marzo 25, 2013

Las Hilanderas. Tejiendo la Innovación

Las Hilanderas de Velázquez en el Museo del Prado

En su etapa de mayor esplendor, hacia 1657, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez pinta Las Hilanderas, lienzo también conocido como La fábula de Aracne.

Lo hace para un cliente particular, don Pedro de Arce, montero Real. El cuadro estuvo en el Alcázar de Madrid, donde sufrió daños importantes en el incendio de 1734; fue trasladado al Palacio del Buen Retiro, y posteriormente al Palacio Real de Madrid. Finalmente pasó a las colecciones del Museo Nacional  del Prado en 1819, y es allí, en las salas dedicadas a Velázquez, donde podemos encontrarlo.

Es un lienzo que nos muestra dos planos, uno el taller de las hilanderas con 5 personajes y otro con el tapiz del fondo donde otras 5 figuras les dan la réplica. El juego de los dos planos es algo propio del barroco, con códigos que hoy se nos escapan, como la lectura de los mismos en orden: primer plano, segundo plano, como si se tratase de las páginas de un libro.

El Rapto de Europa pintado por RubensAl fondo en lo alto  El rapto de Europa, donde Zeus se convierte en toro para raptar a la ninfa Europa. Velázquez nos permite adivinar aquí un cuadro de Tiziano pintado para Felipe II, copiado en muchas ocasiones, y que pertenecía a los reyes españoles desde 1562.

marzo 15, 2013

Bodie Ciudad Fantasma

Vista General de Bodie

Bodie es una ciudad única en el panorama de las ciudades fantasma de Estados Unidos. En palabras del especialista Philip Varney, se mantiene en un estado de “decadencia detenida”, gracias a que cuando un edificio necesita reparación, no se restaura a su estado original, sino que se mantiene en su estado actual. Unos 170 edificios se mantienen en pie, la mayoría viviendas, aunque en la ciudad también se conservan establecimientos comerciales y otros relacionados con la minería.

Sala Comedor en Bodie

En Bodie no hay locales turísticos, ni presentaciones multimedia, ni automóviles modernos; tampoco hay puestos de comida o bebida.

marzo 08, 2013

Refugio de Vegarredonda en Picos de Europa

Imagen de la subida desde el Refugio de Vegarredonda en Picos de Europa

Para realizar esta ruta por el Parque Nacional de los Picos de Europa, elegimos como compañera de viaje una guía clásica, la Guía Alpina, ampliamente conocida en los ambientes montañeros, y que incluye casi todo lo que debemos esperar de una buena guía.

Esto es, una introducción, relativa a la zona que veremos, normas del parque, consejos generales de seguridad en la montaña, una explicación de cómo utilizar la guía, imágenes de la ruta, mapa, y también se indica el norte en todos los planos.

Hay que señalar que las condiciones meteorológicas fueron excelentes, aunque la presencia de nieve era generalizada y limitaba bastante las posibilidades, entre otras cosas por el peligro de aludes.

La ruta que elegimos es una clásica de la zona: Lago de Enol - Refugio de Vegarredonda - Mirador de Ordiales - Pico Cotalba, aunque ya teníamos bastante claro que la ascensión al pico sería improbable.

Esta ruta, de nivel 2 sobre 4 de dificultad (según la clasificación de la propia alpina), es ideal para adentrarse en el mundo de los Picos de Europa, con llegada a uno de los miradores más bellos de todo el macizo.

A primera hora de la mañana salimos del lago Enol, siguiendo las indicaciones de la guía, tramo que no presenta dificultad alguna, en cuanto a la señalización, con pequeños desniveles, y que discurre por una pista ancha unos 3'5 km.

Vista del Lago de Enol en Picos de Europa

En Pan de Carmen, hay un cartel informativo sobre la ruta, y un aparcamiento improvisado, ya que la pista es accesible, con precauciones para un vehículo normal.

A partir de ahí el camino se estrecha, y tras cruzar un puente comienza a ascender en zig-zag. Hay que señalar que las indicaciones de la ruta brillan por su ausencia a partir de ahora.

En la guía las explicaciones sobre el recorrido abundan, en cuanto a nombres: Majada de Vega la Piedra, Vega del Canraso, Majada de la Rondiella..., que no constaban en ningún lugar del camino y por tanto de poco sirven.

El pozo del alemán, cerca de Pan de Carmen en Picos de Europa

La indicación de seguir los mojones no servía, ya que son diminutos y estaban totalmente ocultos por la nieve acumulada. Esta es una ruta, "ideal para iniciarse y adentrarse...", con lo que, en principio hay que suponer que no conocemos ni el perfil de los montes, ni su aspecto, por tanto, los abundantes datos del mapa no ayudan demasiado.

Una vez completada la ruta, parece bastante obvia, incluso nevada, pero en ese momento, ya identificas los montes, y sabes hacia donde ir.

Durante la subida coincidimos con un montañero que nos comentó que tiempo atrás, él también se había desorientado en la Majada de la Rondiella, porque la niebla, y el hecho de ser su primera vez allí, le impedían tomar la dirección correcta.

Vista durante la subida al Refugio de Vegarredonda en Picos de Europa

En esta ocasión, la guía resulta apropiada y acertada, más allá de la costumbre de hablar de los lugares como si ya los conocierámos antes de ir, y de la estimación del tiempo a emplear, aspecto éste siempre relativo, sufriendo variaciones importantes según de donde obtengamos la información.

Picos de Europa junto al refugio de Vegarredonda

Sin embargo, sobre el terreno, la señalización es deficiente; abunda en los primeros 4 km, donde seguro que no habrá problema, y está totalmente ausente o es ineficaz (los mojones), hasta llegar al refugio de Vegarredonda.
Una vez llegados al refugio, lamentando no haber llevado raquetas, hicimos una parada para comer, y preguntar por el estado de la ruta al Mirador de Ordiales.

En el refugio nos indicaron que no era aconsejable si queríamos descender de nuevo a Enol, porque había mucha nieve acumulada, y sería complicado hacerlo en menos de dos horas. Debimos conformarnos con las vistas desde una loma por encima del refugio, que eran, por otra parte, sensacionales.

Vista del camino y el refugio de Vegarredonda en Picos de Europa

Este recorrido, probablemente en primavera o verano estará más concurrido, y si las condiciones de visibilidad son buenas, merece la pena como iniciación a los Picos, sin ninguna duda.

marzo 01, 2013

Museo Toulouse Lautrec en Albi

Palacio de la Berbie, Museo Toulouse Lautrec en Albi

¿Sabíais que Albi es la ciudad natal de Henri Toulose LautrecSiempre hemos asociado al pintor con las salas de baile, con el barrio de Montmartre, con el Moulin Rouge..., la noche del París de finales del siglo XIX.

Si hay algo que nos sorprendió al llegar a la ciudad mediaeval de Albi fue su imponente Catedral, que se alzaba en la distancia, imponiento su presencia en el paisaje, y de la que ya os hablamos en nuestra entrada  Azul Profundo. La Catedral de Albi.

El Palacio de la Berbie, donde se encuentra el museo, es una potente fortaleza iniciada en el siglo XIII, su nombre proviene del occitano Bisbia que significa arzobispado.