marzo 23, 2008

El Gran Cañon del Colorado


Una noche, de un brinco, se despertó sobresaltado, con los ojos inquietos, las aletas de la nariz olfateando temblorosas, la melena erizada en ondas. Del bosque llegaba la llamada (o una de sus notas, porque la llamada tenía muchas), inconfundible y clara como nunca hasta entonces: un aullido interminable parecido pero, a la vez diferente, al de un perro esquimal, y la reconoció, era la que ya conocía de hacía tiempo, un sonido que ya había escuchado.

Jack London, La llamada de lo Salvaje.

Al asomarte al Gran Cañón, y contemplar la magnitud del abismo que se abre ante tí, sientes algo parecido al vértigo, y a la vez, un impulso irresistible de adentrarte en él. Desciendes.

marzo 17, 2008

El Agua de la Vida. Cemberlitas Hamam

El hamán de Çemberlitas se construyó en 1584, a instancias de la Sultana Nur Banu, esposa del Sultán Selim, y madre del futuro Murad III.

El legendario arquitecto Sinán los diseñó, y son considerados una de las principales obras de la arquitectura otomana del siglo XVI.

Hace ya algunos años que disfrutamos de unas horas en el interior de este antiguo hamán, sobrio y tranquilo -al menos entonces- ya que, los turistas, desanimados por su aspecto un tanto destartalado, optan por acudir a establecimientos mas modernos o a los situados en los hoteles de lujo.

marzo 12, 2008

Viaje a la Sudamérica Exótica, Jorge Sánchez

"Yo pensaba hacer siete grandes viajes para conocer el mundo, y luego... llevar una vida normal, un trabajo, una novia, un coche de segunda mano..., pero la verdad es que me enganché, y no he podido parar."

Esto es lo que oímos mientras buscábamos un libro en la Librería Tintas, de Bilbao, el mejor establecimiento para los que disfrutan del viaje antes y después. Era Jorge Sánchez, viajero, que presentaba la reedición de su primer libro, "Viaje a la Sudamérica Exótica".

marzo 07, 2008

Me llamo Rojo, Orhan Pamuk

Me-llamo-Rojo-Orhan-Pamuk-Nobel-Literatura

“El rojo de una escena de una multitud, en la cual, me di cuenta en seguida, cada uno de mis ilustradores había trabajado en un rincón diferente, me estremeció por su pasión.”

Me admira desde hace años el tratamiento del color en las obras de Pamuk, en parte explicada por sus años adolescentes dedicados a la pintura. Sus obras tienen textura, son visuales, en especial Me llamo Rojo, fascinante narración que va más allá de la vida de los iluminadores, para volver sobre la tradición o la innovación. ¿Imitadores o creadores?.

marzo 04, 2008

Musée Marmottan

Claude-Monet-el tren-en-la-nieve-la-locomotora-museo-marmottan-monet-paris

Al fin París, con Londres tuviste miedo de cerrar un círculo y se abrió mucho más, como un gran agujero negro; ahora, de nuevo, París enamora, exalta, absorbe, vuelve a abrir cajitas de tu corazón medio cerradas. 

Monet, mirar de verdad la pintura, ver más allá, sentir los colores, las texturas, traslado en el tiempo con palacios de XVII.