marzo 13, 2015

Celine Hotel un lujo otomano en Estambul

Celine Hotel

En nuestros inicios viajeros, Turquía fue nuestro segundo destino fuera de las fronteras europeas. Tras el maravilloso caos que vivimos en El Cairo, Estambul lo tenía difícil y, aun así, nos fascinó. No en un primer momento, una oscura y lluviosa noche de verano, aunque sí al día siguiente. Apenas habíamos comenzado a caminar por sus calles cuando sentimos que nuestro regreso era algo seguro.

Cúpulas del interior de la Mezquita Azul en Estambul

Ese esperado viaje de vuelta a Estambul ha tardado casi dos décadas en llegar, y la espera ha merecido la pena. Una de nuestras prioridades a la hora de nuestro regreso a la ciudad a orillas del Bósforo era alojarnos en un hotel pequeño, buscando ese trato personal que cada vez resulta más difícil conseguir en establecimientos grandes. La otra condición era que estuviese ubicado en Sultanahmet, y más concretamente cerca de la Mezquita Azul.

Entrada al Hotel Celine de Estambul

El Hotel Celine cumplía ambas condiciones. Cuando recibimos un email del hotel dándonos la bienvenida y mostrando su disposición para que la estancia sea perfecta, tuvimos el convencimiento de que aquí las cosas eran diferentes.

Un auténtico hotel boutique  que dispone solamente de 14 habitaciones. Se encuentra a dos minutos, caminando, del Hipódromo, perfecto para recorrer a pie la principal zona monumental de la ciudad.

Sala del Hotel Celine de Estambul

El hotel ocupa una antigua casa otomana, de finales del XVIII o principios del XIX, restaurada y decorada con mucho gusto, sin estridencias, utilizando materiales que se reducen a la madera, la piedra y el cristal. Al viajar fuera de temporada, el ambiente de los antiguos barrios de Estambul reaparece en Peykhane, la calle en la que se sitúa el Celine. Toma su nombre de los Peyks, los legendarios corredores del ejército otomano, que podían recorrer hasta 90km al día. Tal vez una premonición ya que nos esperaban grandes caminatas, que en cualquier caso, nos llevaban de vuelta a la luz de la luna, "methap", y era en esos momentos donde el nombre del hotel dedicado a la diosa Selene cobraba sentido.


El Celine nos transporta hasta nuestra habitación en un ascensor panorámico que, en completo silencio, circula por el hueco de la escalera. Las habitaciones son amplias, impecables en limpieza, con una cesta de fruta a modo de bienvenida, albornoz y zapatillas, productos de baño, una gran bañera con ducha de tipo lluvia… Las camas, muy grandes, disponen de carta de almohadas.

Habitación doble del Hotel Celine de Estambul

En la habitación contamos con escritorio, mini bar, cafetera, conexión WIFI gratuita (algo que se ha convertido en fundamental para muchos de nosotros), un aire acondicionado silencioso, y televisión de led. Nuestra habitación, en el piso tercero, de techos altísimos y balcón, se orientaba hacia la fachada principal. La enorme superficie que ocupan las ventanas, favorece que tanto el tráfico (aunque no intenso) de la pequeña calle en la que se encuentra el hotel, como la llamada a la oración de las 5.30 de la mañana incomoden a la hora de conciliar el sueño, a pesar del doble cristal. Algo que por otra parte es bastante común a la mayoría de hoteles del casco antiguo de Estambul.

Cuarto de baño de la habitación del Hotel Celine de Estambul

Si, como es nuestro caso, sois de sueño ligero, unos tapones solucionan el inconveniente. Viajamos cuatro personas. La otra habitación, en el último piso (cuarto), de techos más bajos y un cuarto de baño algo más amplio, se asoma, gracias a su orientación opuesta, al Mar de Mármara.

Desayuno del Hotel Celine de Estambul

Sala de Desayunos del Hotel Celine de Estambul

La sala de desayunos la encontramos en un patio interior con cubierta de cristal. Comenzar el día con la sensación de estar al aire libre, poder conversar tranquilamente sin el barullo de los grandes hoteles es un punto más a favor de este alojamiento. Los camareros sirven el café, normal o turco (excelente), te, etc. al igual que los diferentes platos calientes de la carta, que se realizan al momento. Los cereales, panes, mermeladas, embutidos, quesos…, que componen el desayuno están dispuestos a modo de bufé.

Servicio de café turco en el Hotel Celine de Estambul

El último punto a destacar, aunque no menos importante, es el personal del hotel. Sin excepción, todos son amables, dispuestos a echarte una mano, y muy competentes. El trato que ofrecen al cliente es, sin duda, motivo de que muchos vuelvan a alojarse aquí. Si buscáis un hotel familiar, con trato excelente y una ubicación magnífica para descubrir la ciudad, el Celine Hotel cumplirá vuestras expectativas.



Os Contamos Más Sobre Estambul en:
Regreso a Estambul. A orillas del Bósforo
Estambul y los Tulipanes de Ahmet
Santa Sofía, Ayasofya en Estambul. Ochenta cumpleaños del museo más bello del mundo
El Agua de la Vida. Cemberlitas Hamman

10 comentarios :

  1. Parece un gran Hotel y con muy buena ubicación. Yo estuve en el President, y salí también muy contento. un saludp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran hotel, Carlos Javier Nuñez Vazquez, en formato pequeño... :) El President fue una opción nuestra primera vez, aunque al final terminamos en otro, más justito.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me lo apunto. Sólo estuve en Estambul un fin de semana y fue por trabajo, así que tengo que volver para poder apreciarla con calma. Lo poco que vi me gustó mucho y ésta me parece una recomendación muy acertada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Caramba! Tawaki ¡lo que te mueves por trabajo! Aunque imagino que no está tan bien como pueda parecer, casi siempre sin tiempo apenas para uno... En cualquier caso, Estambul es una ciudad increíble, y seguro que la disfrutarás. El hotel nos encantó, la verdad.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Sin duda una buena opción para viajar a esa maravilla de Estambul que tengo muy arriba en mi lista de pendientes.
    Gracias por el apunte, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creemos que sí lo es, Carmen O, por el servicio, la ubicación y el hotel en si, un espacio de tranquilidad en el barullo de Estambul. Si tienes ocasión no dudes visitarla, es fantástica.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Qué preciosidad de hotel! Hace ya muchos años que estuvimos en Estambul... de hecho, fue el primer viaje fuera de España en pareja y Si volvemos tendremos en cuenta este hotel porque alojarse en Sultanahmet es el barrio ideal para visitar la ciudad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es, M.Carmen Cruz, nosotros estuvimos encantados, poder salir a pasear directamente al Hipódromo, con la Mezquita Azul y al fondo Santa Sofía, es un plus. Y, como nos ocurrió a nosotros, ya os va tocando volver... :)
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  5. Zona tranquila, hotel confortable, personal amable y diligente,que mas se puede pedir?.
    Quedamos muy contentos de nuestra estancia en el Hotel Celine.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, Tiramillas, fue una gran elección, :) Abrazotes...

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial