mayo 22, 2012

Bac Ha, Vietnam. Deteniendo el Tiempo

Niña etnia mong flor en el mercado de Bac Ha

Detener el tiempo. Algo de lo que ya hemos hablado en otras ocasiones, se hizo realidad cuando llegamos un domingo por la mañana a la ciudad de Bac Ha, en el norte de Vietnam

Allí se celebra uno de esos mercados festivos donde la población de los alrededores se da cita para intercambiar productos y cotilleos, materias primas y sustento para el alma, compartiendo inquietudes y anhelos. Durante nuestro trayecto desde Lao Cai, y a medida que ascendíamos por la carretera, eran cada vez más numerosas las personas que, a pie, se encaminaban hacia un mismo lugar.

Mujer etnia Mong Flor en Bac Ha

Es en ese lugar donde, muy temprano, antes de la llegada de los cada vez más numerosos turistas, nos colamos nosotros, entre los compradores de búfalos, las telas de mil colores, las discusiones y regateos, las cocinas humeantes y los niños que siempre encuentran un motivo para jugar.

mayo 18, 2012

Buscando un Viaje, con Buscounviaje.com

Asiatica Musee de Biarritz

El mundo es grande. Enorme. Cada continente, región, país, comarca, ciudad, pueblo, persona… nos ofrece una experiencia única. Caminar por el Gran Cañón del Colorado, a pie, hasta encontrar la puesta de Sol perfecta; perderse por los caminos de esa provincia de origen cuáquero que es Monteverde, en Costa Rica; conversar, por el simple placer de hacerlo, con un maestro en la medina de Hammamet mientras tomas una taza de té; dejarse impulsar por el viento en un junco recorriendo la Bahía de Ha Long; sumergirse en la marea humana de las calles de Shanghai… no es fácil buscar un viaje. O tal vez sí. Allí donde vayas, será una experiencia nueva, un encuentro inesperado, algo nuevo, y será tuyo.

mayo 09, 2012

La India, el Chad, el SEO y las Herraduras. Travel Bloggers Meeting Gredos

Sierra de Gredos

Parece una extraña mezcla, lo sabemos. Y tiene su explicación. Este pequeño blog de viajes ha estado de viaje por medio mundo durante dos días, y sin apenas salir de casa. En un lugar donde las estrellas y la luna iluminan las noches, y los reflejos del sol en la nieve nos señalan el camino de las cumbres.

Un lugar donde el silencio puede llegar a ser atronador, y en el que podríamos pasar horas sin hacer otra cosa que contemplar un prodigioso paisaje, que nos empuja a calzarnos las botas y recorrerlo a paso lento, o a lomos de un caballo, recordando esa unión ancestral e íntima con uno de los seres vivos más fabulosos de la Tierra.