abril 17, 2015

Ruta de los Volcanes en la Palma, un viaje al centro de la Tierra

Ruta de los Volcanes de La Palma

La conocida como Ruta de los Volcanes es en realidad un viejo camino de La Palma, muy frecuentado ya en el siglo XVII y al que entonces se denominaba Camino de los Palos Jincados, en alusión a los palos que, a modo de guía, marcaban la ruta. En la actualidad forma parte de El Bastón o GR131 ya que es su tercera y última etapa, entre el Refugio de El Pilar y el Faro de Fuencaliente, al sur de la isla.

Ruta de los Volcanes de La Palma

El senderismo es la mejor manera de acercarse a un paraje natural, la mas respetuosa con el medio ambiente y con el paisaje humano. También la más sostenible. En La Palma lo saben bien, desde hace mucho tiempo, por eso apuestan por su red de senderos, uno de los motivos por los que viajar a esta isla del archipiélago canario. Aunque también tiene sus "lapsus" como os explicaremos más adelante: sobre el terreno la información no siempre coincide con nuestra guía de senderos. Incluso en ocasiones los postes instalados por diferentes organismos difieren en la distancia que separa dos puntos. No obstante, no deja por ello de ser la mejor red que hemos visto.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Por otra parte, aunque existen caminos y rutas para todos los estados de forma, tenemos que tener en cuenta un aspecto que nos explican muy bien en el Centro de Visitantes de El Paso - Caldera de Taburiente, y no es otro que en La Palma, dadas sus dimensiones, nos encontraremos con los mayores desniveles del planeta, así que es el lugar perfecto para testarse, para conocer de verdad, cuánto andamos.

Ruta de los Volcanes de La Palma

La Red de Senderos de la Palma, una topoguía imprescindible para sacar el máximo partido a nuestra estancia, coloca a la Ruta de los Volcanes entre las calificadas como difíciles y le da una valoración de dos sobre tres en cuanto a inclinación se refiere. Tenemos por delante 31 km y un buen rompepiernas, de 730 metros de desnivel ascendente acumulado y 2180 metros de desnivel descendente, acumulado también. (Todo según datos de la guía de senderos. Hay que indicar que nuestra edición no es la última, y sobre el terreno nos encontramos que la información difería notablemente, rebajando el camino hasta los 25,7 km). Algo más de ocho horas, aunque ya sabéis que eso depende de muchos factores: tiempo añadido para comida, fotografía, orientación…

Ruta de los Volcanes de La Palma

Esta ruta tiene, para nosotros, una pega importante que además comparte con una gran mayoría de los senderos balizados de La Palma: no es circular. Eso hace que sea necesario depender totalmente de agentes externos, básicamente taxi ya que el transporte público (al menos en septiembre) era totalmente inviable tanto por la escasez de los efectivos como por lo restringido del horario de operación, para poder regresar a nuestro alojamiento o al parking donde dejamos el coche.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Comenzamos entre nieblas en el bosque que rodea el área recreativa de El Pilar, ascendiendo siempre, y rodeando el Birigoyo, llegamos al espectacular Hoyo Negro, donde la ruta comienza a hacer honor a su nombre, calderas, cenizas volcánicas, lavas, y por supuesto, volcanes, van a ser nuestros compañeros de viaje.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Ruta de los Volcanes de La Palma

A mediados de septiembre tuvimos un tiempo cambiante en La Palma, las nubes iban y venían un poco a su antojo. Cuando iniciamos la ruta, con independencia de las neblinas de El Pilar, el tiempo era excelente, soleado, aunque pronto las nubes nos hicieron replantearnos la conveniencia de seguir adelante o no. Sin embargo, al observar que dependiendo del viento se abrían grandes claros, optamos por seguir tranquilamente, esperando esos momentos que nos permitían admirar el paisaje.

Ruta de los Volcanes de La Palma

El camino nos da un respiro y comienza a descender para llevarnos a uno de los puntos más sobresalientes desde el punto de vista geológico y paisajístico, las Lavas del Duraznero. Aquí existe un paso que en algunas guías figura como expuesto, y que visto desde arriba resulta muy espectacular, aunque teniendo cierto cuidado sobre todo con el viento, es perfectamente asumible. Nosotros en este punto nos apartamos de la ruta, cruzamos el paso y trepamos entre grietas y rocas, calientes a pesar de las nubes, para obtener una vista un poco diferente, desde el cráter del volcán.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Ruta de los Volcanes de La Palma

Ruta de los Volcanes de La Palma

Reanudamos la ruta, que continúa su ascenso hasta Las Deseadas, un volcán con dos cimas separadas por el cráter. Este es el punto más alto de la ruta y a partir de aquí comienza a descender con frecuentes, aunque breves, tramos de subida hasta llegar al Llano de las Brujas.

El Volcán Martin, Montaña Pelada, Montaña del Fuego, Montaña Nueva…, recorrer esta ruta es como realizar un viaje por el centro de la tierra, por el vulcanismo histórico que configuró La Palma, un paraíso para los geólogos, también para nosotros que disfrutamos caminando. Pasado el Martín y ya con la Montaña Pelada frente a nosotros, después de recorrer entre 11 y 12 km de acuerdo a la señalética in situ (según nuestra topoguía eran unos 15 km), es donde, como no podía ser de otro modo ya que lo hacemos habitualmente, nos rebelamos contra el mapa, y contra la meteorología que parecía empeñada, ahora sí, en dejarnos a oscuras.



Ante la casi nula visibilidad, decidimos darnos la vuelta y buscar un camino de regreso alternativo a El Pilar, si no más corto, lo que parecía imposible, al menos que nos llevara por un paraje diferente. Y así nos plantamos después de una memorable ascensión en la cumbre del Nambroque, a 1922 metros de altura, donde al atardecer se nos ofrece una vista absolutamente maravillosa con el mar de nubes como protagonista. Uno de nuestros recuerdos más vívidos de esta ruta.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Desde allí, combinamos con este GR 131 otros dos senderos, el SL VM 125 que corre por las faldas de la Montaña de la Morcilla y la de Andrés Martín, con el PR LP 16 que, atravesando el Llano de las Moscas y el Barranco de la Quebrada nos lleva de regreso al refugio de El Pilar, habiendo caminado más de 30 km en una jornada que nos llenó la mochila de paisajes épicos.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Al día siguiente, desde el Área Recreativa de la Fuente de los Roques, junto a la Montaña de Fuego, retomamos la ruta, esta vez en claro descenso, aunque nuestras piernas no parecían estar muy contentas y preferían los pequeños repechos. Esta parte nos resultó un poco menos atractiva, relativamente pronto se llega a Fuencaliente, y la humanización del paisaje es evidente.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Sin embargo, aun faltan algunas de las estrellas de esta ruta. La primera es el Volcán San Antonio, en cuyo centro de visitantes podremos aprender un poco más sobre el vulcanismo canario en general y palmero en particular. Caminar por el borde del cráter, y la vista sobre el extremo sur de la isla son también buenas razones para no pasar de largo, y pagar la entrada, aunque no sean pocas las voces que critican esta medida.

Ruta de los Volcanes de La Palma

Ruta de los Volcanes de La Palma

En nuestro descenso atravesamos una buena extensión de malpais, pasamos junto al Teneguía, y llegamos al Faro y a las Salinas de Fuencaliente, sitio de interés científico donde un interesante recorrido autoguiado nos introducirá en los secretos de la obtención de la flor de sal. Las salinas son, junto al restaurante que alberga en su interior, la sorpresa de la Ruta de los Volcanes, un excelente colofón que ya os contamos en El Jardín de la Sal, una experiencia para los cinco sentidos en La Palma.

Y si esperáis al atardecer…

Ruta de los Volcanes de La Palma

14 comentarios :

  1. Fantástica ruta que me era totalmente desconocida, que diferente es esta isla del estereotipo que hay de las Islas Canarias, cuando realmente son islas muy diferentes entre sí. Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Raul - Que bonito es viajar, todas comparten rasgos comunes y muchas diferencias que las hacen únicas. Esta ruta es muy recomendable. Si tenéis ocasión, a por ella.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Impresionantes imágenes que muestran la belleza de esta isla, que por algo la llaman la isla bonita. En mi caso, las rutas fueron más cortas y más llanas, limitado como estoy por mis kilos de más, pero recuerdo este viaje con mucho cariño, ya que me permitió descubrir un rincón más de nuestro bonito país. Animo a los que están en forma y a los que no, a conocerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tawaki, de verdad que nos encantó. Es una isla magnífica, hecha para caminar. Por supuesto, como dices, se este en forma o no, hay opciones para disfrutarla.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Un relato ameno y grato para los que conocemos esta isla, un saludo y adelante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sergio Gómez, nos alegra que te haya gustado.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Impresionante la ruta de los volcanes, y que gozada para los que puedan hacerla, ya que parece bastante durilla. Y ese atardecer para no olvidarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo es, Los Tiramillas, y, al menos algunas partes son bastante asequibles. Seguro que vosotros también la disfrutaríais.
      ¡Un abrazote!

      Eliminar
  5. Qué preciosidad de fotos y paisajes! Tengo una amiga que estuvo viviendo un tiempo en La Palma y recuerdo que de su etapa allí siempre me hablaba de que era una isla ideal para los amantes del senderismo. Aunque no imaginaba tales maravillas... La pega que veo es que la ruta de los volcanes es muy dura para los que no estamos habituados a esta práctica...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M.Carmen, tu amiga tiene razón, es una isla magnífica, y si esta ruta es un poco dura, más bien por la distancia, hay muchas opciones más cortas y con vistas increíbles. Seguro que lo pasaríais genial.
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  6. ¡¡Qué fotos hacéis!! ¡¡Qué maravillosos paisajes!! Este es otro viaje pendiente...De pronto cojo la mochila y me lanzo...
    Pero la realidad te golpea y te dice..."aún no es el momento, espera".
    Desde luego sabéis como perderos por el mundo...escogéis preciosos rincones, e incluso a los conocidos, le dais otra mirada...
    Un abrazo viajero

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, a veces está bien María tener ese "pronto", coger la mochilla, y salir pitando. En cualquier caso, es cierto que incluso lugares que parecen tan cercanos llegan a sorprendernos enormemente. La Palma es, sin duda, uno de esos lugares, a los que volveremos... :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial