julio 30, 2015

Parque Nacional de Yosemite, una ruta para descubrirlo

Yosemite National Park por El Guisante Verde Project

El Parque Nacional de Yosemite es uno de los mejores lugares que conocemos para caminar en plena naturaleza. Después de dejarnos asombrar por los senderos en los que nos vimos acompañados por los seres vivos más viejos del planeta en Sequoia and Kings Canyon National Park, llegamos a Yosemite National Park donde inmediatamente nos sentimos como en casa. Tras haber visitado a lo largo de los años muchos grandes parques nacionales de Estados Unidos este espacio californiano sigue ocupando un lugar especial en nuestra mochila.

Yosemite es, como la mayoría de los national parks, un lugar para permanecer en el varias jornadas, aunque no suele ser lo habitual y la mayor parte de los visitantes realizan lo que para nosotros es un "tour salvaje" por los llamados parques del oeste. Es verdad que están señalizados fantásticamente, que procuran habilitar un gran número de viewpoints desde los que el turismo de automóvil y cámara de fotos proporciona unos resultados asombrosos, pero si de verdad queréis disfrutar de estos espacios hay que caminar y explorar.

Maribel en el sendero a Vernal Fall, Yosemite, por El Guisante Verde Project

No obstante, si por desgracia únicamente podéis realizar un sendero en Yosemite, estáis de suerte. Vamos a recorrer un camino que, en realidad, es una combinación de varios y reúne casi todo lo que hace grande a Yosemite: moles de granito, relieve glacial, bosques y vistas de algunos de los mejores saltos de agua de este parque nacional.

Son casi diez kilómetros de recorrido, en los que tendremos por compañero de ruta al serpenteante río Merced y que os llevarán tres o cuatro horas, o el día completo. Aquí, como siempre, dependerá del tiempo que dediquéis a la fotografía, la comida o a admirar el paisaje. La mejor época para realizarlo es de mayo a principios de junio. En nuestro caso no fue posible por lo que las cataratas no mostraban toda su belleza.

Señalización en el John Muir Trail, Yosemite por El Guisante Verde Project

El comienzo del sendero lo marca el inicio del John Muir Trail, uno de los recorridos míticos del parque que, tras recorrer 340 km. nos llevará hasta el Monte Whitney, aunque nosotros en esta ocasión, no seremos tan ambiciosos. Los primeros metros del camino aun conservan restos de asfalto y al tratarse de un recorrido muy popular no hay que hacerse ilusiones en cuanto a disfrutar en soledad de la experiencia. sin embargo, esta situación cambiará rápidamente, a medida que ascendamos.

La ruta, que sube suavemente entre robles negros y pinos, nos hará detenernos cada poco tiempo, buscando el rio entre los árboles y admirando el paisaje que nos rodea. Yosemite se encuentra señalizado de forma excelente, así que es posible en muchos casos combinar los senderos a nuestro antojo.

Rio Merced en Mist Trail, Yosemite  por El Guisante Verde Project

Nuestro camino, que parte de Happy Isles, en el valle, nos llevará en dirección a Nevada Fall, combinando el John Muir Trail, Panorama Trail y Mist Trail, los cuales además se cruzan en varios puntos por lo que, en función de nuestro estado de forma o el tiempo disponible podremos acortarlo, como podéis ver en el mapa.


El primer punto de interés, es Illilouette Gorge, donde al fondo la Illilouette Fall se desploma sobre el Panorama Cliff, aunque deberemos realizar otro sendero, el Panorama, que parte de Glacier Point para poder admirarla.

Remanso junto a Nevada Fall, Yosemite por El Guisante Verde

Hacemos un pequeño inciso para recordar que, si queréis ascender, prácticamente si esfuerzo, a uno de los famosos dome del parque, podéis leer nuestra entrada con la ruta a Sentinel Dome.

Continuamos con nuestro sendero, acercándonos a Vernal Fall Bridge, un punto con servicios, agua potable, muchísimas ardillas curiosas que buscan comida (debemos evitar que consigan su propósito), y lugar donde un número considerable de asombrados turistas se detienen a admirar y fotografíar la catarata, Vernal Fall.

Vernal Fall en Yosemite, por El Guisante Verde Project

Si cruzamos el puente sobre el Merced y nos dirigimos rio arriba, el número de personas que nos encontraremos a partir de entonces se reduce drasticamente, lo que es una suerte.

Seguimos la señal que nos indica Vernal Fall via Mist Trail y ascendemos por grandes bloques de piedra. Si realizamos esta ruta durante la primavera, además del ensordecedor trueno de la catarata disfrutaremos de una buena ducha en este tramo. El famoso arco iris se forma incluso con poca agua, como pudimos comprobar.

Arco Iris en Vernal Fall, Yosemite,  por El Guisante Verde Project

Una vez nos encontremos en la parte superior de la catarata podremos aprovechar la zona de sombra entre los robles para secarnos y comer algo. Pronto llegaremos a un remanso del río Merced, la engañosa Emerald Pool. Aunque el calor apriete hay que vencer la tentación de nadar en este lugar, siguiendo las indicaciones en este sentido, ya que pronto nos veríamos volando sobre las rocas, pasando a formar parte de la lista de quienes tomaron aquí su último baño...

Camino a Nevada Fall en Yosemite, por El Guisante Verde Project

Continuamos nuestra ruta en dirección a Nevada Fall, ascendiendo en zigzag. Poco a poco nos situamos junto a la caída de agua, aunque aún nos falta un buen tramo que iremos disfrutando gracias al paisaje que nos rodea y las vistas que obtenemos. Una vez situados en Clark Point, continuamos por John Muir hasta la aparición de las moles de Liberty Cap y Mount Broderick unidas a la caída de Nevada Fall. El esfuerzo ha merecido la pena.

Liberty Cap en Yosemite por El Guisante Verde Project

Ya en terreno llano, podemos comer, darnos un buen chapuzón y disfrutar de un entorno excepcional antes de continuar nuestra ruta que nos llevará de vuelta al punto de salida, con una sonrisa en el rostro.

14 comentarios :

  1. Asombroso lugar, espero poder visitarlo en un tiempo no muy lejano.La vida da muchas vueltas, Why not? gracias por el aporte, es un lugar mágico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, Carlos Javier Núñez Vázquez, para nosotros también fue en su día un why not? y Estados Unidos se ha convertido en un habitual de nuestros viajes. Yosemite, mágico., lo has definido perfectamente.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Lo tengo muy reciente, aunque nosotros nos limitamos a hacer las rutas más fáciles, por nuestro estado de forma y porque no disponíamos de mucho tiempo. El parque es precioso, una joya, y vuestra entrada es una maravilla para los sentidos. Acabo de estar y ya quiero volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tawaki, sabemos que has estado hace poco, ¡por fin!. Lo bueno que tiene Yosemite y la mayoría de los grandes parques de Estados Unidos es que son capaces de hacer que todo el mundo pueda disfrutar de ellos. También nosotros queremos volver, ya.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Nosotros apenas pudimos disfrutar de las rutas, pero volvimos enamorados de Yosemite, así que estamos muy seguros de que, más pronto que tarde, volveremos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso DinkyViajeros hay que volver, queda mucho por recorrer, y como dices enamora a primera vista, jejee. ;-)

      Eliminar
  4. Yosemite merece una incursión en profundidad. Nosotros nos quedamos a dormir y estuvimos un par de días descubriendo sus maravillas, pero se necesita mucho más.
    Felicidades por el viaje y por el gran artículo que nos traéis.
    Un brazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Libreta Viajera es uno de esos lugares de los que nos gusta decir que nos quedaríamos un mes sin problemas. Abordar el parque desde distintos centros de operaciones para acercarse a Mariposa Grove... son muchos los recorridos fantásticos.
      Un abrazo ;-))

      Eliminar
  5. Yosemite es uno de los muchos motivos por el cual debo volver al oeste americano porque se quedó fuera de ruta por falta de tiempo. Magnífica entrada, volvería a USA mañana mismo! Feliz agosto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros, jajaja, Caliope. Estados Unidos es inabarcable, hay que tomarlo poco a poco, es como si uno de allí pretende ver Europa de golpe... Siempre dejamos algo, siempre hay lugares para volver.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Yosemite siempre estará en nuestro recuerdo. Es un parque maravilloso que reúne toda la belleza de la naturaleza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estais tardando los tiramillas en contar algo de vuestras aventuras allí y en el Lassen Volcanic, menos conocido ¿eh?

      Eliminar
  7. Una auténtica maravilla de parque, lástima que apenas le dedicamos un día completo y cuando nos levamos tocó volver a San Francisco, pero lo que vimos nos encantó y eso que me pegué una buena piña en una cascada, pero bueno ahí queda para el recuerdo una cicatriz en mi pie, así no tuve que comprar souvenirs xDDDD

    ¡Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Jose Carlos DS eso de ir dejando sangre por los países que visitamos está bien, con moderación..., te crea un gran vínculo, jejeje. Yosemite es un lugar para caminar días y días, un paisaje que recordaremos siempre.
      ¡Saludos!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial