mayo 25, 2017

Rex Hotel: dormir en Saigon, despertar en Ho Chi Minh City

Rex Hotel Saigon - Ho Chi Minh Cuty, Vietnam por El Guisante Verde Project

Cuando el 29 de abril de 1975 Saigon es tomada por las tropas norvietnamitas un mundo empezó a desaparecer. Aquella noche sus habitantes durmieron en Saigon para despertar, al menos oficialmente, en Ho Chi Minh City. Desde la terraza en el tejado del Hotel Rex con la mirada puesta sobre el Teatro de la Ópera, adivinamos la terraza a pie de calle del Hotel Continental, donde tantas tardes pasaron, entre otros, André Malraux, Rabindranath Tagore y, especialmente, Graham Greene, charlando con su americano impasible. No podíamos elegir un lugar mejor para las noches que pasaríamos en la vieja Saigon.

Terraza del Hotel Continental Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

El Rex es uno de esos hoteles cuyo pasado está firmemente unido al devenir histórico. Así, durante los últimos ochenta años ha sido el lugar de referencia en Saigon. Originalmente fue construido como garaje francés, en 1927, en el más puro estilo años veinte, fiel reflejo de los gustos del otro lado del Mundo. En 1959 se convirtió en un auténtico centro comercial de seis plantas, regentado por Mr. y Madame Ung Thi, parientes del rey Bao Dai.

Terraza del Hotel Rex Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam

Sin embargo fue con la llegada de los estadounidenses cuando el Rex comenzó a entrar en la leyenda. En 1960 fue arrendado al American Cultural Center que estableció en la planta baja la Biblioteca Abraham Lincoln. Ya durante la guerra, el Servicio de Información de Estados Unidos hizo del hotel su base, y pronto se convirtió en el refugio preferido de los agregados y funcionarios de la delegación estadounidense, que transformaron las ruedas de prensa diarias para los corresponsales extranjeros en auténticos espectáculos, a los que se referían con el nombre de Five o'clock follies. Su fama se extendió por todo el sudeste asiático, en realidad, por el mundo entero.

En 1973 se transformó en Rex Trading Center, e incluía tres cines, una cafetería y un salón de baile. El posterior proyecto de convertirlo en hotel de renombre se frustró el 30 de abril de 1975, cuando el sur perdió definitivamente la guerra contra el norte.

Patio del Hotel Rex Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

Desde 1975 pasó a ser propiedad de Saigon Tourist, y se convirtió en hotel internacional, renombrado además como Ben Thanh, aunque The Rex siguió siendo la marca internacional. Finalmente, en 2008 se presentó como hotel de cinco estrellas, tras una reforma que ha respetado la mayoría de los espacios, las decoraciones, y la mítica terraza. Las ofertas son numerosas por lo que por ubicación, servicios y atención es una opción recomendable para pasar unos días en una ciudad única.

Antiguo Ayuntamiento de Saigon y Estatua de Ho Chi Minh - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

Situado en pleno centro, en un lugar privilegiado, junto al Antiguo Ayuntamiento (hoy sede del Comité Popular), en una plaza dominada por la estatua (el monumento más fotografiado de Saigón, como pudimos comprobar incluso durante la noche), de Ho Chi Minh, es de visita obligada.

Habitación del Hotel Rex Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

Nuestra habitación, amplia y luminosa, fue la mejor en la que dormimos durante nuestro viaje por Vietnam; silenciosa, grande sin llegar a ser enorme, aunque la verdadera diferencia se plasma a medida que recorremos los pasillos, salones, terrazas y a la mañana, cuando aun somnolientos llegamos, tras una buena excursión, a la sala de desayunos. Profusamente decorada, tuvimos serias dificultades para elegir entre la abundancia de platos y en esos momentos nos viene a la memoria la frase, muy popular, de el hotel no importa, total solo es para dormir...

Desayuno Hotel Rex Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

Alojarse en el Rex trasciende la simple experiencia de tener un lugar en el pasar la noche, y nos introduce en la, convulsa, historia reciente de un país que trata de ver el pasado desde la lejanía, aunque sin perderlo totalmente de vista. Subir al anochecer a la terraza y contemplar la ciudad a nuestros pies, mientras la orquesta llena el ambiente con sus notas, tomando, cómo no, un Rex, será una experiencia que permanecerá en vuestros sentidos.

Terraza Nocturna del Hotel Rex Saigon - Ho Chi Minh City, Vietnam por El Guisante Verde Project

1 comentario :

  1. Siempre digo que me vale con un hotel limpio y tranquilo, pero claro, todo lo que venga por añadidura es bienvenido, como ese espléndido desayuno, esa terraza con vistas y esa historia que destila el establecimiento. Historia y literatura de autores nada despreciables.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial