marzo 05, 2015

Museo Asiatica de Arte Oriental, la joya oculta de Biarritz


Cuando viajamos, cuando descubrimos un lugar nuevo e interesante, la casualidad tiene, a menudo, un papel destacado. Y en no pocas ocasiones la sorpresa se presenta, como en este caso, muy cerca de casa, en Biarritz.

Hace algún tiempo me encontré con un antiguo compañero, con el que compartimos la pasión por los viajes. Después de un rato de conversación, comenzamos a hablar de París, algo también inevitable entre nosotros.


Surgió el nombre de un museo, el Musée Guimet de arte asiático, fascinante, mágico, al que ya dedicamos un mas que merecido post, y al hilo de esta conversación, surgió el Asiatica Musée.

Enclavado en Biarritz, no muy céntrico, y en un edificio que exteriormente pareceía más apto para albergar un Carrefour que un museo, esta joya, el Museo Asiatica de Arte Oriental, pasa totalmente inadvertida.


Al llegar, nada hace presagiar lo que te espera en el interior, ya que la sensación que te produce el exterior del edificio, se prolonga al acceder a él. Un aspecto como el de aquellas primeras tiendas de todo a cien, una iluminación a base de fluorescentes, y repartidas por aquí y allá tres o cuatro piezas, con aspecto de plástico. La primera intención es darte la vuelta, e irte por donde has venido. No siempre, afortunadamente, la primera impresión es la que cuenta.


Nos dirigimos al mostrador donde una, todo hay que decirlo, voluntariosa y simpática mujer, nos acogió entre sorprendida e intrigada.

La audioguía del museo no merecía mucho la pena, ya que como nos indicó nuestra anfitriona, era muy fácil, es decir muy, muy sencilla, y además disponen de un cuadernillo con la misma, e incluso más detallada, información. A pesar de que el sistema de catalogar las piezas nos resultó un poco caótico, rápidamente te haces con la nomenclatura y puedes seguirlo sin problemas.


Al descender a la planta baja, nuestras sensaciones cambian completamente, y es entonces cuando te preguntas cómo un conjunto como éste puede encontrarse en un lugar así. La colección se compone de más de mil piezas, que abarcan cinco mil años de Historia. Antigüedades de India, China, Tibet y Nepal.


Dos plantas dedicadas al arte asiático, con una excelente colección de objetos, nos pareció fascinante la colección de India en particular, expuestas con gusto, bien iluminadas en general, y con amplia información, también en castellano. La colección está organizada cronológicamente; hay paneles que muestran de una forma somera acerca de la ubicación geográfica de lo que vemos y de la cronología general de los diferentes estilos.


Además de esto, repartidos en varias mesas por planta, disponemos de libros relacionados con lo que se expone. Nosotros realizamos la visita en dos partes, y empleamos unas cuantas horas, sin leer toda la información disponible, por lo que si se desea hacer una visita exhaustiva puede llevar toda la jornada. Para quien no conozca este tipo arte, es una introducción excelente, incluso, podría decirse que abrumadora.


Para los que ya estén familiarizados con las expresiones artísticas que aquí se muestran, supone encontrar reunidas en un pequeño museo gran cantidad de piezas, muchas únicas en el mundo; otras, raras, con pocos ejemplares expuestos al público y que se encuentran en museos remotos, fuera del alcance de la mayoría. Hay que señalar que la visita la hicimos totalmente solos; nadie más entró en el museo, con lo que la libertad para admirar la colección, comparar, comentar..., fue total.

Un lujo difícilmente asequible en otros lugares, y que no os debéis perder. Para muestra, os dejamos una pequeña selección de las muchísimas piezas que exhibe el museo, en un video que esperamos disfrutéis.




18 comentarios :

  1. He estado en Biarritz, me encantó el pueblo pero ni idea de este museo, curioso en un sitio tan marinero, saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Biarritz está genial, Que bonito es Viajar, y este museo, la verdad, o te lo cuentan... o seguro que te pasa desapercibido, y es una pena, la verdad.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Encontrar sitios como ésta pequeña joya no tiene precio.
    Estuve en Biarritz hace años pero no la pude ver en su totalidad, si vuelvo desde luego este es un sitio que pienso ver. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muchas veces, Tu Hobbie Tu Viaje, como en esta ocasión, por pura casualidad y el boca a boca.... Un saludo, María. :)

      Eliminar
  3. ¡Hala! ya tengo tarea pendiente, porque no conozco ni el uno ni el otro, y los dos me parecen muy interesantes. No descarte escaparme un fin de semana a París; lo tengo solo a cuatro horas de tren desde aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Tawaki, son realmente especiales. El Asiatica, por lo inesperado, y por la propia colección, con algunas piezas poco frecuentes. El Guimet es de otra galaxia. Si tienes ocasión, no lo dudes. ¿Cuatro horas de tren? No se si podríamos soportar la tentación de ir todos los meses... :)

      Eliminar
  4. Tendré que programar un viaje por el Norte, me estoy perdiendo demasiadas cosas, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ánimo, Carlos Javier Nuñez Vazquez, septiembre el mejor mes... :) ¡Saludos!

      Eliminar
  5. ¡Qué bien lo habéis descrito! Animo a todo el que esté interesado en el arte asiático a acercarse a Biarritz y visitar el museo. Nosotros estuvimos unas cuatro horas y hubiéramos podido estar otras tantas.
    Una maravilla, ¡qué cantidad de obras de arte juntas en tan pequeño espacio! Cómo dice el Guisante, la sección de India es impresionante, he recordado mi viaje a este país, todo lo visto y lo vivido allí.
    ¡Qué fotos más bonitas! ¡qué bien han quedado! No sé como lo voy a hacer, pero tengo que sacar un rato para ver las “pocas” fotos que sacasteis...:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sorprendió a todos, ¿verdad?. Está claro que en semejante sitio no esperábamos encontrar algo así.

      Las fotos, pues no se Mertxe, a ver cuando puedes concedernos audiencia... ;-)))

      Eliminar
  6. Sigues descubriéndome mundos que no conocía, Roberto. Bueno, no he ido nunca a Biarritz, creo que es precioso, así que ahora ya sí tengo excusa para ir por allá y parar en este museo de las maravillas que va de incógnito.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis gracias una vez mas por pasarte por aquí!
      Espero que Biarritz te guste cuando te des una vuelta.
      El museo, francamente, nos sorprendió. Sobre todo el lugar, es un edificio extraño, y luego la colección allí, casi como una tienda de antigüedades, sin gente... Una experiencia, la verdad.

      Eliminar
  7. Caramba qué interesante, y qué bien descrito.

    Yo nunca he estado en Biarritz, mi hermana estuvo hace unos años, pero no tenía ni idea de que tuviera semejante museo, y en general no me destacó nada de la ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loquemeahorro, nosotros tampoco lo conocíamos, y eso que el arte asiático nos encanta. A veces es mejor así, toda una sopresa!.
      Biarritz, no tiene nada de especial, y a la vez, es un pueblo bonito, el casino, la playa, buenos restaurantes..., es un lugar agradable para visitar.
      Espero que algún día te des una vuelta, y te guste, claro!!

      Eliminar
  8. Hola:
    realmente es una pena que lugares así pasen desapercibidos ante los ojos de tantos, yo mismo vengo de parís y no tenía ni el mas minimo conocimiento de ese museo hasta que lei este artículo.
    Igualmente, ante la pregunta que formulas "¿cómo puede estar aquí semejante colección?"; la respuesta es obvia, todos conocemos ya el odioso sistema de saqueos y razzias que Europa le hizo al mundo durante sus "sigloss gloriosos"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Pablo, realmente de poco te hubiera servido conocer la existencia de este museo en tu viaje a París, ya que se encuentra en Biarritz...
      Es un lugar verdaderamente interesante, y con un nivel de ocupación bajo, que permite realizar visitas intensas y casi privadas, como nos sucedió.
      En cuanto a lo que comentas del saqueo realizado, es algo que requiere un profundo análisis. Son muchos los países que reclaman obras de arte, y estoy a favor de su devolución, pero es necesario analizar cada pieza.
      Como historiador, puedo decirte que muchos objetos que hoy se reclaman, se habrían perdido para siempre en sus países de origen.
      Otros muchos fueron vendidos por los gobiernos existentes, y aunque parezca lo contrario, en realidad son, comparativamente hablando, muy pocos los objetos presentes en museos e instituciones provenientes del saqueo o el contrabando, si bien es un problema que debería tomarse más en serio.
      Suerte en tu viaje, para mí es la mejor forma de crecer como persona.

      Eliminar
  9. mira...tanía yo ganitas de saber como había ido la visita...
    Las sorpresas así son de agradecer...
    Y como Mertxe, me quedo con ganas de ver maś fotos!
    Otro besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, la visita genial, por la sorpresa y la calidad de la colección.
      Bsos!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial