julio 05, 2012

Oviedo Trip12. A Medio Metro del Suelo

La Catedral del Oviedo desde una silla de ruedasHace unos días, en Oviedo, tuvimos una experiencia que no olvidaremos fácilmente. De jueves a domingo vivimos a medio metro del suelo. 

Desde allí las cosas se ven de otra manera, tu centro de gravedad está más bajo, ves todo en contrapicado, desde esta posición todos son muy altos… No, no volvimos a ser niños, estábamos sentados en una silla de ruedas.

Con A Salto de Mata, Miguel, al que conocemos desde hace años, ya hemos viajado otras veces. Estuvimos en Madrid, Toledo, Valencia… aprendiendo a detectar lo que para otro cualquiera serían barreras, rampas suicidas, puertas giratorias trampa… 

Este viaje por tierras ovetenses ha marcado un antes y un después en nuestras sensaciones, y si ya antes admirábamos el coraje de nuestro amigo, ahora...

Casco Antiguo de Oviedo en silla de ruedas

Cuando Miguel nos habló de la propuesta de Viajeros Sin Limite, de la ciudad de Oviedo que daba un paso más, apostando por la inclusión sobre la mera accesibilidad, al prestarse a esta iniciativa del ExperienceTrip, exponerse a la mirada de un grupo de bloggers, sin dificultades de movilidad, que rodando en silla de ruedas han testado sus calles, museos, claustros, su hostelería, salas de congresos, ascensores, baños…

Vendedor de pescado en Trascorrales Oviedo

No tuvimos ni que pensarlo, y nos embarcamos en una experiencia donde lo cotidiano se ha convertido en aventura.

Hemos tenido tiempo también para el juego, las carreras, el relax en el Balneario de Las Caldas, hemos degustado esa sabrosa y copiosa gastronomía que algunos han definido para valientes, conocer el patrimonio histórico de Oviedo, sin despegar los pies del suelo.

Plaza del Paraguas Oviedo en silla de ruedas

Estar en una silla de ruedas nos permite tener otra conciencia del tiempo, cualquier referencia anterior de los minutos o las horas que dedicamos a realizar una tarea, simplemente, no sirve; de la necesidad de ayuda, de la solidaridad del oventense que te cede el paso, te pregunta, te echa una mano, pero sobre todo hace sentir que quienes ven el mundo desde esta posición, son superpersonas, acostumbradas a desplegar en muchas ocasiones superpoderes; son capaces de “escalar” , frenar, utilizar el móvil, la cámara, sincronizando los giros, enfundándose y quitándose los guantes, prestar atención a múltiples detalles que a los demás se nos escapan...

Una iniciativa que ha sido todo un éxito y que ha tocado nuestras emociones, una experiencia que es difícil de explicar, hay que vivirla!!

Museo Arqueologico de Oviedo Claustro de San Vicente Oviedo

Podeis haceros una idea de todo lo que ha supuesto, también para nuestros compañeros de aventura en este story telling, donde reunimos, twitts, imágenes, videos, los post...

32 comentarios :

  1. El ir en una silla de ruedas y comprobar lo difícil que es desplazarse por las ciudades lo tendríamos que probar todos.

    Está claro que hay un antes y un después de esta experiencia. Todas las veces que he estado con vosotros me habéis contado cosas de ella, habéis venido encantados y más sensibilizados de lo que ya estabais.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mertxe, cada acto cotidiano se convierte en una proeza. Si que cambia la visión de las cosas, es una experiencia para recordar.
      Bstes!

      Eliminar
  2. Vaya, así que habéis estado en Oviedo. No puedo poner un emoticono de tristeza enfurruño porque el teclado no me deja. Dejando de lado eso, me resulta una experiencia muy interesante -siempre he pensado que es una ciudad que no está pensada para la gente con problemas de movilidad. Nuestro exalcalde nos llenó toda la ciudad de trastos entre estatuas, farolas, jardineras y demás accesorios decimonónicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lammermoor estuvo entre nuestras intenciones (antes de conocer el programa) quedar contigo. En cuanto a la accesibilidad nuestro recorrido no estuvo exento de dificultades; aun así, con buena voluntad y la ayuda de los ovetenses, superamos los escollos.
      Un abrazo! Habrá más ocasiones, que Oviedo está cerquita :)

      Eliminar
  3. Una gran experiencia desde luego!! Muy grande la iniciativa de Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Purkinje lo ha sido!. Miguel tiene motivos para estar orgulloso. De futuras propuestas también hablamos ¿no os pitaban los oídos?, jejeje ;-)

      Eliminar
  4. Qué experiencia tan fantástica. No hay nada como ponerse en el lugar de otro para comprenderle mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pau, esto si es una prueba, más allá de la empatía. ¿cuándo te subes? ;-)

      Eliminar
  5. La verdad que ha tenido que ser una experiencia increíble para saber como se vive el día a día en una silla de ruedas. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Babyboom para recomendar! Lo de ir al baño, ni te cuento...
      Abrazos ;-)

      Eliminar
  6. Debe haber sido toda una experiencia, se ve el mundo desde otra perspectiva (física) y cambia la mental, sentimental y tiene uno que sacar habilidades y fortalezas que no sabía que uno tenía dentro. Yo viví en silla de ruedas un tiempo y realmente comienzas a ver cosas que con la vida común te pasan completamente desapercibidas. ¡Celebro que disfrutaran con esta iniciativa!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bibliobulimica tu lo has dicho, adquieres conciencia de detalles que de otra forma pasan desapercibidos, y te das cuenta de lo fuertes que se ven obligados a ser los que son diferentes: "superpersonas".
      Besos ;-)

      Eliminar
  7. Debe ser toda una experiencia. Creo que deberíamos ser todos cómplices de las dificultades que las ciudades tienen para la gente que no camina con las piernas y que por tanto las dificultades deben ser extremas.
    Qué buena idea y contarla mucho mejor.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa me gusta eso de ser cómplices, cuando todo va bien ni nos damos cuenta de lo exigente que resulta una pequeña cuesta, un escalón; y sí, hay que contarlo.
      Un fuerte abrazo ;-)

      Eliminar
  8. Bonita experiencia!! Desde luego que tiene que cambiar la perspectiva desde una silla de ruedas!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M.C. Atravesar el mercado lleno de gente, comprobar lo alto que queda el botón del ascensor...si los guisantes siempre hablamos en pequeño, esta vez nos hemos sentido diminutos!
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  9. Al leeros me ha venido a la cabeza eso que tantas veces dicen a los arquitectos: que deberían vivir –al menos unos días- en las casas que proyectan para darse cuenta de cómo es la realidad, y no la teoría, tantas veces “interesante” sobre el tablero (en el ordenador) pero a la larga ineficaz o invivible.

    Vuestra experiencia es un poco eso: vivir en primera persona lo que para otros es el día a día, una carrera de obstáculos en el sentido más propio. Una experiencia interesante, sin duda (que, por cierto, yo no me veo capaz de hacer: soy demasiado vergonzoso para algo que supongo llamará notablemente la atención por la ciudad …).

    xG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xGaztelu es verdad, pasar de la generación de ideas a la fase de observación, de uso, de prueba piloto, comprobar que de verdad se ofrecen soluciones más allá de las estéticas, es algo que debería hoy estar presente para cualquier creador, arquitecto, diseñador... "Design Thinking"

      Y si, llamamos la atención, comprobar que los demás quieren ayudarte también ha sido positivo.
      ;-)

      Eliminar
  10. Es cierto que hasta que no nos ponemos "en la piel del otro" no nos damos cuenta de las cosas. Hace un tiempo me pidieron que colaborara con un estudio que se estaba haciendo sobre las condiciones de accesibilidad en los archivos y quede sorprendidísima al ver la cantidad de barreras que existían. Hasta ese momento no había sido consciente de ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lammermoor aumentar el nivel del problema, pensar en soluciones que satisfacen al mayor número de personas, este es el reto, nada fácil por cierto.
      Yo antes bromeaba diciendo que los espacios estaban pensados para cuidar nuestra salud, si engordas un poco, no cabes... ;(( Lo cierto es que esta experiencia te hace entender muchas cosas, como tu ya has comprobado.
      Y desde luego una cosa me queda clara, hay que volver a Oviedo!!
      ;-)

      Eliminar
  11. Una buena iniciativa para saber cómo se "circula" de otra manera; seguro que ahora caminaréis mirando si hay accesos, qué falta...

    LLUM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LLUMsi, ahora vemos obstáculos donde antes no los había... (un compañero de Oviedo no hacía más que decir, pero si esta calle no estaba en cuestaaaa!! )
      ;-)

      Eliminar
  12. genial entrada
    Miguel es mucho Miguel y solamente moviendonos como el podremos darnos cuenta las dificultades que sufren las personas con movilidad reducida
    un abrazo cracks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bleid si Miguel y su tenacidad están ahí para enseñarnos, para retarnos.
      un abrazo ;-)

      Eliminar
  13. Qué aventura tan especial!! Ponerse en el lugar del otro...mirar siempre "con límites" para evitarlos...mi marido es aparejador y siempre piensa en esas barreras que vemos esos edificios o esos lugares a los que es tan difícil acceder con limitación. Porque hay barreras de muchos tipos...no sólo están las físicas.
    Un abrazo, una maravilla recorrer de nuevo las calles de Oviedo...y en un día azul.
    Bss viajeros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria que razón tienes, "no sólo están las físicas".. a veces ni nos damos cuenta y nos volvemos insensibles.
      Oviedo nos ha mostrado su mejor cara, y si ya nos tenía enamorados con sus joyas del Prerrománico, sus calles,su paisaje... ahora nos ha dejado aún con ganas de más.
      Besos, qué ganas tengo, tenemos de conocerte ;-)

      Eliminar
  14. Felicidades por la idea por haber participado en ella. Más ideas así son necesarias para que todos tomemos conciencia.

    Saludos viajeros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Varsovializate Si, si somos muchos los que vemos los problemas, podemos ser muchos los que pidamos soluciones, inclusivas, para todos.
      Resaludos ;-)

      Eliminar
  15. ¡Y "solo" lo habéis probado en una ciudad! Porque Miguel no hace turismo solo por ciudades, va a unos sitios que es increíble. Yo he visto su blog y no me explicaba cómo podía apañárselas.

    Porque sin ir a ninguna selva colombiana, por mi calle no podría pasar una silla de ruedas (ni una cochecito de bebé, ni un carro de la compra) ni en sueños.

    ¡Anda! A ver si va a ser porque la gente aparca en las aceras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loque Miguel es un ejemplar único, y por eso necesitaba rodearse de compañeros más torpes como nosotros, ya que el se atreve con todo, como ya has podido comprobar.
      Y te puedo decir que está de acuerdo contigo en que no hace falta irse lejos para quedarse trabado, su día a día es un reto continuo, y ahí es donde está su mérito.
      Qué va, los que aparcan en las aceras no molestan nada, nada :((
      Besos ;-)

      Eliminar
  16. Felicidades por la entrada, es la primera vez que un viajero que no es minusvalido escribe algo así, y creo que el que lo ha leído ha reflexionado al respecto y puede que tengamos más conciencia al respecto.

    De verdad, un 10, me he quedado boquiabierto.

    Y lo de Miguel eso ya es de otro planeta.

    Por cierto que razón tiene el mensaje de loquemeahorro.

    Saludos,
    Jesús Martínez
    vero4travel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús Martinez R. te deseo que tengas la oportunidad de coincidir con Miguel, de probar la experiencia y ya verás como te pones a contarlo de inmediato.
      Por supuesto, Loquemeahorro siempre tiene razón, jejeje.
      Abrazos ;-)

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial