noviembre 23, 2015

Caballos y toros salvajes en Cody, Wyoming, la historia viva del Rodeo

Cody Nite Rodeo - Cody, Wyoming por El Guisante Verde Project

Cody, Wyoming, fundada en 1896 por William Cody, empleado del Pony Express, y más conocido como Buffalo Bill, es, como nos recuerdan numerosos carteles a medida que nos acercamos por la US 14W, la Capital Mundial del Rodeo, con dos eventos espectaculares que han conseguido numerosos reconocimientos. El primero, el Cody Stampede Rodeo se celebra cada verano como parte de las celebraciones del 4 de julio. Comenzó oficialmente en 1919, por lo que es uno de los escenarios de rodeo profesional más antiguos. El segundo de los eventos, el Cody Nite Rodeo, se prolonga noche tras noche desde el 1 de junio al 31 de agosto, y se acerca a su 80 cumpleaños. Hoy por hoy, afirman desde la organización, es el único espectáculo nocturno de rodeo del mundo.



La historia del rodeo en Cody arranca con el espectáculo del Salvaje Oeste de Buffalo Bill, que rápidamente se dio cuenta de que era necesario preservar al menos una parte de como era el Oeste antes de que se civilizara por completo. Tampoco se le escapó la fascinación que entre público generaba, y las posibilidades empresariales que eso suponía. Curiosamente, aunque proliferaron los rodeos y desfiles, Buffalo Bill nunca realizó su show en Cody. Un espectáculo que tuvo su colofón en 1913 con el Príncipe de Mónaco como invitado. Cuatro años más tarde Buffalo Bill fallecía, cerrando uno de los capítulos más interesantes de la historia del Oeste Americano.

noviembre 12, 2015

Museo Kariye de Estambul, lo mejor del mosaico bizantino, y la cocina de los sultanes en Asitane Restaurant

Deesis San Salvador de Cora - Estambul por El Guisante Verde Project

Al leer el título de la entrada es posible que muchos os preguntéis ¿que tienen que ver la antigua iglesia de San Salvador de Cora, hoy Museo Kariye, y el restaurante Asitane? La respuesta es sencilla: nada, y todo. Ambos se encuentran en un barrio, Edirnekapi, que es testigo de la historia de la ciudad. La primera, nos muestra el esplendor de la cultura y el arte bizantinos, el segundo el refinamiento culinario de sus penúltimos dueños y señores: los sultanes. Es un reflejo del espíritu que forjó Estambul, de lo que la hizo grande y única, de su actual debate entre modernidad y tradición, de la mezcla que la enriquece día a día, y que esperamos siga manteniéndose por mucho tiempo.

Mezquita Azul, Sultanahmed Camii - Estambul por El Guisante Verde Project

Estambul, la ciudad a orillas del Bósforo, enraizada en dos continentes, desde su fundación se ha nutrido de influencias asiáticas y mediterráneas que la han convertido en un enclave único. Objeto de luchas encarnizadas, capital de un imperio, ciudad arrasada, símbolo de la lucha entre religiones, campo de experimentación arquitectónica…, una historia tan intensa que resulta abrumadora por su complejidad, desde los debates iconoclastas y la división ideológica de la cristiandad, a la supervivencia de esos mismos símbolos cristianos en mezquitas transformadas a su vez en museos. Una paradoja que todavía hoy sorprende a los que recorren sus rincones.

noviembre 03, 2015

Otoño en Irati, caminando por el bosque mágico de Navarra

Atardecer en Irati, por El Guisante Verde Project

La Selva de Irati, en el Pirineo de Navarra, es el segundo hayedo-abetal mas extenso de Europa, solamente superado por la Selva Negra, y el otoño es, para nosotros, la época perfecta para visitarlo. A menudo os hemos hablado de uno de los otoños más espectaculares del mundo, el que puede verse en el estado de Vermont (EEUU), si bien en esta ocasión nos quedamos mucho más cerca de casa. El recorrido que hoy os proponemos comienza al sur, más allá de los límites del bosque, en uno de los extremos del embalse de Itoiz, atravesando la Foz de Iñarbe, por un precioso tramo de la carretera NA 2040 que nos recordaba muchísimo a las highway que transcurren por los tupidos bosques coloreados de otoño en las Adirondack Mountains del estado de Nueva York.

Bosque de Irati, por El Guisante Verde Project

Nuestro camino nos lleva a través de pequeños pueblos llenos de encanto, como Orotz-Betelu, con sus casas de piedra y sus contraventanas de madera, o Aribe, donde aun puede verse la antigua Casa de Baños de Iturrialdea. La actividad balnearia se inició en 1768, aunque su época de mayor esplendor llegó durante el siglo XIX. El propio Hemingway, un tipo que verdaderamente supo vivir la vida, se escapaba de tanto en tanto al "... territorio más malditamente salvaje de los Pirineos", como él se refería a Irati, tomó las aguas aquí.