marzo 10, 2009

La Música Amansa a las Fieras


Cómo reproducir las sensaciones que nos provoca la música, cómo explicar que los instrumentos de cuerda alegran el espíritu, se dirigen al cerebro, pero el piano se siente en la boca del estómago. El presto, el adagio, hacen fluir las lágrimas.Esa lucha enérgica, sin intermediarios, directamente los dedos del pianista acarician, golpean, se persiguen, se imponen, hacen callar al resto de la Orquesta.

Todos escuchan, los violines levantan el arco, sólo pellizcan las cuerdas en claro homenaje a esas dos fuerzas opuestas, ahora Boris Berezovsky y Brigitte Engerer como dos amantes, avanzan, se retiran, exigen, empujan, se acompasan... Todo el mundo está contenido en estos instantes, todo es posible, el tiempo y el espacio no existen, solamente el punto de luz que ilumina el teclado y la sutil coreografía que los músicos de la Sinfonía Varsovia no solo tocan, sino bailan en los Conciertos para Piano de Bach, en un duelo casi mítico.

Toda la soledad del mundo se concentra en el centro del escenario. Allí, bajo una luz cenital se encuentra la pianista; ha llegado casi de puntillas, apenas notamos su presencia y la música fluye. Gracias a Zhu Xiao Mei por su virtuosismo y humildad en las "Variaciones Goldberg".


En un ciclo dedicado a Bach parecía imprescindible escuchar alguna pieza compuesta para clave. Este instrumento con su sonido inconfundible, su aspecto delicado, y su decoración de vivos colores nos traslada sin esfuerzo a otras épocas.

Gracias a Pierre Hantai, que nos ofreció un programa magnífico y mucho más. Tres veces salió de la sala, y otras tres veces se sentó para ofrecernos más música, en estado puro. Gracias Bach, y al certamen Música-Musika por dejarnos, un año más, sumergirnos durante unos días en ese espacio atemporal que es la Música.

8 comentarios :

  1. Qué envidia...Y qué curiosa casualidad, hacía tiempo que no escuchaba a Bach, pero hace unos días me puse "El clave bien temperado" que, ya lo advierto no es para todos los gustos. Lleno de prólogos y fugas del más puro y barroco de los claves. Cierras los ojos y ves cómo se va gestando al ritmo de la música una catedral gótica-barroca: pilares, arcos, bóvedas, contrafuertes, arbotantes, capiteles, vidrieras...Así, hasta llegar al pináculo y tocar el centro del universo...Pura luz. Y pura noche ensortijada. Saludos y enhorabuenas por la recuperación de los comentarios, je, je.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Monikita, creo que gracias precisamente a estos días musicales hemos llevado bastante bien los problemas técnicos con el blog; al menos estábamos tranquilos, y al final ha habido solución totalmente satisfactoria!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que todos giremos alrededor de Bach. ¿Sabías monikita que el clave bien temperado es una solución matemática?. Bach fué contemporaneo de Leibniz, Newton y Euler.
    La música que escuchamos en occidente se basa en doce notas en cada octava gracias a Bach.
    Ya desde el siglo VI a.C.cuando los pitagóricos establecen un método para obtener las notas basado en el intervalo de quintas, existía un problema matemático: ¿Cuál es el número adecuado de notas en la octava?.
    Dependiendo de la nota por la que se empiece, el desajuste de produce en una nota u otra. Desde el siglo XV los interpretes "ajustaban"(temperando)sus instrumentos.Mientras las composiciones eran para pocos instrumentos esto no era grave, pero en el Barroco, al aumentar el número de voces se hace insostenible. La solución de Bach es el "Clave bien temperado", con el que a través de 48 preludios y fugas en todas las tonalidades,sienta las bases de la armonia actual.Como tu dices: Pura luz!

    ResponderEliminar
  4. Bueno bueno.Esto ya nos deja ko.
    Como no tenemos conocimientos de música poco podemos comentar.Sí que vamos a algunos conciertos y nos gusta bastante.
    Pensamos que apreciar los sonidos maravillosos de cualquier instrumento, sentir esa sensación de ingravidez en un concierto es cuestión de sensibilidad, por lo cual, la disfrutamos.

    ResponderEliminar
  5. Bach...el sonido de las cuerdas tiene algo de mágico, dicen que en los bosques donde habitan los faunos y los elfos, se encuentra la madera con el cual elaboran el intrumento.¿Cual es su magia? simple..si prestas atención al rozar las cuerdas con el arco, se oyen sonidos melodiosos que invitan a la nostalgia.
    La tristeza puede ser bella, y en la melancolía, no siempre hay tristeza.
    Me refugio en Bach cuando se instala la tristeza...
    Me alegro de que todo esté ya arreglado, echaba de menos dejar mi granito de arena!
    besos!!
    Ana

    ResponderEliminar
  6. Ha sido genial, todas las ediciones son una pasada pero esta, igual por ser la última, me ha dejado muy buen sabor de boca.
    Ya estamos deseando saber a quien va estar dedicada la edición de Musika - Música del próximo año. ¡Todo un lujo!
    Y lo dicho hay que ir a Polonia a escuchar a la Sinfonía Varsovia, después de tantas ediciones son como de la familia...

    ResponderEliminar
  7. Gracias Ana,
    no he podido evitar recordar el chelo al leer tu comentario, la magia, los elfos, Bach como refugio. Música, imaginación y poder compartir todo ello con amigos es un placer.

    Gracias Mertxe,
    la próxima edición estará dedicada a Chopin, vete preparando..., y tienes razón Polonia nos espera. Recuerdo especialmente a la Sinfonía Varsovia cuando tocó en el Arriaga. Fué hace cinco años, el certamen de Musika-Músika se suspendió tras el atentado de Madrid, y ellos quisieron tocar como homenaje a las victimas. Todo el teatro en pie, la música como balsamo...
    Desde entonces siempre vamos a sus conciertos y (como dice Ana) si prestas atención, al rozar las cuerdas con el arco, uno entra en otro espacio, tal vez el de la historía del pueblo polaco.

    ResponderEliminar
  8. Definitivamente la musica clsica es muy agradable, yo disfruto mucho con ella, de hecho, la escucho casi todas las mañanas mientras voy al trabajo (la prefiero a las noticias) y como mi hija de 5 años me acompaña pues la llevo al colegio, ella tambien la escucha conmigo y de hecho tambien le gusta escucharla. Sigan con posts como estos, fue agradable leerlo. Saludos

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial