le proporcionó un barco para que pudiera continuar su camino.

Pontikonisi - Corfu por El Guisante Verde Project

Según el mito, el barco de piedra de Ulises es la pequeña isla de Pontikonisi (aunque no es el único lugar de la isla que reivindica tal honor), situada en la capital, Kerkyra, frente a la Laguna Chalkiopoulou, muy cerca del Monasterio de Panagia Vlacherna, uno de los puntos de referencia para el turismo en Corfú.

La playa de Ermones, donde se conocieron Nausicaa y Ulises se encuentra algo más alejada, en el oeste de la isla. Pontikonisi se halla completamente al este, y resulta un poco extraño que el héroe hollase la arena en un punto tan alejado de su barco naufragado, pero ¿quiénes somos nosotros para cuestionar a Homero?.

Playa de Avlaki - Corfu por El Guisante Verde Project

Ahora sí, vamos a comenzar este breve repaso por las playas de Corfú donde, como hizo Ulises, dejamos nuestras huellas. Todas las playas que hemos visitado en Corfú tienen una serie de características comunes: arena blanca combinada con guijarros en mayor o menor medida; aguas cristalinas, de colores azules, verdes y turquesas, perfectas para el buceo. No son de gran tamaño y en ocasiones incluso minúsculas, aunque ese es precisamente su encanto. Es una costa muy abrupta, con numerosos acantilados y carreteras sinuosas. Un paisaje que nos ha maravillado.


Visitamos Corfú en septiembre, que es una fecha ideal para librarse de las aglomeraciones. Prácticamente todas las playas que hemos visto cuentan con sombrillas, tumbonas, establecimientos para disfrutar de los deportes acuáticos y al menos una taberna donde degustar la gastronomía local. (En el mapa, además de las playas que hemos visitado os señalamos otras, simplemente como indicación para vuestro viaje porque las hemos visto indicadas en las señales de tráfico o porque, una vez de vuelta, hemos encontrado referencias que las hacen interesantes).

Astrakeri Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en algunas de las playas menos visitadas ya no se encuentran disponibles en estas fechas, lo que puede incluso agradecerse. Por otra parte, septiembre es un mes de mareas vivas, lo que unido a la poca anchura de las playas corfiotas hace que, en ocasiones, prácticamente desaparezcan durante unas horas, como nos sucedió en la Playa de Arillas. Aun así, compensa con creces visitar la isla durante el último mes del verano.

Fortaleza Vieja - Corfu por El Guisante Verde Project

Los primeros chapuzones los tenemos en la propia capital, Kerkyra o Corfú, donde disfrutar de unas aguas espectaculares es sencillo; muy cerca de la Fortaleza Vieja, junto al pequeño atracadero; o en la zona de Falikari, donde además de baño libre también hay algunos restaurantes con zona de baño propia. En la costa de la ciudad no os faltarán ocasiones de nadar en aguas cristalinas.

Falikari - Corfu por El Guisante Verde Project

Partimos en dirección norte, por la costa este de la isla, con el Monte Pantokrator vigilando nuestro avance. Esta región es la que menos ha sufrido el empuje del turismo, y sus pueblos recuerdan mucho a los de Grecia continental. Los 960 metros de altura ofrecen vistas de toda la isla, con permiso de las nubes, y en su cima se encuentra el monasterio. Originalmente construido en 1347, fue destruido durante el siglo XVI y el actual data del siglo XIX.

Playa de Kerasia - Corfú por El Guisante Verde Project

Nuestro objetivo es la Playa de Kerasia. Una de las más bonitas de la isla, de aguas que van desde un verde esmeralda en la orilla, al azul intenso, casi índigo, unos pocos metros mar adentro. Es una playa de guijarros pequeños, aunque al entrar en el agua el fondo es arenoso. Nos encontramos en una de las zonas más salvajes de Corfú, y es muy sencillo sentirse alejado de todo.


Apenas hay un par de casas, y otro par de "tiendas" donde comprar, por ejemplo, unas zapatillas de agua que permitan un baño más cómodo. En la taberna, con el mismo nombre que la playa, podéis comer pescado del día, como hicimos nosotros, con una vista sensacional del mar y al fondo, la costa albanesa.

Kerasia Taberna - Corfu por El Guisante Verde Project

Algo más al norte, encontramos la Bahía de Agios Stefanos, con su pequeña playa de arena y un embarcadero. Rodeada de olivos, la bahía nos deja ver la costa de Albania, a tan solo 2km de distancia. Con una copa de vino, sentados sobre el pequeño pantalán (como se puede ver en la imagen que tomamos), resulta difícil encontrar un lugar mejor para esperar la caída de sol.

Bahía Agios Stefanos - Corfu por El Guisante Verde Project

Uno de los lugares que se nos quedó en el tintero fue la escondida a conciencia Playa de Akoli, separada por una fina hilera de bosque del lago del mismo nombre y que se encuentra al norte de Agios Stefanos Sinion. Aquí no hay construcciones y buena parte de sus visitantes llegan en barco. Sin embargo, existen un par de pistas forestales que llevan hasta ella y que hemos situado con precisión a nuestra llegada a casa. Será la próxima vez.

Avlaki Beach - Corfú por El Guisante Verde Project

Desde Kerasia, cruzamos en diagonal y nos dirigimos a ver atardecer en las Playas de Avlaki, ya en el norte de la isla. En realidad, son dos playas, de pequeños guijarros; la primera, Avlaki Beach es la mayor y está completamente equipada. Personalmente, creemos que es mejor cruzar un pequeño bosque y tras diez minutos caminando por un sendero estrecho llegar a la mas pequeña y coqueta Avalki East Beach.

Astrakeri Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

En la costa norte desembarcamos en la Playa de Astrakeri. El nombre significa lugar cubierto por conchas. De buen tamaño, no está masificada. Arena gruesa, aguas poco profundas y cristalinas, de color verde intenso. Se encuentra estratégicamente situada entre los centros turísticos de Sidari y Roda, pero es mucho más tranquila, aunque en los días que el mistral azota es mejor buscar un arenal que esté más protegido, o aprovecharl para practicar windsurf...

Costa de Sidari - Corfu por El Guisante Verde Project

Seguimos nuestro camino por la costa norte, desplazándonos hacia el oeste. Esta parte de la isla, la que mira hacia Italia y es puerta de entrada al mar Adriático es una de las más bonitas. Sidari es el principal centro turístico de Corfú. De todos los lugares que visitamos este fue donde mayor afluencia de turistas encontramos, a pesar de que el día no estaba especialmente soleado, incluso descargó una tormenta que, por suerte, nos pilló comiendo. En plena temporada, imaginamos que será complicado encontrar donde colocar la toalla… Aquí tenemos tres playas, todas de arena.

 Sidari - Corfu por El Guisante Verde Project

Sidari, Canal d'Amour - Corfu por El Guisante Verde Project

La primera, es la mayor y más turística; la segunda, una pequeña cala situada frente a las formaciones rocosas marinas características de esta región y la tercera es el Canal d’Amour. Este último es una abertura en la roca dentro del mar; según se cuenta, quien nade aquí encontrará el amor de su vida en la otra orilla. El agua y el viento han tallado la roca en formas caprichosas, y formando pequeñas calas por toda la región; algunas son accesibles por escalerillas y caminos. Toca explorar.

Cabo Drastis - Corfu por El Guisante Verde Project

Continuamos la ruta y llegamos hasta el extremo noroeste de la isla. Es el llamado Cabo Drastis, que es muy parecido a la costa de Sidari pero a una escala gigantesca. Un paisaje precioso. Tras una buena caminata podemos llegar a las formaciones principales que surgen del mar y protegen sus playas de arena, orientadas al oeste; o bien, podemos descender por una pista hacia el este del cabo y llegar a un pequeño muelle donde tomar el sol (de mañana), y nadar al pie de los acantilados.

Cabo Drastis Este - Corfu por El Guisante Verde Project

Desde Cabo Drastis, podemos seguir a pie la línea de costa y obtener así una vista sensacional de la franja oeste de Corfú. Altos acantilados de piedra arenisca erosionada; árboles que crecen prácticamente en el aire y una sensación vívida de que el borde sobre el que nos encontramos puede desprenderse en cualquier momento… Alcanzamos a ver la famosa Playa de Logas, bautizada como sunset beach por su bonita puesta de sol.

Playa de Logas y Costa Oeste - Corfu por El Guisante Verde Project

Es realmente pequeña, diminuta, aunque a su alrededor hay algún pequeño canal donde poder bucear y nadar como si fuera una piscina de aguas turquesa. La marea de septiembre la había ocultado, dejando a la vista únicamente la escalera que desciende desde lo alto del acantilado. Con todo, lo mejor es la vista desde alguno de los locales que se encuentran arriba, justo al borde del precipicio. Eso si, suponiendo que consigamos olvidar el terreno sobre el que se asientan…

Playa de Arillas, atardecer - Corfu por El Guisante Verde Project

Nuestra ruta nos lleva ahora por la costa oeste de Corfu, famosa por sus playas de arena, bien equipadas y con grandes puestas de sol. En nuestro camino dejamos Agios Stefanos y continuamos hasta la extensa y estrecha (la marea puede jugarle una mala pasada), Playa de Arillas. Es famosa por sus aguas cristalinas, poco profundas y por las espectaculares puestas de sol que encienden aun mas su dorada arena.

Playa de Arillas, banco sobre las olas - Corfu por El Guisante Verde Project

Arillas también es conocida por el pequeño espigón, un tanto destartalado, que se adentra en el mar, y está rematado por un banco donde esperar el embate de las olas para conseguir la foto perfecta... Viendo el desfile constante de personas para hacerse fotografías desafiando las aguas imaginamos que las colas deben ser aposteósicas en plena temporada.

Muy cerca se encuentra, entre olivos y cipreses, la preciosa playa de arena de Agios Georgios ton Pagon, de aguas verde oscuro. Además, en el pueblo se pueden ver restos arqueológicos y mansiones de los siglos XVIII y XIX, aunque embarcados en nuestra particular odisea, seguimos adelante hasta acercarnos a las Playas de Paleokastritsa. Su triple cala es uno de los lugares más bonitos de la costa y el lugar donde, según el mito, se encontraba la antigua ciudad de los feacios, última parada de Ulises en su odisea.

Playas de Paleokastritsa - Corfu por El Guisante Verde Project

Paleokastritsa - Corfu por El Guisante Verde Project

Playa de Agios Spyridon - Corfú por El Guisante Verde Project

Estas playas están formadas por arena con guijarros y sus aguas son algo más frías por las corrientes. Toda la región combina el paisaje arbolado con las calas pequeñas y acantilados por lo que fue uno de los primeros lugares donde se desarrolló el turismo. En plena temporada encontrar aparcamiento puede resultar complicado. Las playas son pequeñas, realmente no se puede pasear por ellas. Sin embargo, el agua es fantástica. La Playa de Agios Spyridon, protegida por la estrecha bahía del mismo nombre, es ideal para disfrutar del cambio de color del verde al azul intenso de sus aguas.

Monasterio de Paleokastritsa - Corfu por El Guisante Verde Project

Dominando la playa se encuentra el Monasterio de Paleokrastritsa fundado, según la inscripción de su puerta, en 1228 en el lugar donde se halló un icono con la figura de la Virgen. Los registros históricos, sin embargo, sitúan su construcción hacia mediados del siglo XV. Aunque los edificios actuales datan de los siglos XVIII y XIX, es un gran ejemplo de la arquitectura monástica griega.

Iglesia del Monasterio de Paleokastritsa - Corfú por El Guisante Verde Project

Entre las diferentes dependencias de los monjes se alza la iglesia. Una basílica de nave única que conserva valiosos iconos. Para la visita, gratuita, os colocarán una falda hasta los pies y otra prenda para el resto del cuerpo si es que lleváis tirantes… Muy cerca podemos ver la fortaleza de Angelokastro, encaramada sobre una roca de aspecto inexpugnable, y desde la que se vigilaba la costa para prevenir los ataques de los piratas.

Playa de Ermones - Corfu por El Guisante Verde Project

Mas al sur encontramos una sucesión de playas de arena que, junto a las anteriores, son las que han dado fama a la costa oeste de Corfú. Como ejemplos podemos citar la Playa de Ai – Gordis, donde las montañas descienden hasta el mar y los árboles dan la sensación de surgir de las aguas, o Glifada, una gran playa de arena muy fina y aguas poco profundas. Terminamos el viaje en la Playa de Ermones, donde vimos nuestro último atardecer en Corfú; aguas frías, arena y guijarros, rodeada de escarpados acantilados. Aquí se encuentra, según el mito, el manantial donde se conocieron Ulises y Nausicaa. Además, si os fijáis bien, la luz del atardecer recorta en la roca lo que parece ser la figura encapuchada de un hombre mirando hacia el horizonte, buscando, quizá, el camino de vuelta a Ítaca...

Playa de Ermones, atarceder - Corfu por El Guisante Verde Project

Este ha sido nuestro paso por algunas de las mas bellas playas de Corfú. Una isla que invita a explorarla, porque está repleta de rincones escondidos donde sentirse descubridores aun  es posible.

1 comentario :

  1. En dos palabras, im presionante. Me enamoré de esta isla leyendo a Gerald Durrell y siempre ha estado en mi lista de deseos, pero ahora acaba de subir muchos puestos. El único problema es que lo de coger vacaciones en septiembre es complicado. Ya veremos cómo lo hago, porque el lugar merece mucho la pena.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial