noviembre 17, 2012

Manhattan. Cuando las luces se apagan

Empire State Sexta Avenue New YorkMientras nuestro Greyhound avanzaba hacia New York, ya en la NY 80 y luego, con más frecuencia, en la NY 280, se sucedían los carteles advirtiendo del estado de emergencia en el que se encontraba, no solo la ciudad, sino los estados de alrededor. 

Al atravesar el Lincoln Tunnel ya teníamos la sensación de estar realizando el trayecto equivocado...  

El anuncio del cierre progresivo del transporte público, comenzando por el metro, provocó que los comercios cerraran, no sin antes intentar proteger sus accesos y escaparates con sacos de arena y tablones del huracán Sandy que amenazaba con unirse a un frente que se dirigía hacia el corazón de New York, a Manhattan, por el norte, para crear lo que algunos llamaron Frankenstorm, por su coincidencia con la celebración de Halloween.

Service Alert New York City Subway

Al día siguiente nos despertó el silencio. De la W 71st.  nos dirigimos hacia Columbus Ave., y de allí al Lincoln Center. Las conversaciones, los pájaros, los timbres de las bicicletas llenaban las calles de Manhattan con un sonido diferente a la sintonía de un día cualquiera, marcada por el tráfico.

Las personas caminaban por las calles, como reporteros improvisados (nosotros mismos lo fuimos, entrevistados telefónicamente por Ander Carazo, de El Correo. Este es el pdf de la edición en papel.

57 St 5th Avenue New York City

Cerradas la mayoría de las oficinas gubernamentales y los bancos, las escuelas, cines, museos, centros comerciales... La ciudad se paralizó. 

Y ahí comenzaron las discrepancias. Algunos medios publicaban artículos, como el del Wall Street Journal, que criticaban el exceso de celo y de prevención. Lo que ocurrió después, y sus gravísimas consecuencias, mostraron que nunca es suficiente.

Central Park Manhattan after Sandy hurricane

Mientras, la ciudad esperaba. Al caer la tarde las primeras ráfagas fuertes se colaron entre los rascacielos, aunque para entonces ya se sabía que Manhattan no recibiría el impacto directo del huracán, ya que toco tierra más al sur, en New Jersey.  Sandy, apenas una semana antes de las elecciones presidenciales, se había convertido en protagonista de la campaña más cara de la Historia. 


ABC News Times Square New York under Sandy Hurricane
Para nosotros fue una experiencia observar el poder de las cadenas de televisión, la lucha feroz por la audiencia, con los platós acristalados y a pie de calle; la comparecencia constante de las autoridades ante los medios, encabezadas por el alcalde Bloomberg, y la movilización del gobierno federal, con el presidente Obama al frente.

Las sensaciones al amanecer las describe, haciendo además un gran ejercicio de análisis del bipartidismo que modela a toda la sociedad estadounidense, Hendrik Hertzberg, en The New Yorker, y nosotros las ilustramos con esta imagen tomada durante esos dias:

East 39st 5th Avenue Manhattan under Sandy hurricane

"The storm came and, for one night, wiped away all such chatter. It came to the megacity at dusk, deceptively and unequally. If you were in an apartment in upper Manhtattan (nuestro caso), there was the whistle of wind, the swaying of trees, the patter of rain -nothing more, not even thunder and lightning. But in the low lands, near the seashores, the harbors, the bays, the Sound, the river: apocalypse. The very ocean rose, tsunami-like, relentless , terrifying, bringing devastation by flood and wind and wind-whipped fire, and, for some ten million peolple in a swath a thousand miles wide and encompassing sixteen states, darkness and dread."

Esta es una entrada que nos ha costado, desde allí se nos antojaba incompleta, parcial... Recordando nuestros sentimientos hacia la ciudad, ver esta otra Manhattan vacía, sus calles desiertas, con velas, sin el bullicio que nos tiene acostumbrados nos ha hecho sentir muy muy frágiles, y observar con extrañeza y añorar, ahora que estamos de vuelta, esta Hermosa Catástrofe, como denominaba a la City Enric Gonzalez, citando a Le Corbusier, en un artículo publicado justo antes de la caída de las torres gemelas.

Lower Manhattan Empire State Building Manhattan

Cuando las luces se apagan, New York se convierte en un espejo de la sociedad, ya no solo de la estadounidense, polarizada por los partidos Demócrata y Republicano, sino de la del mundo. De las profundas diferencias norte-sur, aquí el Uptown y el Downtown. 

Hemos caminado mucho, recorrido lugares ya conocidos, como el SoHo de los cast-iron buildings, ahora desiertos; hemos hablado con muchas personas, que tardaban dos y tres horas en entrar o salir de Manhattan, que se quedaban sin gasolina, que seguían sin luz... en esa división de arriba y abajo que recordaba épocas pasadas.

Las mayores pérdidas en New York City, corresponden a Staten Island, Lower Manhattan, Coney Island y diversas zonas de Queens y el Bronx, debidas en su mayoría a la unión de Sandy y las mareas altas provocadas por la luna llena, que asomaba, ya esa misma noche, por encima del skyline. 

New York City 2012 Marathon Central Park

Hubo que esperar hasta el domingo para ver lucir el sol de otoño y a los que, suspendida la Marathon, decidieron completar su reto recorriendo Central Park.

Si la vez anterior aspiramos el New York de los 50 en Brooklyn, en el territorio de Paul Auster, como os contamos en nuestra entrada Brooklyn Follies, esta vez hemos estado tan nostálgicos como Elvira Lindo en un libro que es un homenaje en especial al Upper West Side: Lugares que no quiero compartir con nadie.  

Nos invadía un sentimiento contradictorio, al estar a salvo, a cubierto, entre el Jazz, Columbia y el Lincoln Center y saber que tan sólo al otro lado del Hudson, Hoboken era una de las zonas más afectadas.

Terminamos nuestra aventura, frente a una vieja conocida, que parecía esperarnos desde hacía mucho tiempo, Bethesda, el Ángel de las Aguas.

Angel of Waters Bethesda Fountain Central Park New York

26 comentarios :

  1. Ir al encuentro de las Furias es viajar, también. Imágenes inéditas de la gran Manzana nos traéis, de esas que suceden con acontecimientos excepcionales, como el que nos contáis. Saludos.
    Buen título el de los lugares, todos tenemos los nuestros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajero, la incertidumbre, a veces, se adueña del viaje, y nos lleva por terrenos desconocidos, a lugares que no imaginábamos.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Habéis vivido una experiencia inolvidable, afortunadamente sin daños.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi ha sido, Paco Piniella, afortunadamente. Descubrimos otra Nueva York.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Buf, qué experiencia vivir un desastre así en primera persona, la verdad que a mí no me gustaría pero nunca se sabe lo que puede pasar tal y como está la naturaleza de revuelta últimamente. Me alegro que estéis bien!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Babyboom Gracias! Lo cierto es que hemos estado seguros todo el tiempo. Lo más extraño era que eso sucediera en un lugar como New York, no lo esperas.
      Abrazos!

      Eliminar
  4. Roberto, entiendo perfectamente ese sentimiento de incertidumbre y miedo por la experiencia vivida en el huracan Micht. Y es en esos momentos cuando uno siente que todo es tan fragil y que en segundos nos puede cambiar la vida ...Fabulosas fotos y reportaje. Y bienvenidos por llegar sanos y salvos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche Gallart Gracias!! Nos alegra mucho verte por aquí. El Micht fue tremendo, y creo que no se puede comparar. Mucho más destructivo, y tuviste que pasarlo fatal. En nuestro caso, parece increíble que solamente unas calles más abajo todo fuera destrucción, y que por puro azar nosotros estábamos a salvo. En todo caso, una experiencia que no olvidaremos.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Vaya tela la que os ha pillado, inolvidable, pero vaya susto. Me alegra que hayáis vuelto sanos y salvo. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Caliope, inolvidable y afortunadamente sin consecuencias para nosotros. Un saludo!! :)

      Eliminar
  6. De película.... O_O. Me alegro, porque habéis vivido personalmente toda una experiencia que el resto del mundo ha visto en los telediarios y estáis vivos y coleando para contarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Panpikutxa, que alegría veros por aquí. Si que ha sido una experiencia, si. Esperamos que vosotros también estéis bien, una fotilla... :))
      Abrazos!

      Eliminar
  7. Estabais en el lugar idóneo para vivir una gran aventura. Me alegro de que al final quedara todo en una anécdota para contarnos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi fue Pau, presentes y a un tiempo, solo observadores. Increíble las diferencias que se dieron esos días entre las distintas zonas de la ciudad.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Celebro que hayan estado por allá y que no hayan sufrido ningún percance. Así son los viajes: uno planea y la naturaleza dispone lo que uno ha de ver.
    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bibliobulimica Ale! Que bien verte!. Es cierto, la naturazleza cuando decide convertirse en protagonista, es incontestable. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  9. Imagino que la sensación de incertidumbre ante lo que se avecinaba os hizo hacer sentir algo que nunca podréis olvidar. Feliz que no tuviéseis problemas finalmente.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio Ruiz, no hubo problemas para nosotros, aunque si mucha incertidumbre primero, después impotencia.
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. ¡Qué interesantísimo! Aunque lo primero es pensar en todos los que lo han pasado mal (seguro que muchos aún lo siguen sufriendo), inmediatamente me viene a la cabeza lo singular del momento que habéis vivido; y, como todo momento singular, seguro que fue una experiencia única. Basta con leeros para darse cuenta … ¡Magnífica entrada, GUISANTES!

    xG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias xGaztelu, es verdad que uno vuelve y se aleja de los acontecimientos en parte. New York es una ciudad que nos enamoró a la primera, y haber sido testigos de estos días, hacen que la recordemos aún con más cariño; Seguimos alerta a las noticias de "reconstrucción" y recuperación de las áreas afectadas.
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  11. Estupenda la publicación y muy buenas fotografias.
    Este viaje a New York ha sido un poco extraño, por un motón de cosas que nos han pasado. Pero bueno esa es otra historia, el caso que al final lo pasamos muy bien. Y tambien guardamos un cariñoso recuerdo para todos esos Neoyorkinos que perdieron todo o casi todo lo que poseian.
    Muchos besos para los Guisantes que sois geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiramillas somos unos afortunados. Ahora queda pensar que la recuperación sea rápida, y que la fuerza de los ciudadanos y la solidaridad que hemos visto continúe una vez que Sandy ha dejado de ser noticia.
      Besos ;-)

      Eliminar
  12. Me ha encantado como lo contáis. Vivir una cosa así hace que tu alma quede más pillada por esa ciudad maravillosa.
    Me encanta NY.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa tienes razón, es una ciudad de las que te engancha en el primer contacto. Tienen por delante, como en muchos otro momentos de su historia un largo trabajo de recuperación, de reinvención. Estoy leyendo "New York" de Rutherford ;-)
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  13. Genial relato.
    La última foto es demoledora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JR Álvaro Gonzalez. En una situación como esta creo que ninguna foto transmite lo suficiente, siempre es un recorte, una selección de la realidad...
      Un abrazo ;-)

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial