abril 22, 2010

Museo Chillida Leku, lo profundo es el aire



Soy, más, estoy. Respiro.
Lo profundo es el aire.
La realidad me inventa,
Soy su leyenda. ¡Salve!

Esta es la última estrofa del poema Más Allá de Jorge Guillén, a quien Chillida conoció en la Universidad de Harvard en 1971. El artista vasco eligió el verso que da título a esta entrada para realizar una serie de esculturas homenaje al que fue uno de sus grandes amigos.


Lo Profundo es el aire, es una de las series que podemos contemplar visitando ese paraje mágico llamado Chillida Leku. En el, Eduardo Chillida cumple el sueño de encontrar un espacio donde sus obras dialogan con la naturaleza, entre ellas, y con el visitante.

"El espacio es un hermano gemelo del tiempo."


Escuchando a la Piedra, Harri, Consejo al Espacio, Lotura, Besarkada, Peine del Viento, Gravitaciones..., acompañan a Lo Profundo es el Aire, y diversas obras no incluidas en series, monumentos públicos, estudios, esculturas-homenaje a artistas, pensadores, científicos, músicos, etc.

"Tengo las manos de ayer, me faltan las de mañana."


Chillida se relaciona con pensadores como Heidegger, artistas de la talla de Miró o Braque, descubre la luz de Grecia, los clásicos en el Louvre, y aún así sabe que ese no es su camino.

"Tomé la decisión de volver a mi tierra...(...) Allí me encuentro un día con un herrero que (...) estaba trabajando.

Estaba haciendo unas herraduras en un ambiente oscuro, de luz negra; no es la luz del Mediterraneo, de donde habían surgido mis anteriores esculturas de yeso, es otra luz."


El caserío Zabalaga, en ruinas cuando lo descubre, es tratado como una escultura más, sin prisa. Entrar en su interior, contemplar la obra que alberga, es viajar a un visión distinta del mundo que nos rodea, a la mente de Chillida.


Al referirse a la restauración, el propio artista señala:

"Yo le iba preguntando al caserío como quería ser, lo recorría por dentro, y le iba planteando si quería conservar tal muro, aquella pared o esta entreplanta, y el caserío quedó como el mismo nos dijo."


El caserío se ubica en lo alto de una colina; para llegar a ella no existe un solo camino, ya que como Chillida decía "hay tantos caminos como personas".

Por eso, cada visitante elige el suyo propio, descubriendo las esculturas entre los árboles, como queriendo pasar desapercibidas; otras, orgullosas, alzándose hacia el cielo en medio de las campas.


Cada una con su espacio, sin molestarse, para poder ser tocadas, abrazadas y contempladas desde todas los ángulos.

"Después he seguido toda la vida tratando de buscar el lugar desde el que hay que ver; eso tan hermoso que dice Kierkegaard."

El trabajo de Chillida siempre nos ha parecido algo lejano, tal vez demasiado conceptual, o simplemente, no lo entendíamos. Una vez más, Chillida el pensador, sale en nuestro rescate.

 "El deseo de saber lo que uno no sabe, tiene un poder inmenso. Ese deseo puede con todo."

Y fue ese deseo es el que nos llevó al lugar, Chillida Leku, a la casa, Zabalaga, y nos abrió la mente a su arte.

Fundamental resulta hacer la visita con la audioguía, incluso nos atreveríamos a sugerir la lectura de sus "Escritos", publicados en 2005 por la editorial La Fábrica, y que nos proporcionan la dimensión del artista y del hombre. Y leer la entrada que xGaztelu dedica a este libro.

"Yo conozco la obra antes de hacerla, pero no se como va a ser y no quiero saberlo. Conozco su aroma."


31 comentarios :

  1. Tenéis razón: Chillida Leku es un lugar mágico: pasear, descubrir las esculturas, moverte a su alrededor, tocarlas, entrar en el caserío
    Todavía no he visto el vídeo, es un poco largo... pero lo haré.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Mertxe creo que es el complemento perfecto para esta entrada, la verdad. Precisamente como tiene una duración de 9 minutos (tampoco es "Titanic"), no lo hemos incrustado, para no perjudicar la carga de la página. Pero bueno, ya nos dirás :)

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Lo he intentado pero se para, no consigo que avance, ya sabes la conexión a internet :-)))

    ResponderEliminar
  4. Yo sí he tenido tiempo de ver el video enterito y os felicito por él. Una verdadera gozada que aparte de explicar tan sumamente bien las cosas como hacéis nos acerquéis el mismo mensaje a través de un pequeño film. Se me ha quedado incrustado el título así como la frase de chillida de tantos caminos como personas..... innumerables maneras de ver una misma escultura. Noté su aspereza en el peine de los vientos, fue como tocar una melena rabiosa y enredadamente impregnada de salitre de alguien que vaga por las rocas con la mirada perdida en los grises y azules del horizonte.
    La que no recuerdo es la de Guernika, en algún viejo álbum de fotos sólo hubo sitio en el carrete para la cara cercana de Moore donde mi hermana y yo jugábamos al escondite.

    Pasadlo bien chicos.
    Muxus

    ResponderEliminar
  5. Lo he podido ver, en dos palabras: "im presionante" ¡Qué gozada! Volver a ver todos los rincones de Chillida Leku, me encantó en su momento cuando lo visite y me ha vuelto a encantar ahora al ver el vídeo.
    Que decir del caserío: el techo, las vigas, la piedra...
    Y por último como dice la canción "udazken koloreak" (colores de la primavera): el verde, el azul, el blanco, el marrón ...
    Enhorabuena
    Muxuk)

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho esta entrada, me ha dado la sensación de que estaba leyendo un cuento, una leyenda. No conozco la obra de Chillida en profundidad, espero que la próxima vez que viaje al País Vasco pueda empaparme bien de él.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Ahora ¿que se puede decir? In_visible , de vez en cuando necesitamos un refresco de pantalla. Eso ha significado para nosotros la visita a este lugar; leer algunos de sus escritos, contemplar la obra explicada por el artista, y ver la relación con su vida, sus influencias y sus amigos, nos ha hecho ver y comprender, como si el vaho que empañaba nuestra mirada se hubiera disipado de pronto.
    Ya me gustaría ver esa imagen del viejo albúm... :)
    Un bst!!

    Mertxe , puedes probar a pararla, dejarla que cargue y luego la ves. Verla mientras carga con una conexión pobre es terrible, aparte de que pierde toda la fuerza ;P

    ResponderEliminar
  8. Jooo, Mertxe , que no me das ni tiempo!! Me alegro; esa canción (ya se que iría mejor con una fotos otoñales), me encanta; me alegra que también a ti!!

    Un abrazo!

    Ismael , nosotros, lógicamente, conocemos la obra de Chillida, pero hasta ahora lo cierto es que nos superaba. Visitar este lugar te da otra dimensión de las cosas. Si tienes ocasión, no te lo pierdas!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. La traducción simultanea me ha fallado, como bien aclara Roberto, "udazken koloreak" es colores de otoño, de primavera sería "udaberri koloreak". Sentitzen dut, Lo siento.

    Y por supuesto, si tenéis ocasión, merece la pena acercarse a Chillida Leku.
    Mertxe

    ResponderEliminar
  10. Guisantes, he disfrutado leyendo vuestra entrada: acabo de terminar de leer los ESCRITOS a los que hacéis referencia al final, y estoy “empapado” de Chillida (y entusiasmado con él, claro). Tengo la entrada sobre sus pensamientos ya encajada, y –al menos ahora mismo, vaya usted a saber si finalmente se publicará así- termina hablando delas enromes ganas que tengo de conocer Chillida Leku: con vosotros ya he dado un primer paseo: un vídeo sensacional, gracias.

    xG

    ResponderEliminar
  11. me han hablado maravillas de este lugar, y de la obra de chillida, que he de reconocer conozco mas bien poca, pero desde hace tiempo quiero inmiscuirme mas en ella, y quizas gracias a este post, sea el momento idoneo
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Guisantes:
    ¡que preciosa entrada! entra a través varios sentidos: la vista, la sensación, la música en el video.
    Yo desconocía a Chillida, el museo Chillida Leku y ha sido un verdadero placer descrubrirlos a ambos de su mano.
    El video está hermoso. Voy a mandar un enlace de su entrada a mis amigos para que experimenten lo que yo he podido vivir visitándoles.
    ¡Gracias!
    Ale.

    ResponderEliminar
  13. Da gusto leer esta información... Cómo será el día a día de una persona así?
    Uno siempre piensa para sí mismo: qué sabiduría, ¿cómo se aprende a pensar así?...

    Mágico, gracias

    ResponderEliminar
  14. Estupendo reportaje,excelente música,habrá que ir pensando en acercarse un día por ese lugar y hacer una visita.
    Besos Guisantes.

    ResponderEliminar
  15. Tengo muchas ganas de conocer la casa de Chillida y ver en vivo y en directo sus obras. Me gusta mucho el País Vasco,...pero aún no conozco Bilbao y los alrededores.
    Preciosa entrada!! Las fotografías tienen un verde especial.
    Qué tengáis un feliz día del libro!!

    ResponderEliminar
  16. Hola jóvenes,
    He leído vuestra entrada de Chillida y es realmente interesante, yo realmente NECESITO explicaciones para sus esculturas,
    y gracias a vosotros veo:

    a) Que no soy la única
    b) Que quizá necesito alguna explicación menos.

    El entorno, sí que es precioso, y realmente debe ganar mucho en ese "marco incomparable".

    También necesido orientación (creo que en esa sala no hay audioguías) para la de Oteíza que dijo xGaztelu. Ya veremos qué hago.

    Ah, que vi la de Los Tesoros de Fundación Canal y sí que era flojita, flojita. Vosotros fuísteis ¿no?
    Sé que la comentásteis en alguna parte, pero ahora no recuerdo dónde.
    bss

    ResponderEliminar
  17. XGaztelu, precisamente al redactar esta teníamos en cuenta que tú ibas a reseñar "Escritos", por eso hemos dejado muchas anotaciones y citas para comentarlas en tu entrada. Ya no tienes excusa, jeje!

    Bleid, me alegro de haber picado tu curiosidad, la visita y el entorno merecen una escapada, de verdad. Ven!

    Ale no sabes lo emocionados que estabamos ambos, fuímos dos días al recinto, y cuando Roberto me pone la música que había elegido, sentí que encajaba. Que bien que te haya gustado, guapa!

    Los Tiramillas, pués habrá que organizar una excursión, ¿no?, gracias por la visita. El lugar es mágico. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Maria, sus obras cobran protagonismo en ese entorno. Aunque no hemos hablado de ello la música tiene importancia vital para él, Bach y el mar.
    Tienes que venirte para ver y oir ese verde.
    Un saludo ;-)

    Loque
    Creo que a nosotros, que nos apasiona el arte, nos ha costado llegar aquí. Todos precisamos explicación, la ventaja en este caso es que Chillida es poético, probablemente nos llega más fácil que Oteiza, ya que podemos compartir su pensamiento, es más cercano, mueve las emociones. Y la audioguía es esencial, eso sí.

    Y en cuanto a la expo de lo Tesoros, si de algo peca es de pretenciosa, por querer abarcar tanto, pero me pareció didáctica, y cómo yo no tenía expectativas disfruté con muchas piezas.

    ResponderEliminar
  19. Madre mía, no hay palabras para deciros lo que he sentido viendo el vídeo, o leyendo vuestra entrada.
    Chillida, que hombre, me acuerdo cuando murió, sentí una gran pena, hombres como él que no hizo otra cosa que construir buenas sensaciones.
    Hace unos años vi una pequeña exposixión en el Reina Sofía, me acompañaba mi hija María, era jovencita y cuando acabamos de verla las dos salimos encantadas, algo de dulzura, de apertura en esa ventanitas hechas en esas moles de piedra y hierro.
    Chicos, una preciosidad.
    Hoy viernes , tarde de sol, me habéis hecho pasar una rato maravilloso.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  20. Tengo que volver, después de este buen post. Me gusta mucho Chillida. Me ha encantado como lo habéis redactado junto con los fragmentos.

    Besos!
    Viaje al atardecer
    All About Cities

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que leerlos a ustedes es todo un placer, no importa que yo no conozca la obra de Chillida, no importa que nunca vaya a ir, lo que importa es que, por un post y un espacio de memoria personal, allá estuve con ustedes y cosas ví que no había visto, como siempre, gracias, y perdonen mi larga ausencia. un abrazo, Maggie

    ResponderEliminar
  22. No he estado nunca, pero habrá que ir. Me recuerda, con todo lo diferente que es a ese otro espacio mágico, el bosque de oma pintado por Ibarrola. Gracias guiantitos por el lujo de esas fotos, y lo bien que explicáis el valor del espacio y la perspectiva...besotes.

    ResponderEliminar
  23. Yo más que las esculturas lo que me ha gustado es el parque en sí. Quiero decir de las fotos, vamos que yo no he estado nunca allí.

    De arte sé muy poco (bueno, nada), porque la mayoría de estas cosas no las entiendo, y la verdad es que no me dicen gran cosa (porque soy una analfabeta cultural, se entiende).

    ResponderEliminar
  24. Teresa, nosotros si que pasamos un buen rato leyendo tus comentarios, jejejje, y mas si te traemos buenos recuerdos. :)

    Gracias Laura, nosotros hemos tardado mucho en ir, la verdad, pero ha valido la pena. Espero que vuelvas pronto.

    Maggie siempre consigues emocionarnos al leerte...


    Monikita, el bosque de Oma es igualmente un lugar muy especial, tal vez algún día lo veamos por aquí.

    Hombre tampoco hay que pasarse, Isi, es un poco fuerte eso que dices al final... Es un tipo de arte diferente, más difícil, pero creemé, una visita, una audioguía, un librito... y cambiarás de opinión.

    Un abrazo a todos!!

    ResponderEliminar
  25. Estuve hace unos meses en Txillida-Leku y me encantó. Una visita guiada en la que estábamos cuatro personas, fue muy interesante.

    Tuve ocasión de comer un día, hace ya años, en casa de Txillida, en Igueldo, no con él sino con su hijo Pedro y su mujer Mamen, pero me enseñaron las cosas que tenía allí y a raiz de eso empecé a leer sobre Eduardo Txillida. Después he visto obras suyas en varias ciudades y estuve en la antológica del Guggenheim.

    Sin duda, lo que más me gusta son las esculturas de piedra en las que busca atrapar el espacio.
    Es una pena que no pudiera hacer Tindaya.
    Buenísima vuestra entrada, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. No soy experta en arte pero si que es verdad que la primera vez que vi una escultura de Chillida tenía un algo que no se explicar y que atrapa. Gracias a vosotros lo he entendido.. es el aroma.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Un lugar para visitar sin duda. Cuantos sitios interesantes pendientes por ver...se necesitarían varias vidas. Gracias por este reportaje de un gran artista. Una gozada el video.

    ResponderEliminar
  28. Thomas, !no dejas de sorprendernos!, qué lujo. Desde luego Chillida provoca, uno quiere saber más, seguro que has leído "Escritos", una joya.
    Y es una pena, como dices lo de Tindaya...
    Gracias por compartir y darnos un poquito de envidia ;-)

    MªEugenia, como me gusta que nos hagas la pelota, aficionados, emocionados eso sí, pero aficionados, jajaja. Gracias ;-)

    Aventurer@, en eso estamos, solicitando vidas extra para ver también vuestras propuestas, pero de momento...nos leeremos...je jeje..gracias por la visita!!

    ResponderEliminar
  29. Yo no he de morir sin ver muchas cosas en este mundo y una de ellas es, sin duda, Chillida Leku. Una maravilla de la mano del hombre.

    ResponderEliminar
  30. Me he asomado para releer la entrada, prometo que sin sospechar que hubiera cambiado, simplemente por el gustazo de releerla, y encuentro el enlace: muchas gracias, sois de lo que “there is not”, que decía un amigo ...

    xG

    ResponderEliminar
  31. Eva es un lugar realmente especial, no te defraudará, seguro.

    Saludos!


    Jajaja, xGaztelu, es lo correcto, creo yo. Casi, casi es una entrada a dos (blogs), jejeje.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial