junio 21, 2012

El Color de Jaipur


En esta ocasión cedemos el testigo a una gran viajera, Bea, que nos deja texto e imágenes de una ciudad fascinante, llevándonos de viaje allí donde nosotros aun no hemos llegado.

El color vino con nosotros desde Delhi, en los cientos de camiones decorados y pintados que nos acompañaron en el trayecto, que lo hicieron entretenido y sorprendente, que ahuyentaron el aburrimiento de un viaje por carretera.


Y no sólo el color, también el sonido, el de las bocinas de todos los tipos de vehículos que, anunciando  la cercanía de un adelantamiento o simplemente su presencia, nos negaban el sueño manteniéndonos entretenidos.


Llegar a Jaipur fue ver crecer el color de manera exponencial, y centrarse en dos focos: la mezcla caótica multicolor en el atuendo de las mujeres y la tranquilidad rosa de los edificios. No sabría decir cuál de los dos es más fascinante, si el ajetreo polícromo o la serenidad rosada… quizá ambos.


Maravilla la estructura geométrica de la ciudad antigua, con su trazado simétrico y cuajada de calles amplias, sobre la base del estuco rosa, que se extiende por toda la región, como pudimos comprobar en la cercana Fatehpur Sikri.

Fatehpur Sikri



Fascinan los nombres sugerentes de sus palacios, que concuerdan con la realidad: Palacio de la Ciudad, Palacio de los vientos, Palacio del agua, Palacio de la bienvenida, Palacio del tigre… 

Impresiona la vista de la ciudad desde el semiderruido templo de los monos. 

Sorprende la grandiosidad, originalidad y precisión del observatorio astronómico. 


Divierte el ascenso al fuerte Amber en elefante. Y, entre lo inerte, la vida. Movimiento. El día a día en la calle.

Más color, matices, tonos; la gama del magenta que se desparrama, para dejar espacio a los verdes, azules, amarillos ... concentrados en los mercados, en la ropa, en las flores de Jaipur.

Una ciudad arrebatadora.

Otras Colaboraciones en El Guisante Verde Project
De Cine, Mónika y Alvi nos guían en un nostálgico viaje por las antiguas salas de California.


Lassen Volcanic Park, Alvi y Monika nos enseñan uno de los más espectaculares y desconocidos parques del oeste americano.


La Isla Bonita, con Inma recorremos La Palma, una de sus preferidas en el archipiélago canario.

24 comentarios :

  1. Un viaje sensorial y sensual a uno de los rincones mágicos de la siempre sorprendente India! Hemos vuelto a notar el calor húmedo de nuestra última visita, los olores intensos y... ¡Las bocinas de los vehículos! Al final, uno se acostumbra a tanto ruido de bocinas y, casi, casi, lo echa de menos, como parte del lenguaje urbano cotidiano, cuando regresa a Europa! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajes de primera , una suerte que Bea nos haya "prestado" su experiencia. Me gusta lo de lenguaje urbano, creo que cada lugar tiene su propio código, en forma de olores, sonidos...Cuando yo vuelvo a casa, echo de menos el colorido, siempre me parece que somos muy grises..
      Un saludo ;-)

      Eliminar
  2. Un viaje que alimenta los sentidos, solo falta el olor, que puede ser o magnífico o repungante.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien!.Tienes razón M.Eugenia, muchas veces mi primer recuerdo de un lugar es el olor al llegar al aeropuerto. Cuando Roberto y yo hablamos de las entradas en el blog , echamos en falta como trasladar los aromas.., ese sentido que es uno de los más evocadores y que en general está tan poco educado..
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  3. Desde luego es para quedarte hipnotizado con los colores, bien por los de los edificios, algo más "calmados" o por lo llamativos de las vestimentas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aran BL buena aportación, ese contraste entre el edificio y las personas. Tal vez aquí nuestros edificios no nos obligan a competir para ser vistos , cuando vaya a hacer una foto, pensaré en lo de "calmados"...
      ;-)

      Eliminar
  4. Al leer vuestra crónica me parecía volver a mis visitas a India hace 30 años (ayer...). Este país y sus gentes me dejaron recuerdos imborrables; muchos eran pobres pero ¡qué dignos! Sólo conocí Calcuta y Bombay y además en viajes de negocios, con poco tiempo libre para ver tantas cosas. Me gustaría volver y a Margarita ir por primera vez no te digo...
    Un abrazo
    Jon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan J Azpiroz, que interesante sería esa comparación, como leer un libro años después. Seguro que para ambos era una bonita aventura, y también para los que después leamos tu crónica del viaje. Tu mirada experta, con los recuerdos de entonces y la de Margarita nueva... ya me lo estoy imaginando.
      un abrazo ;-)

      Eliminar
  5. Un largo viaje por las carreteras indias es una experiencia que nadie se puede perder, es como callejear por Jaipur y sorprenderte en cada esquina. India es todo: colores, aromas, caos, risas, sentimientos...

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carfotque sepas que queda anotado, hay que dejarse aconsejar por los que saben , jejeje. Y que sepas que de lo que dices una de las cosas que más me gusta es lo de "largo viaje", ;-) Un abrazo

      Eliminar
  6. Realizar un viaje a la India es, como vuestro blog, un Viaje de los Sentidos.

    El color de los saris, la sonrisa de los niños y de las familias que se acercan con curiosidad...
    El olor de las especias, de las flores que van a ser ofrecidas en el Ganges y en los templos, el olor de las vacas vagando por las calles ...
    El tacto de las manos de los niños que se te acercan, las telas de los vestidos, los muebles de los palacios, las piedras de los edificios ...
    El sabor del curry, del pollo tandoori, del tikka masala ...
    El ruido de los cientos de personas en los ghats del río Ganges en Varanasi durante sus rituales de purificación, de las oraciones en los templos hinduistas a las que pudimos asistir...

    Pero sobre todo, me quedo con la tranquilidad, la paz, la serenidad de una puesta de sol en el Taj Mahal.

    Como dice Bea, un país arrebatador, al que como sabéis Guisantes, quiero volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ganas me están entrando MertxeGL de salir hacia allí.., leyendo tu comentario compruebo la cantidad de cosas que tienes por contar, todas esas experiencias que buscan salir de tus archivos... y ya sabes que los Guisantes te estamos esperando ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  7. La verdad es que toda la India es una explosión de colores y olores. Jaipur fue una de las que más o menos más me gustaron. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Babyboom ya se que tu experiencia fue agridulce. Así que si Jaipur te gustó más o menos, va a la lista de viaje!!
      un abrazo ;-)

      Eliminar
  8. Si que entran ganas de ir a Jaipur leyendo esta entrada. Bien por la viajera Bea!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di qué si Fran, el merito es de Bea ;-)))

      Eliminar
  9. Hola chicos! Estupenda reseña de Bea y claro que tantas sensaciones provoca el universo indio. No conozco aún personalmente, pero me atrae, como a muchos, la idea de recorrer un sitio tan alejado de nuestros estándares occidentales... Hace poco ví una comedia inglesa llamada 'The Best Exotic Marigold Hotel', con una pléyade de actores maravillosos y filmada precisamente en... Jaipur! No se la pierdan!

    ¡SALUDOS VIAJEROS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gus entonces estamos en sintonía, por lo de dejarnos inspirar por Bea y visitar el país, y por que hemos visto y recomendado ya muchas veces esa magnifica película, que es una lección de vida, Gracias por recordar aquí que está ambientada en Jaipur, es una de esas que hay que ver, como viajero, como ciudadano sensible a cuántos nos rodean.. me encantó.
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  10. Maribel, siempre me haces soñar, cuántas veces hemos visto estas fotos maravillosas y me sien impresionando.
    La película me encantó.
    He empezado a hacer yoga y creo que no tardaré mucho para hacer un viajecito a la India.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa!, nos alegra que te haya gustado la entrada, y en esta ocasión es mérito de Bea, :))
      A nosotros también nos gustó la película, grandes actores, buen guión, y un color... Nosotros llevamos unos años practicando yoga, y cada día nos gusta más.
      La India..., asignatura pendiente :)
      Abrazos!!

      Eliminar
  11. ¡gracias por la entrada! ¡ahhh que hermosos colores! ha sido un placer pasar por aquí.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ! que alegría! Es verdad, los colores no dejan de llamar nuestra atención. Creo que en occidente nos estamos volviendo grises...
      Abrazos!!

      Eliminar
  12. uy que ganitas me estan entrando de salir ya hacia India, ya queda menos, que ganas tengo de visitar esas ciudades, de ver esas gentes con esos colores que nos saquen de la monotonia de Occidente, nos prepararemos psicologicamente para el choque cultural que nos espera, veremos pobreza, miseria, pero todo eso forma parte del viaje, asi como los kilometros que nos haremos en coche, estoy segura que este sera solo un primer acercamiento...
    Me ha encantado la entrada, preciosas fotos.
    BSS

    ResponderEliminar
  13. Inma seguro que el país os va a sacudir, me parece que teneis preparada más que una aproximación.. Os voy a ver partir con envidia ;-)

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial