octubre 15, 2009

Imagine


A menudo hemos reflexionado acerca de el sentido del viaje, sobre la manera de acercarse a un lugar desconocido, o de regresar a otro en el que ya estuvimos tiempo atrás. Sobre lo que nos encontraremos, lo que recordaremos y como nos afectará. También sobre las personas que se cruzarán en nuestro camino, sobre sus vidas, sobre si les aportaremos algo o, por contra, seremos una espina mas que les recordará que ellos no tienen una vida tan afortunada.

Antes y después de realizar un viaje son muchas las preguntas que tenemos, y no todas encuentran respuesta. Por eso seguimos viajando, compartiendo y conociendo personas de diferentes lugares y culturas, en un viaje sin destino final, donde el verdadero fin es el camino en si mismo.

Pronto cumpliremos dos años en la red, un viaje apasionante, lleno de aventuras, de buenos momentos y alguna decepción, pero, ¿que clase de viaje sería sin todo ello?. Estos pensamientos son provocados en parte por Hacia rutas salvajes, el libro escrito por Jon Krakauer y que narra la historia que luego llevaría al cine Sean Penn.

Y especialmente por algo que tiene mucho que ver con la casualidad. Nosotros, que disfrutamos planificando rutas y viajes, somos muy conscientes de la importancia que el azar tiene en nuestras vidas. Hace unos días, encontré el blog de alguien al que me atrevo a llamar ya compañero, una persona según sus propias palabras, con capacidades diferentes, que me impresionó profundamente. Se llama Miguel Nonay, y la mejor manera de conocerle es visitando su blog, A salto de Mata. Os resultará fácil entender lo que digo.

Cuando viajamos, algo que muchas veces el viajero no lleva en la maleta es la imaginación. Se la deja en casa. Muchos buscan la imagen, la foto del libro o la revista, y al no encontrarla, se sienten defraudados y decepcionados. Y no son, o somos, no lo se, conscientes de la maravilla que es estar en otro país, en otro lugar, hablar otra lengua y experimentar otras costumbres.

La imaginación es fundamental, también para viajar. En nuestra última escapada a las Islas Canarias, realizamos una ruta muy curiosa: La ascensión al llamado Sombrero de Chasna

Allí, la visión (que podéis contemplar en la imagen de arriba), desde las alturas, del Llano de Ucanca, los Roques de García y la mole del Teide frente a nosotros, es algo que recordaremos durante mucho, mucho tiempo. A nuestra espalda se extendía la parte suroeste de la isla de Tenerife, y más allá el oceáno, azul, inmenso, y para nosotros infinito.

De pie, asomados al borde del sombrero, junto a un enorme hito de piedras, que aumenta con el paso del tiempo debido a las aportaciones de los senderistas, contemplamos la extensión de la isla y como se fundía en el mar.

La imaginación pudo más, y la visión que apareció frente a nosotros fue la que os dejamos aquí.

Con ella nos despedimos de todos vosotros durante unos días. Nunca dejéis de imaginar y de soñar.

26 comentarios :

  1. Ahora que nadie puede arrebatarme mi primer lugar (salvo que venga otra vez la nave nodriza y se robe mi constancia de que llegué primero) comento:
    ¡que cosas tan profundas reflexionan los guisantes antes de sus viajes! en los últimos debo confesar que yo nada más pensaba: ¿ya llevo los trajes de baño de los niños? ¿el bloqueador?¿serán suficientes cinco toallas? ¿habrá mucha gente en el mar? y otras tonteras por el estilo...no he podido hacer un viaje así, por el placer de conocer desde hace un buen tiempo...es solo salir para que las fieras no renieguen que no tuvieron vacaciones y que la rutina salga un poco del riel donde corre para gozo de nosotros.
    Ya me agendaré un viaje teniendo a los guisantes de cicerones. He dicho.

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda de que viajar cambia a la gente. El viaje, como fin y no como camino, requiere del viajero que sea capaz de interiorizar aquello cuanto le es dado contemplar. Y para hacerlo, como bien decís -y sabéis-, es importante, si no fundamental, la imaginación.

    Me ha encantado la imagen imaginada de la entrada, y descubrir de vuestra mano el blog A salto de mata, con un viajero integral.

    Vuestra andadura digital me encanta, y me alegra que os siga entusiasmando como en el primer momento, o más incluso. Eso nos asegura entradas y entradas de nuestros guisantes preferidos, viajes extraordinarios y toneladas de imaginación.

    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué entrada más bonita! ¡¡Me ha gustado mucho!!
    Aunque el fondo del blog a vuelto a su habitual negro, y las letras se han fundido con él, y solo veo palabras por ahí sueltas "Sean Penn", de las palabras flotantes me quedo con "A Salto de Mata", que miraré sin demora.

    No sé qué más decir porque vosotros ya lo habéis dicho todo, y encima Ale ha dicho lo del bloqueador, que era mi único recurso.

    Vale, diré que estoy completamente de acuerdo, un viaje es algo muy especial, donde se encuentran experiencias de todo tipo, aunque al final el balance siempre es positivo, no de todos los viajes, sino del hecho de viajar en concreto.

    Y lo digo especialmente convencida ahora que estoy a punto (la semana que viene) de empezar ese viaje para el que voy tan bien aconsejada y que disfrutaré más en vuestro nombre.

    ResponderEliminar
  4. Roberto¡¡¡¡
    No se que poner en primer lugar, creo que el inmenso agradecimiento por el detalle, que, lo digo en serio, me ha emocionado y no imaginas hasta que punto.
    En segundo lugar mis disculpas dobles, primero por no pasarme antes por aquí, suelo hacerlo una vez o dos por semana ya que entre la rehabilitación de mis dañados hombros y el trabajo en mi empresa, me dejan poco tiempo para disfrutar con satisfacciónes como las que me he encontrado en tu blog y, alegrías como la mención que haces a mi blog y a mí.
    Disculpas también, por ubicaros en lugar diferente al que os corresponde por temática. Error subsanado.
    De verdad, Roberto, que me siento en deuda compañero, sí, llámame compañero porque lo somos, y orgulloso estoy de compartir ese calificativo contigo.
    Un fuerte abrazo, Roberto.
    Agradecer también a tus seguidores y lectores que se han pasado por A SALTO DE MATA, espero que no les defraude lo que van a encontrar allí.
    Reitero, mil gracias, Roberto.
    Miguel NA
    ------------
    www.asaltodemata.com

    ResponderEliminar
  5. ¡yo me quiero ir de viaje con vosotros!
    desde que comencé a viajar he conocido a gente que se queja, que no disfruta de los instantes de riqueza que aportan los viajes, ni del silencio, ni del ruido, ni de las sonrisas ni las miradas, solamente se quejan. siento pena por ellos que además insisten en seguir viajando y quejándose y no disfrutar nunca de la eternidad del instante.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Ayer había escrito un comentario larguísimo pero por lo visto a la nave nodriza le pareció excesivamente largo y lo envió directamente al cementerio de los comentarios.
    Intentaré resumir por si sigue sobrevolando este blog. Hace unos días ya había pasado por el blog de Miguel Nonay y solo puedo decir que me impresionó. ¡Si es que a las barreras y las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos!
    Respecto a lo de los viajes, coincido con Ismael Cruceta. Hay gente que mejor se quedaba en casa para el provecho que le saca al viaje.
    Por último, (me parece que la nave nodriza ya está bajando peligrosamente hacia mi comentario) me ha gustado muchísimo vuestra última frase. Intentaré cumplir con ella.
    Besos

    P.D: Loque, ya se que soy una cotilla, pero ¿donde te vas de viaje?

    ResponderEliminar
  7. Pues soñar e imaginar sin descanso es lo que me ha llevado hasta donde estoy, espero no perder eso nunca, porque me ha hecho feliz y me ha dado perspectivas diferentes de la vida en nuestro planeta.Bello post, y ya visitaré al amigo que proponen.

    ResponderEliminar
  8. Yo es que nunca he viajado como lo hacéis vosotros. Hasta ahora sólo busco descansar; ni se me pasa por la cabeza patear un montón de kilómetros para conocer sitios/monumentos; cuando estoy de vacaciones apenas puedo hacer nada que haga aumentar el ritmo de mis pulsaciones... es superior a mí porque estoy agotada/abatida/rendida del resto del año.
    Sólo descanso, respiro tranquilamente y leo...

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que todo lo que yo considero antes de un viaje es que no haya contratiempos, me da mucho miedo viajar a la aventura. Necesito llevarlo todo milimetricamente planeado. Ya me gustariá a mí ser más valiente pero... es lo que hay.

    ResponderEliminar
  10. Claramente yo me lo pasaría muy bien viajando con vosotros. Pues me gusta tomarme los viajes con tranquilidad, disfrutando cada momento. No corriendo de un lado a otro, viendo un poco de mucho, pero mucho de nada.
    Estaría bien hacer un viaje juntos, todos los de este entrañable grupo de blogueros.

    ResponderEliminar
  11. Por alusiones de Lammermoor, me voy a Córdoba (se admiten sugerencias de lugares a visitar en la ciudad) un finde (parecía que era más, lo sé).
    Es la semana que viene (me equivoqué y puse que era esta).
    bss

    ResponderEliminar
  12. ahhh bueno, 3 días sin loquero como quiera aguantamos...y hasta la otra semana (esto baja la ansiedad).
    Fotos loque, ahora si queremos fotos...no pusiste del bañador pero ahora aunque sea una de córdoba ehhh
    jajaja
    ¿y alguien sabe cuándo regresan los guisantes???

    ResponderEliminar
  13. Aunque uno nunca sabe dónde puede acabar, sospecho que hay sitios a los que jamás iré: es ahí donde la imaginación me lleva, tantas veces con la ayuda de un buen mapa ... ¿no os entusiasma ver mapas, repasar atlas, ver planos de ciudades? Yo me podría pasar horas, imaginando.

    También hay sitios a los que sospecho que no será fácil volver. En estos, en los que sí he estado, son las fotos las que me ayudan: aunque a veces me tachan de “japonés”, soy de los que procuro fotografiarlo todo (después de verlo, claro, porque hay gente que saca fotos a diestro y siniestro sin mirar lo que tiene delante ...).

    Otro cosa más: al leeros me ha venido de nuevo a la cabeza el Teide, Las Cañadas, Ucanca. He estado allí unas cuantas veces, y siempre me impresiona ese paisaje, precioso y singular.

    xG

    ResponderEliminar
  14. Hola a todos!
    Regresamos, sanos y salvos, tras unos días de desconexión total por las tierras altas del Principado de Asturias. Gracias a todos por pasar por aquí.


    Ale Enhorabuena por tu pole!, jejejeje. Nosotros también nos planteamos muchas de las cosas que dices, aunque, de vez en cuando, agarramos la mochila, y salimos zumbando, huyendo de la ciudad, también del mundo virtual, y buscamos la altura, el atardecer, el vuelo de las aves, el olor de la hierba, los colores del otoño, y el silencio... la montaña. Solo cuando estás arriba comprendes esa llamada que te hace la cumbre, para que subas y admires lo que hay a tus pies...
    Creo que es un intento de que no nos suceda como a Jack London, que escribió mucho acerca de la vida salvaje y la naturaleza, los valores de esa vida, sin experimentarla realmente; para terminar alcohólico y suicida a los cuarenta.

    Pdta. Será un placer hacer de cicerones para ti, no lo dudes. :)

    Homo Libris, entre los muchos animales que hemos visto, nos ha faltado tu otro alter ego, al que nos hubiera encantado encontrar, aunque otra vez será.
    He leído tu comentario varias veces, y tengo que decir públicamente que algún día lo utilizaré. Es simplemente perfecto.
    Gracias. ;)

    Loquemeahorro, efectivamente, un viaje es algo especial, aunque me da la impresión que, a menudo, nos olvidamos de ello, y lo vivimos como un hecho simple y rutinario. Y nada más lejos de la realidad, el viaje, el real y el imaginario son hechos excepcionales en nuestra vida, y así deberíamos verlos, aunque solo es una opinión.
    Espero, esperamos, que disfrutes muchísimo del tuyo. Ya nos contarás... :D

    Miguel, no te disculpes, que no hay razón para ello. Ya te dije que me habías sorprendido y emocionado, así que lo menos que podíamos hacer en El Guisante era mencionarte.
    Gracias a tí por estar ahí y demostrar que las limitaciones existen, aunque no siempre ganan la partida.
    Un abrazo!

    Ismael, espero que siempre sigas apreciando el instante, y disfrutando de el; a veces no es lo que esperamos, pero aun así es único e irrepetible, hay que exprimirlo y no dejarlo pasar.
    Un saludo!! :)

    Lammermoor, me alegra mucho que te guste esa frase, y más aun si todos pudiéramos aplicarla siempre, especialmente en esos momentos en que parece que el cerebro y corazón se nos rebelan y nos dicen no a todo. Creo que por eso escapamos, por eso subimos, desde la altura de una montaña, mirando a tu alrededor te reencuentras con esa parte que aun llevamos en nuestros genes, la parte no domesticada, y volvemos a renacer, a soñar y a imaginar.
    Un abrazo (y, a los demás, visitad Asturias!!).

    Ana, no se puede expresar mejor. Es lo que nos hace ser felices. Y creo que cuánto más conocemos de la vida en nuestro planeta, más conscientes somos de la suerte que tenemos. Un fuerte abrazo!, y sigue así!!

    Isi, he tenido que releer el post para ver donde hablaba de caminatas sin fin, agotadoras y extenuantes, jejejeje. No se trata de eso, aunque a veces es inevitable, sino de otro tipo de viaje, tal vez más interior, lo experimentamos a veces durante el propio viaje; antes, imaginándolo; y después, recordando lo vivido.
    En cualquier caso, hay tantos tipos de viajero como personas, y cada uno debe buscar la que le llene, y tan válida es una como otra.
    Aunque, debo advertirte. Cuándo pruebes otras formas de viaje, otras costumbres, y relacionarte con personas que nada tienen que ver con nuestra forma de vida, especialmente aquellas, la mayoría de la población mundial, que tienen menos que nosotros, cambiarás. Nada te volverá a parecer igual, es algo que te atrapa totalmente.
    Un saludo! :-)

    ResponderEliminar
  15. Eva, efectivamente, como le decía a Isi, hay tantas formas de viajar diferentes... Cada uno elige la suya. Es así. Nosotros también planificamos, aunque de vez en cuando, la improvisación es la que manda, resulta inevitable. Y los contratiempos..., bueno, de momento, digamos que existir existen, como las meigas, pero tratamos de no pensar mucho en ellos... Saludos! :)

    Hilario, seguro que estaría bien ese viaje... Me imagino en algún lugar charlando de libros, y de lo que veríamos, no se cuándo dormiríamos... Y si, hace mucho tiempo que decidimos que lo que se ve, se ve bien y se disfruta. Por eso me hace mucha gracia oir a gente que dice que estuvo en China (por poner un ejemplo), 20 días, y lo vio todo, pero todo. Que París en tres días, bien, y en cuatro con museos... Pero bueno, también hace mucho que renuncié a evangelizar a la gente en este sentido.
    Un abrazo! ;-)

    xGaztelu no te puedes imaginar lo que me llama la atención leer tu comentario. No puedo decir que no coincidamos en todo. Las imagenes que tomamos en nuestros viajes, son el vínculo, lo que te ata a los recuerdos, así que nosotros hacemos muchas, muchas... a veces simplemente a modo de nota gráfica.
    Hemos planificado e imaginado infinidad de viajes con mapas, libros de viajeros, a lugares donde no soñabamos ir, aunque luego por fortuna no ha sido así. Los planos de ciudades, de restos arqueológicos, de senderos, los mapas..., son para nosotros imprescindibles, no concebimos un viaje sin ellos.
    Este verano pasado fue la segunda vez que aterrizamos en Tenerife, y el Teide, Ucanca, todo el parque nacional, nos ha impresionado aun mas, especialmente porque hemos recorrido muchas rutas por el. Es fascinante.
    Saludos.! Y sigue imaginando y marcando mapas!!

    ResponderEliminar
  16. Muy buena entrada y reflexión sobre los viajes. Yo estoy que casi no puedo ni viajar por los blogs amigos, pero en el vuestro siempre disfruto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Ayy Roberto, pero ¿tú crees que alguna vez yo conoceré otras culturas, etc etc?? En fin, nunca se sabe, y seguro que me dirás que seré muy joven y todo eso, pero es que yo aspiro a cosas más "terrenales".

    ResponderEliminar
  18. ay no no ¡tocamos madera! tampoco nosotros queremos que acaben suicidados como Jack London. Si es necesario que nos abandonen de vez en cuando para reencontrase con la natureleza, y a través de ella, consigo mismos ¡sea! ;-)

    ¡Que felicidad saber que han vuelto, y con bien! por cierto, no he tenido tiempo de visitar el blog de Miguel Nonay pero pienso hacerlo pronto; mientras ¡saludos desde aquí Miguel!

    Un abrazo grande, grande,
    Ale.

    ResponderEliminar
  19. ¡Jo, yo me quiero ir de viaje con vosotros! Me encanta la reflexión de esta entrada, y me apunto la recomendación de A salto de mata para echarle más de un vistazo, porque a priori es un blog que tiene muy buena pinta. :)
    Por cierto, me encantó el libro de Krakauer, pero aún no he visto la película de Sean Penn.
    Creo que mucha gente que viaja no lo hace por el placer de conocer un lugar diferente, un nuevo paisaje: como bien decís, se busca la foto que luego se enseña a los parientes y amigos. Qué pena. A mí me gusta llegar a un sitio y, aunque siempre tengo unas visitas preparadas de antemano, callejeo, descubro, hablo con la gente... Es la mejor manera de conocer y amar un nuevo lugar.
    Gracias por compartir este rincón con nosotros. Y gracias por el apoyo. :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Reconozco que mi forma de viajar ha cambiado, sigo preparando el viaje, planificando pero sobre todo lo que me gusta es que el lugar me sorprenda, me descubra nuevas posibilidades, callejear, tomármelo con calma … Sobre todos los viajes a países lejanos, con otra cultura, costumbre, con mayor contacto con las personas y que como dicen los Guisantes te cambian y ya no quieres viajar de otra forma.
    Y por supuesto, las personas con las que viajas hacen que te plantees el viaje de forma distinta. Gracias a todos los componentes del Guisante Verde Project.
    Guisante, nos vemos pronto, viajando ...
    ¡Un saludo a todos!

    ResponderEliminar
  21. Thomas, gracias por la visita, el tiempo es a veces nuestro aliado, y la mayoría, lo que nos limita, pero no queda otra que someternos a el. Me alegra que disfrutes con El Guisante.
    Un abrazo!

    Isi, no tan joven, no tan joven... jajajajaja. Que si conocerás otras culturas dices. Bueno, yo es algo que recomiendo, es más, tendría que cubrirlo la Seguridad Social... No hay nada mejor para clarificar nuestro lugar en el mundo que ver otras realidades. En cuanto al agotamiento, y la falta de tiempo podríamos hablar mucho acerca de este estilo de vida que Occidente nos ha impuesto y nosotros hemos acatado, como si no hubiera otro, pero será, espero que algún día no muy lejano, en persona.
    Saludos!!

    Ale, tengo muchísimas ganas de conocerte en vivo, jejeje. Cualquier día tienes dos guisantes plantados en tu puerta (y no es una amenaza, jajajaja)
    Un abrazo!!

    Alienor, que bueno verte por estos lares!!, en cuanto montemos el viajecito bloguero que propuso Hilario te lo haremos saber, no te preocupes. Tampoco hemos visto la pelicula de Sean Penn, aunque eso se remediará pronto, y el libro de Krakauer me está gustando, especialmente la gran cantidad de citas que pone de diversos autores.
    El apoyo ni mencionarlo; y más en una circunstancia así.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  22. Mertxe, que razón tienes al comentar que la forma de viajar cambia, no solo para ti, creo para todos. Cuando pienso en ello, recuerdo cómo nos conocimos, y lo que hemos vivido desde entonces, parece mentira.
    Viajar tiene también estas recompensas, encontrar gente excepcional.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Mis queridos amigos viajeros, cómo me he identificado con vuestra entrada, no sabéis lo que he disfrutado mi viaje a México, ya os contaré.
    Yo casi no planifico, es así, mis viajes van saliendo, aunque este me lo habían planificado mis amigos de allá, pero fue estupendo.
    Lo mejor es dejarse llevar, ver, disfrutar, charlar, conocer, comer, oler.
    Ahora mismo tego México dentro de mi cabeza, y poco a poco voy descifrando todo jejeje.
    Un saludo y buen viaje
    Teresa

    ResponderEliminar
  24. Roberto, que LO HEMOS CONSEGUIDO¡¡¡¡
    Gracias a tu solidaridad y apoyo, y al de tantos y tantos amigos y amigas, Renfe ha dado marcha atrás a una situación a todas luces injusta y sin sentido.
    Ahora estoy peleando para que esta excepción se convierta en una norma habitual.
    Un fuerte abrazo, compañero.
    Miguel

    ResponderEliminar
  25. Teresa! que envidia nos das, hace mucho que Mexico nos ronda, pero como tenemos pensada una ruta un tanto ambiciosa, nos acabamos de encontrar el momento, pero llegará, seguro.
    Gracias por pasar, y bienvenida!

    Miguel a estas alturas estarás en Madrid, disfrutando como te mereces, y contando tus experiencias ante una, seguro, atónita audiencia.
    Un abrazo, y hasta la vuelta!

    Pdta.:Había que moverse!!!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial