mayo 15, 2013

Volcán Poas la caldera de azufre

Cráter del Volcán Poas

El Volcán Poas, que da nombre al parque nacional que lo alberga, es un buen motivo para prorrogar nuestra estancia en San José, la capital de Costa Rica. Forma parte de esa especie de línea, un hecho que llamó la atención del geógrafo alemán von Humboldt,  en la que se encuentran ubicados los principales volcanes de Costa Rica.

Una sinuosa carretera nos descubre ricos cafetales, preciosas vistas y nos prepara para el bosque tropical que encontraremos en nuestro recorrido por el país. El Parque Nacional del Volcán Poas permite asomarse a un cráter activo sin necesidad de escalar, se encuentra a 2704 metros de altura, caminando por un sencillo y corto sendero desde el aparcamiento.

Colibrí en el Volcán PoasEs posible rodearlo, aunque no está permitido descender al lago que ocupa su centro ya que se producen emisiones de gases tóxicos, lo que en ocasiones obliga a cerrar el parque, incluso durante días. La orientación y la altura hacen que, prácticamente a diario, el cráter se cubra de nubes, incluso durante la estación seca; es un volcán escurridizo, y se precisa algo más que suerte para verlo despejado.
Nosotros fuimos afortunados, aunque nos costó empaparnos hasta los huesos, porque en el preciso momento que una ráfaga de viento desplazó las nubes, estábamos allí.

El espectáculo merece la pena, un enorme cráter, de 1,3 km de diámetro y 300 metros de profundidad, fumarolas, una increíble variedad de colores, amarillos, ocres, verdes, rojos, incluso lilas... conforma el terreno alrededor, y la sensación de estar viendo la Tierra como un organismo vivo, que se transforma ante nuestros ojos.

Mapa de situación del Volcán Poas

Información Práctica

El parque tiene, además, una buena red de senderos, un cráter secundario, el lago Botos con aguas de color verde metálico, y es un buen lugar para tomar contacto con la vegetación y las aves del país, como los colibríes. 

Hay un centro de visitantes con tienda y cafetería por si tenéis que refugiaros, o hacer tiempo para subir al bus de vuelta.

La mejor época es la estación seca, desde mediados de diciembre a finales de abril; mejor evitar los fines de semana, y siempre madrugar mucho. 

El trayecto, si no tenéis vehículo propio, lo mejor es realizarlo en autobús regular, desde San José.

24 comentarios :

  1. Buenas! Coincido totalmente con lo que comentáis, suele ser muy difícil ver al completo su enorme cráter y la laguna que alberga en medio. De hecho, yo tuve la 'suerte' de ver este espectáculo casi al completo durante aproximadamente...¡30 segundos! Sí, sí, como lo oís, estaba todo muy cubierto, andaba yo sacando fotos por ahí a plantas etc., y de repente, en uno de los miradores, se escucha un "ooooohhhhhhh!" generalizado, verídico.

    Vuelvo al mirador rápidamente, y descubro que tal exclamación se debe a que las nubes habían dado una mini tregua y habían abierto un claro en el cráter. El tiempo justo para sacar malamente dos fotos, un break vital concedido por los dioses ticos, que no suelen tener muchas concesiones en el grandioso Poás. Fue una especie de espejismo de 30 segundos, todavía lo recuerdo con cariño, porque me flipan los volcanes.

    Por cierto, ¿os topasteis con una ardilla muy simpática en el sendero de acceso al mirador principal? ;-)

    SaludoX!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, Lonifasiko, que razón tienes, jajaja. A nosotros los dioses ticos nos obsequiaron con el diluvio universal, que por otro lado tuvo la consecuencia de barrer todo turista, viajero, local... que se encontraba por allí. Nosotros, ya no podíamos mojarnos más, así que seguimos dando vueltas hasta que, voila! ¡sin nubes! Y al cabo de un rato la gente llegaba corriendo desde el aparcamiento... pero ya era tarde.

      Y no, la ardilla no apareció, estaría a cubierto, :))

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Los volcanes siempre son visitas espectaculares y en Costa Rica parece que los hay a montones! Pero muy peligrosos. Mirad sino la chica española que ha muerto en Filipinas hace poco..... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Fran los volcanes son una fuerza de la naturaleza, incontrolables e imprevisibles, y siempre hay que tenerlo presente. Cuando se puede hacer con seguridad, son visitas magníficas.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me fascinó el Poás ... el camino hasta llegar y de repente ... ese espectáculo ... una pasada, se pueden pasar horas mirando y observando el cráter ... la laguna cercana por el sendero (viejo crater) es otra maravilla ...

    La verdad es que Costa Rica es un país muy afortunado!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, Alfonso, (The world thru my eyes), lo has expresado genial. Así ocurre, Costa Rica es un país para perderse y disfrutar de ello.
      Un abrazote!

      Eliminar
  4. Hola chicos.

    Imagino que la experiencia tuvo que ser maravillosa, aunque tal vez da un poco yuyu por eso de los gases sulfurosos, no creéis? . Yo no he tenido al suerte de ver volcanes en su plenitud "explosiva". Me apetece mucho y con suerte, en unos años cuando crezcan los dos bellos diminutos nos acercaremos hasta Costa Rica, Lo intentaremso entonces.

    Un abrazo enorme!

    Un abrazote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, lo es, Antonio Antonio Ruiz, y ánimate. Costa Rica es un lugar muy seguro, un buen destino también para los peques.
      Abrazos! :)

      Eliminar
  5. Maravilloso lugar:

    Pues yo debo ser el suertudo del día. Las tres veces que he subido lo he visto esplendoroso. No puedo decir lo mismo del volcán Irazú donde no vi nada excepto lluvia y un frío horroroso. Y tampoco he visto la lava del Arenal, así que una cosa compensa la otra :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, Antonio Antonio Quinzán ¡si que eres suertudo! A nosotros el Irazú se nos quedó, con pena, para la próxima; a cambio, el Arenal nos levantó una mañana con una explosión que hizo temblar la cabaña..., y nos dejó lava para todos los días que estuvimos allí. :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola!! ay que estrés me daría pensar las pocas posibilidades que hay de verlo sin nubes, jaja, que yo para esas cosas tengo muy mala suerte. La foto del cráter preciosa, debe ser emocionante estar tan cerca de un volcán activo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Caliope si que es un poco de estrés, aunque merece la pena intentarlo, asomarse al cráter es toda una experiencia.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Suele ocurrir que en este tipo de lugares , las nubes suelan hacer acto de presencia.
    En Indonesia en el Gunung Bromo , suele suceder lo mismo
    aun asi una entrada genial de un lugar precioso
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lógico, Bleid, las condiciones climáticas en estos lugares son especiales y cambian con facilidad. Es cuestión de suerte.
      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Hola!
    Me encantó vuestro blog!
    os dejo el mío también de viajes para que le echéis un vistazo:

    http://www.elviajedesandra.com

    saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra Descubriendomundo, nos alegra, le echaremos un vistazo también al tuyo.
      Saludos!

      Eliminar
  9. Nosotros también tuvimos suerte de verlo sin nubes durante un pequeño rato pero las vistas son tan espectaculares que merece la pena esperar una hora viendo delante tan solo una cortina de nubes muy espesas que te hacen perder cualquier vestigio de esperanza. Pero cuando el viento las mueve.... sin palabras

    En uno de mis post de Costa Rica hago mención a este volcán y también hay una foto de la caldera despejada, ahí lo dejo

    http://deilusionarecuerdo.com/2012/02/13/desde-el-suave-balanceo-de-una-hamaca/

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, De Ilusión a Recuerdo, de todas todas merece la pena esperar, y luego hay que tener que suerte, claro, :)
      Saludos!

      Eliminar
  10. Este volcán es una de las cosas más bellas que recuerdo de nuestro viaje a Costa Rica. Merece la pena la excursión.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, es verdad, para nosotros también lo es.
      Un abrazo!

      Eliminar
  11. Ahora parece que si .....
    Qué razón tenéis! Nosotros casi no vimos el cráter, estaba bastante cubierto y llovía, pero claro el huracán Mitch tuvo mucho que ver ...
    Tengo que volver, ya que a la mitad del viaje nos empezó a llover y no paró, tuvimos que volver a San José donde era más seguro esperar el vuelo de vuelta.
    Nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tuya tambien fue MertxeGL una aventura interesante, de esas que algún día hay que contar... :))
      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Me dan ganas de llorar (de la emoción), cada vez que visito un blog y veo que hay mas de veinte comentarios.... es muy buena señal, y que lo estais haciendo muy bien. Me ha encantado subir con vosotros al Volcan, creo que yo tambien me he mojado, jajaja. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlos Javier Nuñez Vázquez, cada vez es más complicado conseguir comentarios, y es una verdadera satisfacción lograr de vez en cuando un número interesante. Encantados de que nos acompañes, ¡a pesar de la lluvia!
      Saludos!!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial