febrero 16, 2011

Destino Amsterdam

Escudo de la ciudad de Amsterdam

Hace algunos días Llum Saumell nos invitó a contar nuestra versión sobre la ciudad de Amsterdam, dentro del ciclo de Martes Viajeros que organiza la Librería de Deusto, y la idea nos gustó. Así que el día 22 de febrero allí estaremos.

Amsterdam es un must del turismo en Europa, y no es tarea sencilla hablar sobre ella, a pesar de haberla recorrido en algunas ocasiones, y contar algo diferente, que se salga de los tópicos.

Por ello os vamos a pedir ayuda, aunque todo no es pedir, porque la ayuda será recompensada.

Os explicamos como:

Aquellos de vosotros que conozcáis Amsterdam, haced un comentario en este post recomendándonos un lugar que os gustó o que os llamó la atención, una experiencia que sea especial para vosotros, un hotel....


Los que aun no habéis recorrido sus canales, escribid un comentario con lo que más os gustaría ver o hacer en esa ciudad.


Por último, es necesario ser seguidor público del blog. Los que aun no lo sean deben registrarse en el widget de seguidores de Google haciendo click en seguir.

A cada comentarista se le asignará, por orden de publicación, un número, empezando por el 1 y entre todos los números elegiremos al azar uno de ellos. El día 25 de febrero publicaremos una actualización de este post, con el nombre del afortunado, o afortunada.

El premio
Una magnífica Guía del Rijksmuseum The Masterpieces. Esta guía, en español, fue obsequio del Rijksmuseum, con motivo de nuestra visita patrocinada por la Oficina de Turismo de Holanda.


Durante aquel recorrido, que titulamos Proeflokalen, visitamos nuevamente el Rijksmuseum, y entre la magnífica información que nos entregaron había dos guías del museo.

Hacía tiempo que estábamos pensando cómo dar uso a una de ellas, y ahora se nos presenta la oportunidad.

Y para que no os perdáis nada, la guía Amsterdam Insólita y Secreta, de la Editorial Jonglez, una guía poco convencional, que os mostrará algunos de los secretos mejor guardados de esta ciudad.

 
Mientras buscábamos algo de información adicional en nuestra librería viajera de siempre, Tintas, nos topamos con unas guías desconocidas para nosotros, pero que nos llamaron la atención rápidamente, tanto por la información que contiene como por la manera de presentarla. Tanto es así que nos pusimos en contacto con la editorial para proponerles regalar un ejemplar mediante este blog.

Algo a lo que Thomas Jonglez respondió dándonos todas las facilidades para poder incorporar la guía al concurso.
Además nos adelantó la próxima publicación en español de la guía de Venecia, un lugar donde toma aun más sentido una publicación como esta.

51 comentarios :

  1. El día 22 no me pierdo el "Martes Viajero" ....
    No conozco Amsterdam, me encantaría y no sé con que quedarme de todo lo que habéis escrito y me habéis contado.
    Y para que no haya duda, cedo mi puesto en el concurso al siguiente, cuando vaya a esta ciudad, seguro que me dejáis las guías :-))))

    Mertxe

    ResponderEliminar
  2. Hummmm, no se yo! Mertxe, pero bueno, recogemos tu propuesta. Nos vemos, a ver si antes del 22!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante suena eso del martes viajero!!
    Todavía no he visitado Amsterdam pero seguro que dentro de poco lo hago, me parece una ciudad interesante a la par que bonita :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no podre asistir probablemente, pero me gustaria y a la que pueda me escapo...
    Un lugar que puede recomendar de Amsterdam es la famosa Plaza Damm , pero supongo que eso no es ninguna novedad, otra de las cosas que me impactaron fue el museo nemo, especialmente por fuera
    un fuerte abrazo chicos

    ResponderEliminar
  5. Pues si Vero, es una idea excelente. No tiene nada que ver con Roma, así que es un buen contraste.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Escápate en cuanto puedas, Bleid, ahora que las obras van terminando, está cada día mejor. La plaza Damm es, claro que sí, obligatorio, e inevitable! El Nemo si que llama la atención!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat@gmail.com

    besoss

    Catherine

    ResponderEliminar
  8. Guisantes,
    ¡qué buenos recuerdos cuando pienso en amsterdam! ¡qué de risas en aquel viaje!
    un paseo por cualquier rincón de la ciudad es bonito, pero si tengo que recomendar un lugar dónde ir, sin duda, la casa-museo de Ana Frank, fue un viaje hasta aquella época triste de opresión, y realmente puedes sentir la angustia que vivió aquella pequeña niña judía.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Ya sabéis que no soy nada de concursos, pero he de reconocer que este me tienta: me gustaría aportar a la imagen de ÁMSTERDAM que saldrá de la propuesta que nos hacéis desde EL GUISANTE VERDE PROJECT. Por no repetirme pensé en decir algo de la BOLSA DE BERLAGE, sitio apasionante, pero ando justo de tiempo (no es una excusa: es completamente cierto), así que hago un poco de trampa, y copio parte de un texto que ya colgué en mi blog: quizá esté contraviniendo las reglas, pero ... aquí está mi aportación:

    Es sobradamente conocido el interés que tienen los Países Bajos desde muchos puntos de vista, también desde el arquitectónico, y varias veces he viajado allí en busca de buena arquitectura. En una de aquellas ocasiones dediqué mi atención a los trabajos de MICHEL DE KLERK, arquitecto de especial relevancia dentro de la llamada ESCUELA DE ÁMSTERDAM. Visitamos con detenimiento dos magníficas obras, hitos que cualquiera que esté interesado en la arquitectura del XX no debe perderse: un edificio singularísimo, conocido como HET SCHIP -EL BARCO-, y el conjunto de viviendas denominado DE DAGERAAD.

    HET SCHIP es el nombre que popularmente recibe el complejo de viviendas EIGEN HAARD (que traducido debe ser algo así como “el propio corazón”), un bloque en forma de “V” que tiene algunas partes que recuerdan tímidamente a un barco: de hay su seudónimo. Proyectado y construido por MICHEL DE KLERK entre los años 1913-1919, alberga algo más de 100 viviendas sociales, un local de reunión y una oficina de correos, que ahora se ha convertido en un pequeño museo dedicado a la ESCUELA DE AMSTERDAM. Además, se puede visitar una de las viviendas, que ha sido restaurada tal y como DE KLERK la concibió. La imagen de su torre en forma de medio huso es una de las más reconocibles en la historia de la arquitectura del siglo XX.

    DE DAGERAAD (1920-1923), que se traduce como EL AMANECER, es el nombre un conjunto de edificios proyectados por DE KLERK y KRAMER: los arquitectos recibieron el encargo de proyectar 300 viviendas y seis tiendas/almacén en un solar de 12 hectáreas que BERLAGE, en su PLAN ZUID, había previsto para un hospital. Las imágenes que consiguen son magistrales: las cubiertas de teja que bajan por las fachada, las chimeneas, las esquinas que se desbordan en curvas que abrazan los edificios, los juegos del ladrillo geniales en sus formas y sabiamente dispuestos en cuanto al color, los cuidadísimos detalles de carpintería de ventanas y puertas ... Todo tiene interés en DE DAGERAAD.

    ResponderEliminar
  10. Me he trasladado de nuevo a Amsterdam, y alrededores, recordando y viendo las fotos de nuestro viaje; y aunque sea un topicazo, el Barrio Rojo, y más en día de partido, fue toda una experiencia (policía montada incluida).
    Y los turísticos pueblos de Volemdam y Marken no lo son tanto si te sales de la calle de las tiendas y restaurantes. Y entonces descubres la tranquilidad, el silencio, aunque pueda parecer imposible en el bullicio de la calle turística, y verás curiosidades como el sostenible sistema de siega del cesped que utilizan: un conejo en una jaula sin fondo que se va desplazando y el animalito realiza su trabajo y está feliz y lustroso. Una tierra de cuento en muchos de sus rincones.
    Ganar vuestro fabuloso concurso sería una buena disculpa para volver y descubrir esa Amsterdam insólita y secreta. ¡Que bien suena!

    ResponderEliminar
  11. Creo que me gustaria conocer Amsterdam, sobre todo algunos lugares que he ojeado en internet.
    Por ejemplo,Rijsmuseum,los famosos canales,y hay un edificio que solo por el nombre que tiene será curioso de ver,Stadsschouwburg me gustaria saber como se pronuncia.Es un famoso teatro de Amsterdam y parece ser que es precioso.
    Por último tomar un café en Hard Rock.
    Excelente publicación.Besos.
    Muy interesante la publicación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Catherine, nos alegra que te guste!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Muy bien Ismael, un lugar con nombre propio! Tienes mucha razón que cualquier rincón está genial para pasear.

    Un abrazo, y suerte!

    ResponderEliminar
  14. Guauuuu!! xGaztelu, esto si que es una aportación, que además, con tu permiso, utilizaremos en la propuesta, citándote por supuesto!
    Muchas gracias por la visita, y este genial aporte!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Hola Cristina, bienvenida! Hacía tiempo que no dejabas comentarios, aunque sabemos que nos visitas en la sombra. Anotamos tu recomendación, y nos gusta que, aunque sea por un momento, hayas vuelto a vivir ese viaje.

    Bsos!

    ResponderEliminar
  16. Pues menos mal que no habéis estado, Tiramillas, jajajaa; anotamos con mucho interés vuestras sugerencias, que sin dudarlo mejorarán lo que nosotros contemos.

    Bsotes!

    ResponderEliminar
  17. Preciosa y silenciosa ciudad.
    En uno de mis viajes nos fuimos por la mañana temprano a tomar un barco para pasear por sus canales, antes de comenzar el recorrido vimos como llegaban miles de personas en sus bicicletas y las dejaban en una especie de jaula inmensa de varios pisos y allí iban dejándolas aparcadas hasta que volvían de trabajar y las recogían, un espectáculo digno de observar.
    El paseo por sus canales fue un sosegado paseo, fuimos viendo los barcos-casas, las familias que habitan esos barcos transformados en hogar con su habitual trabajo. Pasamos por la casa de Anna Frank, vimos una ciudad distinta pero mágica.
    Caminando por los puentes y canales, vimos miles de puestos de flores, los colores alegraban el gris plomizo del día, compramos bulbos de tulipanes.
    Después nos fuimos al museo de Van Gogh, una pasada, pequeño, recién reconstruido, impactante cuando vi en una misma sala tantos cuadros mil veces reproducidos, pero aquellos eran los reales.
    Cansados salimos por el barrio y encontramos un café con el nombre del pintor y allí pasamos, las paredes llenas de cuadros, todo la decoración era un recuerdo al famoso pintor.
    Por la noche un paseo por la plaza y buscar un Brown café, para poder ver esos típicos lugares llenos de humo, con paredes marrones, algunos con las paredes llenas de escritos y observar la gente de pulula por esos sitios.

    Ahí os dejo mis recuerdos de mi viaje a Amsterdam
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  18. Conozco bien Amsterdam, pero la cosa anda ya un poco dificil. En Amsterdam existen viviendas barco en los canales y como buenos viajeros seguros que os encantaría alojaros en alguna de las casas barco, hay en varias zonas y de diversos tamaños,se pueden alojar varias personas,las hay cerca de la estación central, en los canales centricos de la ciudad...
    http://www.houseboathotel.nl/
    Es toda una experiencia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Unos recuerdos que realmente nos trasladan a Amsterdam, Teresa, muchas gracias por compartirlos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Aventurer@, ¡bien por ese recuerdo a las casas-barco!. Llaman mucho la atención, aunque de momento no se ha terciado, veremos la próxima vez! Otro apunte más para la lista.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Viajeros! Lo que más recuerdo de Amsterdam, además de su fabuloso entramado de canales y arquitectura, es el 'espíritu libre' de sus habitantes. Aquella vez tuve la suerte de ser alojado por una amiga local, Laurina, y gracias a ella pude asistir a fiestas y reuniones con gente de alli: me fascinó ése multicuralismo que denotan, ése espíritu cosmopolita como sólo se vivencia en sitios como Londres, Berlín o Nueva York. También me llamó la atención que en sus casas o apartamentos casi no utilizan 'cortinados', ya que está muy mal visto que uno se fije en el interior de la casa de los otros, algo que como buen latino, no pude resistir y me la pasé mirando dentro, tratando de adivinar cómo sería la vida de ésos habitantes, lo que se dice: un verdadero 'voyeur' urbano!

    En una palabra, como me sucede siempre, de ésta ciudad destaco enormemente a sus gentes.

    Un abrazo amigos, estoy de regreso en el cyberespacio, así que me pondré al día con anteriores relatos!

    GUSPLANET

    ResponderEliminar
  22. En la misma mañana visité las dos iglesias: En la Iglesia Nueva escuché un magnífico concierto en un órgano que al cerrarse mostraba una cubierta (algo poco habitual en España), con una decoración preciosa.

    Hice una fotografía en la que los dibujos no se ven, pero a una señora de impermeable beige que pasaba por ahí, se la puede admirar perfectamente.


    Después fui a la Iglesia Vieja. No había nadie y me enamoré de ese silencio, esas vigas de madera policromadas, ese encanto especial que tienen ciertos sitios que parece que solo tú has descubierto.

    Ah, también me enamoré del de la puerta, un señor que me preguntó si era student. Qué buena persona, de verdad. Lástima que tuviera que ir a graduarse la vista en breve.

    ResponderEliminar
  23. Chicos cómo me apunto a vuestro blog? yo le he dado a "seguir" pero no sé si eso es suficiente. Madre mía siempre voy tarde en esto de las "nuevas tecnologías".
    Ya me diréis.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  24. Amigo Gus, anotamos ese deambular como voyeur urbano, que, debo confesarlo, algo de lo que tampoco nosotros pudimos sustraernos... jajaja, y como no!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Jo, Loque! esos personajes que encuentras son impagables, jajaja. Anotamos la Nieuwe Kerk y la Oude Kerk.

    Nos va a quedar un paseo de lo más lucido, jajaja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. No pasa nada, Teresa te mando un mail, y lo solucionamos, jaja

    Un bs!

    ResponderEliminar
  27. Nos gusta Amsterdam. Por eso este verano, desde Colonia (Alemania) decidimos hacer una escapada y fue una buena idea (siempre es una buena idea volver a Amsterdam). Nos alojamos en el Hotel Zwanenburg, en la localidad del mismo nombre, a unos 7 kilómetros del centro y bien comunciado por autobús. Allí, en este pueblo, pudimos gozar de un magnífico desayuno servido por un amabilísimo señor que hablaba español. Un lujo. La gente, como siempre, sonriente y amable.

    LLUM.-

    ResponderEliminar
  28. Hola guisnatitos:
    Leí la entrada hace unos días, pero se me pasó el tiempo para comentar.
    Nada, le decía a Maribel en el blog que no participo porque estuve en Amsterdam hace mucho tiempo y ya no me acuerdo de nada. Es curioso, pero cuando viajaba de joven con mis padres siempre íbamos de camping y me acuerdo más de los cámpings y de los viajes en coche que de los sitios que visitaba. Así que de Ámsterdam me acuerdo de la lluvia (tuvimos que recoger la tienda mojada y al llegar a mi pueblo -27horas después-, volverla a montar para que se secara) y de la piscina cubierta... Y de que me comí un helado riquísimo... POco más.

    ResponderEliminar
  29. No conozco Amsterdam así que no creo que pueda aportar demasiado. Por supuesto que querría ir al museo Van Gogh -uno de mis pintores preferidos- y también ver los cuadros de Vermeer o Rembrandt.
    Además me seducen los mercados locales y los puestos de flores y pienso que allí tiene que haber muchos.
    Y como cada día me interesa más la arquitectura de los sitios que visito, pensaba decir que fijarme en sus distintos estilos arquitectónicos, pero tras leer el comentario de xGaztelu, puedo decir: ¡También me lo llevo!

    Qué pena que no podemos veros. Seguro que la charla es una gozada.

    ResponderEliminar
  30. Hola Diego,

    os puedo aportar mi visión sobre las bicicletas, que fue lo que más me llamó la atención en Amsterdam. Lo he comentado en el post "Verdades sobre las bicicletas" http://elviajeroimpresionista.blogspot.com/2010/01/verdades-sobre-las-bicicletas.html

    A su vez los enlaces de la propia entrada contienen información útil.
    Espero que aporte datos útiles a vuestra exposición. Os deseo suerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Tienes razón Llum, a pesar de los tópicos son de lo más amables, y el transporte facilita mucho las visitas desde o hacia la ciudad. Colonia...que recuerdos!! Gracias!

    ResponderEliminar
  32. Isi, jajaja! tu si que eres original, Amsterdam en camping, piscina y helados, esta propuesta nos faltaba, gracias!!

    ResponderEliminar
  33. Gracias Lammermoor, sabes que los museos no pueden faltar en nuestros planes, tal vez te gustaría la historia de los tulipanes Rembrandt o tulipanes flamígeros...., y por supuesto las aportaciones de XGaztelu son para hacer copia!! ;-)

    ResponderEliminar
  34. Me encantó amsterdam, os cuento algunas de las cosas que más me gustaron, intentando no repetirme con lo que ya han apuntado otros antes.

    La plaza Damm sin duda es un imprescindible, pero a mí me gustó más la plaza Max Euwe donde se juega un ajedrez gigante sobre el suelo, un lugar muy animado pero lleno de calma a la vez. El mercado de las flores con todos esos colores y el de las pulgas con sus extravagancias. Los museos Van Gogh, Rijksmuseum, la Casa de Rembrandt y la casa de Ana Frank, el Museo judío. Perderse en bici por el Voldenpark. Y como nota divertida el Museo de la tortura y el Museo Heineken. Si uno puede escaparse a la cercana Delf es una auténtica maravilla.

    ResponderEliminar
  35. Estamos ultimando detalles, Viajero, gracias por el link (links), que nos vienen de maravilla.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  36. Has apuntado un montón de lugares Carol, yo creo que nos va a quedar muy poquito para contar, con todas estas aportaciones, lo que se necesita es ir!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  37. He estado tres veces en Amsterdam y siempre me sorprende. Simplemente pasear por la ciudad concéntrica ya merece la pena, pero una visita a las postales japonesas de Van Goght o entrar en uno de los tranquilos patios interiores (como el de las beganas)creo que son buenas propuestas.

    ResponderEliminar
  38. no me perderé lo que sigue, porque la verdad es que yo no sabría a dónde ir, ni que es lo que hay que ver. Como me queda TAN lejos y educar a mis hijos es TAN caro, de momento es una imposibilidad para mi ese viaje. Pero tomaré nota de lo que me recomienden mis queridos guisantes.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  39. Me vas a perdonar Roberto pero con la preparación de las entradas de mi blog se me ha pasado comentar este post. Creo que los comentarios dicen mucho del tirón que tenéis. Felicidades. Ya es tarde para recomendaros nada sobre Amsterdam así que espero que haya salido todo muy bien. Segurísimo estoy.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Es el único camping que he visto con piscina cubierta, aunque allí es de lógica, claro!!

    ResponderEliminar
  41. Vaya unos días fuera y llego tarde para aportar algo. Seguro que ha estado muy interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  42. Se ha dicho casi todo de Amsterdam,¡habéis creado una guía en un solo post!. Por decir algo nuevo y friki, diría el museo del sexo, divertido y diferente pero sólo si os sobra tiempo.
    El mercado de las flores también es bonito de ver. Y para comer nada mejor que un pancake en un restaurante tradicional holandés y probar la exquisita sopa de guisantes. Y si hay tiempo una excursion a Volendan o Delft.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Hola! Observo que no se colgó mi comentario! Vaya. Yo sí fui a la charla y fue muy interesante. Además, incorporaron algunas de vuestras aportaciones. He estado en tres ocasiones en Amsterdam, la última vez este verano, aunque sólo una noche. Nos alojamos en Swanenburg (Haarlem), un barrio encantador y bien comunicado con el centro. Lo mejor, como siempre, callejear (o canalear), descubrir algunas terracitas y rincones y desayunar en Swanenburg en un pequeño local regentado por un amable señor que hablaba perfectamente castellano. Holanda es el país de la sonrisa, la gente es amable, simpática, cordial.
    Un saludo a Arhem!

    ResponderEliminar
  44. Las postales japonesas del loco del pelo rojo son un gran recuerdo, Llumsp, y además no son tan conocidas; relajarse en alguno de los hof para escapar del bullicio es una recomendación excelente.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  45. Fran ya sabemos que estás hasta arriba, tranquilo!, y recién llegado!

    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  46. Jo, pues no recuerdo ninguno Isi con pisci cubierta, tienes razón. Pero claro, allí... o eso o la cierran...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  47. No pasa nada M.Eugenia, seguro que estos días fuera nos traerán algo bueno a tus lectores!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  48. Buenos consejos Fran!, al final vamos a tener que hacer la guía oficial con los comentarios, jajaja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  49. Hola Llumsp si que se colgaron, si, y tienen respuesta, jajaja. Está muy bien lo que apuntas porque nos lleva a un lado más humano de la ciudad, un poco fuera de los circuitos, y más auténtico.

    Un abrazo!
    (y gracias por la invitación, el apoyo y tu presencia)

    ResponderEliminar
  50. Hola a todos; no conozco Amsterdam pero me ancantaría ir,supongo que estrenar una guía sería excusa suficiente. ¿Qué ver?
    Todo, me gustaría verlo todo, pero sobre todo las famosas 9 callecitas donde mi madre disfrutó tanto cuando fue. Todavía hoy lo cuenta y parece que estuviera allí. Me gustaría vivir esa experiencia entre otras maravillosas que me contó. Será la próxima escapada...

    ResponderEliminar
  51. Gracias Begoña, tiene razón tu madre con lo de las callecitas, son de postal y se recorren muy bien andando, en bici...vamos que ya tienes motivos para ir, jejeje!
    ;-)

    ResponderEliminar