julio 16, 2018

Las Máquinas de la Isla de Nantes, una experiencia steampunk

Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

¿Puede el hombre dotar de vida a las máquinas? Es la pregunta que nos viene a la mente mientras caminamos por la Isla de Nantes, la Îile de Nantes. Sede de una desaparecida industria naval, parece transformarse ante nuestros ojos en una especie de Isla del Doctor Moreau mecánica (aquella donde el personaje de la novela de H.G. Wells experimentaba para transformar a los animales en seres humanos). Unas sorprendentes máquinas “vivientes” la han convertido en su hogar, son las Machines de l’île, las Máquinas de la Isla.

Máquinas de la Isla, Garza - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

No podemos evitar pensar que tal vez la obra de H.G Wells rondara por las cabezas de François Delarozière y Pierre Orefice, cuando imaginaron este universo propio donde con frecuencia olvidamos que los seres que estamos contemplando están realizados en madera y metal.

Aviador Steampunk de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

La estética del lugar y de las creaciones van a sorprender a todo aquel que acerque hasta la isla, aunque los que se verán más recompensados serán los amantes del steampunk. Este subgénero literario nacido en los años ochenta del siglo XX proponía una visión futurista desde el ambiente de la época victoriana en Inglaterra, aunque ha trascendido las páginas de los libros para convertirse en un movimiento sociocultural impregnando con su estética no solo al resto de las artes, sino también al mundo de la moda.



Nantes es la ciudad en la que debía nacer un mundo como las Machines de l’île, al fin y al cabo el gran referente del steampunk, junto a Wells, es otro escritor con el que todos hemos viajado en innumerables ocasiones por los lugares más fascinantes, recorriendo 20.000 leguas de viaje submarino; circunvalando el globo en 80 dias; visitando el corazón de nuestro planeta y saliendo fuera de sus fronteras en un viaje a la Luna, por recordar algunos… Julio Verne, nacido en Nantes. (Leer el post "16 Imágenes que te harán querer viajar a Nantes")

Portada 20.000 Leguas de Viaje Submarino - Julio Verne por El Guisante Verde Project

Hasta el Renacimiento italiano nos remontaremos para encontrar el que es, sin duda, otro gran inspirador del nacimiento de las Machines de l’île: Leonardo Da Vinci. Si habéis podido visitar alguna de las exposiciones que muestran las máquinas diseñadas por el genio florentino encontraréis claras similitudes en los dibujos y prototipos de las Máquinas de Nantes.

Diseños Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Sin embargo, François Delarozière y Pierre Orefice han ido unos cuantos pasos más allá en su estudio de la naturaleza y el movimiento de los seres que la habitan, hasta el punto de que resulta imposible no maravillarse ante el comportamiento de sus modelos mecánicos que se mueven como animados por un soplo de vida.

Cartel de Las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Los creadores de las Machines de l’île provienen del teatro de calle, con grandes proyectos, y están acostumbrados al contacto directo con el público, y a las reacciones que provoca la escenografía urbana. Llevan trabajando juntos más de veinte años. La rehabilitación de la isla de Nantes después del cierre de los astilleros Dubigeon en 1987 les proporcionó el lugar idóneo, frente al Museo de Julio Verne que se levanta en la orilla opuesta del Loira, para dejar volar su imaginación, para soñar a lo grande, y crear un fantástico bestiario de máquinas vivientes. Solo podemos hacernos una pequeña idea de la satisfacción que debe significar llevar a cabo un proyecto que roza lo imposible, un producto de un sueño emocionante, que nos lleva por los fondos marinos, las copas de los árboles, o la sabana…

Plantas de la Galería de las Máquinas - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Galerie des Machines - Galería de las Máquinas

La Galería de las Máquinas, en los antiguos edificios industriales, alberga el corazón del proyecto. Allí encontramos el laboratorio, los servicios para los visitantes, los talleres y los espacios de diseño. Podemos ver los croquis, y las máquinas en funcionamiento. Todo el proceso creativo, explicado por los maquinistas. Y, lo mejor de todo, podemos ser parte de la aventura.

Garza de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Una garza de ocho metros de envergadura se eleva desde el suelo, transportando a sus pasajeros en cestas de mimbre en un vuelo que recorre la galería. Los vegetales naturales se entremezclan con plantas y animales mecánicos, como la Hormiga Gigante o la Oruga que transporta un pasajero entre las hojas que serán su alimento.

Hormiga de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Oruga de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project


Una de las más recientes incorporaciones, del 2016, es la Araña Mecánica, que se encuentra dormida en su escondite y despierta cuando los maquinistas embarcan a cuatro personas en su abdomen, incorporándose mediante sus hilos y desplazándose por la Galeria.

L’Arbre aux Hérons - El Árbol de las Garzas

Todo lo que podemos contemplar en la Galería de las Máquinas forma parte, en realidad, de un proyecto mucho más amplio; las criaturas que habitan la galería constituyen el ecosistema del mundo imaginario del Arbre aux Hérons, el Árbol de las Garzas, el principal proyecto de Les Machines de l’île.

Arbol de las Garzas de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Durante nuestra visita, pudimos caminar por la Rama Prototipo que, desde la fachada se expande a la explanada de las naves. Con veinte metros de largo y un peso de 20 toneladas, y trasladada a los bocetos expuestos, ofrece una aproximación a lo que será el Arbre aux Hérons, un mundo colosal: un árbol de 50m de diámetro y 35m de altura, coronado por dos garzas, con jardines colgantes y multitud de criaturas.

Rama del Arbol de las Garzas de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

En 2017 se lanzó oficialmente el proyecto, con un plazo de ejecución de cinco años y su apertura prevista para la primavera de 2022 en la Cantera de Chantenay, a orillas del Loira.

En este año, 2018, se han incorporado a la Galería junto a los prototipos del proyecto una gran maqueta escala 1:5, un colibrí gigante libando una flor y una bandada de gansos, los primeros elementos de la pajarera mecánica del Árbol de las Garzas.

Gran Elefante de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Grand Éléphant - El Gran Elefante

El Grand Éléphant, Gran Elefante, mira el mundo a su alrededor desde 12 metros de altura, mientras recorre la Île en tres itinerarios diferentes causando asombro a cuantos lo ven pasar. El paquidermo se desplaza lentamente, con precisión, movimiento sus articulaciones con fluidez, mientras agita sus orejas, brama, riega con su trompa a los osados que se acerquen demasiado, observando con mirada inteligente el entorno que le rodea.

Grand Éléphant de las Máquinas de la Isla - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Desde el interior, la experiencia es más asombrosa si cabe. 50 toneladas de acero y madera, nuevo motor silencioso y no contaminante, 2500 litros de aceite corren por su interior dotando de vida a esta máquina, que no lo parece en absoluto. La fidelidad al movimiento de sus hermanos de carne y hueso es total.

Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Carrousel des Mondes Marins - El Carrusel de los Mundos Marinos

El Carrousel des Mondes Marins, el Carrusel de los Mundos Marinos es una estructura colosal de tres pisos, con 25 metros de altura y 22 de anchura, un recuerdo o un homenaje gigantesco a las antiguas ferias donde el carrusel era un elemento principal. El toldo que remata el edificio está decorado con paneles que contienen la figura de 16 pescadores procedentes de todos los mares del mundo.

Pez Abisal del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

A bordo, descubrimos el mar desde las profundidades abisales hasta su superficie; criaturas reales, otras fantásticas, aunque quien sabe, se estima que únicamente conocemos una tercera parte de las especies que habitan las aguas del planeta…

En el primer piso, el fondo submarino, transitan el cangrejo gigante, el calamar, el pez-cofre, el batiscafo que sube y baja por el mástil central…

Cangrejo Gigante del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Pez Pirata del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

En el segundo piso, los Abismos, habitan el pez linterna, la raya manta, el pez pirata…, mientras que el tercer piso, la superficie del mar, es el hogar de los peces voladores o las medusas, y por donde se desplaza la cáscara de nuez, junto a otras naves y carruajes marinos.

Cáscara de Nuez del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Dragón del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

En el fondo, el Carrousel des Mondes Marins es eso, un carrusel. Sin embargo, el prodigio técnico de la Galería de las Máquinas o el Gran Elefante vuelve a obrarse aquí. Podríamos, perfectamente, estar dentro de un acuario gigante, rodeados de animales marinos reales. No en vano, recibió en 2014 el reconocimiento como la atracción más original del mundo, en los TEA Awards de Los Ángeles. Algunas de las criaturas mueven parte de sus elementos de forma autónoma, como la manta raya, aunque todos necesitan la colaboración del ser humano para que sus movimientos se completen, por lo que resulta ideal verlo lleno de personas que accionen los múltiples controles de cada una.

Renacuajo del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

Las Máquinas de la Isla son, por sí mismas, un motivo para visitar Nantes. Es un proyecto vivo, dinámico, que extiende sus horizontes hasta al menos 2022. Mientras llega esa fecha, seguirán sorprendiendo a los visitantes que recorran la Île de Nantes, A partir de ahí, no sabemos lo ocurrirá, el futuro no está escrito y es apasionante.

Planta Carnívora de la Galería de las Máquinas - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project

No en vano, como nos cuenta el escritor Enrique Vila-Matas, en El mal de Montano, André Bretón escribió que Nantes era, tal vez, con París, "la única ciudad de Francia donde tengo la impresión de que algo que vale la pena puede sucederme, (...), donde un espíritu de aventura más allá de todas las aventuras vive aún en ciertas almas."

Tortuga del Carrusel de los Mundos Marinos - Nantes, Francia por El Guisante Verde Project


2 comentarios :

  1. Que curioso...buen repórtage... un saludo desde Murcia... feliz verano,

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué derroche de imaginación y talento! Está en mi lista de pendientes, a la espera de que pueda concretar una visita, por lo que se agradece una descripción tan detallada. Todo maravilla, desde la planificación a la hora de elegir los animales hasta la ejecución de los artefactos. Impresionante.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial