agosto 18, 2010

Schloss Oberhofen

Vista del Castillo de Oberhofen junto al lago de Thun en Suiza

En nuestro recorrido por Suiza, llegamos a Interlaken, situada entre el Lago de Thun y el Lago de Brienz, de ahí su nombre.

A orillas del primero, se ubica el romántico castillo medieval de Oberhofen, con su impresionante torre del homenaje, y la torreta que se apoya sobre el lecho del lago, mostrándonos una de las vistas que hacen realidad el tópico de la Suiza de Postal.

Torreon sobre el lago del castillo de Oberhofen en Suiza

La impactante torre del homenaje de la antigua fortaleza de Oberhofen fue probablemente construida a principios del siglo XIII. 

En el siglo XIV perteneció a los Habsburgo, si bien tras la Batalla de Sempach, 9 de julio de 1386, las tropas bernesas ocuparon Oberhofen y poco después la fortaleza y sus alrededores quedaron bajo el control de la dinastía Scharnachthal, a la que siguieron otras dinastías bernesas como señores del castillo.

De 1652 a 1798, la fortaleza se convirtió en una circunscripción jurídica y fue ampliada y convertida en un castillo.

Dormitorio en el castillo de Oberhofen de Suiza

En 1801, volvió a convertirse en propiedad privada, y ya a mediados del siglo XIX, el castillo fue reformado por los Condes de Pourtalès cuyos antepasados, originarios de Neuchâtel, habían emigrado a Prusia.

En 1940, el abogado estadounidense William Mutilar Measey creó la Fundación Oberhofen. En 1954, el Museo abrió sus puertas al público como una delegación del Museo Histórico de Berna. El 1 de enero de 2009, el Castillo de Oberhofen fue reconvertido nuevamente en fundación privada.

Recorriendo las distintas salas que hoy componen el museo, se obtiene una impresión vívida de el estilo de vida de la la nobleza bernesa entre los siglos XVI y XIX.

A la abundancia de mobiliario, y su excelente conservación, había que unir la baja densidad de visitantes, lo que propiciaba que en numerosas dependencias nos encontráramos solos, haciendo la visita especialmente agradable.

Biblioteca del Castillo de Oberhofen en Suiza

De la elegante sala de verano, o el comedor neogótico, a contemplar armas increíblemente bellas en la armería. Es sencillo imaginarse asistiendo a un concierto en el salón de música y, a continuación, ascender al salón de fumar de estilo turco, con sus vistas al lago. La capilla, con sus excepcionales frescos de finales del siglo XV, sigue en uso hoy en día.

El jardín, es uno de los más bellos de la región alpina, debido al clima templado del lugar. Diseñado alrededor de 1840, en estilo inglés, a lo largo del tiempo fue configurado por las odas imperantes y estas influencias aún pueden verse hoy en día, a modo de cronología de la historia de la jardinería. Los ejemplos incluyen macizos con plantas de temporada, adornos de boj, una gran variedad de coníferas y una impresionante pérgola formada por árboles poco comunes, los carpes.

Jardines del Castillo de Oberhofen en Suiza

Ofrece una vista impresionante de las montañas, que se alzan sobre el lago como una fortaleza inexpugnable; un paisaje que nos hace sentir vivos.

Nuestro amigo Gus cuenta sus experiencias en Suiza en una serie de excelentes entradas que podéis seguir en el blog Gus Planet.

Hemos subido algunas fotos más a Mi Nube, y podéis verlas en nuestro rincón, El Castillo de Oberhofen.

29 comentarios :

  1. Pasar por los Alpes es una sensación inexplicable... yo no pude cerrar la boca durante el trayecto.
    Este año hacemos un tour por Suiza pero al final no pudo ser pero con tus posts me han empezado a entrar muchas ganas de nuevo. Parece un país de cuento.

    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Buenas!

    Pues he estado 3 veces en Suiza y ahí nunca había estado. Tomaré nota para cuando tenga el tiempo de recorrerla tranquilamente, porque hasta ahora siempre fueron visitas cortas (Zürich + Lucerna, Ginebra y Berna).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. pues yo nunca he estado por esas tierras, pero veindo lo que cuntas tendre que pensar en visitarlas
    espero mas entradas
    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve en Interlaken, de eso estoy segura al 100%, pero del castillo este no me acuerdo para nada, en ello pueden influir dos factores
    a) Que hayan pasado casi 30 años
    b) Que no fuéramos, porque viajábamos a la bestia, vamos, sin ver nada.

    Así que os agradezco que ahora, varias décadas más tarde, por fin disfrute de la visita al castillo.

    ResponderEliminar
  5. Yo lo visite hace ya unos cuantos años Ginebra y Lausanne. Suiza es una pequeña joya que la tenemos muy cerca! Una fotografias sensacionales!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Me he enamorado de la torre de la foto!!!

    ResponderEliminar
  7. Realmente sucede, Vero , ves que las postales de Suiza son de verdad!! Ánimo y a por el tour!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas, Pruden , has visto mucho de Suiza, por lo que veo, y seguro que mucho más que nosotros, por eso me alegra descubrirte un rinconcito.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Bleid , a mi, creo a todos, nos ha sorprendido muy agradablemente. En Europa aun queda mucho por descubrir!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. No te preocupes, Loque, hay otra posibilidad. La ciudad de referencia es Interlaken, pero el castillo no está en Interlaken, sino cerquita de Thun, en un extremo del lago. Interlaken está entre los dos lagos, Thun y Brienz.

    En cualquier caso, me alegro de que la visita te haya gustado.

    Un abrazo!!
    ¿Que tal la maleta?

    ResponderEliminar
  11. Sara , que razón tienes; tan cerca, y es enormemente sorprendente. Los paisajes sensacionales, ya te puedes imaginar.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, creo que todos lo hicimos, Muntanyes , no era para menos.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el consuelo retroactivo.

    Pues ya hemos llegado a ese punto que dices, el primer día hacemos esto, el segundo... y al final ¡¡Nos faltan días!!

    PD. Veo que el diseño va evolucionando...

    ResponderEliminar
  14. No hay de que, Loque , también te digo que no te preocupes, te van a faltar días seguro..., así que aprovecha y disfruta.
    El diseño, que va. Es un parche porque el otro fondo lo retiraron... :)

    Por cierto, hay mucho free wifi en NYC, asi que envía la crónica, jejejeje.

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  15. Me sumo a los que quieren ir, que tierra más hermosa, ya tenía pensado visitarla pero estos post van a ser definitivos, sin duda.


    Abracicos chic@s y muchas gracias por el aviso del artículo.


    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  16. Menuda historia tiene el castillito, los muebles son alucinantes y el paisaje es tan perfecto que no parece real.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja, Miguel , seguro que subirás más que nosotros!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Los muebles son alucinantes, M. Eugenia , y la iluminación interior está muy cuidada. Y claro, el paisaje...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. ay pero ¡que bonito! ahorita tengo una hermana viviendo allá así que estas entradas me están sacando las ganas de visitarla ;) jajaja

    ResponderEliminar
  20. Qué bonita crónica, yo tampoco conocía todo esto, sois un complemento perfecto a nuestros deslavazados viajes jejeje.
    Es cierto que Suiza es una postal constante, las montañas, los lagos los pueblitos y ciudades, todo es de una belleza increible.
    Como queremos volver me apunto todo esto.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  21. Ale, que ilusión leerte!!, ¿cómo que tienes una hermana en Suiza?, entonces tienes que venir, y de paso visitarnos, jejeje!, organizamos una quedada ¿eh?

    Teresa, qué bien que te guste, ¿tus viajes deslavazados?, pero si vamos a imprimir la serie de Mexico para cuando vayamos....
    No es de extrañar que pienses en volver, acabamos de estar y me iría de nuevo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Me gusta leer posts de diferentes viajeros sobre un mismo país pues cada viaje se ve desde una perspectiva diferente dependiendo quien lo visite. Es precioso el castillo de Oberhofen. Verdaderamente Suiza guarda auténticas joyas arquitectonicas y paisajes deslumbrantes. Y la forma en que nos cuentas la historia dan ganas de ir.

    ResponderEliminar
  23. Aventurera , leer impresiones diferentes sobre un mismo lugar aporta muchos detalles que a veces se nos escapan, por eso está tan bien.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Maravilloso...como digo...los alpes y sus alrededores tienen algo muy especial. Conozco los austriacos.
    Preciosa crónica de viaje. Y las fotos....dan ganas de introducirse en una de ellas...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  25. El Castillo es un lugar fantástico para tomar una taza de te... :) María

    ResponderEliminar
  26. Qué maravilla es un cuento hecho realidad, y además una historia interesante...Gracias por compartir

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial