julio 03, 2018

Oslo, del Jardín Botánico de Tøyen a los rosales de Vigeland Park

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

La primavera y el verano son los mejores momentos para visitar dos lugares especialmente coloridos de la capital de Noruega, Oslo: el Jardín Botánico de Tøyen (el barrio más multicultural de la ciudad) y los rosales del parque de esculturas de Vigeland en Frogner Park.


Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

En cualquier caso, coincidir con el pico de color no es una ciencia exacta, al fin y al cabo, dependemos de las condiciones climáticas que pueden retrasar o adelantar la floración. El invierno pasado, 2017-2018, ha sido muy atípico en Oslo, con grandes nevadas que arrancaron muy pronto, ya en octubre.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

La primavera transcurrió rápido para dejar paso a un calor inusual con valores rondando los 30ºC durante semanas, lo que ha dejado imágenes inéditas de las zonas de playa urbana como Sørenga, y provocado cierta alarma por los incendios y las reservas de agua... Es posible que algunas plantas ya no presenten flores. No obstante, la mayor parte se encuentra en su apogeo, así que no dejéis de visitar los dos jardines este verano, porque os van a sorprender.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

La finca de Tøyen remonta su historia hasta el siglo I a.C. y su nombre recuerda que era una tierra fértil y de pasto. Durante la Edad Media el lugar formó parte del Convento de Nonneseter. En 1812 el rey Frederik VI la compró y la donó a la universidad, ampliando la extensión de la finca hasta incluir una zona litoral del fiordo de Oslo.

Sin embargo, buena parte de las tierras de la ampliación fueron vendidas o arrendadas y es el viejo jardín barroco el núcleo del actual jardín botánico.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

El Jardín Botánico fue fundado en 1814, y actualmente pertenece al Museo de Historial Natural de la Universidad de Oslo (Botanisk Hage og Museum Tøyen), que busca, mediante la investigación, la educación y la conservación hacer aun más visible para la población noruega la importancia que para el Planeta tiene mantener la diversidad de plantas que lo habitan.

En los edificios del recinto se encuentran, además del Museo de Botánica, los de Zoología, Paleontología, Geología y Minerales.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

En un proyecto que aun se encuentra en fase de ingeniería, el Museo de Historia Natural está desarrollando un modelo nuevo de exposición, donde al visitante se le invita a viajar a través de 4 invernaderos en forma de cúpula que albergan cinco zonas climáticas, partiendo del clima templado frío de Oslo.

El sendero que conduce al norte nos llevará directamente a la zona climática ártica en un ambiente controlado artificialmente para reproducir las condiciones de temperatura, luz y humedad de esos parajes.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Si elegimos caminar hacia el sur, transitaremos por el clima mediterráneo, el desierto, la selva tropical (la zona más amplia, ya que ocupará casi 2000 metros cuadrados), y el bosque nuboso tropical de las laderas de las montañas. Además, cada zona mostrará la vida vegetal de diferentes partes del mundo que poseen unas condiciones climáticas similares. Por ejemplo, el clima mediterráneo se encuentra en cinco lugares diferentes, que presentan distintas adaptaciones y orígenes evolutivos a un clima muy parecido.

Jardín Vikingo en el Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardín Vikingo en el Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Actualmente, dentro del Jardín Botanico de Toyen, encontramos diferentes espacios. Además, hay que destcar dos recursos interesantes. Por un lado, el Jardín Vikingo, en el que podemos ver que comieron los vikingos y cómo utilizaron los recursos naturales, utilizando un modelo expositivo que simula un barco.

Escultiuras de Tom Hare en el Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Por otra parte, la obra del artista británico Tom Hare, del que se exponen varias curiosas esculturas realizadas en sauce, y dispersas por varios puntos del Jardín Botánico, como la manzana partida por la mitad, o The Sycamore Row, una fila de gigantescos frutos de arce realizados en sauce negro y que fueron un regalo del artista para conmemorar el bicentenario del Jardín Botánico de Oslo.

Escultiuras de Tom Hare en el Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Los invernaderos actuales se construyeron entre 1868 y 1876, en el estilo propio de la época. La Palm House alberga la Sala de la Evolución, la Sala Mediterránea y la Sala del Desierto. La Casa Victoria se construyó especialmente para acoger el nenúfar gigante del Amazonas, aunque también contiene un gran número de plantas tropicales.

The Oslo Ridge - Jardin Botánico de Toyen, Oslo por El Guisante Verde Project

El Jardín Botánico participa en la preservación de especies en peligro de extinción mediante proyectos tanto de ámbito local como internacionales. Las especies noruegas amenazadas se concentran en especial en The Oslo Ridge, aunque podemos encontrarlas repartidas por todo el área del jardín.

El Jardín Sistemático nos muestra las relaciones familiares entre las plantas que, gracias a los avances del análisis genético, se hacen más evidentes, presentando 1800 plantas expuestas según familia y genero.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

En el Jardín de la Abuela, los ejemplares provienen de jardines antiguos, aunque un buen número de plantas de las que aquí crecen ya no pueden encontrarse en espacios naturales. Es un jardín especialmente creado para despertar los recuerdos y estimular la memoria de las personas de edad avanzada, gracias a los aromas familiares y elementos tradicionales, como los bancos antiguos, presentes en los jardines de antaño.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project
Muy relacionado con el Jardín de la Abuela, en cuanto a su uso terapeútico, el Jardín Perfumado, está diseñado en especial para personas con dificultades visuales ya que todas sus etiquetas están escritas en Braille, y para los visitantes que acuden en silla de ruedas, presentando las plantas sobre lechos elevados.

Jardin de Rocas - Jardín Botánico de Toyen, Oslo por El Guisante Verde Project

En el Jardín de Rocas encontramos plantas alpinas, con especial atención a las noruegas, que configuran un paisaje de montaña, incluyendo un arroyo que termina en una cascada y un estanque. La floración está en su apogeo, en condiciones normales, entre mayo y junio.

Jardin Botánico de Toyen - Oslo por El Guisante Verde Project

El Jardín de Hierbas, como su nombre indica, muestra plantas medicinales, especias, hierbas culinarias, y de usos muy variados, como las utlizadas para teñir la ropa; en The Kitchen Garden, hallaremos verduras, granos, frutas y las tan apreciadas bayas.

Además de plantas, el Jardín Botánico de Tøyen acoge en el Arboretum un buen número de árboles y arbustos escandinavos, y otros exóticos o raros en aquellas latitudes como los tulipanes, hayas o nogales o ginkos.

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

El conjunto de esculturas realizadas por Gustav Vigeland expuestas en el parque mas grande de Oslo, Frogner Park, es uno de los lugares más famosos y visitados de la capital de Noruega. Lo hemos visitado en invierno, cubierto por la nieve, y con los rosales protegidos del frío mediante lonas. Os contamos nuestra experiencia en 'Oslo, de Vigeland Park a Supreme Roastworks, el mejor café del mundo se sirve en Noruega'.

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

Debemos reconocer que nos gustó mucho más de lo que esperábamos, aunque muchos nos decían que la visita era mejor durante el verano, con las rosas tapizando el parque y que no nos lo podíamos perder.

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

Así que nos pusimos manos a la obra y volvimos a Oslo, esta vez durante el verano, para comparar ambas visitas. Los rosales en flor, es cierto, le aportan un toque de color espectacular, y te retienen durante un buen rato admirando el tamaño, la intensidad de rojos, blancos, amarillos y rosas de las flores. Sin embargo, no podemos elegir. Son dos visitas muy diferentes entre si, ambas con matices que las hacen únicas. Y vosotros, ¿con cual os quedaríais?

Rosales de Vigeland Park - Oslo por El Guisante Verde Project

Viajes a Noruega (4). Entradas Relacionadas



Noruega, todas las entradas (14)

2 comentarios :

  1. Hola viajeros...increíble...¡¡lo que me perdí!! Sin duda tengo que volver...por muchos motivos, pero uno de ellos es ver el precioso jardín botánico de Oslo...Vimos el de Tromsø, que fue maravilloso y nos dejó boquiabiertos de lo sencillo y original que era...Allí descubrimos las amapolas azules...que solo crecen en el Himalaya y allí...

    Bueno, que me voy a mi viaje, y a mí me gusta el vuestro...Gracias por dedicar ese tiempo de flores...alegran tanto la mirada...y no sé con cual de las que elegís me quedaría...Creo que un ratito con cada una...y por su puesto, me iría a esa sala del desierto...o a ese jardín de la abuela, para pasear y tomar ricas tazas de té en vaso de papel. Muchas gracias y un abrazo enorme, viajeros.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja nosotros nos quedamos con la del verano. No nos gusta el frío pero tenemos que reconocer que Oslo con nieve esta muy bonito. El Jardín Botánico es precioso, pasamos allí muchas horas sin aburrirnos para nada, lo describís muy bien en este interesante y florido post. Saluditos.

    Excelente trabajo y magníficas fotografías. Un saludo.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial