junio 12, 2012

Bom Jesús y los Cinco Sentidos


La escalera barroca de Bom Jesus do Monte, en Braga, al Norte de Oporto, es uno de los monumentos más famosos de Portugal

No obstante, como sucede a menudo con nuestro vecino, resulta ser bastante desconocido para buena parte de los habitantes de nuestro lado de la "raya".


El contraste entre el gris del granito y el blanco de sus muros se ancla en la memoria, y recuperar su imagen, incluso años después, es un ejercicio fácil.

El santuario nos permite hacer un viaje por la historia reciente de los estilos arquitectónicos, desde el rococó de la Escalera de las Virtudes, al neoclásico de la iglesia edificada por Carlos Amarante, o el barroco de la escalera, ya que las obras se iniciaron en 1722 y terminaron con la consagración de la nueva iglesia en 1834.


El Bom Jesús es un lugar de peregrinación, y el camino de acceso, la Vía Sacra, que el peregrino recorría de rodillas como muestra de fe, está formada por un sendero bordeado de capillas (las estaciones del via crucis), y la Escalera de los Cinco Sentidos y de las Tres Virtudes

Un frondoso bosque lo rodea, produciendo una gran sensación de descubrimiento, especialmente si se accede a pie, y también de refugio, no ajeno al fuerte significado simbólico que encierra la construcción.

Se trata de un intento de representar el recorrido espiritual que experimenta el creyente, el cual debe, en primer lugar aprender a dominar sus sentidos para, acto seguido, adquirir las tres virtudes, lo que le conducirá a la salvación de su alma.


En cada una de las capillas nos encontramos una escena de la Pasión. Las figuras de terracota están realizadas con un realismo tal que pueden resultar inquietantes.

La Escalera de los Cinco Sentidos, doble y con rampas cruzadas, señala y, a la vez oculta, el camino de la salvación, en  una especie de ejercicio contrario al que hizo Miguel Ángel en la Escalera de la Biblioteca Laurenciana. Una serie de fuentes alegóricas, que representan a los Cinco Sentidos jalonan la subida.


En el Bom Jesús, el espacio aparece acortado, y se va estirando a medida que ascendemos, peldaño a peldaño hasta terminar en una explanada, invisible desde abajo, que da acceso a la iglesia. Fuentes alegóricas representando los cinco sentidos jalonan la subida.

La escalera presenta en su arranque un tramo recto, enmarcado por dos columnas con una serpiente enroscada, de cuyas fauces brota el agua, que recorre su cuerpo hasta la base.


El tramo final, la Escalera de las tres Virtudes, nos muestra figuras alegóricas de la Fe, la Esperanza y la Caridad, junto a un buen número de personajes del Antiguo Testamento.

Una vez arriba, la perspectiva de la escalera es impresionante, y transmite la sensación de haber recorrido un largo camino, en todos los sentidos.

20 comentarios :

  1. Como bien dices una vez que la conoces resulta imposible olvidarla, un sendero de fe convertido en un camino para disfrutar con los cinco sentidos.

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Carfot, lo has expresado perfectamente, así hay que disfrutarlo. Y buen viaje, por cierto! :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola. Es un lugar al que dedicarle tiempo y no es mala idea hacerlo en un dia nublado, no sea que en el trayecto del aprendizaje los sentidos se rebelen. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Viajero Los nuestros ya empezaban a hacerlo, seguro que un poquito menos de sol hubiera estado bien, jejeje.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Lo que he pensado al ver la primera foto ha sido "Mira, si la Piazza di España está en Portugal".

    Después de leerlo he pensado "Mira, grandes sitios a los que nunca podré ir porque tienen demasiadas escaleras"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loquemeahorro Tiene un aire, si, aunque ésta es bastante más larga, y la escalera doble...., pero si recuerda a la otra. Hay transporte alternativo, un "elevador", y puedes hacer el recorrido bajando, más relajado. :)

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Amigos del Guisante, creo que las religiones y las monarquías realmente han contribuido a la expansión del arte y... del turismo! los cuales, cuando van de la mano, nos ofrecen sitios impresionantes como éstos! Realmente me descubren otro de ésos sitios preciosos, imprescindibles, a visitar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gus Nos alegra descubrirte algún rincón, después de todo lo que encontramos en tu casa, ;)) Probablemente las monarquías de antaño, como las instituciones religiosas, solo pensaran en exhibir su propio poder y disfrutar del mismo. A cambio hoy en día tenemos lugares como este.

      Como siempre, un placer leerte por aquí.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Muy bonito
    ademas se parece muchisimo a la Plaza España de Roma no??
    la verdad es que Portugal es un pais lleno de lugares preciosos
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Bleid, se da un aire romano... :) La verdad es que Portugal, estando tan cerca, es un país muy desconocido para sus vecinos, y es una pena porque tiene auténticos tesoros.

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Yo no me imagino esa subida con mis mellizos dando saltos... O espero a que crezcan o las subo solo... Eso si, el monumento se ve majestuoso!! Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Fran, un poquito largo si que iba a ser...
      Abrazote!

      Eliminar
  7. He de reconocer que todo lo que sabía de BOM JESUS –que era casi nada- me viene del interés que me despertó un magnífico proyecto de vivienda del portugués EDUARDO SOUTO DE MOURA, un arquitecto de primerísima. Vuestra explicación es muy completa, y confirma de de nuevo que tantas veces desconocemos auténticos tesoros que están muy a mano … Hay que volver a Portugal!

    xG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XGaztelu, pués no podemos competir con tu fuente, Premio Pritzker 2011, jajaja, pero Gracias. Es verdad que tenemos tesoros cerca, y lo de volver a Portugal este año, por eso de la solidaridad entre países PIGS...nos llama.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Yo tuve la suerte de estar allí con una lluvia torrencial y el lugar me impresionó.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M.Eugenia la fuerza de las tormentas..., vamos pensando en días radiantes, un buen marco para las fotos.. Me imagino la subida ;-)) Si que impresiona,si!

      Eliminar
  9. Fantastic place, beautiful photos:) Greetings

    ResponderEliminar
  10. Precioso sitio. Aunque cuesta un poco, merece la pena subirlo y bajarlo.
    Tiene muchos detalles para ver y admirar, y además unas vistas de impresión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos sorprendió, Maria Grau, fue hace bastante tiempo, y no se oía hablar mucho de este sitio, como de tantos otros de Portugal que es un país fantástico, así que nos encantó, la verdad.
      Saludos!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial