mayo 26, 2015

Los Colores del Vino en Rioja Alavesa

Nacimiento de las Uvas - Rioja Alavesa

Los colores del vino son la excusa perfecta para descubrir uno de los secretos mejor guardados de Euskadi: las tierras de Rioja Alavesa.

Recorrer y perderse entre lagares rupestres, un mar de viñedos, el paisaje del vino en Labastida, Páganos, Laguardia, El Ciego, Baños de Ebro, Lapuebla de Labarca, El Villar…, es una experiencia para los cinco sentidos. Detenerse a sentir la tierra, escuchar todas las fases de un proceso que viene perfeccionándose desde hace más de mil años. Admirar la lágrima en la copa de vino aferrándose a sus paredes, contrastar esos rojos cereza, los amarillos dorados, entretenerse imaginando al duende tanto tiempo encerrado en barrica de roble americano o francés de grano fino.

Paisajes del Vino en Rioja Alavesa

¿Qué puede hacer diferente una pequeña franja de terreno de algo más de 300 km al sur de Alava? Inés Baigorri va a responder una y otra vez a nuestras preguntas sobre las peculiaridades de los caldos de Rioja Alavesa y sus viticultores.

Pero ¿cuáles son los colores del vino? En una suerte de sinestesia, acercarse a la cultura del vino a veces supone oler colores y tocar sabores. Son muchas las zonas vinícolas que a nuestro alrededor compiten por los paladares más selectos. Y la verdad es que escuchar a aquellos apasionados por sus viñedos, que llevan muchas generaciones en su familia, cuyos apellidos dan nombre a las bodegas, siempre da un poco de envidia. Esa pasión por preservar características propias, por la calidad de la materia prima unida a un terreno propicio y una climatología adecuada, esa capacidad de identificar una paleta de sabores que asombran al no iniciado.

mayo 18, 2015

La Ciudadela y Tumbas Imperiales de Hue, el ocaso del Vietnam de los Nguyen

Barrera de Espíritus - Tumba de Tu Duc en Hué, Vietnam

Hue, una de las joyas de Vietnam, de la que fue su capital hasta 1945, es símbolo del poder y también de la decadencia de la dinastía Nguyen, la última familia imperial que gobernó el país. A orillas del rio Perfume que toma su nombre de las hojas de los frutales que durante el otoño caen a sus aguas, traspasándole parte de su olor, se levanta la Ciudad Imperial. Desde sus murallas el monarca extendia su poder por el territorio.

Trung Dao Ciudadela de Hue

En nuestro largo recorrido por Vietnam tuvimos la fortuna de esquivar a la lluvia prácticamente durante todo el tiempo, aunque en Hué fue nuestra inseparable compañera de viaje. Sin embargo, el sonido de la lluvia golpeando las tejas de cerámica, la neblina que nos envolvía, el olor intenso de la tierra..., dotaban a la visita de un ambiente lleno de romántica decadencia que nos hacía trasladarnos a otras épocas, muy anteriores incluso a las construcciones que nos rodeaban. Es el influjo de Hué, la ciudad musa de los artistas, la capital intelectual y cultural del país.

Pagoda de Thien Mu, Hué, Vietnam

La Ciudadela encierra la Ciudad Imperial y la Ciudad Prohibida Púrpura: palacios, templos, pabellones, jardines, estanques..., un tesoro que vio como un incendio destruía un gran número de edificios en 1947, aunque los mejores se han restaurado. El recinto militar, inexpugnable solo en apariencia, es un conjunto de murallas, bastiones, y un gran foso. Entre la torre del homenaje y la puerta de acceso a la ciudad imperial, nos vigilan los Nueve Cañones Sagrados, fundidos a partir de las armas y objetos de la revuelta campesina de Tay Son, fruto de la cual uno de sus líderes, Nguyen Anh, unificó Vietnam en 1802 convirtiéndose en el primer emperador, Gia Long.

mayo 08, 2015

Restaurantes El Tizon y Naguar. De la tradición a la innovación gastronómica en Oviedo

Coulant de Cocido de Garbanzos. Restaurante Naguar. Oviedo

En ocasiones la casualidad se alía con la suerte y los viajes de trabajo se convierten en otra cosa, en una experiencia que va mucho más allá. Así nos ha ocurrido en Oviedo. Tirando del hilo de anteriores encuentros, Vanina Edith Posada de Dos Maletas y un Destino, nos convoca para servir de colofón a un proyecto que ha dirigido durante varios meses sobre  Actividades abiertas a la Innovación Turística, promovido por Turismo de Oviedo y EOI.

En la capital del Principado nuestros compañeros de viaje fueron  María Victoria Rodriguez, Marita Acosta, Christian Córom y Alfonso Ruiz de Eguino, todos dispuestos para hablar sobre lo que nos apasiona: los viajes, las redes sociales, compartir, crear y colaborar.


(Imagen del equipo, cortesía de Alfonso Ruiz de Eguino)

Un viaje de apenas 24 horas, con una intensa jornada de trabajo que, además,  nos permitió por una parte redescubrir el Balneario de Las Caldas, del que ya os hablaremos, y por otra, adentrarnos en la tradición gastronómica asturiana de la mano de la cocina de El Tizón; continuando, sin perder de vista los orígenes, en una evolución lógica hacia la innovación, por los fogones del Naguar.