septiembre 17, 2013

Watkins Glen State Park

Watkins Glen

En el norte del estado de Nueva York una serie de lagos forman, vistos desde el cielo, la silueta de una mano. De ahí su nombre, Finger Lakes. Una región compuesta de cascadas, sinuosas colinas, y lagos cristalinos, donde Watkins Glen State Park es uno de los múltiples atractivos de uno de los territorios más desconocidos de la Unión.

Acceso al Indian Trail en Watkins Glen

Eclipsado por una ciudad que ni siquiera es su capital, the big apple, New York City, el estado de Nueva York es prácticamente desconocido para el visitante foráneo, no estará en la mente de muchos viajeros recorrerlo, y sin embargo, podemos afirmar que es un tesoro natural. Bosques inmensos, lagos, gargantas, altísimas cataratas, como la Taughannock,  viñedos, infinitas playas a orillas de los Grandes Lagos...

Entrando a The Narrows en Watkins Glen

Los mejores descubrimientos los hemos realizado caminando, aunque decir eso en un país como Estados Unidos suponga caminar mucho. Y por supuesto, escuchar a los habitantes de los lugares que visitamos. Ellos conocen espacios que difícilmente encontraríamos por nosotros mismos, y que merecen la pena.

Watkins Glen State Park

Los glaciares, que han cubierto en varias ocasiones el estado de Nueva York, son los responsables de la formación de este parque, cuyo nombre Glen, deriva de una antigua palabra que significa valle estrecho, pequeño, aislado. La garganta se abrió al público en 1863, por un periodista de Elmira, llamado Morvalden Ells, y explotado de forma privada, hasta que en 1906 fue comprado por el Estado de Nueva York.

Gorge Trail en Watkins Glen

Los senderos principales son Indian Trail, South Rim Trail y Gorge Trail. Los dos primeros siguen paralelos al río por la parte superior de la garganta, entre los bosques que la rodean, aunque tal vez el mejor sea el Gorge Trail, que discurre junto al cauce del Glen Creek.

Mile Point Road, senders en Watkins Glen

Es un recorrido corto, el camino habilitado tiene unos dos kilómetros y medio, aunque si decidimos caminar también por el Indian o el South, veremos recompensado el esfuerzo.  Para mejorar los accesos existen algunos túneles tallados en la roca, hacia 1900, e incluso hubo a la entrada de la garganta un molino de harina para aprovechar la fuerza del agua.

Vista aérea del Gorge Trail en Watkins Trail

A lo largo del sendero, podremos caminar por detrás de dos cascadas; una de ellas es Caverna Cascade. Siguiendo el Gorge Trail pasaremos bajo el Suspension Bridge que atraviesa la garganta a 85 metros de altura y proporciona unas vistas espectaculares del camino.

Suspended Bridge en Watkins Glen

Las inundaciones de 1935 elevaron el nivel del agua a tan solo metro y medio del puente, arrasando la garganta. La mayor parte de los caminos y muros de mampostería que vemos actualmente se construyeron después de este suceso.

El Glen Creek y Glen Trail, Watkins Glen

La garganta cuenta con dos microclimas. The Narrows, es el lugar más fresco y húmedo, similar al bosque húmedo tropical, con helechos y musgo por todas partes.

Cathedral Glen, sería el desierto, justo donde el Gorge Trail se encuentra con Lover's Lane, y el Indian Trail. Además, allí, en ese cruce de caminos, veremos una losa ondulada, que en realidad es un antiguo fondo marino convertido en piedra.

Gorge Trail en Watkins Glen State Park

Continuando el sendero, llegamos a Cascade Central, la más alta de la garganta, y a un puente que cruza el desfiladero. Las Rainbow Falls, las otras cascadas que se cruzan por detrás, nos muestran los colores del arco iris en los atardeceres de un día soleado.

Más allá, continuamos hasta la Spiral Gorge, un pasaje oscuro y estrecho, y las Cataratas de Plutón, dedicadas, muy apropiadamente, al dios romano del mundo subterráneo.

Rainbow Falls

Hay que destacar la completa información sobre las características geológicas, de flora y fauna, y también climáticas que ofrecen los numerosos paneles dispuestos a lo largo del recorrido, y que contribuyen a disfrutar aun más del espacio por el que caminamos.

Paneles informativos en Watkins Glen

Al llegar al Mile Point Bridge, nos encontramos con la intersección con el Indian Trail y el South Rim Trail. Allí optamos por continuar por el Gorge Trail hasta la Jacob's Ladder, ascender sus 180 escalones, y de allí accedimos al Indian Trail para regresar al punto de entrada, aunque no es la única opción.

Indian Trail en Watkins Glen

En nuestro camino nos encontramos con dos cementerios, el de St. Marys y el de Greenwood. Son, como la mayoría de los que conocemos en Estados Unidos, espacios abiertos, con lápidas sencillas, casi totalmente cubiertos de hierba y rodeados de árboles.

St. Marys Cemetery

Si visitáis Watkins Glen en otoño, como nosotros,  tal vez echéis de menos algo más de agua en la garganta y en las cataratas; a cambio, el recorrido por los bordes superiores, tanto en el Indian Trail como en el South Rim, los colores de los árboles nos proporcionaron una vista inolvidable, de un territorio, un Estado a descubrir, cuya capital es Albany, por cierto.

Colores de otoño en Watkins Glen

11 comentarios :

  1. Guauuuuu !!! Que pasada!! Con lo que me gustan a mí los bosques en otoño, estos senderos me han parecido espectaculares. Que maravilla, que paisajes... tomaré nota porque me encantaría, algún día , perderme por esos parajes... me ha encantado esta entrada.

    Un besito desde el Faro de Contis en Las Landas (Francia)

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Trini, Yo adoro viajar. I love travelling!. los bosques en Vermont o Nueva York son auténticas alfombras de colores durante el otoño. Si te gustan, algún dia deberas caminar por ellos.... :)
      Saludos!!

      Eliminar
  2. Watkins Glen es uno de esos parques al que las fotos no hacen justicia,es un lugar de una belleza increible.Pienso que con poca agua quizás sea mejor para apreciar la maravillosa obra de la naturaleza,a mí desde luego me encantó así.
    Gracias por esta preciosa entrada que nos trae tan buenos recuerdos. Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible, Los Tiramillas, seguramente serán más espectaculares las cascadas con más agua, pero es cierto que el cañón se aprecia mejor así, y luego están los colores de los árboles en otoño... Creo que al final tuvimos suerte, ¿no?
      Abrazos!

      Eliminar
  3. Fantastico, a veces nos olvidamos que la naturaleza nos aporta mas adrenalina viajera que las grandes ciudades, ya que siempre viajamos tan poco tiempo que limitamos nuestros viajes. Hay que saber disfrutar de los viajes, de la naturaleza, este lugar es precioso, y es de los sitios que debes planificar bien antes de salir. Otro mas a la lista, jajaja. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra mucho, Carlos Javier Núñez Vázquez aportar una anotación a esa libreta, jejeje. Compartimos lo que dices. Desde siempre hemos preferido "estar" a "pasar". De nada sirve, al menos a nosotros, pasar por diez ciudades o parques naturales en diez dias. En el momento en que uno se desprende del "tengo que verlo todo" el viaje cobra otra dimensión.
      Un saludo!

      Eliminar
  4. Naturaleza pura, qué fotos más bonitas, me encantan.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Paco Piniella, Estados Unidos reúne grandes ciudades, cierto, pero la naturaleza salvaje de gran parte de su territorio es un auténtico paraíso.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Pues pese a que en otoño haya menos agua, a la vista de las fotos merece la pena. ¡Qué colores otoñales! Por culpa de este post nos vamos a pasar todo el finde nostálgicos... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, esperamos que no sea así, Edu y Eri, ¡son colores para disfrutar!
      Saludos!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial