6 destinos para descubrir la esencia de Francia Francia , nuestro inmediato vecino del norte, puerta de acceso, lugar de paso, camino natural para nuestras exploraciones en el continen...

febrero 17, 2020

6 destinos para descubrir la esencia de Francia

Castillo de los Duques de Bretaña - Nantes, por El Guisante Verde Project

Francia, nuestro inmediato vecino del norte, puerta de acceso, lugar de paso, camino natural para nuestras exploraciones en el continente europeo es, también, objetivo de múltiples viajes y escapadas para los que vivimos al sur de los Pirineos. De hecho, esta fue la primera frontera que cruzamos juntos. ¿Podemos llegar a conocer la esencia del país galo a través de estos seis destinos? Esta es la pregunta que nos hacemos tras charlar animadamente con los representantes turísticos de Biarritz, Perpignan, Poitiers, Nantes, el Valle del Loira y recordar uno de nuestros viajes más recientes, Toulouse.

Biarritz se encuentra en un enclave privilegiado, junto al mar y a un paso de las montañas. Este pequeño pueblo de pescadores sufrió un auténtico terremoto cuando la Emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, decidió refugiarse en ella para disfrutar de su clima, los beneficios de las aguas marinas y sus playas. Tal y como ocurrió en otras ciudades donde la realeza y la nobleza pasaban largas temporadas, como la pequeña Vichy, la transformación social y urbanística, con la aparición de ricos palacios y residencias, bulevares, servicios públicos, se hicieron evidentes. Uno de los símbolos más llamativos de la ciudad francesa es, desde 1854, el Hôtel du Palais, la residencia imperial, que ha sido completamente renovado y lucirá en todo su esplendor el próximo verano.

Museo Asiático de Biarritz por El Guisante Verde Project

Biarritz, además de espléndidas playas, hay que recordar que es Ciudad de Surf, tiene un amplio programa cultural, en el que destaca la danza, y muchas sorpresas como la que nos causó descubrir entre sus calles un tesoro del arte oriental. En el blog: Museo Asiatica de Arte Oriental, la joya oculta de Biarritz.

Siguiendo la línea de la cordillera pirenaica desde Biarritz llegaremos a Perpignan. Una auténtica ciudad mediterránea, de coloridos mercados, plazas repletas de pequeños cafés y restaurantes donde disfrutar de su riquísima tradición gastronómica. Perpignan se encuentra acotada por el Mar Mediterráneo, 20.000 hectáreas de viñedo que podemos recorrer gracias a las tres rutas del vino habilitadas, y los parajes naturales del Rosellón. Resulta curioso la imagen que uno se hace de un punto en el mapa y como esa geografía cambia una vez que es geografía vivida, percibida.

Capitole - Toulouse por El Guisante Verde Project

La cálida luz del atardecer del midi ilumina Toulouse, la ciudad rosa, y nos acompaña durante nuestro primer paseo por sus calles empedradas hasta la orilla de Garona donde contemplamos la silueta de la cúpula del Hospital de la Grave. Los 2000 años de historia de esta ciudad francesa por donde pasaron Augusto, César y Domiciano obligan a detenerse en ella olvidando las prisas.

Toulouse nos ha sorprendido una y otra vez durante nuestra estancia: la bóveda en forma de palmera de la Iglesia Museo de los Jacobinos, las gárgolas aulladoras del Museo de los Agustinos, los tranquilos paseos por el Canal de Midi, el bullicio de la ciudad medieval y la Plaza del Capitolio; el verde intenso del jardín japonés o el sueño de la exploración de las estrellas en la Ciudad del Espacio. En el blog: 'Toulouse, 20 imágenes para inspirar tu viaje'.

Gárgolas Aulladoras - Museo de los Agustinos de Toulouse por El Guisante Verde Project

Poitiers, fundada por la tribu celta de los pictones, fue romanizada y acogió termas, acueductos, anfiteatros…, y se convirtió en un auténtico baluarte, fácilmente defendible gracias a su posición elevada. Este hecho provocó que algunas de sus instituciones antiguas siguieran funcionando un tanto al margen del poder de los francos. Su centro histórico invita a perderse entre sus palacios y monumentos caminando despreocupadamente.

Folleto de Poitiers  por El Guisante Verde Project

Íntimamente unido a Poitiers se encuentra Futuroscope, un parque temático en constante renovación desde su apertura, en mayo de 1987. Los protagonistas aquí son las últimas tecnologías cinematográficas, audiovisuales y robóticas. Este año presentan una novedad a la que será difícil resistirse: Objetivo Marte. La mayor inversión del parque en su historia para embarcarnos en un viaje mágico. Sólo con que nos guste la mitad de lo que nos gustó La ciudad del Espacio en Toulouse merecerá la pena.

Fuente Monumental, Place Royal - Nantes, por El Guisante Verde Project

A orillas del Loira se levanta Nantes, capital histórica de Bretaña. Separada administrativamente de sus orígenes, es una ciudad que nos ha resultado muy atractiva. Todo un ejemplo de transformación en la que la cultura es protagonista y moviliza la ciudad y sus itinerarios. Es posible que su condición de ciudad mediana, como la nuestra, Bilbao, su pasado de crisis industrial y su proceso de reconversión que la han empujado a reinventarse hayan jugado a su favor ante nuestros ojos.

La Fresqu'île de Nantes por El Guisante Verde Project

Se encuentra entre nuestras favoritas por méritos propios: sus bellas plazas, sus calles empedradas, sus rincones recuerdos de una época de esplendor parisino, como el Passage Pommeraye (en el blog, 'Pasaje Pommeraye, un escaparete del siglo XIX') su jardín botánico o la línea verde que permite recorrer la ciudad durante el verano gracias al Viaje a Nantes, que llena Nantes de instalaciones artísticas…

Aquí nació Julio Verne, al que, a nuestro juicio, Nantes debe un espacio que le haga justicia y vaya de la mano de la creatividad que la ciudad muestra en otras facetas. Hoy por hoy, el mejor homenaje al escritor que nos llevó De la Tierra a la Luna, tiene su mayor exponente en la Île de Nantes, donde los mundos de Verne y Leonardo Da Vinci se dan la mano bajo un increíble proyecto. En el blog, Las Máquinas de la Isla de Nantes, una experiencia steampunk.

Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project


El Valle del Loira celebra sus veinte años como Patrimonio de la Humanidad. Los castillos, los pueblos, los viñedos y jardines forman un conjunto monumental y humano que podemos descubrir respetando al máximo el entorno, realizando la ruta del Loira en bicicleta.

Aunque el Valle del Loira y sus castillos son una parada obligada para muchos viajeros, llama la atención la necesidad de reinventarse para continuar siendo un foco de atracción turística. Este año el Valle del Loira centra sus actividades en la gastronomía, la cocina y los productos que forman parte de su identidad culinaria, de la mano de sus chefs, productores y viticultores.

Mesa de Quesos del Restaurante Adonis - Florac, Francia por El Guisante Verde Project

Solo han sido unas breves pinceladas, un esbozo de lo que se puede encontrar en seis destinos franceses, alejados de las grandes urbes y fuera de la influencia de ese, por otra parte maravilloso, agujero negro que es París. Esperamos que suficiente para que preparéis las maletas. Nosotros ya estamos pensando en los tres destinos que aun nos faltan por conocer de los presentados aquí: Valle del Loira, Poitiers y Perpignan.

Es la hora, lo venimos diciendo desde hace algunos años, de las ciudades medianas; aquellas donde aún podemos disfrutar recorriendo sus rincones a pie, deambular y donde nos podemos permitir sentarnos en un café, o una terraza, y observar, descubrir..., porque lo cierto es que Francia puede generar adicción.

1 comentario :

  1. Muchas cosas por ver. Francia siempre es una apuesta segura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial