marzo 17, 2008

El Agua de la Vida. Cemberlitas Hamam

El hamán de Çemberlitas se construyó en 1584, a instancias de la Sultana Nur Banu, esposa del Sultán Selim, y madre del futuro Murad III.

El legendario arquitecto Sinán los diseñó, y son considerados una de las principales obras de la arquitectura otomana del siglo XVI.

Hace ya algunos años que disfrutamos de unas horas en el interior de este antiguo hamán, sobrio y tranquilo -al menos entonces- ya que, los turistas, desanimados por su aspecto un tanto destartalado, optan por acudir a establecimientos mas modernos o a los situados en los hoteles de lujo.

En consecuencia, el viajero encontrará que la mayoría de la clientela es turca, lo que permite ser más consciente de la experiencia del hamán, poder seguir su ritmo y apurar las sensaciones que hacen posible fijar esos momentos en la memoria.

Entrar en el hamán es realizar un viaje en el tiempo, que purifica cuerpo y alma, su lujo es el silencio, las losas de mármol, el vapor, la ausencia de ruido producido por máquinas, los techos altos, las paredes de piedra, la conversación, las bóvedas perforadas que tamizan la luz natural, el aroma a té y jabón..., y el placer de dedicar a nuestro maltratado cuerpo la atención que, a menudo, le negamos.

Su número se reduce poco a poco, al igual que su importancia como lugar de encuentro y de vida de la comunidad; primero los baños y aguas termales de los romanos, luego los hamman, la importancia de estos espacios a lo largo de la historia ha sido capital. Yo creo que esto debería seguir siendo así, y es importante que lugares como los magníficos baños termales en Bursa o estos de Çemberlitas en Estambul no desaparezcan.

Entra, y viaja en el tiempo!.

2 comentarios :

  1. Precioso post. He leído que estos baños están desapareciendo en Egipto. Hace poco se publicó un artículo en el País. Intentaré buscarlo en otro momento para daros la referencia. Y gracias por la música de Phil, que tantos recuerdos familiares me trae y la obligación moral de no compadecerme tanto de mí misma..."Think twice", sobre todo en los demás. Gracias por tanta agua de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Es una cosa que tengo pendiente, mira que he estado en países árabes y en ninguno de ellos he entrado en un hamán. No sé, será que no iba con la compañía adecuada. Y que conste que me gustan mucho los spas, los masajes, ... recuerdo uno en Sri Lanka que fue una gozada.

    Por cierto, hoy 22 de marzo es el día mundial del agua, declarado en 1992 por la ONU. Este año habrá que acercarse a la Expo de Zaragoza que “tiene por objeto el agua como elemento imprescindible para la vida; y como objetivo y finalidad el desarrollo humano desde el compromiso ético de la sostenibilidad”

    Yo también aprovecho para agradeceros la música que habéis añadido en el blog y que me acompaña mientras escribo estás líneas.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial