agosto 15, 2018

Apolonia de Iliria, cuando los dioses habitaban en Albania

Aplolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

Albania se mece con el murmullo del oleaje del Mare Nostrum, el Mar Mediterráneo, que es, a su vez, un testigo de excepción de la historia de la civilización occidental. A lo largo de los tiempos, los diversos pueblos que habitaron sus orillas, o aquellos que navegaron por sus aguas buscando ampliar sus dominios, encontrar nuevos mercados comerciales o, simplemente, enriquecerse con el saqueo, dejaron su recuerdo en las tierras que rodean esta masa de agua que separa, o une, según se mire, las tierras africanas, europeas y las de oriente próximo. En tierras albanesas encontramos dos lugares que son un compendio de esa historia común que caracteriza al Mediterráneo.


El primero, sobre el que ya escribimos anteriormente, es la antigua ciudad de Butrint, Patrimonio de la Humanidad. El segundo son las ruinas de Apolonia de Iliria que, más pronto que tarde, formará parte de ese conjunto de lugares que debemos preservar para mantener nuestra identidad como especie.

Origen e Historia de Apolonia de Iliria

Habíamos comenzado nuestro recorrido por Albania en el sur del país, visitando Butrint, junto a Sarandë, una de las zonas de playa más turísticas. Mas al norte, y ya en nuestro camino de regreso a la costa, nos adentramos en el parque arqueológico de Apolonia de Iliria.

Bucraneo de Apolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

En el 588 a.C., colonos griegos de Corfú y Corinto, dirigidos por Gylax fundaron la ciudad a la que llamarían Gylakeia en su honor. Se desarrolló muchísimo, llegando a albergar 60.000 almas entre sus murallas, gracias a la agricultura y a su posición estratégica que fomentó el comercio y la enriqueció rápidamente, destacando su gran puerto como un lugar importante de la Vía Egnatia. Una ruta de 1210 km que conectaba las colonias romanas desde la actual ciudad de Durrës, a orillas del Adriático, con Bizancio.

Estrabón, Aristóteles o Cicerón, que se refirió a ella como Magna Urbs et Gravis, alabaron las virtudes de esta ciudad que pronto adoptó el nombre por el que ha pasado a la Historia, Apolonia de Iliria, para honrar al poderoso dios Apolo.

Retrato romano en Apolonia de Iliria - Albania por El Guisante Verde Project

La ciudad albergó una reputada escuela de filosofía. En ella se encontraban estudiando, en el 44 a.C., el futuro emperador romano Augusto, y su amigo, el que sería famosísimo general, Agripa. Allí recibieron la noticia del asesinato de César. Un terremoto, en el siglo III, marcaría el comienzo del fin de la ciudad: cambió el curso del rio Aoo, colmató el puerto y transformó el interior de la zona en un pantano asolado por la malaria, provocando una paulatina pérdida de población. El lugar preeminente de Apolonia fue rápidamente ocupado por Avlona, la actual Vlorë. El fracaso social y las invasiones godas terminaron por dejar Apolonia prácticamente abandonada.


Hasta el siglo XVII, cuando fue sacada nuevamente a la luz por los clasicistas europeos, pasó desapercibida, lo que ha propiciado que el parque arqueológico se conserve excepcionalmente intacto, a pesar los daños causados por la II Guerra Mundial y los saqueos que se produjeron especialmente en los primeros momentos tras la caída del régimen comunista en 1990. Las primeras excavaciones se realizaron entre 1916 y 1918, por arqueólogos austriacos. Su trabajo lo continuaron los franceses desde 1924 hasta 1938. Tras la guerra, arqueólogos albaneses y rusos prosiguieron con las excavaciones. Es el mayor parque arqueológico de Albania, aunque solamente es visible poco más del 10 por ciento, el resto del yacimiento continua bajo tierra.

Muros con el anagrama de Apolonia - Albania por El Guisante Verde Project

Qué ver en Apolonia de Iliria

Recorrimos Apolonia prácticamente solos, septiembre es una época fantástica para visitar Albania. Es probable que todos los recursos turísticos no estén disponibles, aunque las temperaturas son mucho más agradables y, además, la ausencia de turistas incluso en los lugares más conocidos, compensan con creces. Las ruinas de la antigua ciudad se encuentran cerca del pueblo de Pojan, a 10 Km de Fier, la segunda ciudad más poblada del país.

agosto 03, 2018

Perigord, hoteles y gastronomia de un bon vivant

L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Nuestro recorrido por Dordoña - Perigord ha sido uno de los viajes por Europa que más nos ha sorprendido y de los que mas hemos disfrutado en estos últimos años. El paisaje, cubierto de bosques o de vides, según en que parte del Perigord nos encontremos; las construcciones de la nobleza que salpican esta región y hacen que se la conozca como la Tierra de los Mil y Un Castillos; las abadías, monasterios e iglesias que dan idea del poder que tuvo el estamento eclesiástico; jardines de ensueño y una gran representación de los Pueblos mas Bellos de Francia, con diez de ellos entre sus fronteras. Todo ello nos da razones más que suficientes para visitar y para escribir sobre el Perigord. Ya lo hemos hecho trazando una ruta que hemos dividido en dos post: Viaje a Dordoña Perigord, el Grand Tour.

Castillo de Campagne - Francia por El Guisante Verde Project

Museo Nacional de Prehistoria - Les Eyzies de Tayac, Francia por El Guisante Verde Project

Además de esa visión general, le hemos dedicado un artículo a los yacimientos prehistóricos del Valle del Hombre, Patrimonio de la Humanidad, y uno de nuestros motivos para viajar hasta el Perigord. En esta misma línea, la relacionada con el mundo prehistórico, hemos escrito sobre la experiencia que tuvimos al visitar uno de los lugares más impresionantes del arte parietal mundial, la Cueva de Lascaux.


Dos aspectos que forman parte fundamental de cualquier viaje, al menos para nosotros, son, por una parte, los alojamientos y, por otra, conocer la gastronomía del lugar que visitamos. Así que, en esta ocasión, viajaremos por los alojamientos y los fogones que hemos probado en nuestro deambular por el Perigord. Debemos también mencionar que, si sois aficionados al buen comer y a la gastronomía en general, en Dordoña - Perigord encontraréis multitud de mercados y tiendas con productos locales que llenarán vuestras maletas.

La Suite des Anges - L'Ostal en Perigord - Velines por El Guisante Verde Project

L'Ostal en Périgord - Velines

L'Ostal en Périgord, situado en Velines, ha sido el alojamiento más espectacular del que hemos disfrutado en nuestro viaje por el Perigord (con su imagen hemos abierto este artículo). Tras el muro que separa la propiedad de la carretera, nos encontramos con una gran casa tradicional, construida en piedra y sometida a una cuidadosa restauración, ofrece grandes habitaciones llenas de detalles

L'Ostal en Perigord, habitación - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Habitación de L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Vista Habitación de L'Ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Baño Habitación de L?ostal en Perigord - Velines, Francia por El Guisante Verde Project

Cada vez que tenemos la fortuna de alojarnos en un lugar como L'Ostal en Périgord, más convencidos estamos de que no pertenecemos a la corriente que desdeña la importancia del hotel dentro de la valoración general de un viaje. La piscina es uno de los rincones que más nos ha gustado, rodeada de 10.000 m2 de jardines y, en nuestro caso, para nosotros solos.