enero 08, 2009

La Otra vida de los Libros

Hay veneración, respeto, admiración en la forma en que tratamos los libros, unas veces como fuente de placer y otras como objeto de culto.

Recorrer la Reading Room del British Museum, donde aún quedan las huellas de Kipling, Ghandi, Karl Marx..., o la Public Library de New York, es pasear por auténticos templos de la lectura, cofres de historias y tesoros, lugares dónde los libros son reverenciados, dónde aún se exige silencio, calma, un oasis en el centro de la ciudad.

En un mundo cada vez más virtual, viajamos al pasado tocando ediciones de autores admirados, London, Faulkner, Dickens, Austen...; mirando las antiguas fichas guardadas en esas cajas con miles de pequeños cajones esperando a ser descubiertas, respirando más despacio, esperando contagiarnos de todo ese saber acumulado.


Hay algo mágico al leer un libro que ha pasado por otras manos, coincidir con Vargas Llosa, en el prólogo a Madame Bovary, en que hay personajes de ficción que nos marcan más que algunos reales.

La otra vida de los libros, libros marcados, anotados, subrayados, como Napoleón cuando lee "El Principe de Maquiavelo, o Proust o Virginia Wolf al leer las Cartas de Madame de Sevigne, las pequeñas huellas marcadas en las hojas , subrayados...

Las manías que cada lector deja en el libro son otra forma de quererlos, de darles otras vidas, una pista para futuros lectores. Disfrutad, leed!

8 comentarios :

  1. Los que hemos crecido tocando el papel de los libros, oliendo su aroma, pasando las páginas una a una..., tenemos aun dentro de nosotros esa veneración por la letra impresa, que es, cada vez más, algo del pasado.
    Internet nos lleva a todas partes, es cierto, pero no proporciona la emoción de tener en tus manos una obra escrita, de llevarla contigo, leerla en cualquier lugar.
    Tampoco te permite reflexionar sin prisa sobre lo que lees, volver sobre tus pasos, anotar o marcar algo para recordar después.
    No es un alegato en contra de la tecnología, no tendría sentido en nuestro mundo, y menos aun utilizando este medio.
    Adentrarse en una biblioteca es, en cierto modo, romper la barrera del tiempo; escuchar el silencio, el murmullo de las páginas al pasar y de las palabras de los autores que construyeron nuestros sueños.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda los libros pueden ser la mejor compañía, con ellos se puede disfrutar historias maravillosas, conocer el mundo...
    ¡Aprender tantas cosas!
    Un día os contaré que libros me hicieron mas ilusión y que recuerdo con gran cariño.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no lo cambio por nada, para mi los libros son sagrados y hasta me cuesta prestarlos.
    No me gusta nada la costumbre que tienen hoy en día algunos profesores de ponerse a colgar articulos en la web de la universidad,¡ donde esté el papel que se quite lo demás¡
    Lo mismo me pasa con el periodico, me encanta pasar las páginas y manosearlas y hasta mancharlas de café,¡y además puede reciclarse¡, jajajajja
    Hay una belleza en los libros y un halo en las bibliotecasinigualables.
    LEO

    ResponderEliminar
  4. Querida Srta. Hanff,

    Cito esto que Ud. escribió en su carta del 8 de diciembre de 1949: "Me encantan esos libros de segunda mano que se abren por aquella página que su anterior propietario leía con más frecuencia. El día en que me llegó aquel ejemplar, se abrió por una página en la que leí: "¡Detesto leer libros nuevos!". Y saludé como un camarada a quienquiera que lo hubiese poseído antes que yo."

    Aprovecho la ocasión para decirle que me ha EN-CAN-TA-DO "La elegancia del erizo" que he saboreado, como bien puede suponer, en su idioma original. Tenemos pendiente una conversación epistolar al respecto.

    Con mis mejores deseos.
    F.P.D. por Marks & Co.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo voy a hacer de abogado del diablo pero... Pensemos en cuánto papel podemos ahorrar si hacemos un uso responsable de la tecnología. A mí sí me parece bueno colgar materiales didácticos en la red. Se abaratan costes a medio-largo plazo y se contribuye a un uso más responsable del papel. Abre múltiples posibilidades con respecto a los métodos de enseñanza. Pero además... ¿sabemos realmente los potenciales que encierra la literatura digital? La literatura digital no es algo escrito y guardado en doc o en pdf. Ni el iphone, ni los libros digitales que está vendiendo Amazon son auténticamente literatura digital. Sería algo más cercano al papel electrónico y la tinta electrónica (imaginan un periódico digital que pueda enrollarse, como el de papel?) Bueno, pues eso, ya existe, véanlo en este enlace, donde además de una buena explicación hay fotos y vídeos:
    http://libroselectronicos.wordpress.com/2007/11/10/tinta-electronica-e-ink-y-papel-electronico-e-paper/
    Sin duda, los libros han sido nuestros eternos compañeros, como antes lo fueron los papiros, los rollos, los códices. ¡Pero la literatura está en nuestra cabeza y en nuestro corazón! ¡Hay que tener más confianza en los nuevos soportes!

    ResponderEliminar
  6. No esperaba menos debate, que todos amamos los libros queda claro, que el futuro ya está aquí, no hay más que ir al enlace de monikita y prepararse, Y reciclar claro.
    Y como también tenemos visitantes desde el pasado, gracias Frank, es un honor tenerte entre nosotros y por supuesto Helen te contestará como mereces, si hay un libro que merece por excelencia tener otra vida ese es "84, Charing Cross Road", aparecerá muy pronto en este blog.
    Frank ¿cómo no fuimos a ver la versión teatral de Coixet?

    ResponderEliminar
  7. No creas que no lo siento, estimada Helen, pero, si bien no recuerdo con exactitud qué fue lo que nos impidió acudir a aquella función, seguro que no me pillaría por la campiña inglesa buscándote ese ejemplar de poesía de amor isabelina que me encargaste para inspirarte durante la Cuaresma... He estado algo apartado durante demasiado tiempo.
    Frank

    ResponderEliminar
  8. Frank,
    si no tienes otra excusa mejor, como que Nora o las niñas se encuentren enfermas, no voy a tener más remedio que buscar otros proveedores de libros en Europa. Cuaresma, está resultando demasiado larga y con tan pocos libros...
    En tu último envío me interesaron hasta los periódicos en los que los libros venían envueltos.Teneís una forma de contar las noticias en Londres.Sigo buscando "Londres, una biografía" de Peter Ackroyd, ¿no podrías incluirla e el próximo envío?
    Helen

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial