noviembre 10, 2013

Ich bin ein Berliner

East Side Gallery, Berlin

Como dice el título el post, Ich bin ein Berliner, soy un berlinés. Ahora, mientras preparamos la vuelta a casa después de dos semanas en Berlín, nos damos cuenta de que ese sentimiento nos ha invadido prácticamente desde que pusimos el pie en la capital alemana.

Luiseninsel en Tiergarten

Suele decirse que el encanto de Berlín no es algo que se aprecie a primera vista, y puede que sea así. Es una ciudad enorme, en construcción, con un paisaje urbano dominado por gruas y andamios, una meteorología cambiante y desconcertante, donde caminar al atarceder o por la noche supone realizar un ejercicio de habilidad en las tinieblas...

Alexander Platz, Berlin. Torre de la televisión

Una ciudad marcada por la presencia constante de la  torre de televisión de Alexander Platz, que se convierte en una especie de faro para los viajeros en medio del mar berlinés. Sin embargo, el lugar elegido para nuestro encuentro con Berlín fue Tiergarten. Allí ascendimos a lo alto de la Siegessäule, la Columna de la Victoria para ver el cielo sobre Berlín, como los ángeles de Wim Wenders. A diferencia de ellos, que la ven en blanco y negro, la ciudad a nuestros pies se mostraba teñida con los colores del otoño.

Tiergarten desde Siegessäule

Siegessäule

Una ciudad que, a simple vista, puede parecer llena de aristas, geométrica, llena de una fría modernidad.

Por contra, si sabemos mirar bajo la superficie, encontraremos su aspecto más orgánico y humano, una situación que refleja perfectamente el trabajo de Frank Ghery en el DZ Bank de Pariser Platz.

DZ Bank, Berlin

Postdamer Platz, Berlin

En Berlín hay un murmullo que lo invade todo y llega, incluso, a ser percibido por el visitante ocasional. Se respira actividad, movimiento, creatividad, avance, y también de profundos cambios en ese proceso creativo. Por eso, nos ha dado la sensación de que la sociedad ha pasado página respecto al movimiento de la contracultura, de la ocupación de casas, la efervescencia artística desenfrenada o los inmensos graffitis de protesta.

Tacheles, hito icónico de la contracultura

El lema de Schinkel, el arquitecto neoclásico que dio forma a la ciudad, cobra hoy más fuerza que nunca: "Uno sólo se siente verdaderamente vivo allí donde se crea algo nuevo".

Son muchas las capas de la Historia que se superponen en Berlin, demasiadas para tratarlas en esta entrada. Mirar al suelo y comprobar que incluso en nuestra calle tan alejada de Scheunenviertel, el primer barrio judío, encontramos los pequeños adoquines de bronce, llamados stolpersteine que uno pisa al caminar, recuerdan vidas truncadas, es estremecedor.

stolpersteine

De igual forma impresiona, recorrer la Franja de la Muerte en Bernauerstrasse y pensar en las consecuencias que ese Muro que hoy admiramos como "objeto turístico" tuvo en la población berlinesa durante casi treinta años, también en la del Mundo, como símbolo de la Guerra Fría.

El Muro y la Franja de la Muerte, Berlin

En este año, 2013, la ciudad ha elegido el lema "Diversity Destroyed" para homenajear a todas esas mentes creativas frenadas en seco por el Nacionalsocialismo; ya en 1933 Berlin era una ciudad transgresora, creadora.

Diversity Destroyed

Tras todas sus capas de Historia, ser hoy un berlinés es algo que nos apetece proclamar. Berlin es una ciudad que nos llamaba hace años con una oferta museística y cultural de la que os daremos buena cuenta (ya lo sabéis), y que nos ha enamorado con su caos, sus bicis, su desenfado y una acogida que hace que para siempre pensemos en nuestra casa en Berlin.

Alte Nationalgalerie, Berlin

Necesitábamos dedicarle tiempo, perdernos, callejear, tomar el pulso a sus barrios, y lo hemos conseguido. Alojarnos en un apartamento, poder salir a hacer la compra, cocinar, vivir el día a día de una comunidad de vecinos, con su trajín de niños por la escalera camino de la escuela o jugando en el parque al que daba parte de nuestra casa...

Apartamento Strausberger I

Una reunión vecinal improvisada por la rotura de un cristal, el curso rápido de reciclaje que incluye ocho contenedores diferentes... ha sido determinante en esta aventura.

Por eso, no podíamos terminar este post sin agradecer la colaboración que nos han prestado Only Apartments, Alemania Turismo y VisitBerlin.

Brandenburger Tor

28 comentarios :

  1. Con ganas de estar con vosotros para que me comentéis todo, todo todo ...

    Saludos,
    Mertxe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MertxeGL¿segura?, mira que tenemos para contar, jejeje ;-)

      Eliminar
  2. Es una ciudad sensacional marcada por la Historia. un enclave que refleja mejor que ninguna otra ciudad la crudeza del siglo XX en la vieja Europa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván si, esa Historia con mayúsculas. Es un símbolo de la división que durante muchos años ha marcado el rumbo del mundo.
      Un saludo ;-)

      Eliminar
  3. En menos de un mes voy unos días a Berlín y estoy ultra emocionada! que ganas! nunca he ido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a estar encantada con los mercados de Navidad que inundan las principales plazas, seguro que te va a sorprender, ya nos contarás Artchitectours;-)

      Eliminar
  4. Vemos que os ha gustado Berlín y no nos sorprende, sabéis apreciar el arte, la historia, la gastronomia, la naturaleza y muchas otras cosas importantes que seguro no faltan en Berlín.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tiramillas desde luego Berlin tiene de todo, atentos porque seguiremos contando y os sorprenderá, espero, tanto como a nosotros.
      Un fuerte abrazo ;-)

      Eliminar
  5. Que encanto de ciudad, a pesar de no ser de las más bonitas de Europa tiene un imán que atrae y engancha. Nos encanta Berlín!!! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Globellers desde luego que engancha y habrá que volver en unos años, ya que el perfil de la ciudad está en pleno cambio, con nuevos iconos arquitectónicos. Otros a la lista de !nos encanta Berlín!, jejeje.
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  6. La verdad es que es una ciudad que tiene mucho más encanto del que parece a priori... A nosotros nos enganchó por su historia reciente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M.C. Cruz tal vez por ese esfuerzo que requiere luego nos gusta más. Desde luego la historia, con mayusculas, nos acompaña en la visita, y tal y como nos gusta, seguimos buceando en ella, cuánto más conoces de las circunstancias de sus habitantes, más te toca Berlín.
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  7. Una de las ciudades europeas que más ganas tengo de conocer y espero que en un futuro reciente pueda caminar por sus calles con tanta historia y sentir ese murmullo del que hablas en estas líneas.

    Un saludote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Carlos DS no me cabe ninguna duda de que lo vas a escuchar, no deja indiferente, te lo aseguro, saludos ;-)

      Eliminar
  8. ¡Qué fotos! La verdad es que Berlín es una ciudad que me llama cada vez más la atención. hace unos años la taché de mi lista, pero ahora está en los puestos más altos como posible destino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara Rodriguez, a nosotros nos pasaba al revés, lleva mucho tiempo en la lista de pendientes, aunque sabíamos que no nos ibamos a conformar con una escapadita y por fín hemos conseguido patearla como queríamos. Creo que ofrece suficientes opciones para que encuentres un Berlín a tu medida. ;-))

      Eliminar
  9. Berlín es una ciudad apasionante. Cuando estuvimos no habíamos probado aún la experiencia de los apartamentos, pero para la próxima vez, seguro que elegimos esa opción. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta buena definición: apasionante. Y lo del apartamento, nosotros aún echamos de menos "nuestra casa en Berlín", jejeje. Desde luego es otra forma de integrarse en el día a día de la ciudad. Ya nos contarás...
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  10. Es cierto: Berlín es una ciudad que entra lentamente. En un primer momento puede impactar, pero desde luego la imagen que queda de ella va mejorando según pasan los días. Nosotros fuimos hace ya casi dos años y empezamos a necesitar volver :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edu y Eri es verdad, y tal vez porque llega más despacio, deja una huella mayor y como los buenos amigos reclama cada cierto tiempo una visita, desde luego hay que volver, igual coincidimos... Un abrazo ;-)

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias Maria Grau así nos lo parece. ;-)

      Eliminar
  12. Magnífico trabajo aquí. Disfrutamos mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Erin un placer tenerte por aquí! :)

      Eliminar
  13. Uy que ganas de estar en Berlin que me han dado!
    Muy buena la nota y excelentes las fotografías.
    La mando un abrazo a "El Guisante Verde Project".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Johann Sparragus hemos vuelto encantados de Berlin, es desde luego un destino a recomendar, un abrazo ;-))

      Eliminar
  14. Sin duda alguna, Berlín es una de las ciudades más atractivas, interesantes, activas y vanguardistas de Europa. A nosotros nos maravilla en todos los sentidos y no hay vez que la visitemos en la que no tengamos la suerte de añadir una nueva reflexión al baúl de los viajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a añadir nuevas reflexiones..Viajes totalmente de acuerdo, al igual que nos ha pasado con otras de las ciudades que hoy se encuentran entre nuestras favoritas, Berlín es una capital a la que sabes que hay que volver. ;-)

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial