noviembre 10, 2008

Rapa Nui, la Isla de los Hombres Pájaro


En el extremo oriental de Rapa Nui, se encuentra este grupo de moais, el más impresionante de la Isla, llamado Ahu Tongariki.

Las estatuas se levantan majestuosas frente al mar, y al volcán Maunga Pu A Kaitiki. La Isla de Pascua, Rapa Nui, es un destino exótico en sí mismo, aparentemente cerrado y sin espacio para lo inesperado. Sin embargo, hay mucho más, y, a menudo, depende únicamente de nosotros el encontrarlo.


De igual modo, en este mundo tecnológico, impersonal e informatizado en el que nos vemos inmersos, "viajamos" a otros países, contestamos al email diariamente, "hablamos" con personas de muy diversos lugares. 

Por ello, resulta sorprendente y es una alegría, recibir, como nos ha sucedido hoy, una postal desde los Confines del Mundo, desde Rapa Nui.

10 comentarios :

  1. gracias! y es muy cierto que hablamos con gente tan lejana y sin embargo ni nos damos cuentas, la bellleza del mundo y de internet, gracias por el paisaje!

    ResponderEliminar
  2. bellisimo es muuy cierto que es un lugar lejano pero es una belleza!

    ResponderEliminar
  3. Debe ser uno de los lugares mas bonitos y enigmaticos del mundo. Lo malo es que debe salir carisimo un viaje alli.

    ResponderEliminar
  4. Cáspitas. Eso sí que es una sorpresa. ¿Quién andará por ahí, tan lejos? Qué guay. Y qué envidia...

    ResponderEliminar
  5. se ve paradisiaco realmente quizas algun dia pueda anda caminando por ahi!

    ResponderEliminar
  6. Este lugar siempre me ha fascinado, ojala pudiera ir, pero lo cierto es que queda algo lejos, aunque no lo descarto en un futuro.

    ResponderEliminar
  7. Siempre me resultaron enigmáticas y a la vez bellas esas tierras. Tienen un un "nosequé" que me enamora. Que belleza!

    ResponderEliminar
  8. Tiene que ser impresionante...quizá algún día...

    ResponderEliminar
  9. Realmente es una belleza de lugar estuve ahí y la energía de la isla es unica. Muy mistica..excelente lugar para reencontrarse con uno mismo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser una experiencia difícil de explicar, Cami. Algún día esperamos poder caminar entre estos gigantes y sentirnos parte de ellos.
      Saludos!

      Eliminar