julio 01, 2011

El Sombrero de Chasna

Las Cañadas desde el Sombrero de Chasna

Hace algunos días,  mencionábamos poco antes de partir hacia las cumbres de los Picos de Europa, en nuestra entrada titulada Imagine, la panorámica que se obtenía desde el lugar conocido como Sombrero de Chasna, en Tenerife.

Se trata de una ascensión sencilla, que recompensa al que la realiza con unas fantásticas vistas, tanto del Teide y la inmensidad del Llano de Ucanca, como de toda la parte suroeste de la isla, y el mar azul.

El Sombrero de Chasna desde Vilaflor

Los origenes del nombre no están claros, aunque parece que Vilaflor, el pueblo actual, se denominó en su origen Chasna; en cuanto a la elección del nombre de sombrero, queda claro al verlo. Se trata de una cumbre que destaca sobre todas las demás que se encuentran sobre el pueblo de Vilaflor, ya que termina en una amplia planicie y su forma es la de un sombrero.

Os dejo, antes de comenzar con la ruta en sí, un fragmento de la leyenda de Tamusni, que nos envío nuestra amiga Ana.

“Un viejo nos refirió lo siguiente: Era un joven guanche de la nobleza del gran Tinerfe, el que dedicándose con vivo ardor á comilonas y banquetes y al juego de apuestas, llegó hasta el punto de consumir todos sus ganados. Viéndose completamente perdido, desde Goimar donde residía, fué á parar á las cumbres de Vilaflor. Allí aburridísimo invoca á Guayota (el duende del Teide), aparécele un fantasma que le impulsa adelante. Andando andando encuéntrase entre unos gigantescos pinos, donde sale á su encuentro una vieja que lavaba unas pieles en una charca. La vieja le dice: "Vuelve atrás que vas perdido que por aquí no se sube á la residencia de Guayota (el Teide); si éste es tu deseo continúa por este risco arriba".

Podéis acceder a la leyenda completa, haciendo click aquí.

Ascension al Sombrero de Chasna

Hay que estar atentos al comienzo de la ruta, ya que se encuentra en la TF-21 Vilaflor-Cañadas, a 8'5 km del pueblo de Vilaflor (partiendo de él), en una curva con dos casas en ruinas, situadas a la derecha de la carretera, que además tienen una pintada señalando el comienzo del sendero.

Para la realización de esta ruta, y a falta de un producto redactado en España, utilizamos la, por otra parte excelente, Guia Excursionista de Tenerife, de la Editorial Rother.

La ruta se encuentra bastante bien señalizada, y no presenta dificultades de orientación, máxime cuando durante la mayor parte de ella, tenemos a la vista nuestro objetivo. El desnivel es de 450 metros de subida.

Llanos de Ucanca desde el Sombrero de Chasna

Su duración, según la guía, es de 2'30 horas ida y vuelta, aunque nosotros invertimos algo más, con parada a comer, y por supuesto para realizar fotografías y admirar el paisaje una vez que llegamos al punto más alto de la ruta, en el borde del altiplano que se abre sobre el Llano de Ucanca, y las Cañadas, en los límites del Parque Nacional.

De pie en el Sombrero de Chasna

Nos asomamos al borde del precicipio, con los Roques de García a la derecha, el Zapato de la Reina debajo de nosotros, la Degollada de Ucanca y el Guajara, además, claro está del Teide, imponente frente a nosotros.

Retrocedemos sobre nuestros pasos, para dirigirnos al sombrero. La subida es sencilla y se encuentra claramente señalizada.

Vista Sur desde el sendero al Combrero de Chasna

Una vez arriba, la vista de 360 grados nos lleva sobre gran parte de la isla. Nos acercamos al borde sur, y desde allí, si la calima lo permite, observamos como la tierra desciende poco a poco hasta terminar en la Montaña Roja y la Playa del Médano, paraíso surfista. Mas allá, el mar infinito.

En caso de hacer esta ruta en el verano conviene madrugar, para estar de vuelta antes de las dos de la tarde, ya que el calor puede hacerla mas costosa de lo que en realidad es, aunque todo el esfuerzo merece la pena ante la visión que se extiende a nuestros pies.

Descendiendo desde el Sombrero

22 comentarios :

  1. He puesto tu blog en mi blogroll lateral.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada Guisantes
    las vistas desde esa zona como bien deciis son impresionantes

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bonita ruta Guisantes. Las Canarias son otro de mi debes como viajero. Espero poder pronto disfrutarlas!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la visita, Paco! Cuaderno de Viaje ya está en nuestro blogroll.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, Bleid, y además es una excursión sencilla y entretenida!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, Fran con peques es un gran destino. Y si te gusta la naturaleza, no te defraudarán, son un espectáculo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. No recuerdo exactamente EL SOMBRERO DE CHASNA, aunque sí he estado en Vilaflor. Y aunque hace años que no voy, he estado en varias ocasiones en el Teide: un sitio alucinante, en su sentido más propio. Precioso, singular, un punto misterioso …

    xG

    ResponderEliminar
  8. Bonita ruta! Mira que no soy muy de hacer excursiones de este tipo, soy más urbanita, pero la verdad es que me ha gustado y me han entrado ganas de hacerla por las vistas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo la suerte de haberlo visitado y realmente, es un milagro de la naturaleza.

    ResponderEliminar
  10. Hola Guisantes.Nos ha gustado mucho esta entrada por dos motivos.El primero es que nosotros hemos visitado Tenerife en tres ocasiones y no nos cansamos de admirar su belleza.
    El segundo motivo es la leyenda que es muy bonita, la hemos leído entera.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  11. Hola chicos!
    Bonito relato de una zona que desconozco y a la que hace rato deseo visitar... Creo que ahora se encuentran de viaje o tal vez han regresado, pero espero ansioso vuestros próximos reportajes!

    (Como siempre, y nunca me cansaré de decirles, deseo agradecerles por las amables y cálidas palabras que me han obsequiado debido a mis circunstancias personales... las tengo muy en cuenta y gracias de todo corazón por el esfuerzo de leerme y escribirme!)

    ResponderEliminar
  12. Lo siento, pero tengo que decirlo.

    En la primera foto solo te falta la capa para ser igual que Darth Vather xDDD

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Pins, desde luego tantos años ocultándolo y por una tontería así se me descubre el pastel...

    Sl2

    ResponderEliminar
  14. Claro que es un lugar misterioso, Gaztelu, siempre que vamos nos atrae con la misma fuerza. Haz memoria, seguro que aparece la imagen del sombrero, allí sobre Vilaflor!

    Un abrazo, y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  15. Pues es muy fácil, y las vistas espectaculares Carmen. Nosotros últimamente buscamos cada vez más viajes así.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por la visita Eva. De verdad que es un lugar magnífico, como dices, un milagro de la naturaleza!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Me alegra que os haya gustado la leyenda, Tiramillas, es lógico que una formación natural tan particular tenga una leyenda que lo explique.

    Bsos!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Gus, no estamos de viaje, aunque si un poco desaparecidos, jajaja. Estamos seguros que te encantaría la zona. Parece mentira que un lugar tan pequeño reuna tantos ecosistemas diferentes.

    En cuanto al esfuerzo de leerte y escribirte, Gus, por favor!...

    Un abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
  19. ¡Muy buenas, guisantes míos!

    Rompo por fin el silencio, que no la lectura, que he mantenido regularmente (en todos los sentidos, según me han dejado) durante este tiempo.

    La verdad es que la ruta tiene una pinta estupenda, y aunque no he tenido la suerte (aún) de visitar Tenerife, os adelanto aunque no será sorpresa para vosotros que será más probable encontrarme en el Sombrero de Chasna que chamuscándome en la playa bajo un sombrero. :D

    Me la apunto para algún periodo vacacional futuro, jejejeje.

    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Muy buenas, Homo Libris por supuesto que no sería sorpresa encontrarte por allí; es más, estamos seguros que te encantará. Tenerife reune en un espacio relativamente pequeño un increíble cantidad de ecosistemas. Es muchísimo más que playa y sol, de hecho para nosotros esto es lo menos atractivo que ofrece... :D

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Tenerife, la única isla que conozco de allí, ¡me encanta! He ido unas tres veces porque tenemos un familiar allí y siempre aprovechamos para hacer algo de turismo. Esta ruta no la conocía, pero es que hay cientos! Las rutas que hice por allí eran en coche, y la verdad que nada programadas... Perderme por allí me encanta... Hay pueblos que parecen haberse parado en el tiempo! Una de las cosas que mas me sorprendia era el cambio del entorno según asciendes con el coche... Una pasada, la verdad...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Victor, Tenerife reúne una variedad de pasiaje que la hace única. Muchísimas rutas, en coche o a pie, y pueblos perdidos.
      Saludos!

      Eliminar