febrero 28, 2008

L'air du temps

Colección de perfumes en miniatura

¿Qué hace de un perfume un clásico?. Mi relación con los perfumes no ha sido precisamente fácil. Es el sentido del olfato el más evocador y el menos educado; los sentimientos de atracción y rechazo son inmediatos y por ello es díficil acertar con una fragancia.

Mi primer acercamiento al mundo de los perfumes es visual, colecciono miniaturas desde hace años; es una colección pequeña, caprichosa, de envases que han hecho historia, Lalique, Loewe, Penhaligon's. Sin embargo, elegir y utilizar un perfume es más complicado, vemos, probamos, olemos, sentimos...  

Esencias mezcladas con alcohol en mayor o menor concentración son la base para llegar al eau de toilette, eau de parfum o parfum. El "made in" en nuestra memoria siempre es París o France, y casi nos hace olvidar otros lugares con tradición perfumista.

Tienda de Annick Goutal en Paris

La exquisita tienda de Annick Goutal en Rue des Rossiers en Le Marais Parisino, la presentación para regalo de Penhaligon's en Lyberty de Londres, componen un mundo que no sólo apela a nuestra nariz.  

Exceptuando algún coqueteo he sido fiel a estas cuatro fragancias: 

L'air du Temps, de Ninna Ricci, considerado durante años uno de los cinco mejores perfumes del mundo.
Trésor, de Lancôme.
Dolce Vita, de Dior.
Lolita Lempicka classic, de Lolita Lempicka.

Cuatro perfumes que son ya clásicos. No son las notas altas, sino las bajas, las que componen mi elección : almizcle y sándalo en L'air du Temps. Vainilla, melocotón y albaricoque en Trésor. Vainilla, canela y albaricoque en Dolce Vita, y por último regaliz y vainilla en Lolita Lempicka.

Sería injusto no citar a los perfumistas árabes ( los egipcios ya fabricaban ungüentos), que con esencias naturales, excitan nuestros sentidos. Perderse en la medina de Sousse -Túnez-, para encontrar uno de estos antiguos negocios y seleccionar una fragancia a medida es una experiencia. Cada mezcla sobre nuestra piel crea una nueva nota.
!Atrévete a tocar!

4 comentarios :

  1. ¡Túnez, que recuerdos!
    El olor en las medinas de Hammamet y de Sousse, entre otros, a jazmín.
    ¿Os acordáis del perfumista de Sousse (Essoussi Kamel? ¡Qué tienda! Todavía tengo las esencias que compre, por supuesto, una de ellas de jasmin.
    Túnez, el comienzo del Guisante Verde ...
    Mertxe

    ResponderEliminar
  2. Mertxe, cuando decimos que eres nuestra documentalista, está claro por qué.
    Pues la verdad, no me acuerdo del nombre del perfumista, aunque si recuerdo su cara, la tienda, cómo estuvimos probando, y finalmente comprando perfumes.
    También me acuerdo de la medina de Sousse, lo bien que la recorrimos, y lo tranquilos que estuvimos, confirmando nuestra teoria de que si le das una oportunidad a la gente, no te cabreas, y comprendes su situacion, las cosas salen bien.
    Y sobre todo, recuerdo toda la experiencia tunecina, un viaje que habíamos planeado mucho antes, pero que, no se muy bien por qué, no nos decidiamos a realizar; supongo que era el karma o algo parecido, no se, el caso es que alli nos conocimos..., y hasta hoy.
    Eso fue lo mejor del viaje, sin duda.

    ResponderEliminar
  3. Penhaligon´s es el mejor perfume del mundo. A pesar de que existe una fragancia parisina... que evoca aquella otra que le traía la tía Margot a mi abuela, desde Bruselas, allá por los 80, y que sin duda es, absolutamente exquisita. Sin embargo, Penhaligon´s contiene una esencia que siempre te hace recordar algo conocido, sin saber qué. Algo original que da exactamente en el centro de un pasado muy remoto y personal. Vuestra descripción de los perfumes hace que seamos conscientes de lo poderoso que es nuestro sentido del olfato. No participo del gusto por el perfume de L´air du temps, que se me hace un poco empalagoso. No me disgusta el Dolce Vita. Pero prefiero Mademoiselle Coco que Trésoir. Me entusiasmó, hace un tiempo, Paris (antes
    conocido como Champagne), de Yves Saint Laurent. Ahora bien, el regaliz de Lempicka es insustituible...Buena nariz, sí señor. ¿Qué opináis de Bulgari? Me refiero al eau de parfum au thé vert... Tiene un amargor muy interesante...

    ResponderEliminar
  4. William Penhaligon era un barbero de Cornualles, que se traslado a Londres para abrir una tienda de perfumes en 1870.En 1975, Sheila Pickels, la transformó en una distinguida casa especializada en fragancias de una única nota, algo inusual cuando los perfumistas distinguen altas, medias y bajas.
    Por tus gustos son las notas florales y altas las que marcan tu recorrido : rosa salvaje, jazmín de invierno,musgo de roble aparecen en "Penhaligon", en "París": espino, acacia, rosa ; y de nuevo jazmín, rosa, musgo de roble en "Coco"(otro clásico que la firma Chanel lanzó para competir con el mitico Nº5- elegido por la propia Coco Chanel en 1921-).
    Y en cuanto a Bulgari, el té aparece como nota alta ya en su primera fragancia "Bulgari pour femme" en 1984. Todas las fragancias de la firma contienen una nota central de té verde.¿curioso, no ?

    ResponderEliminar

Déjanos un comentario, es gratis y sienta genial