diciembre 18, 2011

El Hermitage en El Prado

Admirar este trabajo colaborativo entre los museos de El Prado y El Hermitage*, con un interesante conjunto de piezas, entre las que nos han gustado el barro de Bernini (preparación para el Extasis de Santa Teresa), los tesoros de los escitas nómadas, las exquisitas piezas de orfebería, las manufacturas chinas, filigranas... podéis contemplar algunas de ellas en la entrada de xGaztelu.

Una cuidada selección de su vasta colección enciclopédica, con muchas obras y autores conocidos, Caravaggio, Rembrandt..., que pueden ser el "gancho" para la visita, no deben eclipsar el gran lienzo de Bellotto, los satenes de Metsu o la maliciosa mirada del busto que representa a Voltaire. Obras en su mayoría de las culturas europeas.


Es Catalina la Grande la que inicia la colección y podemos ver el retrato de esta "pequeña" mujer en el museo del Prado. Ella construyó el Pequeño Hermitage, que sirve de enlace entre el Palacio de Invierno y el conjunto de edificios que hoy forman el museo.


Contemplar esas fotos que dan acceso a la exposición, vistas del Palacio de Invierno en las orillas del Neva, y su escalera de honor, comenzar con los lienzos muestra de su pasado esplendor, no hace sino incentivar el deseo de visitar San Petersburgo.

 
Viendo, en el completo e interactivo video preparado por El Prado, como lucen las obras prestadas por la pinacoteca española en las salas de San Petersburgo, la sensación de que la ciudad rusa ha salido ganando, es mas intensa.

Si hemos echado de menos esa fastuosidad en los trajes, joyas, disfraces, juguetes... que pudimos contemplar en la magnífica inauguración de la nueva sede de El Hermitage en Amsterdam, con la muestra At the Russian Court, Palace and Protocol in the 19th Century

En aquella ocasión pensamos que se habían traído medio Palacio de Invierno, y si el mismo Zar, Pedro I el Grande encontró en Amsterdam un reflejo de San Petersburgo, cómo no soñar con el original.

Vuelve también a nuestra memoria la cuidada selección que el Museo Guggenheim Bilbao preparó en colaboración con El Hermitage, bajo el título Rubens y su Época.


El Hermitage en Madrid, Amsterdam, Bilbao... ¿no va siendo hora de conocer ese espacio, monumento único de la historia de Rusia durante su período imperial?



El Arte también viaja.

*Encuentro la explicación al por qué de los dos nombres, Hermitage y Ermitage, ya que su origen es el segundo, en francés, por algo era el idioma de la realeza europea, donde todos eran "primos".

24 comentarios :

  1. Me encantó esta exposición, y sí, incrementa mis ganas de conocer el Hermitage, Rusia está en mi podio de países que deseo con toda mi alma visitar, algún día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subscribo totalmente tu comentario.

      Eliminar
  2. Sí, si que hay que plantearse conocer aquello, el museo y la ciudad: otro objetivo para la lista (la “maldita lista” que no para de crecer …). Leyéndoos sospecho que valoramos de manera similar la exposición del Prado (gracias por el enlace), y me alegra, porque vuestra opinión está más fundamentada: tenéis otros puntos de comparación, interesantes (la expo de Ámsterdam debió se muy buena).

    xG

    ResponderEliminar
  3. No estaría nada mal una escapada al Hermitage, la exposición del Prado es lo que faltaba para caer en la tentación.
    Presiento que hay algún proyecto para visitar Rusia ¿me equivoco?.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carol, si, lo cierto es que la visita hace que suba puntos en nuestra lista de destinos pendientes, como dices, algún día...compararemos, jejeje!
    ;-)

    ResponderEliminar
  5. Gaztelu, jajaja, la "malita lista"; estos días pensaba en la cantidad de cosas que he descubierto gracias a vosotros, amigos blogueros, así que aunque la frustración es alta por la cantidad, lo cierto es que merece la pena.
    La expo de Amsterdam nos pareció espectacular, ya que nunca habíamos visto piezas en movimiento, los maniquis con trajes de época cobraban vida mientras sonaba la música en una recreación del "salón de baile"...
    Tenemos que buscar una película "El arca Rusa" que recrea el esplendor del Hermitage, aunque tal vez sea sólo para amantes del arte...
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  6. Tiramillas, uyyyy, ¿tanto se nos ha notado?, bueno ya sabeis que nuestros planes son siempre a medio plazo, mientras hay que leer, estudiar, documentarse...pero tiene que estar tan bonita con nieve, jejeje!
    ;-)

    ResponderEliminar
  7. Un buen aperitivo de lo que ofrece el Hermitage aunque es cierto que se echaron de menos algunas piezas artísticas,como algún huevo Fabergé, tan representativos del arte ruso. A nosotros nos emocionó mucho la escultura de María Magdalena. Hay una novela interesante sobre Catalina la Grande: Catalina la Grande, de Henri Troyat, ediciones Vergara!

    ResponderEliminar
  8. Por fin, puedo quedarme aquí un ratito...en vuestro espacio. Tengo el Prado relativamente cerca, pero no le visito muy a amenudo. Hace ya tiempo que no voy a exposiciones. Esta que contáis parece que está muy bien y que además se complementa con otras. San Petersburgo, siempre ha sido un lugar al que he querido ir. Y en dos ocasiones estuve a punto. Quizá algún día pueda acercarme.
    Catalina la grande, tuvo que ser una "gran" mujer. Tengo que enterarme más sobre su historia,...apenas es conocida para mí.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Hoy, milagrosamente, veo imágenes, y qué suerte porque así he podido ver estas fotos y puedo comentar!

    Ya leí la entrada de xGaztelu y una vez más pienso "¿Pero quieres sacar ya la entrada, MariPili?"

    Seguidamente pienso
    - ¿Cuándo habrá menos gente y no estaré toda la exposición viendo la misma obra "Nuca del señor de delante"?

    ResponderEliminar
  10. Una gran exposicion sin duda,
    No he estado en el Hermitage pero si en el Prado y aunque no entiendo de arte si que me pareció excepcional

    felices fiestas

    ResponderEliminar
  11. Con una novia historiadora del arte como la que tengo ten por seguro que a principios de año estaremos por Madrid únicamente para ver esta colección que pinta apasionante!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. En enero iré a Madrid y podré ver la exposición.
    Ya os veo preparando el viaje a Rusia; a mi ya me apetece sin haber visto la expo.

    Mientras tanto ¡¡Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  13. Es una suerte que el arte cruce fronteras y se acerca a tantos ciudadanos que nunca podrían disfrutar de ciertas obras de arte por estar en ciudades diferentes...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Viajes de primera, es verdad, la escultura de Canova merece atención, gracias por el apunte del libro sobre Catalina, a buscar..jejeje.
    un abrazo y Felices Fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  15. Maria, como ves en el comentario anterior, ya no tenemos excusa para conocer mejor a esta "gran mujer", en cuanto a San Petesburgo...de momento es verdad que te pilla más cerca El Prado, jejeje, no es lo mismo, pero entretiene.
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  16. Loque, dile a Mari Pili que saque la entrada por interne y que te busque una mañana libre a primera hora...ya, ya, que está dificil, que me llame, y te lo negocio, jeje...
    Digo yo, que una de Hopper...esa si que va a ir sacando las reservas para los BIB´s pero que ya!!
    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  17. Gracias Bleid, es que nosotros casi en cualquier caso vemos la excusa para un viaje, y esta vez lo merece ¿no?.
    Felices Fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  18. Xipo, aquí el historiador es él, jejeje, aunque no le doy la razón facilmente...
    Me alegro de que os acerqueis a verla, y tal vez os apetezca ver la de Leonardo Da Vinci en el Canal de Isabel II, para aprovechar el viaje!
    Felices Fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  19. Gracias Lammermor, siempre merece la pena la excursión ( que tu exprimes), y mientras nos documentamos sobre Rusia (va para largo) podemos ir pensando en el BIB´s segunda parte, ¿no?, en el 2012 suena bien!!
    Felices Fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  20. Fran es que a todos les apasiona viajar, también a las obras de arte, jejeje. Tienes razón, es una suerte que se acerquen a quienes no pueden ir a visitarlas.
    Muchos amantes del arte con sus copias y dibujos nos acercaron países lejanos y nos contagiaron de este virus que es viajar y aprender de otras culturas!
    Felices Fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  21. Me he quedado con las ganas de ver esta exposición y debe haber sido hermosísima.

    ResponderEliminar
  22. Ya he visto la exposición (y alguna nuca). Sobre todo lo que te impresiona (o a mí) es la suntuosidad y el esplendor de la corte rusa; la personalidad de Catalina la Grande _ya he tomado nota del libro sobre ella- y lo completo de la colección; como se esmeraron en abarcar todas las etapas de la historia del arte.

    El esbozo del Extasis de Santa Teresa es impresionante y también la Magdalena penitente. El florero de Fabergé; una auténtica exquisitez y ... Bueno, sales de allí diciendo tengo que ir a San Petesburgo (y también a Amsterdam y a Ferrara.

    Me acordé también de un libro que leí hace tiempo sobre el destino de la habitación de ambar (era un estudio de Catherine Scott-Clark y Adrian Levy:La cámara de ambar.)

    ResponderEliminar
  23. Lammermoor, buena cosecha, ya que de ella salen viajes y libros.
    El ensayo me pincha, uno de los tesoros más buscados....me lo apunto!, y este le gusta también a Roberto fijo.
    Es necesaria una quedada BIB´s pronto, que me he enterado de que Loque nos prepara ....
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial