septiembre 19, 2018

Bilbao, 48 horas para descubrir su arquitectura

Teatro Campos - Bilbao por El Guisante Verde Project

Open House Bilbao pone al descubierto, durante 48 horas, la unión de Arquitectura, Cultura y Ciudad. Convencidos de que “la cultura cura”, estamos encantados de que Bilbao participe en iniciativas como esta: Open House Bilbao 2018, en la que 67 edificios abren sus puertas de forma gratuita durante un fin de semana, el 22 y 23 de septiembre.

Ayuntamiento de Bilbao por El Guisante Verde Project

Todas las imágenes que hemos tomado corresponden a edificios incluidos en el programa de visitas, con excepción del Museo Guggenheim Bilbao. Al pasar el ratón sobre las fotografías, como siempre hacemos, aparecerá el título de las mismas. Es importante que os fijéis, para situar el edificio al que se refieren, porque algunas no son las obvias... Al final de la entrada os dejaremos el enlace donde encontraréis toda la información relativa a horarios, actividades y edificios que se visitan en esta edición de Open House Bilbao.

Mercado de la Ribera - Bilbao por El Guisante Verde Project

septiembre 12, 2018

Senderismo en Benasque, ruta al Ibón de Toro y Plan de Aiguallut

En Ruta al Plan de Aiguallut e Ibon de Toro - Benasque por El Guisante Verde Project

El Plan de Aiguallut es el destino más popular del Valle de Benasque. No es para menos porque cuenta con todo lo que podemos esperar de una ruta senderista por los Pirineos Centrales: cascadas, praderas, meandros, el Macizo de las Maladetas o los glaciares del Aneto, el pico más alto de los Pirineos, con 3.404 metros sobre el nivel del mar. Nosotros caminamos una poco más, hasta llegar al Ibón de Toro, a 2.235 metros de altura, un esfuerzo extra que merece la pena. Pero vamos por partes.

Rios en Valle de Benasque - Pirineos por El Guisante Verde Project

Durante el verano, desde finales de junio a mediados de septiembre, la pista de acceso desde Llanos del Hospital al aparcamiento de la Besurta permanece cerrada al tráfico, aunque hay un servicio de transporte público que cubre esa parte del camino. Es conveniente, si queréis utilizar el autobús, consultar los horarios en la web de Turismo de Benasque (http://turismobenasque.com/).

Valle de Benasque - Pirineos por El Guisante Verde Project

Valle de Benasque - Pirineos de Huesca, por El Guisante Verde Project

Valle de Benasque, Huesca - Pirineos por El Guisante Verde Project

En agosto las colas suelen desbordar las previsiones y en ocasiones la información que se ofrece no es correcta. A nosotros nos explicaron, en la caseta de información que se encontraba en el aparcamiento público de Llanos del Hospital, que únicamente se disponía de un autobús para realizar el trayecto hasta la Besurta, y que para ello empleaba algo más de media hora. Echando cuentas, viendo que no teníamos opción a entrar en el bus que se ya encontraba allí recogiendo pasajeros, y con dudas de si podríamos acceder al siguiente, nos podría suponer entre una hora o una hora y media de espera, al sol.

Sendero S2 del PN Posets Maladeta - Vale de Benasque por El Guisante Verde Project

Finalmente, nos enteramos, ya al regresar por la tarde, que el servicio de bus se había reforzado y eran dos los vehículos que estaban operativos, de forma que en unos veinte minutos, o menos, hubiéramos tenido sitio… De todos modos, tenemos que reconocer que finalmente fue una suerte que no pudiéramos utilizar el bus, porque el sendero desde Llanos del Hospital a la Besurta es, simplemente, espectacular.

Valle de Benasque - Pirineos por El Guisante Verde Project

Sendero por el Valle de Benasque - Pirineos, por El Guisante Verde Project

S2 Valle de Benasque - Pirineos por El Guisante Verde Project

Cascadas en el Valle de Benasque - Pirineos por El Guisante Verde Project

Aunque utilicéis el bus, no os perdáis este camino, haced uno de los tramos a pie, bien al inicio, o al regreso. Un poco más de 4km, con un desnivel escaso y unas vistas inolvidables.

Datos Generales de la Ruta Vado del Hospital (barrera temporal) – Forau y Plan de Aiguallut – ibón del Toro

La ruta es, probablemente, la más concurrida de la zona; se encuentra perfectamente señalizada por lo que no es necesario que os proporcionemos una descripción detallada. Como siempre, es imperativo consultar las condiciones meteorológicas, especialmente en verano, debido a las tormentas.

Plan de Aiguallut  - Pirineos por El Guisante Verde Project

Nuestra ruta comprende aproximadamente 18 km de longitud, con un desnivel acumulado de unos 1.100 metros. La duración de esta ruta siempre es algo subjetiva. Una cosa es el tiempo de marcha efectiva, que también depende del estado de forma y de lo acostumbrado que se esté a caminar por la montaña, y otra el tiempo real que llevará la excursión, donde hay que añadir paradas para sacar fotografías, comer o beber, etc. En general, los paneles informativos y los mapas de rutas marcan tiempos que son, en nuestra opinión, muy inferiores a lo que la mayor parte de senderistas es capaz de cumplir.

La señalética es bastante buena, con paneles con información general, tanto de la ruta como del entorno, y otros en los que a modo de “usted está aquí”, nos indican el tramo recorrido y lo que resta por caminar de una forma gráfica muy clara.

Señalética Sendero S2 - Parque Natural Posets Maladeta por El Guisante Verde Project

Vado del Hospital - Forau de Aiguallut por El Guisante Verde Project

La Besurta - Ibon de Toro por El Guisante Verde Project

No obstante, os dejamos un mapa general de la ruta, escala 1:25.000 el que podréis ver todo el camino completo. El nivel de detalle del mapa es alto, por lo que mostramos una primera imagen que comprende el tramo desde el parking de Vado del Hospital hasta el Forau d'Aiguallut, y una segunda imagen que se solapa en parte con la anterior, ya que corresponde al tramo desde la Besurta hasta el Ibón de Toro. siempre es una buena opción llevar un mapa de la zona en papel, y para eso, la recomendación es clara, los de la Editorial Alpina te pueden sacar de un atolladero...

Vista junto a la Cascada de Aiguallut  por El Guisante Verde Project

Desde el parking del valle hasta La Besurta se da como referencia 1 hora, solo ida. Desde La Besurta hasta el Ibón del Coll de Toro, 3h 30’, ida y vuelta. Esto nos daría un total de, al menos 5h 30’, andando a buen ritmo y sin parar… Así que, a nada que os guste sacar fotos, que os paréis en La Besurta a picar algo (la tortilla de patata que preparan en el bar está riquísima), a admirar el Forau de Aiguallut y luego a disfrutar de las vistas y del río en el Plan d’Aiguallut tendréis una excursión por encima de las 8 horas.

Ruta hacia Plan de Aiguallut por El Guisante Verde Project

Esto es una estimación en el caso de que hagáis todo el camino a pie. Si utilizáis el bus para un tramo o incluso para los dos (cosa que no recomendamos), el tiempo y el esfuerzo se reducen.

Comienzo de la Ruta: Parking Vado del Hospital - Plan de Aiguallut

Inicio de la ruta Valle de Benasque por El Guisante Verde Project

La ruta se inicia en el parking del Vado del Hospital, en la barrera temporal, donde tomamos un camino a la izquierda de la carretera que se incluye en la red de senderos del Parque Natural Posets Maladeta. En concreto, se trata del S2 o Sendero Geomorfológico Forau de Aiguallut, que se encuentra incluido en su totalidad en este paseo por el Valle de Benasque.

Sendero S2 Valle de Benasque por El Guisante Verde Project

Panorámica del Sendero S2 Valle de Benasque por El Guisante Verde Project

Vista del Sendero S2 Valle de Benasque por El Guisante Verde Project

Esta parte del camino está calificada como fácil, con un desnivel de subida de 292 metros. A lo largo de este camino podemos observar un completísimo panorama de los elementos que componen el paisaje geomorfológico del núcleo del Pirineo: glaciares, ibones, canales de aludes, dolinas, morrenas, fallas, karst…

Forau de Aiguallut por El Guisante Verde Project

Uno de los puntos más interesantes de esta ruta es el Forau de Aiguallut. Se trata de una cavidad subterránea, una dolina de 35 metros de altura, cuyo techo se ha derrumbado. Este lugar es, en realidad, un sumidero, donde se produce un fenómeno kárstico que se estudia desde el siglo XIX y hoy día se conoce perfectamente. Aquí, las aguas de fusión del glaciar del Aneto, que se escuchan atronadoras en la cercana Cascada de Aiguallut y deberían desembocar en el Mar Mediterráneo, rompen la divisoria de las aguas, circulando por el subsuelo del Pirineo.

Cascada de Aiguallut por El Guisante Verde Project

Para recuperar el rastro del río tenemos que cruzar el Pirineo, hasta llegar a la Val d’Aran, en concreto a la altura de la Artiga de Lin. Desde allí, las aguas del Forau de Aiguallut alimentan al rio Garona, que desemboca en el Atlántico, en la ciudad francesa de Burdeos. Este fenómeno se repite, a menor escala, en el Forau de la Renclusa, que recoge las aguas del glaciar de la Maladeta y las incorpora al sistema subterráneo de Aiguallut.

Vista del Plan de Aiguallut  - Pirineos por El Guisante Verde Project

En pocos minutos llegamos al Plan d’Aiguallut, una amplia planicie, por donde serpentean riachuelos y podemos contemplar el glaciar de Aneto. Es un lugar fantástico para reponer fuerzas y refrescar, congelar más bien, los pies para seguir camino como nuevos.

Variante
Es posible acceder al Plan de Aiguallut desde la Besurta pasando por el Refugio de la Renclusa. Compartimos el mismo inicio desde la Besurta, aunque poco después el camino se bifurca (señal clara). Esta opción apenas añade unos cientos de metros a la ruta, aunque con un desnivel acumulado de 600 metros nos supone incrementar al menos 1h 15' nuestro recorrido total. Desde allí, atravesando el collado del mismo nombre, llegaremos al Plan de Aiguallut.

Rio en Plan de Aiguallut - Pirineos por El Guisante Verde Project

Plan de Aiguallut - Ibón de Toro

Nos dirigimos hacia el lado izquierdo del Plan d’Aiguallut y ascendemos por el camino que remonta el Rio de la Escaleta. El sendero asciende por las rocas bien visible, marcado con hitos, fácilmente reconocible además por el rastro dejado por el constante paso de excursionistas. Una vez arriba, tenemos la vista de los rellanos que nos llevarán al Coll de Toro, mientras que a nuestra espalda contemplamos un fantástico panorama del Macizo de las Maladetas y el Plan de Aiguallut.

Plan de Aiguallut - Benasque por El Guisante Verde Project

Glaciares Maladeta - Aneto por El Guisante Verde Project

Ruta Ibón de Toro por El Guisante Verde Project

Camino al Coll de Toro por El Guisante Verde Project

Ruta hacia el Coll e Ibón de Toro por El Guisante Verde Project

Ibón de Toro por El Guisante Verde Project

Nuestra ruta va ascendiendo poco a poco, intercalando rellanos, manteniéndonos cerca de la ladera izquierda, hasta que el camino comienza a remontar (ojo que los carteles indicadores están en el suelo), y gana rápidamente el Coll de Toro, a 2235 metros. Un poco más abajo se encuentra el Ibón de Toro y al fondo la Val d'Aran. Un poco de agua, algún fruto seco y nos preparamos para el camino de vuelta, un nuevo espectáculo.

Valle de Benasque por El Guisante Verde Project

septiembre 03, 2018

Las mejores playas de Corfú: un viaje por las arenas de Ulises

Agios Spyridon Beach - Corfú por El Guisante Verde Project

En esta ocasión vamos a recorrer algunas de las mejores playas de Corfú, todas ellas situadas en el centro norte de la isla. No tuvimos tiempo para visitar el resto del territorio de esta isla griega, ya que nuestra estancia estaba planteada como una breve escala en nuestro viaje a Albania. Tal y como hemos escrito anteriormente, reiteramos que nuestra experiencia en Corfú se nos ha quedado muy corta; cinco días que nos han dejado con muchas, muchas ganas de volver.

Paleokastritsa Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

Probablemente estaréis pensando: vale, y ¿qué tiene que ver Ulises con todo esto? Un breve apunte histórico será suficiente para aclararlo antes de ponernos el bañador. La fina arena de las playas de la isla de Corfú es testigo de la presencia humana ya desde el Paleolítico, con una historia plagada de conflictos desatados por conseguir dominar este pequeño y estratégico enclave del mar Jónico, como ya os contamos en una entrada anterior.

Ciudad Antigua de Corfú por El Guisante Verde Project


Sin embargo, como suele ocurrir siempre que se habla de Grecia, la Historia no es suficiente para explicar… su Historia. Corfú no podía ser menos y se mueve en la difusa frontera que separa lo real de lo mítico. Los escritores antiguos “documentan” los períodos oscuros y narran acontecimientos que, de otra forma, no hubieran llegado hasta nosotros.

Entre ellos está Apolonio de Rodas que nos cuenta la escala que Jasón y los Argonautas hicieron en Corfú durante su viaje en busca del Vellocino de Oro… Entre todos ellos, es Homero quien mejor narra la historia, mezcla de realidad y mito, de la isla y sus habitantes.

Kerasia Beach - Corfu por El Guisante Verde Project

En La Odisea, Homero se refiere a Corfú con el nombre de Esqueria. Ulises, tras siete años atrapado por los encantos de Calipso, la hija del titán Atlas, encuentra el camino a casa, a Ítaca, donde le espera su esposa Penélope. Sin embargo, Poseidón, que se la tenía jurada al héroe desde el principio, al ver el barco de Ulises lo transformó en piedra frente a las costas de Esqueria – Corfú. Allí vivían los feacios, gobernados por el rey Alcinoo. La princesa Nausicaa que se encontraba en una de las playas de la isla junto con sus sirvientes, encontró a Ulises y lo llevó a presencia del rey, su padre. Tras identificarse y narrar durante largo tiempo sus viajes en la corte del rey Alcinoo, éste le proporcionó un barco para que pudiera continuar su camino.

Pontikonisi - Corfu por El Guisante Verde Project

Según el mito, el barco de piedra de Ulises es la pequeña isla de Pontikonisi (aunque no es el único lugar de la isla que reivindica tal honor), situada en la capital, Kerkyra, frente a la Laguna Chalkiopoulou, muy cerca del Monasterio de Panagia Vlacherna, uno de los puntos de referencia para el turismo en Corfú.

La playa de Ermones, donde se conocieron Nausicaa y Ulises se encuentra algo más alejada, en el oeste de la isla. Pontikonisi se halla completamente al este, y resulta un poco extraño que el héroe hollase la arena en un punto tan alejado de su barco naufragado, pero ¿quiénes somos nosotros para cuestionar a Homero?.

Playa de Avlaki - Corfu por El Guisante Verde Project

Ahora sí, vamos a comenzar este breve repaso por las playas de Corfú donde, como hizo Ulises, dejamos nuestras huellas. Todas las playas que hemos visitado en Corfú tienen una serie de características comunes: arena blanca combinada con guijarros en mayor o menor medida; aguas cristalinas, de colores azules, verdes y turquesas, perfectas para el buceo. No son de gran tamaño y en ocasiones incluso minúsculas, aunque ese es precisamente su encanto. Es una costa muy abrupta, con numerosos acantilados y carreteras sinuosas. Un paisaje que nos ha maravillado.

agosto 15, 2018

Apolonia de Iliria, cuando los dioses habitaban en Albania

Aplolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

Albania se mece con el murmullo del oleaje del Mare Nostrum, el Mar Mediterráneo, que es, a su vez, un testigo de excepción de la historia de la civilización occidental. A lo largo de los tiempos, los diversos pueblos que habitaron sus orillas, o aquellos que navegaron por sus aguas buscando ampliar sus dominios, encontrar nuevos mercados comerciales o, simplemente, enriquecerse con el saqueo, dejaron su recuerdo en las tierras que rodean esta masa de agua que separa, o une, según se mire, las tierras africanas, europeas y las de oriente próximo. En tierras albanesas encontramos dos lugares que son un compendio de esa historia común que caracteriza al Mediterráneo.


El primero, sobre el que ya escribimos anteriormente, es la antigua ciudad de Butrint, Patrimonio de la Humanidad. El segundo son las ruinas de Apolonia de Iliria que, más pronto que tarde, formará parte de ese conjunto de lugares que debemos preservar para mantener nuestra identidad como especie.

Origen e Historia de Apolonia de Iliria

Habíamos comenzado nuestro recorrido por Albania en el sur del país, visitando Butrint, junto a Sarandë, una de las zonas de playa más turísticas. Mas al norte, y ya en nuestro camino de regreso a la costa, nos adentramos en el parque arqueológico de Apolonia de Iliria.

Bucraneo de Apolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

En el 588 a.C., colonos griegos de Corfú y Corinto, dirigidos por Gylax fundaron la ciudad a la que llamarían Gylakeia en su honor. Se desarrolló muchísimo, llegando a albergar 60.000 almas entre sus murallas, gracias a la agricultura y a su posición estratégica que fomentó el comercio y la enriqueció rápidamente, destacando su gran puerto como un lugar importante de la Vía Egnatia. Una ruta de 1210 km que conectaba las colonias romanas desde la actual ciudad de Durrës, a orillas del Adriático, con Bizancio.

Estrabón, Aristóteles o Cicerón, que se refirió a ella como Magna Urbs et Gravis, alabaron las virtudes de esta ciudad que pronto adoptó el nombre por el que ha pasado a la Historia, Apolonia de Iliria, para honrar al poderoso dios Apolo.

Retrato romano en Apolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

La ciudad albergó una reputada escuela de filosofía. En ella se encontraban estudiando, en el 44 a.C., el futuro emperador romano Augusto, y su amigo, el que sería famosísimo general, Agripa. Allí recibieron la noticia del asesinato de César. Un terremoto, en el siglo III, marcaría el comienzo del fin de la ciudad: cambió el curso del rio Aoo, colmató el puerto y transformó el interior de la zona en un pantano asolado por la malaria, provocando una paulatina pérdida de población. El lugar preeminente de Apolonia fue rápidamente ocupado por Avlona, la actual Vlorë. El fracaso social y las invasiones godas terminaron por dejar Apolonia prácticamente abandonada.


Hasta el siglo XVII, cuando fue sacada nuevamente a la luz por los clasicistas europeos, pasó desapercibida, lo que ha propiciado que el parque arqueológico se conserve excepcionalmente intacto, a pesar los daños causados por la II Guerra Mundial y los saqueos que se produjeron especialmente en los primeros momentos tras la caída del régimen comunista en 1990. Las primeras excavaciones se realizaron entre 1916 y 1918, por arqueólogos austriacos. Su trabajo lo continuaron los franceses desde 1924 hasta 1938. Tras la guerra, arqueólogos albaneses y rusos prosiguieron con las excavaciones. Es el mayor parque arqueológico de Albania, aunque solamente es visible poco más del 10 por ciento, el resto del yacimiento continua bajo tierra.

Muros con el anagrama de Apolonia - Albania por El Guisante Verde Project

Qué ver en Apolonia de Iliria

Recorrimos Apolonia prácticamente solos, septiembre es una época fantástica para visitar Albania. Es probable que todos los recursos turísticos no estén disponibles, aunque las temperaturas son mucho más agradables y, además, la ausencia de turistas incluso en los lugares más conocidos, compensan con creces. Las ruinas de la antigua ciudad se encuentran cerca del pueblo de Pojan, a 10 Km de Fier, la segunda ciudad más poblada del país.

agosto 03, 2018

Perigord, hoteles y gastronomia de un bon vivant

L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Nuestro recorrido por Dordoña - Perigord ha sido uno de los viajes por Europa que más nos ha sorprendido y de los que mas hemos disfrutado en estos últimos años. El paisaje, cubierto de bosques o de vides, según en que parte del Perigord nos encontremos; las construcciones de la nobleza que salpican esta región y hacen que se la conozca como la Tierra de los Mil y Un Castillos; las abadías, monasterios e iglesias que dan idea del poder que tuvo el estamento eclesiástico; jardines de ensueño y una gran representación de los Pueblos mas Bellos de Francia, con diez de ellos entre sus fronteras. Todo ello nos da razones más que suficientes para visitar y para escribir sobre el Perigord. Ya lo hemos hecho trazando una ruta que hemos dividido en dos post: Viaje a Dordoña Perigord, el Grand Tour.

Castillo de Campagne - Francia por El Guisante Verde Project

Museo Nacional de Prehistoria - Les Eyzies de Tayac, Francia por El Guisante Verde Project

Además de esa visión general, le hemos dedicado un artículo a los yacimientos prehistóricos del Valle del Hombre, Patrimonio de la Humanidad, y uno de nuestros motivos para viajar hasta el Perigord. En esta misma línea, la relacionada con el mundo prehistórico, hemos escrito sobre la experiencia que tuvimos al visitar uno de los lugares más impresionantes del arte parietal mundial, la Cueva de Lascaux.


Dos aspectos que forman parte fundamental de cualquier viaje, al menos para nosotros, son, por una parte, los alojamientos y, por otra, conocer la gastronomía del lugar que visitamos. Así que, en esta ocasión, viajaremos por los alojamientos y los fogones que hemos probado en nuestro deambular por el Perigord. Debemos también mencionar que, si sois aficionados al buen comer y a la gastronomía en general, en Dordoña - Perigord encontraréis multitud de mercados y tiendas con productos locales que llenarán vuestras maletas.

La Suite des Anges - L'Ostal en Perigord - Velines por El Guisante Verde Project

L'Ostal en Périgord - Velines

L'Ostal en Périgord, situado en Velines, ha sido el alojamiento más espectacular del que hemos disfrutado en nuestro viaje por el Perigord (con su imagen hemos abierto este artículo). Tras el muro que separa la propiedad de la carretera, nos encontramos con una gran casa tradicional, construida en piedra y sometida a una cuidadosa restauración, ofrece grandes habitaciones llenas de detalles

L'Ostal en Perigord, habitación - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Habitación de L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Vista Habitación de L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Baño Habitación de L?ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Cada vez que tenemos la fortuna de alojarnos en un lugar como L'Ostal en Périgord, más convencidos estamos de que no pertenecemos a la corriente que desdeña la importancia del hotel dentro de la valoración general de un viaje. La piscina es uno de los rincones que más nos ha gustado, rodeada de 10.000 m2 de jardines y, en nuestro caso, para nosotros solos.