marzo 30, 2010

Nomaders Toledo


El pasado 26 de marzo, Nomaders, siguiendo con su apuesta por un turismo diferente, y por la promoción de los destinos de una manera original, incluso de los más conocidos, organizó el Tercer Evento Nomaders, en la ciudad de Toledo.


Reunidos en la Plaza de Zocodover, tras la presentaciones oportunas nos dirigimos hacia la primera de las sorpresas de la jornada: la visita al Teatro Rojas. Allí, César Diéguez hizo de cicerone, y tras una breve historia del edificio, nos mostró el interior de la sala, el escenario...

Lo más interesante de todo: el mecanismo de madera que se encuentra bajo el patio de butacas y que permite que se eleve, toda una maravilla técnica que permanece en excelente estado de conservación.


Continuamos el recorrido hasta el Imperial Monasterio de San Clemente, al que dedicamos el rincón Monasterio de S. Clemente, en minube, donde encontraréis imagenes de nuestra visita.



Es un lugar habitualmente cerrado al público, y que resultó ser un auténtico tesoro escondido en pleno centro medieval por el que pudimos movernos con libertad.


Después de visitar numerosas dependencias guiados por dos de las hermanas, terminamos conociendo la historia del mazapán, que según cuenta la tradición nació aquí y aún continúa elaborándose artesanalmente, y por supuesto, comprando algunas cajas.


Para reponer fuerzas, nada mejor que una cata de vinos de la tierra acompañada de alguna tapa, algo ligero para continuar rápidamente nuestro periplo toledano.

Eso es lo que pensábamos, pero la realidad fue otra. En la Taberna El Botero, catamos tres caldos de Bodegas Castiblanque de Campo de Criptana, acompañados por cocina de altura.

Taberna El Botero

No es porque estuvierámos en la segunda planta del restaurante, reservada para nosotros, no. Degustamos "gintonic" de trufa negra comestible; mazapán de foie y tomate a la vainilla, y tigretón de mejillón (o deconstrucción de mejillón -tigre-).

Gin Tonic de Violeta

Para terminar nos sorprendieron con un bizcocho de chocolate fluido amargo y mango acompañado de un gin-tonic de violeta. Creemos que las imagenes hablan por sí mismas....

Salimos raudos, veloces (y algo más), porque nos esperaban Julio y Gonzalo, que nos llevarían de paseo por el Toledo mágico.



Fue una experiencia interesante, muy bien narrada e hilada; durante la noche las leyendas toledanas, la Mesa del Rey Salomón, los Templarios, la brujería, serían nuestros acompañantes...

Callejón del Diablo, Toledo

Partimos de la ermita de San Miguel, visitamos una de las mejores "cuevas" de Toledo, una vivienda islámica y terminamos, como no podía ser de otra manera, ante la fachada de la Escuela de Traductores de Toledo.

También recorrimos lugares tan interesantes como el Callejón del Diablo, la Bajada del Pozo Amargo...

Come y Cañas de Toledo

La jornada terminó con una cena en Come y Cañas, un lugar donde nos sentimos realmente a gusto, rodeados de buenos alimentos y charlamos por los codos, como no, de viajes.

El descanso lo obtuvimos en un lugar propio de la nobleza toledana, el Hotel Del Cardenal. Se encuentra junto a la Puerta de la Bisagra, integrado en las murallas de la ciudad y oculto tras unos hermosos jardines, y del que os contamos más en nuestro rincón, Hotel del Cardenal de minube.

Queremos agradecer al entusiasta equipo de Nomaders, y en especial a Laura, Mario, Egoitz y Alfredo, el habernos convocado para compartir esta experiencia, y también al personal de Turismo de Castilla La Mancha, así como al resto de personas que lo han hecho posible.

Interior del Hostal del Cardenal en Toledo

Participantes
Miguel, de A Salto de Mata.
Javier Romero, Mcallan
Guillermo y Mónica, de La Brújula Verde
David, y Dulce María, Pisito en Madrid
Miguel Angel y Jessica, Actualidad Viajes
Javier Hernández, Ruralka
Javier Esteban, Aprendiz 2.0
El equipo de Nomaders, Laura, Alfredo, Mario y Egoitz.

28 comentarios :

  1. Loquemeahorro (off line)30 de marzo de 2010, 17:28

    De pequeños nos preguntaban ¿Qué quieres ser de mayor?

    Y esa NO era la pregunta, sino ¿Quién quieres ser de mayor?
    ¡¡Vosotros!!
    Joooooooooo, qué buena pinta tiene lo de Toledo!!!

    Oye ¿entonces el hotel es recomendable? Cómo está del centro? es que solo he estado en Toledo una vez, cuando el Greco estaba empezando a ir a clases de dibujo y no me acuerdo de nada

    bss envidiosos y "descomentados"

    ResponderEliminar
  2. Uhh, que raro es esto Loque... mira que llega la Semana Santa, y la envidia no es buena!!, jajajajaja.

    El hotel está muy bien situado. Junto a la Puerta de la Bisagra, a 100 metros de las escaleras mecánicas (de las que es normal que no te acuerdes porque no estaban), pero como somos de Bilbao nosotros subíamos a la pata coja, jejejeje.

    ResponderEliminar
  3. Chicos teneis un humor envidiable la verdad y hay que ver lo que correis, no parais. En fin que me ha gustado vuestra visita a Toledo y lo bien que lo contais todo. Yo no estuve cuando el greco comentaba a dibujar, pero no he visto algunas de las cosas que mencionais, ni que decir que como era menor de edad, no cate caldos ni ninguna de las delicias que mencionais. Habra que hacer otra visitilla por la zona

    ResponderEliminar
  4. Qué bien, y tomastéis vino de mi tierra, aunque todo pertenece a mi región, me siento orgullosa de ello.
    La verdad es que Toledo merece la pena más de una visita.
    Yo como Loque la envidia me corroe.
    Buenas vacaciones
    Teresa

    ResponderEliminar
  5. Toledo era famosa por los mazapanes pero creo que se va a empezar a hacer aun más famosa por los gintonic con violeta de El Botero :) Qué rico estuvo el maridaje!

    Encantado de haberos conocido, laister arte!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias chicos por vuestro post, muy bueno, me alegro de que lo pasarais bien. Espero que volvamos a coincidir pronto y animaros a poner vuestra reseña del hotel en Mis Hotels en Facebook (apps.facebook.com/mishoteles), ya me diréis qué os parece (yo ya lo he heecho)
    Un abrazo,
    Alfredo

    ResponderEliminar
  7. Conocer donde se hicieron los mazapanes de verdad mmmmm!!! Sé de uno que le encantaría. jajaja, yo me quedo con el vinito.

    Toledo es una de mis ciudades favoritas. Hubo una época que la visitaba bastante. Pero desconocía algunas de las cosas que decís...y las tabernas por las que pasaís. Así que...tendré que poner remedio!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que pena que no he podido ir, veo que lo habeis pasado me miedo.Cultura, vinos, leyendas y buena compañía. ¿Que mas se puede pedir?.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Jo, me sumo a Loque y a su pregunta... ¡Yo habría respondido lo mismo!

    Imperdonablemente, Toledo es una de las ciudades que más ganas tengo de conocer y que tanto Azote como yo tenemos en la lista de pendientes. Con vuestra reseña se nos abre aún más el apetito y las ganas de viajar. Tomamos nota (una vez más), y a ver cuándo podemos hacer esa escapada.

    Un abrazote inmenso.

    ResponderEliminar
  10. Ayyy pues Toledo creo que es mi cuidad favorita del mundo (de las que conozco, claro). Es que era como estar 5 siglos atrás, me gustó mucho.
    Claro que lo que vosotros comentáis pues yo no lo he visto: he visto muchos cuadros del Greco, algunos talleres artesanos (cómo me gustan la artesanía!) y la catedral.
    Jajaja, ahora me acuerdo que me quedé estupefacta cuando nos cobraron por entrar en la catedral! Nunca se me había ocurrido, porque como aquí entras sin más.
    Bueno, ¿estáis seguros de que vísteis todo eso y no se os escapó nada con tanto mango al gintonic?? hummmm

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, Carmina, a veces creo que corremos demasiado! Este recorrido es complementario, claro; Toledo tiene tanto para ver!!.

    Cierto Teresa, es tu tierra! y por supuesto, Toledo da para muchas visitas. Es una ciudad fantástica.
    No, no, envidia no.... jajajaja

    Jajaja, tienes toda la razón Egoitz, va a ser el descubrimiento del año, y para nosotros también ha sido un placer!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Alfredo, gracias por la visita!, y la verdad es que lo pasamos genial.
    Desde Nomaders estáis haciendo un gran trabajo.

    Jajajaja, Maria, entre los mazapanes y la cata teníamos el menú completo! Toledo es una ciudad para repetir.

    A ver si nos vemos pronto, M.Eugenia y nos pones los dientes larguísimos con ese recorrido tuyo por New Zealand!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  13. Ayyy, Homo Libris, no es oro todo lo que reluce; la fama cuesta!!, jajajaja.
    Y tienes razón: imperdonable. En Toledo disfrutarás enormemente, ya verás.

    Muy bien Isi has tocado un tema interesante. Pagar por entrar a la Catedral. Confieso que a mí también me llevan los demonios por hacerlo. Las razones por las que esto es una práctica cada vez más extendida son muchas, y las entiendo; ahora bien, creo que la legislación europea no impide que los naturales del país tengan algún tipo de beneficio a la hora de acceder a este tipo de recintos. Otra cosa es que no se quiera hacer...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. que guay, y que envidia, yo estoy esperando a ver cuando hacen alguno asi en barcelona , y claro que me entere, porque a veces se hacen cosas y no me entero jejeje
    me parece genial este tipo de actos
    un saludo

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado vuestro relato.
    Tengo unos recuerdos fenomenales de mis estancias en Toledo, especialmente unos días en la Semana Santa de 1996.
    Además de la impresión de algunos monumentos que visitamos y de las calles medievales, me traje el grato recuerdo de "La Abadía", un restaurante cercano a Zocodeber al que nos llevó un amigo aborigen toledano y en el que pasamos una velada inolvidable.
    Y ahora mismo me están viniendo más recuerdos, que me callo para no aburriros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Chic@s, genial la entrada,
    Con todo detalle, hasta el punto que he vuelto a estar en Toledo con vuestro reportaje.

    Por cierto, aunque ya lo digo en mi post, lo reitero aquí,
    GRACIAS A LOS DOS, a Maribel y a tí Roberto.

    Sin vosotros y el resto de la gente, hubiera sido complicado poder ver todo lo que pude disfrutar.

    Un fortísimo abrazo para cada uno.


    Cuidaros y espero que nos veamos prontito¡¡


    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  17. Hola Chicos! que bueno revivir una ciudad que pude disfrutar hace tan pocas semanas ... por supuesto no conté con los guías tan atentos que uds. tuvieron, pero es una ciudad que se disfruta de todas formas ...

    Realmente las fotos son muy elocuentes y dan ganas de seguir de recorrido ...

    Un abrazo grande desde las llanuras pampeanas !

    ResponderEliminar
  18. Una página muy muy interesante. He puesto un enlace en mi blog. Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Magnífica la entrada.Guardaré datos por si vuelvo a la preciosa Toledo. Seguro que lo pasásteis genial.Un saludo y si me lo permites, te enlazo en mi blog:
    http://myguiadeviajes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Ahora sé por qué no estábais dando muchas señales de vida en Flickr. Vaya curro. Entre viajar, hacer los vídeos, redactar aquí y en mi nube. Tenéis que estar exhaustos. Pues nada, que desde aquí me puedo permitir el lujo de tener envidia, porque como la Semana Santa no se celebra, y como ya ha pasado...Ay...da gusto veros los caretos con cara de disfrute. Besos...

    ResponderEliminar
  21. Hola chicos, ya sabeis con la nueva costumbre os contesto a cada uno en vuestro blog, hayais actualizado o no.

    Así que muchísimas gracias por vuestros comentarios, este fin de voy a Madrid, (Ida y vuelta en el día)

    Besicos y abrazos
    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  22. ¡Jo, también yo quiero ser de mayor Guisante verde! No paráis, ¿como conseguís organizaros?
    Como Homo Libris, confieso con vergüenza que Toledo está en mi lista de ciudades a conocer desde hace demasiado tiempo. Ahora, con vuestra reseña resulta aún más imperdonable.

    Y los mazapanes.... ¡Con lo que me gustan!

    ResponderEliminar
  23. Jo, que barbaridad! Cuanto comentario sin respuesta...!

    Bleid, son eventos geniales porque así nos vamos conociendo, que siempre es importante ponerse cara, jajaja!

    Thomas, cuenta, cuenta, que para eso estamos aquí, para leer y contar!

    Jajaja, gracias a ti Miguel, que te superas dia a dia!

    Un abrazo (a repartir....)

    ResponderEliminar
  24. Amigo Gus, como debes estar disfrutando por aquellas tierras!!, con el recuerdo aun fresco de tu paso por Madrid y Toledo, claro!

    Gracias por la visita, Cuaderno de Viaje, también estáis enlazados.

    Hola Fran, enlazado estás. Y si, lo pasamos genial. Lo cierto es que actos así son una gran oportunidad para conocernos, y hay que aprovecharlos!

    Monikita!, ya nos dirás que tal lo de las ballenas... ¿Habrá fotos?

    Pero si es que no paras Miguel, que vitalidad!

    ¿Organización? jajaja, Lammermoor, es el caos lo que rige nuestro día a día!! En cuanto a lo de no conocer Toledo..., jajja. Siempre hay tiempo! :)

    Saludos, y buen lunes!

    ResponderEliminar
  25. Hola Guisantes,
    Siento no haber comentado antes pero ya sabéis: las vacaciones de Semana Santa, vuelta complicada, fin de semana en Navarra...
    De todas formas, esta escapada vuestra a Toledo ya la habíamos comentado en persona.
    Después de probar el gintonic de pepino. ¿Para cuando el gintonic de violeta?
    Os dejo, que me reclama uno de los Guisantes para tomar un cafe.

    Bye, bye

    ResponderEliminar
  26. Cierto Mertxe, no problem!, jejeje, disfrutad del coffee!
    :)

    ResponderEliminar
  27. guisantes pero ¿otro viaje??? ¡que bien! yo en otra vida ¡también quiero ser guisante pata de perro!
    ahora que, viajando ustedes ¡yo conozco! y apunto para cuando vaya ;) jajja
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  28. Me gusta mucho cuando estos pueblos o ciudades apuestan al turismo diferente como bien dices en el post, y es que se organizan entre todos a hacer de su lugar, un lugar interesante, desde todos los aspectos, al turista.

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial