septiembre 24, 2015

12 Restaurantes de Estados Unidos donde no echarás de menos a tu madre

New York Wine & Culinary Center por El Guisante Verde Project - Canandaigua, New York State

En esta entrada intentaremos rebatir la tan extendida creencia que asocia Estados Unidos a un desierto gastronómico.  Nosotros preferimos pensar que, en realidad, se debería hablar de "un descubrimiento culinario". Asociar un país de más de 300 millones de habitantes, cuyos diferentes orígenes lo convierten en una de las naciones étnicamente más diversas y multiculturales, con una extensión similar a Europa y la mayoría de los tipos de clima representados en su territorio, a la comida rápida y los refrescos de cola es, bajo nuestro punto de vista, un gran error.

Bryant Park Grill  por El Guisante Verde Project - New York City

Así, como una primera selección, os mostraremos 12 restaurantes que para nosotros representan la idea de que hay vida más allá de la hamburguesa, aunque algunos también resulten tópicos, ¿por qué no?. De algunos, lamentablemente, no tenemos imágenes de la comida. Cosas que pasan..., y tendréis que conformaros con nuestras sensaciones y las imágenes del local.

The Hob Knob Inn, por El Guisante Verde Project - Stowe, Vermont

En algunas ciudades más dinámicas, como New York City, en ocasiones resulta complicado recomendar un restaruante por la alta rotación que sufren los negocios, aunque no es nada comparado con Berlin. En general, los clásicos se mantienen, si bien se dan casos como el famosísimo Empire Diner que durante los últimos años ha tenido una existencia bastante azarosa. De todos modos, los que publicamos hoy continuan abiertos, con sus vasos de agua rebosantes de cubitos de hielo y sus fogones empeñados en desterrar mitos.


Empezamos con un clásico de la Gran Manzana, P.J. Clarke's, Thrid Ave., New York City un auténtico superviviente. La Gran Depresión, la Ley Seca, las Guerras Mundiales, la presión inmobiliaria..., nada ha podido con el. Desde finales del siglo XIX cuando Mr. Patrick Joseph Clarke abrió las puertas de este bar de ladrillo rojo la leyenda no ha dejado de agrandarse.  Todos los que fueron y los que son en New York pisaron los suelos de madera, bebieron la cerveza y comieron en las mesas de este local de la Tercera Avenida. Nosotros no podíamos ser menos que Frank Sinatra, Liz Taylor, o Nat King Cole, así que allá nos fuimos. Nada más entrar, el ambiente y la comida nos hicieron entender el por qué de su fama.

No fue, sin embargo, el único P.J. Clarke's de Manhattan en el que nos sentamos, y aunque pasaron algunos años entre ambas experiencias, para nosotros siempre será un lugar especial. En el P.J.Clarke's de Lincoln Square tomamos nuestra cena mientras esperábamos inquietos, como millones de neoyorquinos, la llegada del huracán Sandy.

Bryant Park Grill  por El Guisante Verde Project - New York City

Uno de los parques más emblemáticos y sin duda el más vital de New York City es el que se encuentra detrás de la NYC Public Library. Su historia os la contamos en Bryant Park, Nueva York en Verde. Del parque toma su nombre un relativamente nuevo y glamuroso american grill, el Bryant Park Grill. Gracias a su ubicación y a la enorme actividad cultural del parque, tanto en verano como en invierno es un lugar perfecto para un after-work, o algo más sofisticado. Tienen, además, un buen café.

Bryant Park Grill  por El Guisante Verde Project - New York City

Dillon Dam Brewery por El Guisante Verde Project - Dillon, Colorado

En plenas Montañas Rocosas, en el estado de Colorado, camino de Denver, nos encontramos con Dillon Dam Brewery, una cervecería que elabora su propia cerveza (premiada en numerosas ocasiones), y que se define como un restaurante americano. Resulta interesante realizar un pequeño tour por las instalaciones, donde se pueden aprender curiosidades sobre la elaboración de la cerveza, y la historia del local, que arranca en 1997.

Dillon Dam Brewery por El Guisante Verde Project - Dillon, Colorado

A Vermont fuimos en busca del otoño perfecto. Nos alojamos en una pequeña localidad, Stowe, y en el que presume de ser su primer lodge de ski, The Hob Knob Inn. Abrió sus puertas el 26 de diciembre de 1937. Hob-nob fue un término popular en Estados Unidos durante la década de los veinte. Se refería a beber y charlar entre amigos. Se cree que el nombre del hotel deriva de la combinación del término con el hecho de que fue construido sobre una colina, o knob.

The Hob Knob Inn, por El Guisante Verde Project - Stowe, Vermont

Bite Cafe por El Guisante Verde Project - Chicago

En la Ukrainian Village de Chicago, la ciudad del viento, nos adentramos por dos ocasiones en el comedor del Bite Café. Multicultural, muy animado, sin estridencias decorativas sobre las paredes de ladrillo desnudo. Un entorno post-industrial que concentra algunos locales curiosos, como un supermercado Amish Healthy Foods, el propio Bite Café y el Lockdown Bar, de donde tendréis que traeros la cerveza, ya que el restaurante no sirve alcohol...

Bite Cafe por El Guisante Verde Project - Chicago

Dano's Heuriger por El Guisante Verde Project - Lodi, Seneca Lake, New York State

En el Empire State, el magnífico y desconocido Estado de Nueva York, nos encontramos en un entorno privilegiado, junto al Seneca Lake, un restaurante que parte de la tradición vienesa y centroeuropea: Dano's Heuriger on Seneca, el primer heuriger de Estados Unidos, según uno de sus propietarios, el peculiar Dano Hutnik. En Austria especialmente, los heuriger vendían el vino de año, y los comensales disponían de una limitada carta de platos para acompañarlo. Predominaba la charla distendida y el ambiente relajado, fuera de convencionalismos.

Dano's Heuriger por El Guisante Verde Project - Lodi, Seneca Lake, New York State

Dano's Heuriger por El Guisante Verde Project - Lodi, Seneca Lake, New York State

Los heuriger eran, por otra parte, locales estacionales.  Dano's se ha adaptado a los tiempos, y el resultado es interesante. En dos ocasiones nos hemos sentado a su mesa, con los primeros fríos del otoño y en primavera, disfrutando del sol en el jardín.

Silver Dollar Bar, por El Guisante Verde Project - Jackson, Wyoming

En Jackson, Wyoming, nos esperaba el Silver Dollar Bar, que forma parte del Wort Hotel. La barra de este sports bar, las pantallas deslucen el local en nuestra opinión, está cubierta de dólares de plata fuera de circulación de 1921. El hotel, el sueño del hacendado Charles J. Wort que llegó a la región en 1893, fue inaugurado por la familia en 1941 buscando convertirse en referente del lujo y hoy día trata de conservar esa atmósfera. El bar se inauguró en 1950 con 2032 Morgan Silver Dollars encastrados a lo largo de la barra. Aunque un incendio provocado por un nido junto a un transformador estuvo a punto de terminar con este histórico edificio, y también buena parte de Jackson, The Wort celebrará en 2016 su 75 aniversario.

The Wort Hotel, por El Guisante Verde Project - Jackson, Wyoming

The Brewster Inn, por El Guisante Verde Project - Cazenovia Lake, New York

No podíamos dejar de incluir en esta relación el típico brunch dominical. Para esa ocasión elegimos una mansión victoriana en Cazenovia Lake, en el Estado de Nueva York. The Brewster Inn. Se construyó en 1890 como casa de verano del financiero Benjamin B. Brewster, fundador junto a John D. Rockefeller Sr. de la Standard Oil Company. El interior de maderas nobles, incluida la caoba y el roble, la decoración y el servicio nos retrotraen a los primeros tiempos de la Unión. El brunch se disfruta en el porche, sobre el jardín que se extiende hasta el lago frente a nosotros.

The Brewster Inn, por El Guisante Verde Project - Cazenovia Lake, New York


Hay momentos en que uno puede sentirse como un pionero y para ello nada mejor que traspadar la puerta de la City Tavern en Philadelphia, Pennsylvania. Un local que se mantiene pegado a la historia de la ciudad desde 1773. Si uno ha visitado antes los salones donde se gestó la Declaración de Independencia, comer con platos y copas de latón no nos resultará extraño. El personal ataviado como en el siglo XVIII nos habla de confituras, harinas y pasteles contundentes, y las recetas se mantienen fieles a los condimentos de la época.

The City Tavern, por El Guisante Verde Project - Philadelphia, Pennsylvania

Empire Brewing Company por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

Un descubrimiento en el downtown de Syracuse, New York State, es Empire Brewing Company, con una completa selección de cervezas artesanas, algunas con varios premios en su haber como la Skinny Atlas Kolsch, llamada así por el lago Skaneateles, uno de los Finger lakes, que debido a su pureza es utilizada sin filtrar en Syracuse y usada por tanto para la elaboración de cerveza en el local. Allí probamos una de las más extrañas con sabor ahumado.

Empire Brewing Company por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

Empire Brewing Company por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

Un animado local con estética industrial, que apuesta por productores locales en una filosofía que nos recuerda mucho al Km0. Carne Angus Beef o vegetales de la zona son dignos acompañantes de tostadas y negras como la Black Magic Stout.

Scoth 'N Sirloin, por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

Scoth 'N Sirloin, por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

El Bistró del Scoth 'N Sirloin, también en Syracuse, es otro de los locales que nos sorprende al traspasar una anodina fachada. Cálido, decorado en madera y con una gran chimenea central, que nos habla de largos inviernos, invita a la charla mientras esperamos la comida, y uno no puede resistirse a imitar a los locales y llenar el suelo de cáscaras de cacahuete. El local lleva 45 años en Syracuse y su restaurante, algo caro para nosotros, es uno de los que tiene mejor reputación. La cuidada presentación de los platos en el Bistró nos habla de ella.

Scoth 'N Sirloin, por El Guisante Verde Project - Syracuse, New York

El New York Wine and Culinary Center, en el corazón de los Finger Lakes, un regalo de los glaciares, frente al lago Canandaigua, New York, nos ofrece un espacio donde incluso podemos recibir clases de cocina, y tiene por objetivo difundir la agricultura y viticultura del Estado de Nueva York. Nos parece un final adecuado para un recorrido culinario que no termina aquí, ya que son muchos los lugares en los que merece la pena hacer un alto y atreverse a descubrir esa cocina que hará que no eches de menos a tu madre, aún estando muy muy lejos. ¿Te animas a probar?

New York Wine & Culinary Center por El Guisante Verde Project - Canandaigua, New York State

10 comentarios :

  1. Qué buena pinta! Es verdad que Estados Unidos es más que hamburguesas y cola aunque reconozco que casi comí eso en mi vieja por la costa este. Tan solo en Lancaster salimos de la hamburguesa y comimos en un par de restaurantes divinamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M. Carmen Cruz la verdad es que era una conversación recurrente con muchos viajeros, lo de la comida en USA, que hacía tiempo que nos interesaba abordar. Dedicando algo de tiempo a la búsqueda, hay, como en cualquier otro destino, locales y propuestas muy interesantes.
      Un abrazo ;-))

      Eliminar
  2. Que pasada de locales, son todos como sacados de películas. El que más me ha atraído ha sido el Empire Brewing Company. tomo buena nota de todos por si algún día me deje caer por aquellas tierras.
    Excelente entrada!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Carmen O, la primera sensación en Estados Unidos es precisamente esa: todo parece de película, luego te das cuenta de que no, las películas no son tales, solamente salen a la calle y filman, jajaja. El que comentas está en una ciudad que no es nada frecuentada por turistas, europeos menos aun, aunque yo creo que tiene muchísimo potencial, y el entorno en el que está es, simplemente, una maravilla. Ojalá caigas, no literalmente, por allí bien pronto.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Nada como desmontar mitos o prejuicios. En un país tan grande, poblado y diverso hay hueco para todo. Lo digo siempre, igual que hay estadounidenses que no saben dónde está España, también hay españoles que no tienen ni idea de este país. Hay que ver las cosas por uno mismo y juzgar con conocimiento de causa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tawaki en pleno acuerdo con eso, de hecho es la intención de post. Los tópicos existen por algo, cierto, pero no podemos tomarlos nunca como la verdad absoluta porque a cada paso nos encontramos con algo que se sale fuera, y en un país del tamaño y la diversidad cultural de Estados Unidos eso es, precisamente lo que ocurre.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Muy apetitoso y muy buena pinta todo.
    Cualquier sitio es bueno siempre para descubrirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Maria Grau no es para venir a verlo con hambre. Descubrir, gastronómicamente, un destino también forma parte de nuestros viajes, no sólo de ver vive el viajero ¿no?.... ;-))

      Eliminar
  5. Qué hambre! Y qué recuerdos!

    La verdad es que hemos comido muy bien en todos nuestros viajes y en Estados Unidos también. Habeis puesto 12 pero hay muchos más …

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Mertxe que hay muchos más, tal vez esta entrada tenga continuidad... o tal vez no..se admiten sugerencias ;-)))

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial