marzo 15, 2013

Bodie Ciudad Fantasma

Vista General de Bodie

Bodie es una ciudad única en el panorama de las ciudades fantasma de Estados Unidos. En palabras del especialista Philip Varney, se mantiene en un estado de “decadencia detenida”, gracias a que cuando un edificio necesita reparación, no se restaura a su estado original, sino que se mantiene en su estado actual. Unos 170 edificios se mantienen en pie, la mayoría viviendas, aunque en la ciudad también se conservan establecimientos comerciales y otros relacionados con la minería.

Sala Comedor en Bodie

En Bodie no hay locales turísticos, ni presentaciones multimedia, ni automóviles modernos; tampoco hay puestos de comida o bebida.
 

Es parte de lo que genera la atmósfera de autenticidad que la envuelve. En la mayoría de los edificios solamente se puede mirar a través de las ventanas, lo que evita reforzar los suelos, y hace posible mantener en su lugar los objetos de valor, además de aumentar la sensación de contemplar una escena ocurrida mucho tiempo atrás, como si las personas, interrumpiendo su quehacer cotidiano, hubieran salido de sus hogares y locales para no volver jamás.

Recepción del Hotel de Bodie

La historia de Bodie es corta e intensa. Solo cuatro años después del descubrimiento del oro en el sudeste de Sierra Nevada, California, había escasas oportunidades para los nuevos buscadores, por lo que muchos regresaban a sus hogares o probaban suerte en otras zonas. Uno de ellos fue Waterman (o William) S. Body (también escrito Bodey), originario de Poughkeepsie, Nueva York, que volvía desde Sonora, atraído por el descubrimiento de oro en Mono County en 1857. La suerte le sonrío, y en 1859 él y su compañero E.S. "Black" Taylor encontraron oro en lo que se llamó Taylor Gulch

Sin embargo, Body no pudo disfrutar su fortuna, ya que murió al año siguiente en una tormenta de nieve. El distrito minero se constituyó en 1860 y la primera referencia escrita a Bodie, aparece en 1862. El nombre se origina, según algunos, por error del encargado de realizar el cartel; según otros el cambio fue debido a la pronunciación de Body, quedando finalmente en Bodie.

Dormitorio de Bodie

La prosperidad de Bodie durante de la década de 1870 benefició a toda la región: se fundó Mono Mills, ciudad maderera que abastecía a Bodie y llegó el ferrocarril. También los salones, salas de juego, cervecerías y el barrio rojo, conocido jocosamente como el “Callejón de la Virgen”.

Bodie se hizo célebre por los tiroteos y asesinatos, y fue calificada en 1881 por un clérigo como “un mar de pecado, azotado por las tempestades de la lujuria y la pasión”. Los habitantes se acostumbraron, al descubrimiento de un cadáver por la mañana, el llamado “el hombre para el desayuno”.

También tenía a sus defensores, como el abogado Grant H. Smith, que indicaba que pese a todo, existían reglas, aunque la forma de vida de muchos de sus habitantes escapara a las convenciones sociales, la falta de hipocresía y la lealtad extendieron la opinión de que un amigo en Bodie, era un amigo para toda la vida. 

Estación de Bomberos de Bodie


A pesar de ello, muestra de la mala fama de la ciudad es la famosa frase, recogida por los periódicos de la época, que pronunció una niña al conocer que su familia se trasladaba desde Aurora a Bodie: “Goodbye, God, I’m going to Bodie" - "Adios, Dios, voy a Bodie". Aunque la versión en Bodie era: “Good! By God, I’m going to Bodie!” - "¡Bien! ¡Por Dios, voy a Bodie!"

Vital para la ciudad fue el canadiense James Stuart Cain, que después de buscar fortuna en Carson City, llegó a Bodie en 1879, donde prosperó gracias a los negocios de flete y maderas. No obstante, los tiempos de bonanza habían llegado a su fin y en 1883 las minas entraron en crisis y la ciudad se quedó prácticamente vacía. Cain se quedó a precio de saldo con las minas y el banco.

Cada con Mirador en Bodie

Cain modernizó la ciudad, hizo llegar la electricidad y revolucionó el proceso de tratamiento del mineral, con lo que la explotación fue rentable hasta comienzos del siglo XX. Todas las transacciones pasaban por el Bodie Bank, que en sus paredes mostraba calendarios de pin-ups. Cain también era famoso por sus bromas. Instaló uno de los primeros teléfonos de la ciudad. 

Reflejos en una ventana de Bodie

En una ocasión, un comerciante chino que realizaba su habitual pedido de boniatos por teléfono a su agente en Hawthorne, Nevada, (una vez convencido de que el aparato "hablaba" chino), Cain colocó tres boniatos en el cajetín del teléfono, que al caer, convencieron al comerciante de que el encargo podía llegar por el cable...

En 1932 un incendio casual arrasó parte de la ciudad, incluido el banco, aunque su caja fuerte salvó el valioso contenido. Cain, abandonó la ciudad para dirigirse a San Francisco, donde murió en 1939. Sin embargo, continuó unido a la ciudad, ya que contrató un vigilante que la cuidara, hasta que en 1962 se convierte en Parque Estatal.



Caminar por las calles de Bodie, conocer su historia, nos traslada en el tiempo, en un viaje a una época de pioneros, de gentes esforzadas, de innovadores, de aventura, incertidumbre y también de violencia. Asomarnos a sus ventanas tiene algo de voyeur, o de Ebenezer Scrooge, una experiencia que nos permite por unos instantes caminar entre fantasmas.

Habitación Verde con cartel Nothing Endures But Change en Bodie

29 comentarios :

  1. Como te comenté, se da un cierto aire a Cálico, una ciudad similar a la que hay camino de Las Vegas, aunque su aspecto es más decadente, digamos que muestra mejor lo que fue y no es tan "parque temático" como pueda ser en la que estuve, desde luego me la apunto para una futura visita y poder comprar mejor sobre el terreno.

    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, José Carlos DS, todas tienen un aire parecido, aunque esta es grande y para nada parque temático, como decimos, no hay tiendas, ni aiquiera para comer. Estás en mitad de la nada. Apúntatela porque os va a encantar!
      Abrazos!

      Eliminar
    2. Sobre todo si se entra con los Siete Magníficos sonando dentro del coche, mientras rebota como si fuera un auténtico carromato del Oeste americano. :-)

      Eliminar
    3. Jajaja, que pena no haberlo visto en directo Alvaro, tuvo que ser una entrada apoteósica... :))
      Un abrazo fuerte (que tiene que llegar lejos)

      Eliminar
  2. Me ha encantado esta entrada. Visité esta ciudad hace muchos años. Es una ciudad fantasma tal cual.

    Me cordé mucho de Bodie esta semana que andaba yo leyendo "Como todo acabó y volvió a empezar" ("Welcome to Hard Times") de E. L. Doctorow, que por cierto recuerda un poco a Cormarc McCarthy. Narra la historia de una de estas ciudades en Dakota, final e inicio. Donde la ley y la justicia no siempre pueden con los forajidos (curiosamente uno de ellos es El hombre de Bodie, aunque no tiene nada que ver). También está en medio de la nada, al lado de una mina, con su saloon, tienda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la aportación, Varenka, no conocíamos al autor, así que tomamos nota. El argumento promete... :)
      Saludos!

      Eliminar
  3. Que guapo
    es de esos lugares que siempre he querido visitar que te teletransportan a una pelicula ...
    Una entrada genial y que envidia , me encantaria ir a Bodie
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, seguro que os gustaría, Bleid, es un lugar curioso.
      Abrazos!

      Eliminar
  4. A la cuarta va la vencida. Lo siento, chicos, el comentario sale mal publicado y no hay forma de editarlo a posteriori. Aquí está lo que por cuarta vez intento dejar como comentario:

    Tras un ratillo de intensa emoción charlando con los Tiramillas, y tras revisar todas y cada una de las fotos que se sacaron en el viaje de 2008, hemos concluido que vimos la caja fuerte del banco, que está algo más alejado del núcleo urbano de la ciudad, y que por este motivo suele ser fotografiado con menos frecuencia, pese a lo cual es muy recomendable hacer una visita, hasta el punto que en el mapa que se da a la entrada del parque figura como el número 25. El banco se quemó hasta quedar en ruinas en 1932, pero la caja fuerte, protegida por todo un bloque de ladrillo, permanece en el interior intacta. Si bien los Tiramillas scaron una foto del conjunto del bloque de ladrillo, era francamente difícil fotografiar el interior, debido a la oscuridad. Sin embargo hay algunas fotos más o menos profesionales de la caja muy interesantes circulando por la red. Os dejo aquí los enlaces de esas fotos que otros sacaron sobre el particular. Saludos, magnífico post. ¡Qué recuerdos! Gracias :-)

    Exterior de la caja: http://www.flickr.com/photos/trimmoos/2089587226/sizes/o/in/photostream/

    Puertas: http://www.flickr.com/photos/dwinning/4991807570/sizes/l/in/photostream/

    Interior de la caja: http://lamson.zenfolio.com/bodie/h92A047F#h92a047f

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muy bien Mónica! La verdad es que no recordamos haberla visto, y eso que estuvimos unas buenas horas deambulando por allí, pero claro, no puede verse todo... :)
      Abrazotes!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Pau Seguro que disfrutariáis la familia al completo, :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Magnifico post de Bodie, nos ha emocionado verlo porque allí pasamos un día inolvidable, es un lugar ideal para hacer fotos, y sobre todo para reflexinar sobre las paradojas de la vida.
    Como a vosotros nos faltó tiempo para ver el cementerio, que parece ser hay unas 80 sepulturas y las pertenecientes a las personas mas ilustres cerradas con rejas,tambien está el cementerio chino pero sin nada,el campo simplemente. ¿Que os parece la caja fuerte del banco? se rescató ella solita del incendio, jeje.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Tiramillas, el cementerio se nos quedó por el camino, al menos el que está claramente delimitado. Como le decíamos a Mónica, hay que dejar algo para otras ocasiones!
      Abrazos, y gracias por la info.

      Eliminar
  7. Curiosa la historia de este pueblo que si te paras a pensar, apenas tuvo 100 años de historia; por otra parte, de historia trepidante alimentada por la fiebre del oro y por 'la vida loca' en torno a alcohol, sexo y asesinatos que conlleva. Parece un buen sitio para sacar fotos vintage, y supongo que no dejarán visitar este pueblo de noche, porque tiene que ser realmente acojonante.

    PD: Jué, ¿también le pegáis al vídeo? ¡Buen montaje cracks! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Lonifasiko, una vida corta aunque intensa, jejeje. La verdad es que te pones a tirar fotos y se te pasan las horas; en cuanto a verlo de noche... en principio hay horario, aunque supongo que podrías pedir un permiso.
      Y si, le damos a todo.... jajajaja
      Abrazos!

      Eliminar
  8. Menuda frikada, no?! ¡Estoy alucinando! :)
    Daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, que va, Daniel Ruiz @viajares, está genial, todo lo que podría hacerlo descafeinado no existe... no hay comida, ni bebida, ni tiendas...
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Vaya pasada de sitio, jajajaja
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado ... sin lugar a dudas ... en USA son expertos en crear su propia historia, su propio pasado, sus propios fantasmas ... jajaja qué crack! ... y a mí me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente su historia thewotme como nación es corta, así que tratan de rescatar todo lo que pueden. También es una suerte para nosotros, que podemos verlo.
      Saludos!

      Eliminar
  11. Fantástica vuestra entrada y las imágenes. Habrá que ir a Bodie y recorrerla al anochecer, aún a riesgo de convertirse en el "hombre para el desayuno".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajero Un riesgo "aceptable", sin duda.... :)
      Saludos!

      Eliminar
  12. Me quedé con muchísimas ganas de visitar Bodie en nuestro viaje a la Costa Oeste, pero claro, todo no se puede hacer y al final es necesario quitar cosas (esta fue una de ellas), pero espero repetir el viaje algún día porque fue uno de los mejores que he hecho y del que mejores recuerdos guardo.

    Saludos viajeros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, María, en todos los lugares que visitamos dejamos mucho sin ver; es lo que tiene viajar con billete de vuelta. También nosotros pensamos en volver, y de hecho lo hacemos a menudo, a lugares que nos han gustado especialmente.
      Un saludo!

      Eliminar
  13. Me ha encantado esta entrada, qué interesante que lo hayan conservado tal cual como si el tiempo se hubiese detenido, me encantaría visitarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien, Carol, que te haya gustado. La verdad es que tiene magia pasear por esas calles polvorientas.
      Un abrazo!

      Eliminar
  14. Muy interesante y agradable de leer. He encontrado esta entrada buscando información sobre Rosa May, que por lo visto fue prostituta en Bodie. He enlazado esta entrada con que he escrito en mi blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial