octubre 18, 2016

Eye Hotel de Utrecht, no le quitarás ojo...

Eye Hotel, hab. 103 - Utrecht por El Guisante Verde Project

Nuestro último viaje por tierras holandesas nos llevó hasta su corazón, la ciudad de Utrecht, donde además de sus calles adoquinadas pudimos recorrer las riberas del rio Vecht y sus castillos. Todo ello teniendo como base un alojamiento ciertamente peculiar, el Eye Hotel...

Eye Hotel, escalera - Utrecht por El Guisante Verde Project

Muy en la tradición holandesa de dar un nuevo uso a los edificios antiguos, este establecimiento, donde siempre hay alguien observando, fue construido como mansión residencial allá por el siglo XVII, para convertirse mas tarde en clínica de ojos con el famoso médico oftalmólogo holandés Franciscus Cornelis Donders como co-fundador.

Eye Hotel, fachada - Utrecht por El Guisante Verde Project

Se encuentra ubicado excelentemente, a tiro de piedra de la Domplein, la Plaza de la Catedral, y podemos trasladarnos a la mayoría de los puntos de interés de la ciudad a pie, lo que es un punto a su favor porque además la zona en la que se encuentra es realmente tranquila. Junto al hotel encontraréis dos establecimientos emblemáticos de la ciudad, el Cafe Village, elegido mejor café de Holanda, y la tienda de discos, vinilos en su mayor parte, Piano.

Eye Hotel, sala desayuno - Utrecht por El Guisante Verde Project

Cada vez más nos gustan más estos hoteles pequeños, donde la vida es más fácil y relajada. El Eye Hotel dispone solamente de 36 habitaciones, todas diferentes y, desde luego, sorprendentes. Como podéis imaginar, el interior del edificio y las habitaciones están decorados con numerosas imagenes y objetos que recuerdan su pasado oftalmológico y hemos de reconocer que al principio nos dio cierto yuyu, aunque finalmente no dejó de ser una anécdota.

Eye Hotel, pasillo - Utrecht por El Guisante Verde Project

Nuestra habitación, la 103, con un lateral ocupado casi en su totalidad por las ventanas es luminosa a rabiar y se abre a un gran patio-jardín trasero por lo que el ruido no va a interferir en vuestro sueño. Está dominada por una gran cama, bastante cómoda, que ocupa buena parte de la habitación, que es un poco reducida para lo que estamos acostumbrados últimamente. Aunque para reducido, el armario, si lleváis mucho equipaje tendréis que dejar la mayoría en la maleta.

Eye Hotel, hab. 103 - Utrecht por El Guisante Verde Project

El cuarto de baño, abierto en su mayor parte, así que si sois tímidos a la hora de ducharos, no compartáis esta habitación con extraños, o si... depende de lo que estéis buscando.

Eye Hotel, hab. 103, baño - Utrecht por El Guisante Verde Project

Uno de los puntos fuertes del Eye Hotel es el desayuno, que se sirve en una salita de la planta baja, junto a la entrada, y que también hace las funciones de sala de lectura o de café. Aquí no encontraréis un bufé de desayuno, ni falta que le hace. Os sirven en la mesa, con tranquilidad y sin agobios, unos excelentes croissants, diferentes tipos de pan, buen café, embutido, queso y zumo de verdad que componen la base del desayuno, aunque no es lo único y el resto para completarlo os lo ofrecerán en el momento de tomaros nota.

Eye Hotel, desayuno - Utrecht por El Guisante Verde Project

En la recepción hay un buen número de gafas de pasta, de diseño antiguo y moderno con las que podéis haceros un selfie en toda regla, o bien optar por una foto con cámara instantánea que el simpático personal del hotel colocará sin piedad sobre las paredes de la sala de desayunos, la recepción..., avisados estáis.

Eye Hotel, recepción - Utrecht por El Guisante Verde Project

En definitiva, para nosotros el Eye Hotel es una elección más que recomendable para alojarse durante vuestra visita a esta ciudad, Utrecht, de la que ya os contamos como 48 horas no son suficientes para recorrer el corazón de Holanda.

4 comentarios :

  1. Tomo buena nota, porque como de costumbre, me despertáis las ganas de visitarla.

    ResponderEliminar
  2. Que curioso!! Utrech está entre mis lugares pendientes de Holanda, así que cuando tenga ocasión de conocerla, haré por ir a este hotel, gracias por la sugerencia!

    ResponderEliminar
  3. Aquí me tenéis con lápiz y papel en mano anotando el nombre EYE y HOLANDA....Maravilloso viaje dentro y fuera del hotel. Hay rincones que parecen olvidados y que se diría que dentro de ellos, se han vivido muchas vidas...muchas historias...¡¡qué más nos podría contar este hotel!!
    Un abrazo y felices viajes,

    ResponderEliminar
  4. Acabo de descubrir el blog, y me ha encantado. Creo que este tipo de hoteles es el futuro, atención personalizada en un ambiente tranquilo y familiar. Me ha encantado el detalle de que hayan recuperado la historia del edificio y la hayan hecho suya.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial