diciembre 22, 2015

Navidad en Cracovia, la ciudad del dragon

Mercado Navideño - Rynek Glowny, Cracovia por El Guisante Verde Project

Con el frio de diciembre, las nieblas, recuerdos tal vez de las llamaradas del legendario dragón que un día aterrorizó a los habitantes de la zona, envuelven los alrededores de Cracovia, mientras en el interior de la ciudad antigua todo se prepara para la llegada de la Navidad. Las bufandas y gorros, el vino humeante, los adornos de luces y las casetas, caldean la Rynek Glowny, la gran Plaza del Mercado, donde se concentra el ambiente navideño de la ciudad.

Colina de Wawel - Cracovia, por El Guisante Verde Project

La fundación de la ciudad se atribuye al mítico Krakus, o Krak, que la construyó sobre la Colina de Wawel, lugar donde se encontraba la cueva en la que se refugió un enorme dragón que, tras años de prosperidad, provocó el caos en el país. Todos los intentos llevados a cabo por nobles y caballeros, a pesar de la motivación que suponía obtener la mano de la princesa para acabar con el dragón, resultaron fallidos. Finalmente, Skuba, un zapatero, tuvo la idea de rellenar con azufre y alquitrán una oveja que dejó como cebo al dragón. El animal, al beber agua para aplacar la sed que le había provocado la cena, estalló en mil pedazos, poniendo fin a las preocupaciones del príncipe y sus súbditos.

Pierogil - Cracovia, por El Guisante Verde Project

El verdadero viaje supone para nosotros enfrentarse con lo desconocido, escuchar a nuestro alrededor y no entender nada, ver carteles y no tener ni idea de los dicen. Aunque el polaco es un idioma realmente difícil, lo cierto es que encontramos algunas palabras y nombres de calles, plazas, comercios..., que nos recuerdan al húngaro y al checo; uno siempre va buscando pistas. Y así, atentos a todo lo que nos rodea nos encontramos en el centro de la ciudad medieval de Cracovia, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Centro Histórico - Cracovia por El Guisante Verde Project

Torre del Ayuntamiento - Cracovia, por El Guisante Verde Project

Rynek Glownyl - Cracovia, por El Guisante Verde Project

La plaza del mercado, Rynek Glowny es el principal aliado de los cafés de la ciudad en estas fechas ya que sus dimensiones, 200 metros de lado, y el frío nos obligan a buscar refugio en los locales que la rodean. Admiramos la torre del Ayuntamiento, del siglo XI, que es el edificio más antiguo de la plaza. La Basílica de la Asunción de Nuestra Señora, más conocida por Basílica de Santa María cuyas dos torres desiguales nos servirán para orientarnos, a modo de faro, en nuestros recorridos. Su interior policromado, el gran retablo principal y sus bóvedas cubiertas de estrellas que nos trasladan a la Iglesia de Matyas en Budapest, hace que merezca pasar un buen rato en su interior.

Interior de la Basílica de Santa María - Cracovia, por El Guisante Verde Project

Ademas, hay que estar atentos a una de las torres de la basílica porque cada hora un toque de corneta nos obligará a movernos por la plaza para observar como el músico se asoma a sus cuatro costados para tocar la melodía, una tradición que se mantiene desde época medieval.

Basílica de Santa Maria - Cracovia, por El Guisante Verde Project

También en la plaza nos encontramos el Mercado de los Paños cuyas columnas rematadas en capiteles que son auténticas galerías de personajes, y los escudos que adornar las paredes nos trasladan a la época en la que los comerciantes llegados desde otros países se reunían para ofrecer e intercambiar aquí sus mejores pieles y paños, sustituidos ahora por souvenirs, joyas y, en esta época, regalos navideños.

Mercado de los Paños - Cracovia, por El Guisante Verde Project

Un buen paseo, recorriendo parte del barrio universitario, nos lleva hasta otro de los puntos de interés de la ciudad, la Colina de Wawel que alberga el Castillo Real, residencia de la mayoría de los reyes de Polonia y la Catedral de San Wenceslao y San Estanislao.

Kazimierz - Cracovia, por El Guisante Verde Project

La antigua población independiente de Kazimierz, fundada por Casimiro III el Grande, nos mete de lleno en la historia del pueblo judío desde que se asentaron aquí al ser expulsados de la Cracovia intramuros en 1494 hasta la actulidad. Hoy el barrio suena a música klezmer, y son numerosos los restaurantes tradicionales aunque se hace cada vez más cosmopolita conviviendo los viejos cementerios y sinagogas con artistas, diseñadores, músicos... Íntimamente unido en su historia, al otro lado del Vístula encontramos el gueto de Podgorze y la antigua fábrica, hoy museo, de Oscar Schindler. Tampoco podéis olvidar realizar una visita a los antiguos campos de exterminio de Auschwitz y Birkenau, lugares que quedaron grabados en nuestra memoria.

Museo Fábrica de Schindler - Cracovia por El Guisante Verde Project

En estos días de frio descender por túneles, galérias y ascensores que parecen terminar en el centro de la Tierra no parece un mal plan, y de paso os permitirá conocer otro de los lugares Patrimonio de la Huanidad en Cracovia. Las impresionantes Minas de sal de Wieliczka, una auténtica galería de arte bajo la superficie, repletas de estatuas, retablos, monumentos..., realizados, por supuesto, en sal.

Minas de Sal de Wieliczka, por El Guisante Verde Project

Nos hubiera gustado disfrutar de una Cracovia completamente nevada, parece lo propio tratándose de Navidad, aunque no pudo ser. Si estáis acostumbrados a viajar en esta época por Europa, en especial por Alemania, encontraréis Cracovia menos animada y mucho más contenida en cuanto a decoración y ambiente navideño. En cualquier caso, la antigua capital de Polonia tiene atractivos más que suficientes para pasar en ella varios días. En esta ocasión solamente hemos apuntado algunos de ellos, ya habrá tiempo de contar más. Y no olvidéis, en esta época mas que nunca, la gastronomía, los platos de invierno, los guisos, y la música, siempre presente en los restaurantes, donde conviene tener algunas precauciones para comer como un polaco y no morir en el intento...

Como dicen por aquellos lugares... Wesołych Świąt Bożego Narodzenia! o, para entendernos,  ¡Feliz Navidad!

Wesołych Świąt Bożego Narodzenia, por El Guisante Verde Project

8 comentarios :

  1. Increíble es estar hablando de frío y nieblas mientras en casa luce un sol impropio del solsticio de invierno. La verdad es que estamos en deuda con Krakow, una ciudad que nos ha permitido hacer muchos viajes en uno. Por los polacos, un brindis: Na zdrowie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Maribel, Cracovia fue, como esperábamos, un destino magnífico, y le debemos más post, así que manos a la obra... :)

      Eliminar
  2. Redes Sociales también os desea una feliz navidad. Que el próximo año los viajes sean tan interesantes como siempre. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlos Javier Nuñez Vazuez, que este año todos sigamos adelante, mejorando, si es posible, :) ¡Un gran abrazo¡

      Eliminar
  3. Pues lo mismo chicos, Wesołych Świąt Bożego Narodzenia!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! Carmen, Viajes y Rutas, que dominio, :) mira que es difícil el polaco, costaba un triunfo decir algo y que nos entendieran... ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Que bueno este artículo. Me viene al pelo ya que en tres semanas estoy saliendo para allá, y bien abrigado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda Johann Saparragus, ¡que casualidad! estaremos atentos a tu crónica, a ver que nos cuentas. Ya ves que Krakow nos ha conquistado, es una ciudad fantástica,espero que te guste tanto como a nosotros, un abrazo ;-)))

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial