mayo 12, 2017

Bruselas en Viñetas: Tintin y la Ruta de las Fachadas de Comic

Los Dalton. Fachadas Comic - Bruselas por El Guisante Verde Project

Bruselas y el Comic, un tópico que no es tal, como podréis comprobar siguiendo nuestro mapa al final de la entrada. La relación entre ambos viene de lejos, tanto que ya tuvo una primera época dorada después de la Segunda Guerra Mundial y aun sigue siendo la más solida de Europa. Bruselas y la bande dessinée, que es una denominación más correcta, viven una relación tan apasionada que uno de los bruselenses más ilustres es la creación más famosa de un tal Georges Prosper Remi, nacido en Bruselas en 1907 y que ha pasado a la historia como Hergé.

Tintín (busto) - Museo del Comic de Bruselas por El Guisante Verde Project

Se trata de Tintin, un jovencísimo, andrógino y audaz reportero, con un característico mechón (siempre presente el debate de si es rubio o pelirrojo), sobre la frente y una sempiterna gabardina. Le acompaña su fiel fox terrier, Milú, que toma su nombre de la primera novia de Hergé, Marie-Louise Van Cutsem, apodada Milou. Su padre, empleado del arquitecto Victor Horta, no aprobó la relación. Hergé nunca la olvidó.

Tintin y Milu - Bruselas por El Guisante Verde Project

Tintin y Milú, que ya forman parte del imaginario colectivo, no solo en Bélgica sino en el todo el mundo, se presentaron al público el 10 de enero de 1929 con la aventura Tintín en el pais de los Soviets. La fama del intrépido periodista no dejó de crecer desde ese momento, tanto que hoy en día podemos explorar la capital belga siguiendo sus pasos. Es la Ruta de Tintín: Partiendo del Parc de Bruselas que sirvió de inspiración para El Cetro de Ottokar terminaremos en el MOOF, el Museo de Figurines Originales, donde encontraremos a todos los grandes del que para muchos es el noveno arte.

Victor Sackville - Bruselas por El Guisante Verde Project

Entre ambos puntos visitaremos, entre otros lugares, el Palacio Real, que apareció como Palacio de Muskar XII de Sildavia en El Cetro de Ottokar. La Place du Jeu de Balle, donde Tintín encuentra, en su famoso mercadillo de antigüedades que se celebra desde 1873, la maqueta del barco llamado Unicornio y que será punto central en El Secreto del Unicornio. Junto a la Gare du Midi hallamos el mural con una escena en blanco y negro de Tintín en América, además de el edificio, monumento histórico, Éditions du Lombard, presidido por las imagenes de Tintín y Milú. Las Galerías Saint-Hubert en cuyo Real Teatro se estrenaron Tintín en la India y El Misterio del Diamante Azul, una obra teatral inédita en formato cómic.

Broussaille - Bruselas por El Guisante Verde Project

Sin embargo, Hergé no es el único icono del cómic belga. Por citar algunos, recordaremos a Edgar P. Jacobs, creador de Blake y Mortimer una serie sobre las aventuras del físico nuclear escocés Philip Angus Mortimer y el capitán galés Francis Percy Blake del servicio secreto de Su Majestad.

Gaston Lagaffe - Bruselas por El Guisante Verde Project

André Franquin, que modificó y lanzó a la fama a dos personajes creados por Robert Velter (Rob-Vel): Spirou, un botones del Hotel Moustique, y Fantasio, su mejor amigo. Creaciones originales son el Marsupilami, un animal ficticio parecido a un mono con una larga cola, que habita en las selvas de Palombia, o Tomás el Gafe, Gaston Lagaffe. Aprendiz de oficinista en la Revista de Spirou, permanentemente confuso y alternando estados de pereza extrema con otros de hiperactividad creativa y loca.

Lucky Luke - Bruselas por El Guisante Verde Project

Maurice de Béverè, Morris, creador de Lucky Luke, el vaquero más rápido que su propia sombra, protagonista de una serie llena de personajes inolvidables: Jolly Jumper, la sarcástica montura de Lucky, también conocido como el caballo más listo del mundo. Los bandidos, los hermanos Dalton, siempre entrando y saliendo de la cárcel sin conseguir acabar con su enemigo. Sin olvidarnos de ese error de la naturaleza, el perro más estúpido del Universo, Ran Tan Plan, teórico guardian de los bandidos y frecuente compañero de Lucky Luke y Jolly Jumper.

Aldea Pitufa - Bruselas por El Guisante Verde Project

Pierre Culliford, Peyo, nos dejó las series de Johan y Pirluit, una fantasía medieval fruto de la admiración confesa que sentía por la Edad Media y Los Pitufos. Estos pequeños duendes azules, que empezaron de secundarios, alcanzaron tanta fama y se convirtieron en tal fuente de ingresos para la editorial que Peyo se vio trabajando casi en exclusiva con los diminutos personajes, hasta el punto de haber declarado sentirse su prisionero.

Ric Hochet - Bruselas por El Guisante Verde Project

Le Jeune Albert - Bruselas por El Guisante Verde Project

Asterix - Bruselas por El Guisante Verde Project

El idilio de Bruselas con el cómic se ha trasladado, literalmente, a las fachadas de sus edificios. La rehabilitación urbana de fachadas mal conservadas se unió a la idea de reafirmar aun más el posicionamiento de la capital belga como cuna del cómic y propiciar, de paso, un flujo de visitantes hacia partes de la ciudad no tan conocidas. Así surgió la Ruta de las Fachadas de Comic: un homenaje a los nombres más destacados del mundo de la viñeta franco-belga, que se mantiene vivo y en evolución y ya supera los 50 murales. Una forma divertida y original de recorrer buena parte de la ciudad que nos va a permitir, además, visitar algunos de sus lugares más emblemáticos.

Monsieur Jean - Bruselas por El Guisante Verde Project

Por desgracia tampoco estas obras de arte se libran del vandalismo y algunas de las que hemos visitado durante nuestro recorrido se encuentran en un estado lamentable, mientras que otras muchas presentan daños más leves. Imaginamos que, al igual que ocurre con la East Side Gallery en Berlin, la ciudad se ocupará cada cierto tiempo de que las fachadas recuperen su estado original, aunque mientras tanto la estupidez deja su huella en la ciudad.

Ric Hochet (detalle) - Bruselas por El Guisante Verde Project

Llegados a este punto es hora de visitar otro de los lugares señalados para los amantes de la viñeta: el Centre Belge de la Bande Dessinée o Museo del Comic. Cuando traspasas la puerta, los personajes de los que te hemos hablado, salen a recibirte y esperan una foto contigo. Los Pitufos, Tintin, Lucky Luke... Aquellas ensoñaciones que pueblan nuestra imaginación y nos permiten, al leer obra gráfica, entrar de lleno en el mundo de ficción y dar por válidas unas reglas que no sirven en el mundo “real”, de pronto, te acompañan en un magnifico marco Art Déco creado por el arquitecto Victor Horta, con enormes techos y una cartelística pensada para un festival de cine.

Centro Belga del Comic - Bruselas por El Guisante Verde Project

Los trabajos de Horta, y otros genios del modernismo eran en esta ocasión uno de los hilos conductores de nuestro viaje en Bruselas. El modernismo y el comic van de la mano. Así, Tintin y el capitán Haddock, en un trabajo solicitado a la fundación Hergé, viven una de sus aventuras en la escalera de los almacenes Waucquez, el cometido original de este edificio, reconvertido en sede del museo en 1989, tras una etapa de abandono y su posterior restauración, mostrada también en fotos y dibujos.

Interior Museo Comic - Bruselas por El Guisante Verde Project

Dibujo Horta, Museo Comic - Bruselas por El Guisante Verde Project

A modo de pasarelas entre la realidad y la ficción, todo lo que te rodea salta de la realidad al dibujo, llevando los detalles arquitectónicos de Horta al papel; y del dibujo a la realidad, ya que puedes colarte cual Gárgamel en la recreación de la aldea pitufa.

En la amplia sección dedicada a Hergé, las fotos de este dandy, con traje y sombrero, parecen ya contener ese aire bromista y juguetón presente en su obra. Que poco imaginaba el ilustrador gráfico que su colaboración con un estudiante chino para El loto Azul, en la que este le invitaba a huir de los estereotipos e investigar para su historia, marcaba el inicio de un icono. Su reportero es hoy un belga más conocido que su creador.

Spirou, Bruselas por El Guisante Verde Project

Puedes echar un vistazo rápido o deleitarte con ediciones que repasan la historia de la bande dessinée. Comparar bocetos de los dibujantes junto al trabajo terminado te trae a la memoria las horas dedicadas a garabatear, y en parte sientes que te apetece de nuevo tomar los lápices.

En la evolución de este noveno arte nos llama la atención las portadas que ilustran las guerras entre editores de Nueva York a principios del siglo XX. Pulitzer y Hearst peleaban por los mejores periodistas y dibujantes.

Museo del Comic, interior, Bruselas por El Guisante Verde Project

Comics Gigantes, Museo del Comic - Bruselas por El Guisante Verde Project

Es un museo que sabemos nos apetecerá visitar en el futuro, puesto que las exposiciones temporales seguro tendrán sorpresas que ofrecernos. Uno de los alicientes es ver alguno de los 6000 originales que se exponen de forma alternativa, y de algunos el museo nos cuenta que fueron rescataron de la papelera...

Jugar y ver guiños y cambios entre autores de muy diferentes épocas, comprobar la fuerza de unos trazos, o la importancia del color, la “prueba de azul”, el cian, amarillo y magenta: la cuatricomía, hoy sustituida por el trabajo en la paleta gráfica… hace que la queja de muchos viajeros de que la exposición sólo está en francés pierda importancia.

Detalle Comic, Centro Belga del Comic, Bruselas por El Guisante Verde Project

Aquí lo que importan son los dibujos y los personajes. Spirou puede conectar contigo sin que el idioma sea una barrera. Si esto fuera un problema la web del museo tiene a tu disposición en varios idiomas un completo pdf con toda la información. Para nosotros, a menudo, el material que los museos ofrecen a los profesores, para recorridos didácticas, es una forma genial de preparar la visita, y los comisarios y especialistas aportan mucho más que alguien que sólo te dice precios, horarios y visitantes.

Leonardo, Bruselas por El Guisante Verde Project

Se habla mucho de storytelling y en este museo los relatos dibujados te cuentan como surge un storyboard, el esbozo con pequeñas viñetas y bocadillos, germen de lo que será la página final. Hay auténticas joyas. Y por eso no es extraño que la novela gráfica esté de nuevo ganando seguidores. Por que eso es un comic, una sucesión de imágenes que cuentan una historia, y, ¿a quién no le gustan las buenas historias?


3 comentarios :

  1. Este es de los pocos museos que vi mientras viví en Bruselas, y me gustó mucho. Claro, que de eso hace ya veinte años. Siempre que publicáis entradas de la capital belga me digo que ya va siendo hora de echarse por allí, de recordar viejos tiempos, pero la falta de tiempo lo mata todo. Algún día...

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo, espero ir pronto a Bruselas, de hecho hace poco vi que una agencia de viajes estaba vendiendo un paquete muy barato. Claro que si voy tengo que tomarme un par de fotos con tintin ;)
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el post. Aún no conozco Bruselas pero desde ya tendré anotado este lugar para cuando visite esta ciudad!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial