abril 08, 2012

Al Pie del Cañón, una guía del Museo del Prado

Portada de Al Pie del CañónEn nuestra última visita al Prado íbamos en busca de este libro pensando en una nueva guía, al estilo de la de Eugenio d'Ors, al que Arroyo rinde homenaje en su texto.

Este es un libro para disfrutar mirando de nuevo, redescubriendo, las obras del museo madrileño de la mano de la erudición del pintor.

"Hago hincapié en que los museos de arte antica diseminados por el mundo rezuman modernidad por los cuatro costados: eclecticismo, discontinuidad, mestizaje, sentido de la ruptura y promiscuidad."

Recordamos a d´Ors cuando nos dice que "Hay que visitar el Prado acompañado por un amigo, pues el museo llama a la confidencia y a la conversación"...

Libro del Museo del Prado en la colección Grandes Museos

Así lo hizo Washington Irving en compañía de Sir David Wilkie, pintor, dibujante y grabador, incansable viajero, del que Arroyo nos cuenta que fue el primer artista de relieve en emprender el viaje a España, siguiendo el camino trazado por los viajeros británicos ya desde finales del siglo XVIII. También me ha gustado saber que Cuentos de la Alhambra se lo dedica a este amigo en recuerdo de sus andanzas por España.

Manet, Gautier, Mérimée... Lo cierto es que la lectura del libro de Arroyo, nos depara no sólo conversación sobre pintura sino sobre la visión que de nuestro país tenían estos ilustres visitantes que desfilan por sus páginas. Nos encontramos también con muchas referencias a los escritos de viajes de Pierre Loti, o Hemingway.

Portada del libro de la exposición de Velazquez en el Prado

Son en muchos casos los pintores, los escritores los que nos hacen soñar con un viaje, los que estimulan nuestra imaginación.

Arroyo nos muestra su propia mezcla, una pizca de anécdota, de historia, de conocimiento,  y sobre todo de pasión por la pintura.

 "…la deambulación por el Prado no terminará. Mal que te pese, quedas pasmado y prisionero de sus salas incluso por la noche, cuando te revuelves en la cama tratando de dormir. Azul cobalto velazqueño-decíamos-con frecuencia manchado de nubarrones, que se oscurecen según te aproximas a Goya; entras azul y sales ensombrecido."

En definitiva que estamos deseando volver, con amigos, claro !!


Entradas Relacionadas

23 comentarios :

  1. Esta entrada parece escrita para mí, por mi amor al Prado y por lo de recorrerlo con amigos :-)

    Me encanta el museo al que he ido muchas veces, y más que pienso ir, la idea de esta guía me seduce especialmente.

    Me permito recomendar "El Prado Erótico" una guía sobre la pintura erótica (disfrazada de temas mitológicos, extásis religiosos, etc...) que coleccionaron los reyes y que ahora recoge el museo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Loque, claro que está escrita para ti...¿te acuerdas de cuando esperabas vernos aparecer vestidos de "vegetal" para la expo de Sorolla?
      Anotada la recomendación "erótica", inevitable recordar "El Rey Pasmado", jejeje.
      Me encanta recorrer las salas siempre con hilo conductor nuevo, y claro, las historias que se esconden detrás del cuadro, quién lo encargó, cuál es el mito representado.., que mensaje oculta...soy una curiosa.
      Recorrer estas salas contigo es un placer que esperamos repetir pronto!
      ;-)

      Eliminar
  2. No conocía la guía de Arroyo (sí, por supuesto, la de d’Ors, todo un clásico) pero tiene una pinta estupenda, llena de comentarios sugerentes. Sin ir más lejos, eso de que un museo se ve mejor acompañado es, muchas veces, una verdad como un piano de cola: compañía de otro/s que permite descubrir lo que uno no ve, contrastar lo que uno intuye, disfrutar de lo que descubre. Otras veces, en cambio, lo bueno es la soledad que te permite contemplar sin prisa ni presión, bucear en cada cuadro. Todos tenemos experiencia de lo uno y de lo otro, de la necesidad de lo uno y de lo otro … Y sí, al Prado hay que volver siempre.

    xG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xgaztelu sugerente si que es, y lo cierto es que esto ha provocado mi interés por la obra de Arroyo, no sé si podré ver su exposición en el Circulo de Bellas Artes. (Tenemos pendiente también la de Chagall )
      Jajaja, lo cierto es que nuestra primera visita contigo al Museo de Artes Decorativas ya presagiaba futuros encuentros, que espero se repitan pronto, y aunque no es El Prado, ya sabes que el Bellas Artes de Bilbao te espera...
      (Añadir que hemos aprovechado estos días para descubrir algunos otros espacios museísticos menos conocidos, con la suerte añadida de verlos...casi sólos!!)
      ;-)

      Eliminar
  3. Estupenda entrada.Que ganas tengo de volver al Prado hace mucho tiempo que realizamos la última visita.
    Pero tiene que ser con unos estupendos guias que yo conozco.
    Hay queda el envite.Abrazos genios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiramillas, nada, nada, habrá que repetir la visita, El Prado da para eso, y más, jejeje. Seguro que os gusta como han quedado las salas de Velazquez..., y aunque el trabajo de digitalización es increíble, no hay nada como ver las obras en directo.
      Eso sí, algunos de los Goya se van de gira, y en unos días estarán cerradas las salas de Coello, Antonio Moro...
      ¿para cuándo?
      ;-)

      Eliminar
  4. Desgraciadamente tengo la fea costumbre de no visitar museos nacionales, y mucho menos pinacotecas ... :( ... y muchas veces lo pienso ... pienso, éste fin de semana voy al Prado ... o al Reina Sofia pero ... pufff.

    Gracias por compartir éste post!.

    Un saludo. Alfonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es porque nos has encontrado la compañía adecuada, los que van con los guisantes repiten, jejeje ;-)

      Eliminar
  5. Hola Maribel!
    Vaya libro que hoy nos recomiendas, realmente me parece muy interesante, sobre todo leer las descripciones o apreciaciones de viajeros/artistas de todas las épocas... sabes? mis amigos madrileños no pisan El Prado, y éso que viven muy cerca, entonces 'aprovecho' y suelo ir sólo, bien sólo, 'a mis anchas', porque la verdad que en ésto de los museos prefiero la soledad, el desenvolverme 'a mis anchas'...
    Recuerdo la última visita que le hice, creo que fué en el 2010 (suelo ir un par de veces al año a Madrid...), en ése entonces había una exposición externa, sobre las explanadas del 'Paseo del Prado' que retrataba la historia no muy conocida de cuándo el 'Prado fué literalmente mudado a Suiza': el tema fué durante la Guerra Civil, cuando se juntó un grupo de eruditos internacionales y conformaron un 'Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles'. Fué impresionante recorrer la exposición (con réplicas de grandes obras y sus embalajes!) y conocer ésa parte de la historia, digna de los grandes capítulos olvidados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gus esos capítulos olvidados, como dices, suelen ser un buen hilo conductor de historias.
      Y esos "viajes" de las obras durante la Guerra, iniciaron sin saberlo, lo que hoy se ha convertido en todo un éxito y un esfuerzo de colaboración, la obra en gira, los préstamos, los intercambios de colecciones.

      Han quedado atrás los años de museos elitistas, y aunque a veces abruma el número de visitantes, lo cierto es que las conexiones con la obra expuesta son múltiples: películas, recorridos temáticos (El Prado ofrece ahora guías para los 7 días de la semana, a mí me gusta la serie de los 5 Sentidos), y me gusta pensar que las obras hablan entre sí como viajeras, recuerdo una visita curatorial al Guggenheim Bilbao, donde se exponían las dudas del director del Staedel Museum de Frankfurt al traer obras clásicas (entre ellas El Geógrafo de Vermeer ) a convivir con arte contemporáneo en unas salas tan particulares como las de este museo.

      Ya sé que te vienes un par de veces, y tenemos que encontrar un punto de encuentro, la excusa será intercambiar una visita guiada Bilbao-París Gus-Guisantes...
      ;-)

      Eliminar
    2. Gracias a ti Maribel!... así será, un intercambio de visitas, inch alláh!

      Eliminar
  6. A mí encanta visitar museos con buena compañía.
    Gracias Guisantes:-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti MertxeGL por estar siempre atenta a nuestras historias ( recuerda que eso de dejar los zapatos por ahí, como en tu icono....tiene significados muy claros para los maestros holandeses, jejeje ) ;-)

      Eliminar
  7. muy buena entrada
    la verdad es que el Prado es el museo poe excelencia asi que esta guia es ideal y llega en buen momento
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bleid lo cierto es que no necesitamos muchas excusas para volver, aunque me gusta que me refresquen la Colección Permanente, y no ir sólo a ver las temporales.
      Siempre estoy dispuesta a aprender de otras miradas, en este caso de la Arroyo.
      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  8. Estupenda recomendación! el Prado da para tanto...y en buena compañía es una experiencia fantástica. Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Caliope tienes razón, lo cierto es que hemos encontrado en la blogosfera excelentes acompañantes, que se unen a los que nosotros "llevamos" a veces casi a la fuerza, lo cierto es que nos encantan los museos, y quienes viajan con nosotros, los disfrutan "si" o "si"
      ;-)

      Eliminar
  9. A mi me hace falta visitar el Prado con alguien que me "ponga las pilas" en cuanto a pintura. Me encanta pero no paso de ser un voluntarioso observador de cuadros.....Esta guía seguro que me ayudaría!!
    Un abrazo Maribel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fran eso lo dices ahora que estás lejos, que no sabes a lo que te expones,que no callamos... jejeje.
      Estaríamos encantados de visitarlo contigo, y desde luego guías como esta animan y ayudan.

      El Prado hace un trabajo excelente en su web ( es ágil también en twitter ) y tiene una recomendación para visita de 1 hora, 2 horas y 3 horas, más que interesante. Aquí
      ;-)

      Eliminar
  10. Muy buena recomendación y totalmente cierto eso de que hay que hacer la visita con amigos, porque es un museo que continuamente te saca una idea, una sorpresa que hay que comentar con el de al lado y mejor que sea con alguien conocido, que no con un desconocido jeje

    Anotado queda para una futura visita que espero que no se demore demasiado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, José Carlos DS a veces los desconocidos nos sorprenden un montón!! Y es verdad que la visita con amigos, siempre te aporta buenas sensaciones y te permite compartir.
      Saludos y bienvenido del lejano oriente.... ;))

      Eliminar
  11. Buen libro y gran cita la de D´Ors, que pondré en práctica. Nunca me olvido de los cuadros de Ribera. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajero además de muy acertada, creemos que esa cita puede aplicarse a casi todo lo que nos gusta; compartir nos hace mejores. Ahh, Ribera, maestro que invita a buscar entre el claroscuro..
      Saludos!

      Eliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial