marzo 27, 2009

Templo de Edfu. Egipto. Dioses y Hombres

Pilono del Templo de Edfu

Con la luz del amanecer desembarcamos, y tras un breve recorrido aparece frente a nosotros la parte posterior del Templo de Edfu. Este es el templo que mejor se conserva de todo Egipto. En ese momento, el Sol inunda ya los muros del templo, resaltando sus inscripciones. Allí estábamos,de pie, casi sin poder articular palabra, pensando aún si aquello era real o simplemente un sueño...

Detalle pilono templo de Edfu

Comenzamos a hacer fotografías, queriendo atrapar ese instante, ante la mirada entre divertida y curiosa de nuestro guía. Ante nuestro entusiasmo, afirma tranquilo: "Os vais a hartar de templos, si son todos iguales"!!. No nos conocía...

El muecín comenzó a llamar a la oración mientras nosotros avanzábamos hacia la entrada del templo.Al llegar frente a la explanada que da acceso al templo, aparece ante nosotros el pilono, altísimo, magnífico, y nuevamente nos miramos entre nosotros para cerciorarnos de que, efectivamente, estamos allí.

Horus del templo de Edfu

Debido a la difícil situación por la que Egipto pasaba en aquel momento, el templo se mostraba ante nosotros inusualmente vacío. Apenas una decena de personas rondaba por su interior, lo que producía una sensación increíble de descubrimiento, y nos permitía acceder a todas las dependencias, preguntar al guía, y extendernos en una visita que, probablemente hoy día es mucho más breve.

Como ocurrió en otros templos tardíos, este de Edfu perdió la mayoría de su mobiliario y de su decoración al quedar fuera de uso.

Sala hipóstila de Edfu

Somos entonces afortunados al poder contemplar las dos estatuas colosales de halcones que flanquean la entrada, así como el que se encontraba en la entrada de la sala hipóstila, ambos representando a Horus.

En esta sala, la gran altura de las columnas, así como la escasa distancia entre ellas, hace que la percibamos más pequeña de lo que es en realidad, aunque por otro lado incrementa el carácter simbólico de pantano o espesura que tiene la estancia.

Capitel del templo de Edfu

Las columnas tienen formas vegetales en la parte inferior, y varias franjas de motivos emblemáticos encima y debajo de las escenas de ofrendas del centro.

Otro elemento que nos llamó la atención fue la variedad de capiteles, lotiformes, papiriformes, compuestos, algunos de los cuales aun conservaban restos de la policromía que originalmente cubría los templos.

Columnas del Templo de Edfu

Por allí seguimos deambulando, preguntando al guía, conversando con los cuidadores, reflexionando sobre lo que veíamos, y el tiempo pasaba sin preocupaciones. Al volver al barco, agradecimos las toallas húmedas porque el calor comenzaba a apretar, sin que nosotros hubiéramos sido conscientes.

Sentados junto a la ventana, viendo el Nilo discurrir como lo hacía miles de años atrás, nos sentimos auténticos faraones.

Templo de Edfu


Entradas Relacionadas



Antigüedades Egipcias en el Louvre, El Guisante en Mi Nube

11 comentarios :

  1. Realmente me dieron ganas de visitar Egipto, esta descripción de estos lugares me pareció demasiado atractiva como para no visitarlo. Sin dudas que en el futuro iré a Egipto, gracias por esta descripción tan agradable.

    ResponderEliminar
  2. Realmente no nos conocían...
    apenas sí dimos tregua para el sueño, que nos parecía una pérdida de tiempo, a la persona que nos acompañaba a través del Nilo.
    En un viaje, que hoy se nos antoja imposible, casi sólos, con tiempo para repetir visitas a los templos, ya que nuestro barco viajaba lento, por el cauce tranquilo de un río mítico, casi un mar, fuente de la riqueza de esta cultura milenaria, comprobamos que tan fastuosos como los templos eran las orillas, la vegetación, las construcciones, las personas, las miradas..
    Edfú fue el primer templo, sus relieves cuentan ya la historia de Isis y Osiris, las luchas con Set, el triunfo de Horus, la iniciación a la mitología egipcia, que tantos rastros ha dejado en la griega, la romana, la cristiana.
    Igual que viajeros incansables buscaban las fuentes del Nilo, nosotros buscábamos las fuentes de nuestra civilización, en un viaje iniciatico, que nos marcó para siempre.

    ResponderEliminar
  3. Cuando dices - sin poder articular palabra - nos recuerda la emociòn que sentimos en la visita al Grand Canyon aunque sean lugares tan diferentes.
    Pensar como fueron construidas esas maravillas, y los miles de años transcurridos,te quedas mudo de asombro, no hay mas alternativa que mirar con un respetuoso silencio lo que para nosotros es asombroso.
    Un viaje como el vuestro sin duda puede causar mucha emociòn y gran respeto, pues te enfrentas a un pasado milenario donde no llegas a entender como es posible tanta sabiduría.
    Muchas gracias por vuestra publicaciòn, es estupenda,nuestro deseo es que sigáis contándonos cosas tan importantes como Dioses y Hombres II.

    ResponderEliminar
  4. A mí, como comenta Maribel, me impresio las orillas del Nilo: una verde, la vida y otra desierto, la muerte. Por supuesto, todo lo demás también...
    Pasaba un montón de tiempo asomada a la barandilla del barco contemplando ambas orillas.

    ResponderEliminar
  5. Para nosotros tambien fue un viaje muy especial, el viaje por el Nilo era como estar en medio de un Belen gigante. La llegada por barco a Abu Simble fue tan emocinante que parecia de película. Nada que decir del caótico Cairo con su Han el Halili y las impresionantes pirámides que tantas veces hemos visto en los libros y que tanto misterio levantan. Pero eso si nosotros antes de irnos de Egipto visitamos su fondo marino que ocmo dicen por ahi los expertos es uno de los mejores del mundo. Pero eso si lo que nos trajimos apra España fueron muchas historias de dioses y Hombres que todavía recordamos
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Tengo muy presente la llamada del muecín a la oración y como se paraliza todo...
    A mí me ponía los pelos de punta.
    Respecto a lo de que hubiese poca gente, a lo mejor tuvísteis suerte, porque normalmente es imposible hacer una buena foto sin que te salgan turistas por medio...
    Es un país impresionante, es una pena que sigan atentando...

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestros comentarios!, lo cierto es que creo que Egipto nos impresionó a todos. No ha perdido nada de su misterio.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. Aravel, a nosotros también nos impresionó la llamada a la oración, especialmente en El Cairo, donde incluso el personal de las tiendas salía a la calle.
    Efectivamente, no había turistas. El secreto: por desgracía, la situación que se dio en Egipto a mediados de los noventa. Cuando nosotros estuvimos, habían pasado diez meses desde el último atentado, pero el turismo no se recuperaba, y lugares tan emblemáticos como Abu Simbel, Luxor o Karnak, los visitamos prácticamente solos. Solamente un mes después, volvió a haber muertos en atentados.
    Es una situación penosa, la verdad, y que no traerá nada bueno para un país que necesita los ingresos del turismo para su supervivencia, aun peor.
    Saludos, y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  9. Este año para vacaciones me voy a Noruega pero que conste que he estado hasta último momento entre Egipto y Noruega, pero el año siguiente dadlo por hecho que voy a la tierra de los faraones.

    ResponderEliminar
  10. Hace unos años estudiaba yo ciertas cosillas muy relacionadas con el antiguo egipto y ¡no sabes las ganas de conocer esos templos de Abu Simbel, Edfu y hacer la meditación merkabah bajo su sombra!

    Que suerte que pudieran conocerla, aunque los tiempos hayan sido peligrosos, y que lo disfrutaran sin ningún incidente negativo que lamentar.

    Sus entradas siempre me gustan mucho, me siento de su mano haciendo el viaje con ustedes.

    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  11. Hola Ale!, que contentos estamos de verte aquí. Muchas gracias por tus comentarios, siempre estamos esperándolos con impaciencia, son realmente un regalo venido de muy lejos. Es verdad que no tuvimos ningún percance, y fue una situación excepcional, y esperemos por el bien de los egipcios, que irrepetible.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial