octubre 07, 2009

La Música de las Letras

Existen lenguajes universales que hacen posible la comunicación entre los seres humanos, más allá de las fronteras, de las diferencias sociales o culturales. Uno de ellos, que siempre tenemos presente en nuestras escapadas es la Música, porque forma parte del alma de los pueblos, refleja sus peculiaridades, y su sentir.

Los músicos componen sus letras acudiendo a menudo al folclore o a la literatura, en ocasiones por casualidad, guiados por el azar, en otras buscando con ese fin, y a menudo el resultado es magnífico.

Bruce Springsteen colaboró en la grabación de un disco de Pete Seeger, toda una leyenda del folk, y también en la lucha por los derechos humanos; sus canciones siempre contienen una importante carga de compromiso social, lo que le acarreó penas de prisión y el olvido. El propio Springsteen reconoció que a raiz de ese disco, entró con decisión en, para él casi desconocido, mundo del folk, y le asombró la influencia que el sonido de Pete había tenido.

El vídeo que os dejamos, cuenta la historia de John Henry, leyenda o realidad poco importa; su figura se ha convertido en el símbolo de la clase trabajadora estadounidense en su lucha contra la marginación debida al avance tecnológico, algo evidente incluso a principios del siglo XIX.

En un esfuerzo por salvar su trabajo, en la construcción de las líneas férreas que atravesarán el país, y el de sus compañeros, John Henry reta al inventor de la máquina recién adquirida por el dueño de la empresa, el martillo de vapor, a una competición en la cual el que terminara de martillear los rieles primero sería el ganador. Al final John henry resulta ser el vencedor, aunque demostró ser mejor que la máquina, la aventura no tuvo un final feliz, ya que... mejor lo escucháis.

Muchos críticos señalan que los escritores norteamericanos más influyentes desde la segunda mitad del siglo XX son Don DeLillo, Philip Roth (del que ya hablamos en La Conjura contra América), Cormac McCarthy (al que dedicamos la entrada de Todos los Hermosos Caballos, William Faulkner y Thomas Pynchon.

De todos ellos, sin duda alguna, el más desconocido es Pynchon, siempre en las listas del Nobel, que destaca tanto por su literatura compleja y laberíntica, como por su extrema aversión a los medios. Tanto es así, que apenas se le conocen fotografías, prácticamente la última es del año 1957 en su paso por la marina.

Su quinta novela, Mason y Dixon se publicó en 1997 en los Estados Unidos. Ricamente documentada, se presenta como una vasta saga que narra las vidas y carreras de dos astrónomos ingleses, Charles Mason y su colega Jeremiah Dixon, encargados de trazar la línea de demarcación entre Maryland y Pennsylvania (la futura línea Mason-Dixon), y su lenguaje es un pastiche del inglés del siglo XVIII, que representó un auténtico desafío de traducción, aunque su lectura no lo es menos.

Este es el punto de partida de la canción y del álbum titulados Sailing to Philadelphia, que compuso Mark Knopfler, tras leer este libro, en su intento por profundizar en el conocimiento del país que más le está influyendo, musicalmente hablando, en sus últimos trabajos.


La literatura y la música se unen a menudo, a veces perdemos de vista quien influye a quien, pero realmente, no importa.

Editamos para colocar la letra de las canciones. Así, además de conocer completa la historia que nos cuenta, se puede hacer algo de karaoke. Os recuerdo que se debe hacer click sobre la imagen para verla en grande.
A la izquierda, Bruce. Mark a la derecha.

32 comentarios :

  1. Jopelines! pues no me entero, que no sé tanto inglés! ¿¿quién me cuenta el final?? porfaaaa

    Sabéis que el boss es uno de mis predilectos...

    Un besito guisantes! (sobre todo a Maribel, que leí en homolibris que está bastante liada, pero a Roberto también)

    ResponderEliminar
  2. Isi Pues menos mal que lo has arreglado a última hora, que si no... jijijiji.

    El final, estoy pensando subir las letras a un comentario y esperar que Azote se apiade de nosotros y las traduzca...

    Buena noche! :-)

    ResponderEliminar
  3. jejeje, es que quería poner más énfasis en el besito a Maribel, sin que te sientas excluído, claro :))

    Bueno, esperemos que llegue Azote (yo espero mientras escucho al boss)

    ResponderEliminar
  4. Jejeje, a mí también me encanta el Boss, y de los autores nombrados, tengo pendiente Vineland, de Pynchon, que tiene Azote por aquí en casa.

    Subid, subid las letras, que me consta que ya tiene un poquito más de tiempo (al menos, en cuanto pase el fin de semana) :)

    Volviendo a la entrada, coincido en al que la música es uno de los lenguajes más universales que existen. De hecho, le tengo ganas a un libro que trata este tema, Los neandertales cantaban rap, de Steven Mithen.

    Un abrazo, y ánimo, Maribel, que seguro que ya queda un poquito menos.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que Bruce S. no es santo de mi devoción, pero sí, porfaaaaa , poned las letras.

    Y así gracias a vosotros, mi ignorancia será un poco menor, porque francamente, de los autores que mencionáis solo conozco a un par, porque he ido leyendo cosas sobre ellos en los blogs, pero no he leído nada de ellos (todavía).

    ResponderEliminar
  6. Mientras Isi escucha al boss, yo me quedo con Mark Knopfler y James Taylor.
    Tomo nota de Pynchon al que no conocía, pero si su lectura es difícil, mejor no intentarlo en estos momentos.
    Y espero que Homo Libris nos cuente algo sobre ese libro que menciona (me estoy imaginando a un grupo de neandhertales con gorras ladeadas y bailando rap).

    P.D: estuve viendo vuestro otro blog. En concreto la entrada sobre los Picos.

    ResponderEliminar
  7. Isi, vale, vale, no soy nada celoso, jejejejeje.
    Bueno pues el guante ya está tirado, ahí van las letras...

    Homo Libris, no he leído Vineland, aunque el argumento es seductor, ciertamente. La que proponemos aquí aborda la época de construcción de los Estados Unidos, en muchos sentidos aun fuertemente enraizada a la "vieja Europa", pero con características que ya entonces, apuntaban a lo que hoy son.
    Vineland puede resultarnos más cercana por la época en que se desarrolla, y el componente crítico será aquí el que aporte mas peso en la obra. A tener en cuenta, claro.

    Loquemeahorro, son todos ellos auténticos monstruos de la literatura mundial, y aunque no siempre fáciles, deben estar en la maleta de unos lectores como vosotros... Así que a ponerse las pilas, jejejeje.

    Lammermoor, la verdad, no se si hay algún momento especial para leer a Pynchon, lo que si te recomiendo es paciencia.
    En cuanto a la música, también yo soy más de Mark, por nostalgia quizá, porque me he hecho mayor (no tanto como él !!), con su música, y por alguna cosa que no puedo contar....
    Pero es cierto que últimamente me estoy acercando a Bruce, especialmente a sus letras, que son comprometidas y fantásticas.

    Un saludo y un abrazo a todos :-D

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver, hay que ver, dándome trabajo y yo sin enterarme... Voy a ver si subo la traducción y os la paso en un ratejo.

    Hasta ahora, pues. Entonces comentaré la entrada, que me ha parecido interesantísima.

    ResponderEliminar
  9. Aquí tenéis la de Springsteen:

    Cuando John Henry era un bebé
    Sentado en las rodillas de su padre,
    Cogió un martillo y un pequeño trozo de acero
    Y gritó: “El martillo va a ser la causa
    de mi muerte, Señor, Señor.
    El martillo va a ser la causa de mi muerte.
    El capitán (capataz) le dijo a John Henry:
    “Voy a traer un martillo de vapor
    Voy a traer un martillo de vapor por estos raíles
    Voy a derribar ese acero, Señor, Señor,
    Voy a derribar ese acero”
    John Henry le dijo al capitán:
    “Señor, un hombre no es más que un hombre,
    pero antes de que esa máquina me venza
    voy a morir con un martillo en mi mano, Señor.
    Moriré con un martillo en mi mano”
    John Henry iba por el lado derecho,
    El martillo de vapor iba por el izquierdo.

    El capitán le dijo a John Henry:
    “¿Qué es esa tormenta que oigo?”
    John Henry dijo: “No es una tormenta, capitán,
    Solo es mi martillo contra el aire, Señor, Señor,
    Solo es mi martillo contra el aire”
    John Henry le dijo a su compañero:
    “Compañero, ¿por qué no cantas?”
    “Porque estoy moviendo treinta libras
    desde mis caderas hasta abajo”.
    Escucha el sonido del frío acero, si, Señor, señor,
    Escucha el sonido del frío acero.

    Ahora, John Henry golpeaba con el martillo en las montañas,
    Su martillo despedía fuego,
    Pero trabajó tan duro que su corazón no aguantó,
    John Henry dejó su martillo y murió, Señor, Señor,
    John Henry dejó su martillo en el suelo y murió.

    John Henry tenía una mujer.
    Su nombre era Polly Ann.
    Ella se fue por esos raíles,
    Recogió el martillo de John Henry.
    Polly golpeaba el acero como un hombre, Señor, Señor.
    Polly golpeaba el acero como un hombre.

    Cada mañana de lunes,
    Cuando un pájaro azul comenzaba a cantar,
    Se podía oír a John Henry desde una milla o más,
    Se podía oír el ruido del martillo de John Henry, Señor, Señor
    Se puede oír el ruido del martillo de John Henry.
    Lo digo, se puede oír el sonido del martillo
    de John Henry, Señor, Señor
    Se puede oír el sonido del martillo de John Henry.

    ResponderEliminar
  10. Y aquí "Sailing to Philadelphia" de Knopfler (una de mis canciones favoritas, por cierto).

    Soy Jeremiah Dixon,
    soy un Geordie [i](nativo de una ciudad ribereña del río Tyne, como Newcastle)[/i],
    una copa de vino con usted, señor
    y con las señoritas con quienes me divertiré.
    Durham y Northumberland al completo
    Fueron medidas con mi propia mano.
    Está en mi destino
    dejar mi marca sobre la tierra...

    Él me llama Charlie Mason,
    soy astrónomo.
    Parece ser que nací
    para cartografiar el cielo nocturno.
    Ellos me hicieron para ser panadero
    Pero yo tenía otros sueños en mente.
    Este hijo de panadero venido del oeste
    formará parte de la Royal Society...

    Navegamos hacia Philadelphia
    un mundo lejos del oscuro* [i](en el sentido de “lleno de residuos de carbón”)[/i] Tyne.
    Navegando hacia Philadelphia
    para dibujar la línea,
    la línea Mason-Dixon.

    Eres un buen topógrafo, Dixon
    pero te juro que me vas a volver loco.
    El Oeste acabará con nosotros,
    tú, crédulo "Geordie"
    hablas de libertad,
    cómo puede ser América libre.
    Un "Geordie" y un hijo de panadero
    en los bosques de los Iroqueses.

    Levanta la cabeza, Mason,
    observa América que reposa allí.
    La marea de la mañana ha subido.
    Los cabos de Delaware.
    Acércate y siente el sol,
    comienza una nueva mañana.
    Otro día aclarará
    por qué tus estrellas nos han guiado hasta aquí...

    Navegamos hacia Philadelphia
    un mundo lejos del oscuro Tyne.
    Navegando hacia Philadelphia
    para dibujar la línea,
    la línea Mason-Dixon.

    ResponderEliminar
  11. Humm, me temo que la cagué con el html poniendo corchetes en vez de <>, pero igual se entiende...

    ResponderEliminar
  12. Jo Azote, eres mi ídolo.

    Voy a cambiar las respuestas de mi premio monoso:
    De mayor quiero ser: AZOTE

    ResponderEliminar
  13. Wow! Azote, well done, my friend!

    Traducir canciones es una de las cosas más difíciles, y tu lo has hecho en un plis! La historia de John Henry, dependiendo de quien la cuente tiene otras versiones del final, siempre trágico, no obstante.

    La historia de Mason y Dixon basada también en un hecho real, que es el que narra el libro de Pynchon, se queda más corta, ya que en realidad lo que cuenta el amigo Mark son casi los prolegómenos de la historia, así que tengo dudas sobre si terminó de leerlo, jejeje.

    En fin, lo dicho, ¡muchas gracias por tu rapidísima colaboración!

    Isi, ha estado bien, ¿a que sí?

    Buen finde... :-)

    ResponderEliminar
  14. ¡Ay los corchetes! ¡Cómo se notan los phpBB! :P

    Buen fin de semana a todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Madre mía, que nivelazo de historia musical, hay por aquí.
    Me encanta aprender, y contigo lo consigo.
    Soy fiel seguidor del Boss.
    Un fuerte abrazo, Roberto
    Miguel

    ResponderEliminar
  16. Homo LIbris, reconozco que no me entero, bueno de los del buen finde si! Igualmente!!

    Miguel, me alegra que te guste la entrada, y supongo que si eres seguidor del boss, aun más, aunque igual ya conocías la historia.
    Gracias por la visita, y disfruta del finde, compañero.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Estupenda entrada, como es habitual. No conocía la canción de Bruce, sí la de Knopfler. Las dos son muy buenas (como son casi siempre las canciones de Bruce y Knopfler, claro). La verdad es que tampoco conocía las historias. Ni siquiera conocía –ni conozco- a Thomas Pynchon: tengo muchísimo que aprender.

    Me parece sugerente lo que decís sobre cómo un arte o un autor influye en otro, y más sugerente todavía lo que entiendo del final de vuestra entrada: que eso tiene una importancia relativa, que no es malo, que qué más da que haya influencias. Yo siempre he pensado que las influencias enriquecen, y que el empeño por la autonomía absoluta –además de imposible- supone casi siempre empobrecimiento ...

    Otra cosa: recordando vuestra entrada sobre McCarthy, la que volvéis a citar, la semana pasada conseguí los tres títulos de LA TRILOGÍA DE LA FRONTERA: tienen una pinta buenísima.

    Un saludo,

    xG

    ResponderEliminar
  18. xGaztelu, has comprendido perfectamente el sentido de la entrada. Como dices, las influencias enriquecen, lo contrario empobrece; y esta pequeña comunidad que hemos establecido es un ejemplo más, todos aprendemos de todos!!.

    La trilogía tiene una pinta excelente, es cierto, nosotros también la tenemos, así que intercambiaremos opiniones! :-)

    Saludos, y buen finde!

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo con vosotros, a mí también me gusta escuchar música de los paises a los que viajo.
    Gracias, por la traducción de las letras de las canciones, se me dan muy mal los idiomas...
    En cuanto a los libros que nombráis en el blog, he de reconocer que ando bastante despistada. Ya hablaremos para que me paséis alguno.

    ResponderEliminar
  20. Perdona que haya tardado tanto en venir por tu blog pero ultimamente ando muy liada y me es imposible pasarme tanto como quisiera por los blogs de la gente no obstante te voy a enlazar porque me ha gustado lo que he visto sin profundizar demasiado y en cuanto disponga de un par de horitas porque el tiempo vuela en este mundo virtual le doy un buen repaso y despues de esto pasate por mi blog que tienes un premio del que seguro ya disfrutas pero que es un placer para mi otorgaroslo

    ResponderEliminar
  21. Muy buen post, muy interesante de verdad, me ha dejado pensar y relajarme un poquito con su lectura y la música de los videos. Muchas gracias.
    Tan bueno como siempre.

    ResponderEliminar
  22. Hola compañero
    Aprovecho para informarte que A SALTO DE MATA ha cambiado de dirección, ahora estamos en
    www.asaltodemata.com
    Te aconsejo que elimines la anterior dirección pues en poco tiempo dejará de actualizarse.
    Saludos
    Miguel NA
    ------------
    www.asaltodemata.com

    ResponderEliminar
  23. Preciosa entrada!!
    que viva la música, que es un idioma universal!!

    ResponderEliminar
  24. Yo creo que la música va unida a todo, lo mismo que la literatura. Junto con la pintura tenemos el trío perfecto para recorrer el mundo.
    La historia de Jon Henry me recuerda a la canción de Victor Manuel El abuelo Victor, que no fué leyenda precisamente.Saluditos.

    ResponderEliminar
  25. uyyyyyyyyyyy ¡que llego en el lugar 25! ¡así o peor!!! ¡ahora si me van a escuchar los del servicio de internet! ¡por su culpa, por su culpa y por su grandísima culpa! ¡arghhhhhhhhhhhhhhhh!

    ResponderEliminar
  26. Después de desahogarme, debo decir que he disfrutado mucho la entrada (como bien dicen otros comentaristas: aquí se aprende), leyendo los comentarios y las traducciones que tan gentilmente ha hecho Azote (¡gracias!).
    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  27. ¡Muchas gracias Azote y Guisantes! Traer a Bruce y hacerlo comprensible es un éxito garantizado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Hola, soy nueva en este blog y como me han dicho que es de viajes, voy a preguntar si conocen sitios (especialmente, restaurantes) indispensables (como mi belleza) en Córdoba (España).

    Nota: Como soy nueva no sé que aquí no se habla de destinos españoles

    nota 2: Voy preguntándolo por los blogs así al buen tun-tun, pero es que aunque mi belleza es inconmensurable, mi capacidad de planificación es in... congruente

    ResponderEliminar
  29. Yo sólo venía a hacer la ronda :)

    ResponderEliminar
  30. Bueno, lo primero es lo primero, y tengo que pediros disculpas por esta tardanza bloguera. El día a día que no da tegua.

    Mertxe, que cara eres de ver... los idiomas, que cruz!, señor, con lo bien que nos entenderíamos todos con uno solo, ya son ganas de complicar!! Pide, pide...

    Carmina, fíjate como andamos, a que horas..., gracia por pasar y por el premio que te agradeceré en tu blog en un plis!

    Eva, si eso hemos conseguido, pues encantados. Gracias por pasar! :)

    Miguel ya está hecho, gracias por el aviso!

    Tiramillas, que bonitas palabras, snif!

    Ale!, que alegría verte de nuevo por aquí!, tienes razón, se trata de trabajo en equipo, y todos aprendemos algo nuevo. Un abrazo!!

    Hilario lo de hacerlo comprensible está genial. Es cierto, a veces no hay quien le entienda con ese acento suyo... Saludos!

    Loquemeahorro, si, si ya veo que eres nueva...
    Voy a aclarar esto, aunque no se si alguien lo leerá, lo que también significaría que no se leen el tuyo y por tanto sería tonto aclarar... anda que lio.
    A ver, no hablamos de destinos de España, simplemente porque orientamos el blog hacia fuera, como una manera de no mirarnos tanto al ombligo que es algo muy nuestro. Por otra parte, tratamos de eso, desde otro punto de vista en Lost Hiking, y la Web de Weebly.

    En cuanto a tu pregunta, los clásicos son:
    El Caballo Rojo
    Almudaina
    El Choto
    El Blasón

    No los hemos probado (yo estuve en Córdoba por última vez allá por el califato), pero imagino que estarán subiditos de precio.

    Algo más asequible, tal vez, la Taberna Casa Pepe de la Judería.
    En cuanto a cocina moderna, o contemporánea, pues la verdad, me pillas en blanco.

    Por otra parte, una mujer de inconmensurable belleza, como tu, no puede dejar de utilizar los baños árabes de Hammams de Al Andalus, en la calle Corregidor Luís de la Cerda, 51. Eso sí que es una experiencia...

    Isi gracias por la visita!!, menos mal que nos lo cuidas!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  31. Muchísimas gracias, sabía que no me fallaríais.

    Me lo apunto todo-todo-todo y me llevo el bañador (por si voy a los baños árabes).

    Me he puesto tan contenta con vuestra respuesta, que hasta veo el fondo bien y todo (en serio)!!!

    Así que volveré por este blog (que acabo de descubrir) de nuevo y... (vale, ya lo dejo)

    ResponderEliminar
  32. Loquemeahorro ¿Tendremos finalmente superpoderes? Hacemos que veas cosas.... jejejejeje.
    Me alegro, espero que te pueda servir, pero ya te digo que hace mucho, mucho, en una galaxía muy lejana... huy perdón, que eso es de otra peli, bueno, pues eso que Córdoba se nos pierde en la nebulosa del tiempo...
    Disfruta!! Y cuéntanos!!

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial