mayo 24, 2010

So Far, So Near

La literatura japonesa, que está cobrando gran protagonismo en nuestra biblioteca, nos ha hecho reflexionar, una vez más, sobre todo lo que como humanos nos acerca a otras culturas, y también, como no, de la enorme distancia que nos separa. 

Sin embargo, hay momentos en los que, como dice el título de esta entrada, nos sentimos plenamente identificados con un sentimiento que hasta ese momento nos era ajeno, y nos descubrimos mucho más cerca de los otros de lo que creíamos. 

Ayer tarde, mientras recorríamos uno de nuestros paseos preferidos, pensando en estos días pasados, en los que hemos estado alejados de nuestro mundo virtual, y en los cambios que nos esperan, vino a nuestra memoria el concepto de roji: el sendero que atraviesa el jardín, y conduce desde el machiai, el pabellón de espera, hasta la sala de te y que simboliza el primer grado de la meditación.

Una vieja canción japonesa lo expresa en palabras, nosotros lo hacemos con el video de lo que vimos.

Miro a lo lejos,
no hay flores
ni hojas de colores.
Sólo a la orilla del mar,
una solitaria cabaña campesina
entre la luz tenue
de una tarde de otoño.

20 comentarios :

  1. ¡Qué reflexión!
    No sé que decir: los cambios siempre son buenos ...

    ResponderEliminar
  2. No se, no se Mertxe , ya veremos, jejeje, aunque también yo lo creo así, pero siempre genera incertidumbre.

    Buen lunes!

    ResponderEliminar
  3. Que horizonte más maravilloso nos habéis enseñado. Como siempre una entrada preciosa. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa,

    Soy la comentarista exiliada, que ha conseguido leer la entrada y ver el video desde el feed.

    Iba a decir que os envidio de una forma que me es difícil describir con palabras, pero la verdad es que me ha resultado tan relajante (sobre todo el sonido), que creo que odio un poco menos a la humanidad, y creo que durante esta tarde por lo menos, no haré sangre a mis compañeros.
    Gracias por compartirlo, de verdad.

    bss

    pd. Estoy deseando saber de esos cambios, que seguro que serán buenos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, GUISANTES, qué bien veros/leeros de nuevo.

    Cuánto tiene que ver lo que decís con algo en lo que yo también he pensado últimamente, ese entender y no entender las otras culturas, lo que es lejano y lo que es cercano, lo que separa y lo que une. En el fondo pienso que se trata en gran medida –aunque no sólo, es verdad- de descubrir qué hay de básico/elemental/necesario y qué hay de accesorio/superfluo/prescindible en la naturaleza humana … (¿me he liado un poco, o se entiende lo que digo?)

    Vuestro vídeo, además de gustarme, me ha dado MUCHÍSIMA envidia.

    xG

    ResponderEliminar
  6. Todo cambio implica renovación y esta ha de ser necesariamente buena. Puede que dolorosa, en ocasiones, pero a la larga seguro que nos trae algo bueno. Como los compañeros que me preceden, os guardo una sana envidia e infinitos deseos de que todo vaya bien: que vaya a mejor de inmediato.

    Me quedo con vuestro vídeo y la reflexión sobre vuestra entrada.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Fue una suerte, Eva no abundan mucho por aquí. Gracias por la visita!

    ResponderEliminar
  8. Loquemeahorro, bueno tu si, pero yo.... publicando el comentario, respondiendo, jajajaa. Bueno, si ha servido para que tus compañeros salgan por su propio pie de la ofi, genial, jajaja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. No te has liado para nada, xGaztelu, al contrario; o tal vez vez si, y entonces también nosotros estamos liados... Creo que, una vez más, has captado totalmente el sentido de la entrada, y por lo que me ha comentado Maribel, hay mucho de ella en la tuya, así que pasaré pronto.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  10. Homo Libris, vuelves cual solitario canis lupus dejando huella de tu paso por el blog! Los cambios, y más cuando son buscados, implican como dices, una renovación. Y renovarse es bueno. A la vez, después de muchos años resulta difícil liberarse, pero creo que todo irá bien.

    En cuando al atardecer, tengo que señalar que no son habituales en estas latitudes, al menos tan limpio, sin calima y con una increíble variedad cromática que no hemos podido reflejar plenamente.

    Tal vez por eso nos inspiró, y lo grabamos, por suerte porque hoy llueve... :D

    Un abrazo, gracias a todos por la visita.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado muchísimo...me llevo el poema para pensar más en él.
    Los cambios siempre son despedidas y también bienvenidas...pero creo que son buenos.

    Un abrazo y buen día!!!

    ResponderEliminar
  12. Preciosa entrada. Los cambios, sobre todo los buscados son buenos, diría que casi hasta necesarios aunque a la vez nos produzca algo de vértigo.
    El video es una preciosidad aunque esta vez me dais algo menos de envidia que de costumbre.

    Aquí también llueve

    ResponderEliminar
  13. Humm qué relax! No me extraña que sea de vuestros paseos prefes!

    PD: Misteriosamente no he podido ver el vídeo hasta hoy: ayer no me dejaba darle al play de ninguna manera... (y encima veía que Loque sí había podido!).

    ResponderEliminar
  14. todo lo que nos saque de la rutina nos genera dudas, pero cuando una ventana se cierra se abre un porticon asi que seguro que los cambios son buenos, y si no , pues a volver a cambiar hasta que sean buenos ,
    buena semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  15. Acabo de llegar de Praga y en estos días veo que estáis reflexionando con las cosas importantes que nos afectan a nuetra vida. No se os puede dejar solos jejeje.
    Me ha encantado el video, y los cambios, siempre implican un esfuerzo de desarraigo de lo tuyo de lo conocido de la comodidad, para empezar a desdoblarte para entender otras circunstancias, y sobre todo para ver que lo nuestro no es lo mejor del mundo, hay cosas fascinantes detrás de nuestra pared.
    Que envidia me dais. Espero que todo sea bueno.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  16. Una entrada preciosa, con una proyección que llama al relax y la reflexión.

    Entiendo de cambios, porque se están produciendo en mi vida, buscados por supuesto, y van a seguir produciendose.

    A veces creo que hay que dejar lo que sea por cumplir un sueño, cambiar es renovarse, reiniciarse, resurgir, volver a nacer y recargar unas pilas, gastadas en demasia con frecuencia.

    OS habéis superado, cuidaros muchísimo

    Abrazos¡¡¡

    Nos vemos en nomaders Sevilla?? me encantaría¡¡

    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, María , no hay mejor recompensa que compartir estas cosas. Los cambios, de momento, buenos :)

    Un saludo!!

    Lammermoor , es verdad lo del vértigo, pero bueno, supongo que poco a poco nos iremos asentando, jejeje. Claro que no damos tanta envidia, esos días tuvimos unos cielos espectaculares por todo el norte.

    Un abrazo!

    Jajaja, Isi , tienes razón, mira que Loque si que pudo!!
    Y, si, es de nuestros paseos preferidos; cerca de casa, relajado...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Bleid esto es casi, casi un aforismo, jejeje. Me encanta que pienses así! a cambiar hasta que se sea bueno!

    Un abrazo!

    Jo Teresa , que bien, Praga. Estuvimos hace poquito y la verdad es que había cambiado poco, seguía siendo una ciudad maravillosa. Gracias por la visita!!

    Un abrazo!!


    Miguel , claro que sabes de que hablamos!!, tu siempre estás en movimiento!
    Ya nos gustaría también a nosotros verte en Sevilla, pero lo tenemos dificilillo...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. Es imperdonable que no me hubiera fijado en esta entrada antes... Precioso vídeo, hermoso poema y espero que los cambios sean para mejor. ^^

    ResponderEliminar
  20. Alienor , decías que se te había pasado la entrada... Fíjate como andamos nosotros.
    Gracias por la visita!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial