enero 26, 2008

Ars Millenii, Mil Años de Arte Miniado


Ars Millenii, con este título comenzamos una serie, Abre los Ojos, que, esperamos, resulte interesante para todos aquellos que quieran llegar un poco más allá, y profundizar sobre lo que verán en sus próximos viajes, o, una vez de vuelta, sobre aquello que han visto.

Este libro nos acerca a un mundo fascinante, a menudo menospreciado como un arte menor, y sin embargo, fundamental para comprender la evolución del arte en Europa Occidental; además, en los códices miniados, se concentra gran parte del saber de una época, la Edad Media, que, ha sido denostada demasiadas veces, olvidando que en ella se establecieron las bases del Mundo Moderno.


Aun hoy, podemos viajar por Europa siguiendo las huellas de su pasado medieval, y en este contexto, los Códices son una de las mejores guías que puede tener un viajero.

enero 25, 2008

Colonia, Una Ciudad con Vistas


Colonia es sorprendente. Como muchas ciudades alemanas, fue arrasada durante la Segunda Guerra Mundial, y por ello, a pesar de haber jugado un importantísimo papel ya en la Europa Medieval, apenas quedan restos anteriores a 1945.

Sin embargo, la profunda labor de restauración que han recibido sus iglesias, joyas del románico europeo, y la Catedral, milagrosamente preservada de la destrucción, hacen que te preguntes por qué has tardado tanto tiempo en ir a esta ciudad. A ello hay que unir sus Museos, y, en el apartado lúdico, sus cervecerías.



Pasamos en esta ciudad unos días inolvidables, y el resultado lo mostramos ahora, esperando que este pequeño libro os lleve hasta allí. Más información acerca de nuestro libro sobre Colonia.


Entradas Relacionadas

enero 15, 2008

Memorial del Convento, José Saramago


"Aparte de la conversación de las mujeres, son los sueños los que mantienen el mundo en su órbita".

Repaso de la Historia portuguesa de finales del siglo XVIII; Juan V, terremoto de Lisboa, construcción del Palacio de Mafra...

Portugal "tiene el Globo del Mundo en su mano"; historia de una época tras los Descubrimientos, de sueños, de duro trabajo, de religión y superstición; historia crítica.

Saramago describe con pasión, sin orgullo, con muchos datos, con ficción, en una novela que no es histórica, y contagia el amor por un país muy cercano en costumbres, penas, sueños, en buscar siempre fuera lo que teníamos dentro, en inseguridades, en complejos, y en la capacidad de sus hombres y mujeres, a quienes rinde homenaje en estas páginas. Personajes anónimos, verdaderos protagonistas de la Historia.

Mafra, capricho del Rey, martirio de sus súbditos.

enero 04, 2008

A Orillas del Bósforo...


.., donde Oriente y Occidente se dan la mano, podemos comprender esa división que desde siempre ha invadido el alma de los turcos.

Una dicotomía que es fuente diaria de debate en la propia Turquía, y que se refleja en todos los ámbitos de la vida cotidiana, y en todas las capas sociales.

También los artistas, los escritores especialmente, se hacen eco de esta situación, como, Orhan Pamuk en Nieve. No fue Turquía nuestra primera experiencia en un país musulmán, aunque si podemos decir que, hasta el momento, fue de la que más aprendimos, gracias, precisamente, a sus contradicciones.

Por una parte, la religión musulmana domina el ámbito religioso del país; por otra, Turquía es un estado laico, y los estamentos oficiales defienden este carácter contra viento y marea.

El resultado de esta situación es que en ningún otro país se puede disfrutar de tantas y tan bellas mezquitas; en ninguno se pueden conocer tan profundamente los ritos religiosos y asistir a la práctica diaria de la fe; y, por último, en ninguno se puede conversar tanto sobre estas cuestiones con la gente de la calle como aquí. Recorrer Turquía es, en muchos sentidos, como volver a casa después de un largo viaje. Posee restos arqueológicos romanos, griegos (en muchas ocasiones mejor conservados que los de lugares más afamados), paleocristianos y otomanos. Todo el abanico de nuestra civilización se encuentra disperso por estas tierras, así como en museos excepcionales, como el de Civilizaciones de Anatolia, en Ankara, la capital, donde destacaríamos las piezas.

Mucho podríamos hablar sobre el resto de museos, el paisaje, variadísimo y sorprendente hasta el extremo, la gastronomía..., y todo ello sin mencionar la que para muchos es la única seña de identidad de Turquía: Estambul.

No comentaremos, en esta entrada, nada sobre la ciudad; lo haremos mas adelante, poco a poco, recordando y soñando, a orillas del Bósforo...


Entradas recientes sobre Estambul

Museo Kariye de Estambul, lo mejor del mosaico bizantino y la cocina de los sultanes en Asitane Restaurant




Sinan, el arquitecto viajero y el perfil de Estambul




Relatos de otros viajeros #postamigo
Notas Desde Algún Lugar - Notas desde el Bósforo