septiembre 02, 2015

1880 Town, bailando con lobos en un desván de Dakota del Sur


Nuestro camino por la Interestatal 90, una de las grandes rutas de Estados Unidos y de hecho la más larga, ya que recorre casi 5000 km por el norte del país, nos conduce en dirección oeste por las interminables praderas de Dakota del Sur y es allí, casi en el centro del estado muy cerca ya de Badlands National Park, donde nos encontramos con 1880 Town. Aparentemente podría tratarse de una ciudad-fantasma, al estilo de Bodie, en California.




Sin embargo, se trata en realidad de un gigantesco desván lleno de mil y un tesoros, uno de esos lugares que todos hubiéramos querido tener de niños.  Una aventura que comenzó cuando Richard Hullinger compró, allá por 1969, unos terrenos junto a la salida 170 de la carretera interestatal sin planes claros para su futuro.

agosto 20, 2015

Las Caldas Villa Termal, el secreto del Balneario

Las Caldas Villa Termal por El Guisante Verde Project

Corría el año 1776 cuando el Balneario abrió sus puertas a ocho kilómetros de la hoy capital del Principado de Asturias, Oviedo. Fue un año interesante. En España la convulsa vida política no da tregua, se produce el motín de Esquilache, que entre otras consecuencias daría mas tarde lugar a la expulsión de los jesuitas por orden de Carlos III. Un año en el que entre otras cosillas que ocurren por aquel entonces en el mundo, George Washington declara la independencia de los Estados Unidos de América.

Es una etapa de grandes cambios políticos, económicos y sociales, el Balneario de Las Caldas de Oviedo es testigo y reflejo de ellos, y su historia y arquitectura en realidad nos cuentan el desarrollo, declive y renacimiento de los balnearios. La curación a través del agua, con antecedentes en las termas romanas e influencias árabes y judías no es sino el comienzo de toda una puesta en escena que incluye hoteles, salas de baños, manantiales, quioscos, paseos, en esencia una forma diferente de entender la vida.

Son las clases aristocráticas en el siglo XVII las primeras en dejarse seducir por la terapia del agua. En época de Carlos III, el Despotismo Ilustrado, impulsa los conocimientos técnicos y científicos, entre ellos los del termalismo. El balneario de Oviedo ya aparece en las primeras descripciones de establecimientos para la toma de baños en el Tratado de 1791 del médico R. Tomé. Se encuentra entre los cuatro establecimientos que a finales del XVIII muestran ya, de la mano de arquitectos ilustrados, edificios específicos de una instalación balnearia.

Las Caldas Villa Termal en Oviedo por El Guisante Verde Project

El cambio de siglo y la Restauración, propician la construcción de Grandes Hoteles, de la mano de la nueva burguesía, y será a finales de siglo cuando llegue el turno de las salas de baile, casinos, teatros, quioscos, pabellones... que atraen a una nueva clientela y dan lugar a la aparición del llamado turismo termal.

agosto 07, 2015

Vinh Trang la pagoda vietnamita junto al rio Mekong

Puerta Principal de Vinh Trang Pagoda por El Guisante Verde Project

La Pagoda Vinh Trang es un colorido templo perteneciente al budismo del Gran Vehículo, situado muy cerca de la ciudad de My Tho, punto de paso casi obligado en el mapa de la mayoría de los recorridos turísticos por Vietnam, en una ruta que parte de Saigón, actualmente Ho Chi Min City, hacia el delta del rio Mekong. Para nosotros, al igual que para una mayoría de sus habitantes, e imaginamos que para disgusto de las autoridades, resulta mucho más evocadora la denominación anterior de la antigua capital de Vietnam del Sur, Saigón.

Fachada y jardines de Vinh Trang por El Guisante Verde Project

El cambio de nombre forma parte del proceso de restablecimiento de la identidad nacional tras la marcha de los franceses primero y el fin de la guerra civil que asoló el país después. Tras la anexión por los vietnamitas de una parte del territorio camboyano en el siglo XVII, la antigua ciudad jhemer recibió un nuevo nombre. Sin embargo, pronto la población paso a denominarla Saigón (nombre que también adoptaron los franceses), ignorando la nomenclatura oficial, algo que ha vuelto a ocurrir tras su "bautizo" como Ho Chi Min City en 1975.

julio 30, 2015

Parque Nacional de Yosemite, una ruta para descubrirlo

Yosemite National Park por El Guisante Verde Project

El Parque Nacional de Yosemite es uno de los mejores lugares que conocemos para caminar en plena naturaleza. Después de dejarnos asombrar por los senderos en los que nos vimos acompañados por los seres vivos más viejos del planeta en Sequoia and Kings Canyon National Park, llegamos a Yosemite National Park donde inmediatamente nos sentimos como en casa. Tras haber visitado a lo largo de los años muchos grandes parques nacionales de Estados Unidos este espacio californiano sigue ocupando un lugar especial en nuestra mochila.

Yosemite es, como la mayoría de los national parks, un lugar para permanecer en el varias jornadas, aunque no suele ser lo habitual y la mayor parte de los visitantes realizan lo que para nosotros es un "tour salvaje" por los llamados parques del oeste. Es verdad que están señalizados fantásticamente, que procuran habilitar un gran número de viewpoints desde los que el turismo de automóvil y cámara de fotos proporciona unos resultados asombrosos, pero si de verdad queréis disfrutar de estos espacios hay que caminar y explorar.

Maribel en el sendero a Vernal Fall, Yosemite, por El Guisante Verde Project

No obstante, si por desgracia únicamente podéis realizar un sendero en Yosemite, estáis de suerte. Vamos a recorrer un camino que, en realidad, es una combinación de varios y reúne casi todo lo que hace grande a Yosemite: moles de granito, relieve glacial, bosques y vistas de algunos de los mejores saltos de agua de este parque nacional.

julio 19, 2015

De Burdeos a Chicago, un viaje con Jaume Plensa

St. Pierre, Burdeos - Plensa por El Guisante Verde Project

Tuvimos la suerte de visitar la ciudad de Bordeaux, Burdeos, a través de la lectura que el escultor catalán, Jaume Plensa hizo de ella. Junto con sus obras repartidas por toda la ciudad, una exposición detallaba la trayectoria y sus intervenciones, a veces controvertidas, en otras capitales como Rio de Janeiro, Londres, Dubai o Tokio, y nos permitía aprender más sobre el lenguaje de un creador al que le gustan los viajes y los espacios fronterizos.

Catedral, Burdeos - Plensa por El Guisante Verde Project

Exposición Ayuntamiento, Burdeos - Plensa por El Guisante Verde Project

Crear en ese tiempo intermedio que supone volar entre nuestro origen y nuestro destino, jugar con las letras, los números, los símbolos, sin llegar a eclipsar los espacios en los cuales sus esculturas fluyen, se incorporan al paisaje y nos invitan a caminar, a mirar desde otro ángulo, a entrar, a ser parte de ellas. 

Burdeos - Plensa por El Guisante Verde Project

A Jaume Plensa le apasiona el mar, aun cuando no sabe nadar, un mar que siempre está en movimiento, un espacio que nos pertenece a todos, y quizá por eso, a nosotros sus obras nos inspiran a la vez quietud y movimiento.

julio 08, 2015

La Tribu de los Lakota y la Torre del Diablo

Vida Cotidiana, Akta Lakota Museum por El Guisante Verde Project

Cuando comenzamos nuestro viaje desde Chicago, parte del territorio que debíamos atravesar camino de Yellowstone ya tenía un lugar destacado en nuestra imaginación: las Grandes Llanuras. Cruzando estas extensiones barridas por el viento casi podíamos sentir como era la vida aquí cientos de años atrás, cuando los Sioux llamaban suya a esta tierra.

Los Sioux eran un pueblo orgulloso, conocido por su bravura y por su código de honor. Habitaban una vasta región que se extendía por lo que hoy son los estados de South y North Dakota, Wyoming, Nebraska y Montana, para ellos, simplemente, las Grandes Llanuras.


Su vida se encontraba íntimamente unida a la tierra y a la naturaleza, todo lo que existía en el mundo lo consideraban la obra de Wakan Tanka, el Gran Espíritu, del que formaban parte el sol, el cielo o el viento.

junio 26, 2015

Postales desde Chicago. Postcards from Chicago

Chicago de noche - Vista desde el John Hancock Center

Después de declarar en este blog nuestro amor por Nueva York, la ciudad que nunca duerme, llegamos a Chicago con expectativas inciertas. Nos atrae conocer esos edificios que dieron lugar a la llamada Escuela de Chicago. Muchos la prefieren a Manhattan, otros no terminan de acostumbrarse a este vasto espacio abierto, llamada por algunos La Ciudad del Viento. Chicago es una ciudad vertical, aunque nuestro cuello sufre menos que en la Gran Manzana.

The Chicago Theatre

Todas las ciudades evolucionan y se reinventan como parte de un proceso natural, aunque en Chicago hay un punto de inflexión, un traumatismo, el incendio de 1871, que cambió para siempre el urbanismo y las reglas constructivas, no solo de la ciudad, sino del mundo entero. Es la catástrofe la que alimenta la creatividad y la que determina el uso de materiales ignífugos en el futuro.

junio 15, 2015

Sinan, el arquitecto viajero y el perfil de Estambul

Sehzade Camii, Esambul

La edad de oro del imperio otomano tiene dos protagonistas de excepción: Suleyman, para nosotros Solimán el Magnifico y el artista que dio forma a sus sueños de grandeza. Trabajando para el Sultán, Mimar Sinan, Minar significa arquitecto, sentó las bases de la mezquita otomana y "dibujó" el perfil de la ciudad, imposible de olvidar para todo el que mira hacia Estambul desde el Bósforo.

Suyelimaniye, Estambul

La obra prolífica del arquitecto nos lleva a pensar en la fuerza de un joven creador, y sin embargo, Sinan rozaba los 50 años cuando construye su primera mezquita. Nacido en el seno de una familia cristiana en Capadocia, fue reclutado con 14 años para formar parte de los jenízaros, el temido ejército otomano. Ingresó en el cuerpo de ingenieros que acompañaba a las tropas y la construcción derivada de los avances militares fue su escuela, fortalezas, puentes, caminos…

junio 04, 2015

Peggy Guggenheim, la colección de una adicta al arte en Venecia

El Gran Canal. Santa Maria della Salute y la Punta della Dogana en Venecia

Peggy Guggenheim, amante del arte y de los artistas, en parte eclipsada por la figura de su tío Solomon R. Guggenheim, lo cierto es que su vida y su historia dejan su impronta en el lugar que ella misma eligió para concentrar su colección: Venecia.

Le teníamos ganas a este espacio museístico, y aprovechamos nuestra última escapada a la ciudad de los canales para saldar nuestra deuda, callejear sin prisas por el sofisticado barrio de Dorsoduro, que nos ofrece una de las imágenes más conocidas de la isla, la Punta de la Dogana y la Basilica de Santa Maria della Salute, es la forma perfecta de acercarse a la colección y la coleccionista. Las tiendas y escaparates a buen seguro habrían sido del gusto de Marguerite Guggenheim, que para siempre será Peggy.

Palazzo Venier dei Leoni fachada al Gran Canal en Venecia

mayo 26, 2015

Los Colores del Vino en Rioja Alavesa

Nacimiento de las Uvas - Rioja Alavesa

Los colores del vino son la excusa perfecta para descubrir uno de los secretos mejor guardados de Euskadi: las tierras de Rioja Alavesa.

Recorrer y perderse entre lagares rupestres, un mar de viñedos, el paisaje del vino en Labastida, Páganos, Laguardia, El Ciego, Baños de Ebro, Lapuebla de Labarca, El Villar…, es una experiencia para los cinco sentidos. Detenerse a sentir la tierra, escuchar todas las fases de un proceso que viene perfeccionándose desde hace más de mil años. Admirar la lágrima en la copa de vino aferrándose a sus paredes, contrastar esos rojos cereza, los amarillos dorados, entretenerse imaginando al duende tanto tiempo encerrado en barrica de roble americano o francés de grano fino.

Paisajes del Vino en Rioja Alavesa

¿Qué puede hacer diferente una pequeña franja de terreno de algo más de 300 km al sur de Alava? Inés Baigorri va a responder una y otra vez a nuestras preguntas sobre las peculiaridades de los caldos de Rioja Alavesa y sus viticultores.

Pero ¿cuáles son los colores del vino? En una suerte de sinestesia, acercarse a la cultura del vino a veces supone oler colores y tocar sabores. Son muchas las zonas vinícolas que a nuestro alrededor compiten por los paladares más selectos. Y la verdad es que escuchar a aquellos apasionados por sus viñedos, que llevan muchas generaciones en su familia, cuyos apellidos dan nombre a las bodegas, siempre da un poco de envidia. Esa pasión por preservar características propias, por la calidad de la materia prima unida a un terreno propicio y una climatología adecuada, esa capacidad de identificar una paleta de sabores que asombran al no iniciado.